Blog de actoresdenuestrocine

Margot Cottens

MARGOT COTTENS, LA CÓMICA QUE LLEGÓ DEL URUGUAY


La actriz Margot Noemí Cottens Costa nació en Montevideo (Uruguay), el 9 de enero de 1922 (otras fuentes citan 1925). Sus abuelos eran originarios de Bilbao y de Vigo.

Inició estudios de arquitectura y trabajó como delineante, al tiempo que estudiaba en la Escuela de Arte Dramático. En 1948 inicia su carrera en los escenarios, en un grupo de cámara y títeres. Se traslada a Argentina, en donde fue contratada por el actor Pedro López Lagar y posteriormente, en una fecha por determinar, contrae matrimonio con el autor y director teatral argentino, Rafael C. Bertrán, con el que forma compañía.

Fuente: Benitomovieposter

En Argentina realiza su début cinematográfico en 1951, en la película "La Pícara Cenicienta" de Francisco Múgica. Entre el reparto otro actor que recalaría en España, Jorge (George) Rigaud, que se haría famoso por interpretar a San Valentín, en dos películas de éxito.

Rodaría dos películas más en Argentina, "Las aguas bajan turbias", también estrenada como "El Infierno Verde", dirigida en 1952 por Hugo del Carril y "El Conde de Montecristo" de Leon Klimovsky, del año 1953. En esta película ya aparece acreditada de forma relevante, por lo que debía ser ya una reconocida actriz de teatro, si bien, por motivos que desconozco, su nombre aparece mal escrito como "Margot Cotten".

En una de sus primeras películas, "El Conde de Montecristo".

Su "actuación especial", mal acreditada en "El Conde de Montecristo".

El 7 de febrero de 1955, Margot Cottens y su compañía argentina de comedias aterriza en España. Su début se producirá el 1 de septiembre, en el teatro Cómico, con la obra "Amor de Septiembre" escrita por su marido.

Su primera caricatura en el "ABC" en la obra, "Amor en septiembre".

A mediados de ese mes, estrenan "Los maridos engañan después del fútbol" y tras un breve paréntesis, por problemas para encontrar un empresario, salen de gira por España, durante el resto del año y el siguiente, actuando en Valladolid, Zamora, Valencia y Barcelona, entre otras provincias. En el elenco figuran actores como Rafael Navarro, María Francés o María Arias.


Hasta final del año 56, actúa en "Cuando el amor es pecado", "El Ganso de Lohengrin", "El Hospital de los Locos", con motivo del Congreso Pax Christi, en función única frente a la catedral de San Pablo en Valladolid y y tras formar compañía propia junto al actor Esteban Serrador, actúa en esa misma ciudad, en "Quererse demasiado es un error".

En 1957, actúa en la compañía de comedias del teatro radiofónico, en una obra de Guillermo Sautier Casaseca y Luisa Alberca, "En Nombre del Hijo". Ese mismo año, la encontramos en el teatro Alcázar en un gran triunfo que se extenderá hasta 1958, "La Herencia", de Joaquín Calvo Sotelo, interpretada por Rafael Rivelles.


En agosto, entra como primera actriz, en la compañía que dirige el actor Andrés Mejuto y actúa en la obra "Una Muchachita de Valladolid", en donde también encontramos al actor Antonio Ferrandis.

En 1959, su labor es muy variada. Actúa en "La Otra Vida del Capitán Contreras", junto a José María Mompín (papel que luego interpretaría en el cine, Fernando Fernán Gómez), "El Túnel del Amor", en una función única para presentar a un autor novel, Rafael Montero, en la obra "Cosas que Pasan" y finalmente, en la comedia musical "Mambrú", junto a José Orjas. A finales de año, inicia su colaboración para televisión, en la adaptación de la obra de teatro "El secreto del éxito".

En 1960, se une como primera actriz a la Compañía de Comedias Cómicas de Manolo Gómez Bur, actuando en tres obras, de temática similar, "Las Mujeres y Yo", "Béseme Usted" y "Las Tres me Quitan el Sueño".


El año 1961, ya afianzada en el teatro, supondrá el début de Margot Cottens en el cine español. Su primera película en España, será "Margarita se llama mi Amor", de Ramón Fernández, un éxito en su momento, estrenada el 31 de agosto, con un elenco de actores, que incluyen a unos jóvenes, Manolo Zarzo y Amparo Baró, a José Luis Ozores, Pepe Isbert, y que destaca, además de por el lucimiento de Mercedes Alonso, por la interpretación de Margot Cottens, como madre viajera y ausente. Sus tres apariciones, sin duda, son de lo mejor de la película. En cada una de ellas, mantiene una conversación telefónica con su hija, con elementos alusivos al lugar en donde se encuentra. Esta película le valdrá el premio del Círculo de Escritores Cinematográficos y Teatrales de Valladolid a la mejor actriz secundaria. El premio a la mejor actriz se lo llevaría su compañera protagonista, Mercedes Alonso.


En la nieve, de safari y en México. Toda una acaparadora de escenas en "Margarita se llama mi amor".

Ese año también interviene en dos películas que se estrenarán en 1962 y 1963, "Mi adorable esclava" de José María Elorrieta y "La Pandilla de los 11" de Pedro Lazaga, que a pesar de su gran reparto, no tuvo éxito.

Como "La Condesa", acicalándose frente al espejo en "La pandilla de los 11"

En el teatro, actúa en la adaptación de un musical que llevaba tres años en la escena londinense, "The Boyfriend", adaptada por Jaime de Armiñán y dirigida por Luis Escobar y protagonizada por Conchita Velasco y Carlos Larrañaga.

Momentáneamente se aparta del teatro, y se dedica de lleno al cine, apareciendo, entre 1962 y 1963, entre otras, en "Canción de Juventud", en el papel de monja, junto a Rocío Dúrcal y María Fernanda d'Ocón y en "El Grano de Mostaza" de Sáenz de Heredia, "Fuera de la Ley" de León Klimovsky, "Crucero de Verano" de Luis Lucia y según algunas fuentes en "Los Derechos de la Mujer" de nuevo con Sáenz de Heredia y "El Diablo también Llora" de Nieves Conde. 

Junto a María Fernanda d'Ocón en "Canción de Juventud".

En 1962, obtiene, además, el premio provincial de teatro de Valladolid, consistente en la medalla de oro "premio especial" por su relevante personalidad artística, que recibe junto a Paco Martínez Soria.

En 1964, regresa al teatro, sin abandonar el cine y la televisión. Actúa con buenas críticas en "Ardele o la Margarita", protagonizada por Rafael Rivelles y posteriormente, en "La prueba del tres".  Para televisión, aparece en la adaptación de "Una noche de primavera sin sueño" de Jardiel Poncela y en "Confidencia" de Jaime de Armiñán. 


En el cine, interviene en cuatro películas "Jandro" de Julio Coll, "El salario del crimen" de Julio Buch, "El Tímido" de Lazaga y "Escuela de Enfermeras" de Amando de Osorio.

Durante 1965, su labor teatral es muy abundante. Actúa en "La pulga en la oreja", "Cita a los veinticinco años" de Alfonso Paso, junto a Rafael Alonso, con el que ha formado compañía, "Al fin solos… los tres", "La caza de la extranjera", junto a dos grandes cómicos, Alfonso del Real y Valeriano Andrés y finalmente, en la reposición de la obra de Benavente, "La culpa es tuya", con motivo del centenario de su nacimiento y en la obra de Agatha Christie, "La Ratonera".

Para el cine, la encontramos en "Historias de la Televisión" de Sáenz de Heredia, inevitable secuela de "Historias de la Radio", en otra inevitable secuela, "La Familia y uno más", tras el gran éxito de "La Gran Familia",  dirigida por Fernando Palacios y en un éxito de Paco Martínez Soria, "La Ciudad no es para mí". 


Su labor hasta 1969, sigue combinando sus trabajos en todos los medios. En la escena, con buenas críticas, en general,  con obras como "Una luz en la noche" de Aldo Benedetti, "Los Pelópidas", "¡Quiero ver a Miussov!", junto a José Orjas, Antonio Casal y Tote García Ortega, "Sólo el amor y la luna traen fortuna", otro éxito de Miguel Mihura, junto a José María Mompín, María Isbert y Guillermo Marín y por último, "Acelgas con Champán". 

Lola Gaos, Irene Gutiérrez Caba y Margot Cottens, en "Historia de la Frivolidad".

Censora en "Historia de la frivolidad".

En "La importancia de llamarse Ernesto", para televisión.

En la televisión, interviene en el estreno de la serie "La Familia Colón" y en la adaptación de Dickens, "Mr. Pickwick", así como en "La importancia de llamarse Ernesto" de Oscar Wilde, pero sobre todo en el programa especial de 1967, dirigido por Narciso Ibáñez Serrador, creado por él mismo junto a Jaime de Armiñán, "Historia de la Frivolidad", junto a Irene Gutiérrez Caba, Lola Gaos, Rafaela Aparicio y Pilar Muñoz, como las puritanas y un amplio reparto que incluye a Irán Eory, Antonio Riquelme, Luis Sánchez Polack y un largo etcétera.

Junto a Manolo Gómez Bur, en "Las que tienen que servir".

En la gran pantalla, actúa en multitud de comedias, como "Las que tienen que servir" de José María Forqué, "El Turismo es un gran invento" , "Sor Citroen", ¿Qué hacemos con los hijos?"  y "El abominable hombre de la Costa del Sol", "A 45 revoluciones por minuto" dirigidas por Pedro Lazaga o"Cómo esté el servicio" de Mariano Ozores.

Multiplicada en "El abominable hombre de la Costa del Sol".

La falsa monja de "Sor Citroen".

En 1971, actúa en la obra "Florencia Falcón, abogado", que no obtiene buenas críticas, en el Círculo de Recreo (Casino de Valladolid) en una obra de café-teatro de Jardiel, "Una historia de amor en 24 anuncios" y a final de año, se estrena una obra que obtendría gran éxito superando las 300 representaciones y prolongándose durante 1972, su título "Chao", que también se representará en Barcelona.

Hasta mediados de año, también interviene en "Manzanas para Eva", adaptación de cuentos de humor de Chéjov, junto a María José Goyanes, Luis Peña y Juan Diego, en la comedia "El día que secuestraron al Papa" de Bethencourt, en el musical "Aplausos", con Conchita Montes, Conchita Márquez Piquer, Paulovsky y Alfredo Mayo y en 1975, estrenará la adaptación de la famosa obra de Shaffer, "Equus", interpretada por José Luis López Vázquez, que obtendría un gran éxito que se extendería (con varios cambios en el elenco), hasta 1977.

En el cine, sigues sus intervenciones, básicamente en comedias, como "Cateto a Babor", "No desearás al vecino del quinto", "La casa de los Martínez" o "Los días de Cabirio".

Hasta finales de los 70, seguirá su labor teatral, dejando cada vez más en segundo plano el cine, que pronto abandonará. En las tablas, interviene en "Las Planchadoras", en el clásico inglés del autor John Ford, de sonoro título "Lástima que seas una puta" y para la institución de largo nombre, Centro Nacional de Iniciación del Niño y Adolescente al Teatro", en la obra "Don Duardos" y ya en 1980, en "El Gran Teatro del Mundo" de Calderón de la Barca. 

En el cine, realiza algunas de sus últimas apariciones en "Vaya par de gemelos" de Lazaga, en 1977, en "La Familia, bien gracias" de Pedro Masó, que completaba la trilogía iniciada con "La Gran Familia" y en "Sábado, Domingo y Viernes" de Pascual Festa, en 1979.

El año 1980 marca su despedida del cine, apareciendo en un corto titulado "Fragmentos" de Mario Flores y Antonio Bernedo, mientras que su último largometraje será en la comedia "Es peligroso casarse a los 60" de Mariano Ozores, a mayor gloria de Paco Martínez Soria, en la que sería su penúltima película. Se anunció su posible participación en el rodaje de "Carlota (Amor es… veneno) de Stefano Rolla en 1981, pero parece que no llegó a concretarse.

Su carrera en el teatro (y sus incursiones en televisión) continuó, siendo la que le reportó, a la postre, las mayores satisfacciones. En 1981, actúa junto a Amparo Rivelles, en "El Hombre del Atardecer" y en 1982, en "La Salvaje" de Anouilh, protagonizada por Carmen Maura.

Tras un breve paréntesis, vuelve a la escena en 1984, en "Sublime Decisión" de Mihura y el año siguiente en la adaptación teatral de la película de Fassbinder, "Las Amargas Lágrimas de Petra Von Kant", junto a un elenco de actrices magnífico: Lola Herrera, Amelia de la Torre, Victoria Vera, Natalia Dicenta y Nuria Carresi.

Margot Cottens en un descanso de las representaciones de "Las Amargas Lágrimas de Petra Von Kant".

En 1986, interviene en un éxito personal de Concha Velasco, la comedia musical, "Mamá quiero ser artista", coprotagonizada por PacoValladares y con otro veterano como José Cerro.

En 1987, trabaja en varios clásicos como "Nosotros, ellas y el duende", "La Venganza de Don Mendo" y "Otelo, el Moro de Venecia".

En 1988, vuelve a actuar en una comedia musical, "Bésame Johnny", junto a la vedette Tania Doris y el cómico Antonio Garisa y termina los años 80, en la obra "La Loca de Chaillot", de nuevo junto a Amparo Rivelles y una gran actriz de comedia, Tote García Ortega. Para televisión, aparece en la adaptación de "La Cenicienta del Palace" y de "Mamá quiero ser artista".

En la primera mitad de los año 90, actúa en "Rosas de Otoño" de Benavente que se extiende a lo largo de 1990 y 1991, en el clásico de Wilde, "El Abanico de Lady Windermere", en una adaptación de Ana Diosdado y en 1993, en una reposición de "La Muralla".

El año 1994, realiza su último trabajo en la obra "La Pereza", interpretada por Raúl Sénder, en un cambio de registro, retirándose el año siguiente. Para televisión, su última aparición se produce el 21 de mayo de ese mismo año, en la adaptación de "El abanico de Lady Windermere", para Función de Noche.

Margot Cottens murió el 2 de enero de 1999 en el Hospital de la Princesa de Madrid, siendo incinerada en el Cementerio de La Almudena.

Unos días antes, el 26 de diciembre de 1998, había fallecido otra gran cómica, que desarrolló su carrera en el cine y la televisión y obtuvo un gran éxito un par de años antes de su muerte, por su papel como Filo en "Hostal Royal Manzanares, Tote García Ortega; el programa Cine de Barrio las homenajeó, en su programa del 16 de enero.



Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: