Blog de actoresdenuestrocine

Manuel Requena


MANUEL REQUENA. EL ACTOR DE REPARTO NECESARIO.

El actor Manuel Requena fue uno de esos actores que se hacían imprescindibles para representar al hombre "de andar por casa". Solía interpretar al hombre común con profesiones como la de tabernero, granjero, carnicero, cocinero, carpintero, barbero o bedel de una manera rotundamente natural.

Manuel Requena Mendoza, su nombre completo, nació en Alicante, el 21 de agosto de 1891, pero parece que, muy pronto se instaló en Madrid, en dónde desarrolló toda su carrera. Era hijo de Joaquín Requena Morales, natural de Villena (Alicante) y de Ascensión Mendoza Giménez, natural de Murcia.

Su vocación se expresó, en un principio, en el teatro de aficionados, hasta principios de los años 40. De hecho, la primera referencia que he encontrado sobre él, se sitúa en plena guerra civil. En julio de 1938 se le menciona en las representaciones de "Nuestra Natacha", en el teatro Español y en el teatro de la Comedia de Madrid, por parte de los miembros de la escuela de capacitación artística creada por la agrupación de apuntadores de la Unión Genera de Trabajadores (UGT) y en favor de los evacuados de Levante.

Crónica. 17 de julio de 1938. Manuel Requena parece el primero de pie, por la derecha.

En enero de 1942 ya actúa en la obra "Whisky y Soda", en el teatro Calderón y es en ese mismo año cuando, según algunas fuentes, interviene en un pequeño papel (parece que de mesonero, como sería habitual), sin acreditar, en la película "Goyescas" de Benito Perojo, interpretada por Imperio Argentina y Rafael Rivelles y con actores de carácter como Juan Calvo. Una de las características que se solicitaban para el papel tenía que ver con el aspecto, buscaban a un "hombre obeso". De hecho, la alusión a esta característica física sería un leitmotiv en su carrera. 

Curiosamente, su aspecto físico le volvió a granjear, sin duda, su siguiente papel ese mismo año, en la película de Antonio Román, "Intriga", en donde interpretó al Presidente del club de los 100 kilos. 

Respecto a su siguiente papel, las fuentes no se ponen de acuerdo. Algunas citan su intervención en "El Escándalo" de José Luis Sáenz de Heredia, ya en 1943, aunque en el Catálogo del Cine Español no aparece acreditado.

Este mismo año también actúa en "La Patria Chica" dirigida por Fernando Delgado, "Deber de Esposa" de Manuel Blay y "La Maja del Capote" de Fernando Delgado. Pero, sobre todo, este año supone su primera colaboración con el director Edgar Neville, en un pequeño papel, en "Café de París". Requena se convertiría en uno de los miembros de lo que podríamos llamar "compañía de repertorio" de Neville, al igual que Julia Lajos. 

Divertido, en una escena de "Tuvo la culpa Adán".

El año 1944 es prolífico, interviniendo en 8 películas. Es de destacar su trabajo con el director Juan de Orduña, que lo dirige en tres películas: "Tuvo la culpa Adán", interpretada por Rafael Durán y Luchy Soto, rodeados de actores como Juan Espantaleón y Juan Calvo, "La Vida Empieza a Medianoche" y "Ella, Él y sus Millones", en donde interpreta el papel de… "viajero gordo". En los vaivenes del tren caen sobre él, Luis Peña y poco después, Rafael Durán. 

Viajero en el tren de "Ella, él y sus millones".

Manuel Requena en "La vida empieza a medianoche"

Este año también supone sus dos primeras colaboraciones, con otro gran director, con el que volvería a trabajar, Rafael Gil.  Interviene en el papel de granjero, en uno de los grandes éxitos del cine español y de su director, ya comentado en este blog, "El Clavo". En la escena que interpreta recibe junto a su esposa a unos empapados Rafael Durán y Amparo Rivelles. 

Posteriormente, interpreta el papel de barbero/bombero en otro triunfo de Rafael Gil, "El Fantasma y Doña Juanita". Deja raudo sus trastos de barbero y a un cliente, para apagar el fuego que se propaga en la carpa del circo.


Aquí lo vemos en "El Clavo".



En "El fantasma y doña Juanita". Barbero de ocupación principal…

Bombero voluntario, en caso de emergencia.

El resto de películas de este año serían "Noche Decisiva" de Julio Fleischner y una película de curioso título, "El sobrino de Don Buffalo Bill" de Ramón Barreiro, ambas estrenadas en 1945. Su actuación en esta última película recibe una elogiosa crítica en el diario ABC (aludiendo de nuevo a su peso, con una ironía final, quizá involuntaria): "Hemos de nombrar en primer término a Manuel Requena, en su caricaturesco personaje del sheriff, demuestra que es un gordo (sic) de gran calidad artística para interpretar todos los papeles que se le encomienden, aunque sean livianos". El resto del reparto incluía a Rosita Yarza y Carlos Muñoz como protagonistas y a José Jaspe, Nicolás Díaz Perchicot y a Manolo Paris (fallecido poco antes del estreno), como secundarios.


A finales de 1944, principios de 1945 participa en el rodaje de una película que permanecería inacaba, "Sol y Sombra de Manolete" de Abel Gance.

Edgar Neville debió quedar satisfecho con su trabajo en "Café de París", ya que lo vuelve a reclamar para una de sus mejores películas, "Domingo de Carnaval". Su papel en la película es protagónico, pues aparece en la mayor parte del metraje, al lado del protagonista Fernando Fernán Gómez, que interpreta a un policía que investiga un asesinato durante los carnavales, en Madrid. Manuel Requena (cuyo personaje se llama Requena) interpreta magistralmente a una especie de Watson castizo, con un sentido del humor y una naturalidad pasmosa. Cuando le preguntan en qué posición se encontraba el cadaver de la víctima, responde sin inmutarse: "Decúbito prono… o séase, boca abajo".

Magistral, en "Domingo de Carnaval".

Esta año también supone sus primeras colaboraciones con dos famosos directores de la época, con los que también repetiría, sus nombres, Ladislao Vajda y Luis Lucia. Con el primero interviene en la película "Cinco Lobitos" y con el segundo, actúa en "Un Hombre de Negocios", en el papel de Ramón, el guarda. Junto a él, Josita Hernán, Antonio Casal, Julia Lajos, Juan Espantaleón y Pepe Isbert y su hija María.

Finaliza el año actuando en dos películas más, "La Gitana y el Rey" de Manuel Bengoa y "Chantaje" de Antonio de Obregón, que se estrenaron el siguiente año.


Durante el año 1946, Manuel Requena combina sabiamente su trabajo en el teatro y el cine. Vuelve a ponerse a las órdenes de Rafael Gil, en la película "La Pródiga", interpretada por Rafael Durán. A continuación, interpreta el papel de posadero, en "Cuando Llegue la Noche" de Jerónimo Mihura. 

En "Las Inquietudes de Shanti Andia".

También suma una película más con Edgar Neville, ambientada en el mundo del toreo, titulada "Traje de Luces", interpretada por una pareja en el cine y en la vida real, Nani Fernández y Pepe Nieto. La película se estrenaría en 1947, al igual que "Las Inquietudes de Shanti Andía" de Arturo Ruiz Castillo, "Dulcinea" de Luis de Arroyo y una película, en la que vuelve a tener un papel importante, nada menos que el de Fu-Man-Chú" en "El otro Fu-Man-Chú", dirigida por Ramón Barreiro.


Finaliza el año, en otro doble papel protagonista, en "El Pirata Bocanegra", en donde interpreta al personaje del título y al gobernador.


En el ámbito teatral, obtiene buenas críticas, en su actuación en la obra "Dalila" de Ferenc Molnar, estrenada el 11 de enero de 1946, en el teatro Lara, con realización de un conocido de Manuel Requena, el director Ladislao Vajda e interpretada por Ana Mariscal, Conchita Montes, Julia Caba Alba, Alberto Romea, Carlos Muñoz, Manuel San Román y un joven Tony Leblanc. El adaptador de la obra, Tomás Borrás, consideraba a Manuel Requena: "un actor que recuerda a los más célebres en comicidad" y la crítica destacaba: "Manuel Requena logró un merecido éxito en una feliz interpretación cómica llena de naturalidad".

También en este mismo teatro, actuó en la obra "Las Horas Inolvidables" de nuevo con Ana Mariscal, Julia Caba Alba y Carlos Muñoz. A final de año actúa, como es tradicional para Todos Santos, en "Don Juan Tenorio" en el papel de Ciutti, esta vez en el teatro Alcalá y finalmente, en la obra "Don Pío descubre la primavera", junto a Alberto Romea y Tony Leblanc.

Vuelve a repetir con Ladislao Vajda, ya en 1947, en su película "Barrio" y también repite con Luis Lucia en dos rodajes, "La Princesa de los Ursinos", en uno de sus papeles típicos, el de ventero y en "2 Cuentos para 2". 

Junto a una caracterizada Julia Jajos en "2 cuentos para 2".

Además, este año trabaja con otro director de prestigio, Florián Rey, en "La Nao Capitana" y actúa en "Extraño Amanecer" de Enrique Gómez y "Leyenda de Navidad" (adaptación de "Cuento de Navidad" de Dickens) de Manuel Tamayo, en donde Manuel Requena interpreta al fantasma de las navidades presentes. 


Pero su actividad en el cine es muy amplia durante este año, destacando una película que se estrenará en 1948 y ya comentada varias veces en este blog, se trata de "Don Quijote de La Mancha" de Rafael Gil. En una película plagada de muchos de los mejores actores de carácter del cine español no podía faltar Manuel Requena. Y era inevitable que se le asignará un papel para el que ya tenía experiencia, el de Ventero 1º. Es decir, el dueño de la primera venta a la que llega Don Quijote tras salir en busca de aventuras, y que será el encargado de armarlo caballero.

Con Rafael Rivelles (Don Quijote), tras recibir la petición de que lo arme caballero.

El resto de películas con fecha de producción de 1947, aunque la mayor parte estrenadas el año siguiente o posteriormente, incluye "Lluvia de Hijos" de Fernando Delgado (en donde, curiosamente, interpreta un personaje llamado como su segundo apellido, Mendoza, tras haber interpretado como hemos visto anteriormente, un personaje llamado como su primer apellido, Requena), "María de los Reyes" de Antonio Guzmán Merino, "Póker de ases" de Ricardo Merino, "La Manigua sin Dios" de Arturo Ruiz Castillo" (estrenada en 1949) y "El Alarido" de Ferruccio Cerio. 

Diario Guadalajara. 6 de abril de 1949.

Su actividad cinematográfica no ceja durante el año 1948, interviniendo en 11 o 13 películas, según las fuentes. Las dos películas "dudosas" son "En un rincón de España" de Jerónimo Mihura y "La Fiesta Sigue" de Enrique Gómez.

Ese año se estrenaron seis de ellas. En primer lugar, una magnífica película de Rafael Gil, con un elenco de actores excepcional, se trata de "La Calle sin Sol", interpretada por Amparo Rivelles y Antonio Vilar y con "secundarios" de lujo, como Félix Fernández, Alberto Romea, Pepe Nieto, Mary Delgado, Irene Caba Alba, Ángel de Andrés, Manolo Morán, entre otros. Manuel Requena tiene un pequeño papel como un carnicero que comenta con sus clientas, el reciente asesinato de una anciana mujer. 


La película se estrenó el 22 de noviembre de 1948, el mismo día que se estrenaba otra película en la que también aparecía Manuel Requena, su título, "La Cigarra" de Florián Rey, protagonizada por Imperio Argentina.

Pocos días después, el 13 de diciembre se estrenaba una película, promocionada por las altas instancias gubernamentales, para la celebración del aniversario de la construcción de la segunda línea de ferrocarril en España, titulada "El Marqués de Salamanca", una biografía del prócer madrileño e interpretada por uno de los galanes de la época, Alfredo Mayo. En esta película interpreta al cocinero en una fiesta en casa del marqués.

Por último, el 30 de diciembre se estrena otra película exitosa de la época, "El Señor Esteve", que supuso la cuarta colaboración de Manuel Requena con el director Rafael Gil. Requena, en su línea, interpretaba el papel de un molinero. La película como ya comentamos en la entrada correspondiente, fue protagonizada por el gran Alberto Romea.

El resto de películas que Manuel Requena rodó en 1948 se estrenaron el año siguiente. A comienzos de año, el mes de enero, se estrena la comedia "Pototo, Boliche y Compañía" de Ramón Barreiro y pocos días después, "Don Juan de Serrallonga" de Ricardo Gascón.

También interviene en dos películas cuyo tema principal era la tauromaquia. En primer lugar, una película de Benito Perojo, "¡Olé, torero!" y la segunda, un gran éxito, que ya se había llevado anteriormente a la pantalla y aún conocería dos versiones más, "Currito de la Cruz", basada en una novela de Pérez Lugín e interpretada por el torero Pepín Martín Vázquez. Junto a él, un joven Tony Leblanc y veteranos como Juan Espantaleón. Manuel Requena interpreta el papel de maestro carpintero en el asilo de huérfanos en donde viven ambos protagonistas. 

Tony Leblanc, Manuel Requena y el torero Pepín Martín Vázquez, en "Currito de la Cruz".

Este año también se estrena una nueva colaboración con Ladislao Vajda, "Sin Uniforme", en donde interpreta a un estraperlista. También interviene en dos películas que se estrenarían en 1950, "La Sombra Iluminada" de Carlos Serrano de Osma y "Tres Ladrones en la casa" dirigida por el actor Raúl Cancio.

En el teatro actúa de nuevo en una versión de "Don Juan Tenorio", que se publicita como la primera vez que actúan juntos, el matrimonio de actores, Rosita Yarza y José María Seoane.

Durante el año 1949 actúa en 8 películas más. En algún caso repite con director. Con Luis Lucia, aparece brevemente en "La Duquesa de Benameji", como uno de los pasajeros de la diligencia que es asaltada por los bandoleros. Junto a él, una divertida Julia Caba Alba.


También repite con Rafael Gil, en una película de corte similar, "Aventuras de Juan Lucas" y de nuevo con Benito Perojo, en "Yo no soy la Mata Hari".

Por otra parte, se pone por primera vez bajo las órdenes de Leon Klimovsky en "La Guitarra de Gardel", de Eusebio Fernández Ardavín en "Neutralidad" y de Pío Ballesteros en "Facultad de letras", en donde no podía interpretar otro papel mas que el de bedel. Finaliza el año, trabajando para Adolfo Aznar en una nueva película de bandoleros, "José María el Tempranillo". Estas dos últimas películas se estrenarían muy tarde, en 1952 y 1955, respectivamente.

En 1950, echa el freno y aparece en cuatro películas, destacando una nueva película (y van cinco) con Edgar Neville; su título, "El último caballo", protagonizada por Fernando Fernán Gómez. El papel de Manuel Requena… un posadero. También interviene en "Tiempos Felices" de Enrique Gómez, "Historia en dos aldeas" de Antonio del Amo y según algunas fuentes, en "María Antonia la Caramba" de Arturo Ruiz Castillo.

Su labor teatral incluye dos revistas musicales, "A Todo Color" y "Colorín Colorao", ambas con música de Manuel Parada, que se extendería 1951.

Ese año aparece en un par de películas de tema folklórico, "La Niña de la venta" de Ramón Torrado y "Lola, la Piconera" de Luis Lucia. También trabaja en "Día tras Día" de Antonio del Amo y "El Gran Galeoto" de Rafael Gil. 

En la prensa de la época aparece su nombre en la publicidad del futuro rodaje de una película, bajo el lema: "Usted puede ser el protagonista de "Una Novela Policiaca" interpretada por Carlos Muñoz y dirigida, al alimón, por Antonio del Amo, Manuel Mur Oti y Carlos Serrano de Osma. Sin embargo, no he encontrado noticia de la misma. 


Este año, sus actuaciones teatrales incluyen una nueva revista titulada "La Verde" y su incursión en la zarzuela, con "Agua, azucarillos y aguardiente", "La Revoltosa" y "La Verbena de la Paloma".

Cuatro películas más se añaden a su historial, en 1952, "Encuentro en la ciudad" de José María Elorrieta, "La Estrella de Sierra Morena" de Ramón Torrado, "Agua Sangrienta" de Ricardo Torres y por último, un gran éxito de la época, "Violetas Imperiales" de Richard Pottier, interpretada por Carmen Sevilla y Luis Mariano.

Entre 1953 y 1954, participa en el rodaje de siete películas, destacando "El Diablo toca la flauta" de José María Forqué, interpretada por José Luis Ozores, "Morena Clara" dirigida por Luis Lucia y "La Pícara Molinera" de Leon Klimovsky.

En "El Diablo toca la flauta".

En la escena actúa en enero de 1953 en "La cocina de los ángeles" con Luis Escobar y Luis Prendes y posteriormente, en "España tiene una copla".

El año 1955 es destacable por su aparición en una película de Orson Welles, su título "Mr. Arkadin", den donde también interviene Amparo Rivelles, si bien, en papeles poco relevantes.

También interviene en "La Lupa", en una nueva colaboración con Luis Lucia, en un papel sin acreditar, según algunas fuentes, en "La otra vida del Capitán Contreras" de Rafael Gil e interpretada por Fernando Fernán Gómez, "La Fierecilla Domada" de Antonio Román, "Suspiros de Triana" de Ramón Torrado y "Al fin solos" de José María Elorrieta. En el teatro, interviene en "Ole y Ole" de Moreno Torroba.

Sigue su actividad teatral en 1956, con la obra, "Estrellas de España", con Estrellita Castro. La publicidad se refiere a él como: "el gordo más gracioso del cine español". En el cine, sólo interviene en una película, "Fulano y Mengano" de Joaquín Romero Marchent.

El año 1957 vuelve a trabajar abundantemente en el cine, apareciendo en 8 películas. Repite con Luis Lucia en "Un marido de ida y vuelta", con José María Elorrieta en "Mensajeros de Paz" y en una película dirigida por Carlos Arévalo y Sergio Corbucci, "Ángeles sin cielo". También, según algunas fuentes vuelve a rodar con Rafael Gil, en "Camarote de Lujo", que se estrenaría en 1959.


Trabaja con nuevos directores en "Historias de Madrid" de Ramón Comas, "La guerra empieza en Cuba" de Manuel Mur Oti, "Las Lavanderas de Portugal" de Pierre Gaspard y Ramón Torrado y colabora con una actriz/directora, Ana Mariscal en "Con la vida hicieron fuego". Por último, actúa en "La Cenicienta y Ernesto" de Pedro L. Ramírez, película, que fue demandada judicialmente, por una vecina de Valencia, por las similitudes del argumento con su propia vida.

En el teatro, lo encontramos en Barcelona, junto a los Xey, en su obra "ópera Bufa", participando en la fiesta del sainete y en la obra "Brisas del Mundo".

El año 1958 supondrá la despedida de la actuación de Manuel Requena. La mayor parte de las fuentes citan como su última película "Soledad" dirigida por Enrico Gras y Mario Craveri. Sin embargo, he encontrado una referencia a su participación en una película, producida en 1958 pero estrenada en diciembre de 1959, su título "Una chica de Chicago" de Manuel Mur Oti, si bien, la mención es en un artículo de prensa, que podría ser erróneo.


Manuel Requena falleció en Madrid, debido a problemas cardíacos, el 9 de mayo de 1969. Casado con Ana del Amo Plaza, no dejó hijos. Fue enterrado en el Cementerio de La Almudena (Cuartel 233. Manzana 46. Letra B), aunque su nombre no aparece en la lápida. Ese mismo día, unas horas antes, también falleció por el mismo motivo, otro actor genérico, Mariano Azaña, a su vez enterrado en La Almudena.

Foto cortesía de Javier Jara.




Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: