Blog de actoresdenuestrocine

Nicolás Perchicot

NICOLÁS DÍAZ PERCHICOT. LA IMAGEN DE LA BONDAD

Perchicot, Nicolás Perchicot, Nicolás D. Perchicot o Nicolás Díaz Perchicot, pues de todas estas formas aparece acreditado, fue un actor de reparto, sólido, con un rostro amable, así que era inevitable que realizara mayoritariamente papeles en los que rezumaba bondad. Su carrera fue larga y fructífera; adentrémonos en ella.

LOS PRIMEROS PASOS

Nicolás Díaz Perchicot nació, según todas las fuentes, el 19 de septiembre de 1884, en Madrid, hijo de Anastasio y de María. En una entrevista realizada en 1944, comentaba su temprana afición al teatro, siendo niño, realizando pequeñas representaciones con sus hermanos, construyendo decorados, vestuario e iluminación. En ese periodo vivía en un entresuelo, en la calle Fúcar, número 22. Tenía al menos un hermano llamado José y una hermana, llamada Nieves. En esta entrevista también comentaba su afición a la pintura, otra de sus facetas menos conocida.

La primera referencia que he encontrado sobre Perchicot no tiene nada que ver con su carrera como actor, sino sobre su llamada a filas; en el Boletín Oficial de la provincia de Madrid del 28 de julio de 1904, la comisión mixta de reclutamiento emite sus resoluciones sobre diversas incidencias. Nicolás aparece en el distrito del Hospital.


Su debut se produciría  a finales del año 1907, a la edad de 23 años en el teatro de Ciudad Lineal, en una compañía de Zarzuela y Verso, en una serie de funciones de la Escuela de Educación Artística. En 1908, aparece en zarzuelas como "Patria Chica" y "El Cuarto Alegre" y en comedias como "El Mundo Comedia Es o el Baile de Luis", "El Húsar de la Guardia" y "El Pobre Valbuena".

Completísimo anuncio de una de sus primeras representaciones teatrales

A finales de 1908, actúa en "Más Allá del Honor", junto a la actriz Rosario Acosta y ya en 1909, en la Sociedad El Teatro, en las obras "El Barón de Tronco Verde" y "Acompaño a usted en el Sentimiento", ambas de Ricardo de la Vega. En julio, aparece como miembro de la compañía de Francisco Gómez Ferrer y Justo Norro, que actúa en el Teatro Madrileño, si bien, parece que por poco tiempo, pues poco después lo encontramos en el teatro Ideal Polistilo, de nuevo junto a Rosario Acosta, en la comedia "Como se ama". En este periodo se suele acreditar como "Perchicot".

En la siguiente temporada forma parte de la compañía Vico-Barraycoa, actuando en el teatro Martín y posteriormente, a la compañía de Francisco Morano, que sale de gira por España. En este periodo aparece acreditado con su nombre completo. A mediados de la década forma parte de la compañía de Ramón Peña y más tarde se une a la de Ricardo Puga y a la de Simó- Raso. En este periodo, hasta 1919, actúa en multitud de obras, tales como "Malvaloca", "El Oscuro Dominio", "Hamlet", "El Bien Público", "Los Hijos Artificiales", "Los Chicos de la Calle", "La Frescura de Lafuente", "El Retablo de Maese Pedro", "Los Intereses Creados", "La Escuela de las Princesas", "El Amigo Teddy", "La Casa de las Lágrimas", "La Fierecilla Domada", "La Casona", "La Emboscada" y "Por ser con todos leal, ser para todos traidor". 

En estos momentos, también encontramos las primeras referencias a su labor como pintor y caricaturista En 1917, se anuncia en La Vanguardia, que Perchicot realizará el decorado de una obra titulada "Cerezada", parodia de la Scherezade de "Las Mil y Una Noches", mientras que en 1919, en una noticia del ABC, aparece como uno de participantes en el V Salón de Humoristas.


Pero, además, parece que realiza su primera incursión en el cine, en la película muda "Fuerza y Nobleza" dirigida por Ricardo de Baños, si bien, no tiene continuidad.

Al inicio del año 1920, tras un breve paso por la compañía de Pedro Zorrilla, es reclamado por la prestigiosa actriz Margarita Xirgu, que lo contrata para la próxima temporada teatral. Tras una gira por España, partirá hacia Sudamérica, regresando en 1923 y firmando con Ernesto Vilches. En estas compañías aparece como Nicolás Perchicot.


En 1924, combina su oficio de actor y de caricaturista en un la fiesta organizada a beneficio de la Asociación de la Prensa, actuando en el número "Perchicot, excéntrico paisajista", siendo a su vez caricaturizado, durante su actuación, en el periódico ABC.


En el año 1925, actúa en la adaptación realizada por los hermanos Machado y por Francisco Villaespesa, de la obra de Víctor Hugo, "Hernani", junto a actores de la talla de María Guerrero, Fernando Díaz de Mendoza, Emilio Thuillier y Hortensia Gelabert, para partir de nuevo a tierras americanas en 1926, actúando en Cuba y en Colombia y de donde regresará en 1929. En una jocosa entrevista a Juan Calibán (pseudónimo, en su faceta de actor,  del escritor Eusebio de Gorbea, marido de Elena Fortún), éste cuenta, las malas condiciones de una travesía en barco por el río Magdalena, en donde aparece una estampa de Perchicot, ligada a su afición al dibujo: "A Espantaleón le trepidaba la barriga a compás de la caldera del barco (...) Perchicot, descolorido, tiraba al agua sus pinceles y sus colores...".

Su labor teatral es ingente en este periodo, apareciendo en multitud de obras de todos los géneros, entre otras, "La Venganza de Don Mendo", "Me Casó Mi Madre", "Se desea un Huésped", "Mademoiselle Nana", "La tragedia de Marichu" o "El Alfiler".

En una imagen promocional de 1928.

En una caricatura de 1929.

LOS AÑOS 30: SU DESEMBARCO EN LA GRAN PANTALLA

A principios de los años 30, Perchicot forma parte de la compañía de Irene López Heredia, que lleva como primer actor a Mariano Asquerino. Con esta compañía permanecerá hasta el invierno de 1931, actuando en "El Monje Blanco" de Marquina, "La Escuela de las Princesas" de Benavente o "Una Aventura Diplomática" de Muñoz Seca. En la temporada teatral 1931-32, se une a la compañía del gran José Isbert, saliendo de gira por España; a su vuelta, cambia de compañía y se enrola en la de Vico-Carbonell hasta la siguiente temporada en que formará parte del elenco de la compañía de Loreto Prado y Enrique Chicote. También lo encontramos junto a María Palou en la obra de Marquina, "Teresa de Jesús (escenas carmelitas)".

Visitando el diaro "Ahora" de promoción con la obra "Teresa de Jesús". Perchicot está sentado el primero por la izquierda.

A principios de 1934 actúa en obras como "Por un Beso de tu Boca" o "La Tragedia del Segundo" y además, lo encontramos, pionero de la radio, en una retransmisión de "El Domador" de Adame e Ibáñez, en Unión Radio. Pero este año es importante para la carrera de Perchicot, porque desembarca en el cine, para no volver a abandonarlo. De hecho, poco a poco, el cine ocupará todo su tiempo, de forma, que tras la guerra civil, se dedicará de lleno a la gran pantalla, actuando esporádicamente en la escena.

Este año estrenará nada menos que cuatro películas. En primer lugar, interviene en el reparto de la versión española de "La Traviesa Molinera" de Harry d'Abadie d'Arrast, que se rodó también en versión en francés e inglés, basada en la obra "El Sombrero de Tres Picos". A continuación trabaja con tres grandes directores de la época. Se pone a las órdenes de Florián Rey, en una película clásica del cine español, "La Hermana San Sulpicio", interpretada por la estrella del momento, Imperio Argentina. Un mes después del rodaje de esta película, es dirigido por José Luis Sáenz de Heredia, en "Patricio Miró a una Estrella" y por ultimo, con Benito Perojo participa en el rodaje de  en "Crisis Mundial". 

Foto firmada promocional de Nicolás D. Perchicot

En 1935, dirigido por un compañero actor, Ernesto Vilches, participa en el rodaje de "El 113" y a finales de año en una versión de "Currito de la Cruz" de Fernando Delgado, que se estrenaría en el malhadado 1936. Aquí, Perchicot interpreta el primero de una larga serie de papeles de sacerdote, el padre Ismael Almanzor.

Junto a Angelillo, en "Currito de la Cruz"

Ese año, Nicolás Perchicot forma parte de la compañía de Tina Gascó y Fernando Granada, actuando en "María de la O", "Batalla de Rufianes" y en junio de 1936, en "Angelina o el Honor de un Brigadier" del genial Jardiel. La compañía se encuentra de gira por zona tomada por los golpistas, al inicio de la guerra y así los encontramos en Lugo; al final de la guerra, se encuentran en Barcelona, representando "El Gran Galeoto". En este momento, Perchicot, prácticamente se dedica en exclusiva al cine. Sus primeras películas se ruedan en Alemania, en colaboración con los estudios UFA, en plena época nazi. Así rueda, a manos de los mismos directores con los que ya había trabajado en los años 30,  "Mariquilla Terremoto" con Benito Perojo, basada en la obra de los hermanos Álvarez Quintero y "La Canción de Aixa" de Florián Rey, en donde también actúa una conocida de este blog, Rafaela Satorres. 

Junto a Estrellita Castro en "Mariquilla Terremoto"

Árabe en "La Canción de Aixa"

LOS AÑOS 40: MÁS CINE POR FAVOR

En 1940, es reclamado de nuevo por Florián Rey,  para actuar en "La Dolores", un intento de Concha Piquer de desarrollar una carrera en el cine, al igual que muchas otras cantantes de copla, pero que no tuvo recorrido. A continuación, es dirigido por Eusebio Fernández Ardavín en el rodaje de "La Marquesona".

Don SImeón, el amable profesor en "La Dolores"


Trajeado, en una escena de "La Marquesona"

En este momento, Perchicot marcha a Italia, en donde se abre el mercado para la realización de producciones, dada la sintonía entre regímenes fascistas. Con Luis Marquina, "El Último Húsar" y con Fernando Aguilera, "El Inspector Vargas".  Con otros directores de origen italiano y alemán, interviene en "Capitán Tormenta" y en "El León de Damasco", dirigidas por Corrado d'Errico y en "Lucrezia Borgia" de Hans Heinrich. También rueda "Tosca" dirigida por Carl Koch, basada en la obra de Puccini, con Imperio Argentina, como protagonista, junto a Michel Simon, como Scarpia, un jovencísimo Rosanno Brazzi, como Cavaradossi y un magnífico colega español, Juan Calvo. Por último, en dos películas más, "Finalmente Soli" de Giacomo Gentilomo, que se estrenó como "He perdido a mi mujer" y "L'Uomo Venuto del Mare" de Roberto de Ribon y Belisario Randone.

Cartel de "El Inspector Vargas" estrenada en España en el año 1947, seis años después de su rodaje.


Otra película de su etapa italiana, "El León de Damasco"

Programa de mano de "Lucrecia Borgia"

Con rostro pícaro en "El último Húsar"

Perfectamente acreditado en una de sus películas en Italia, "Tosca"

En 1942, vuelve a España, en donde desarrollará el resto de su carrera. Su primera película ya de vuelta será un clásico de la escena española, "Malvaloca" dirigida por Luis Marquina, en donde interpreta a un conmovedor campanero ciego. Con Marquina repetirá ese mismo año, participando en "Vidas Cruzadas", en un papel de mayordomo, que también interpretará en su siguiente película, ya estrenada en 1943, y que fue un éxito del director Rafael Gil, "Huella de Luz". Perchicot, un mayordomo estirado, ayuda a vestirse de forma elegante a un atribulado Antonio Casal, de clase humilde, en una de las escenas de la película. 

Conmovedor, en "Malvaloca"

En otra escena de "Malvaloca", junto a Manuel Luna, Alfredo Mayo y tras la cofia, Rafaela Satorres

En "Vidas Cruzadas"

Rígido mayordomo, junto a Antonio Casal, en "Huella de Luz"

Durante 1943, cambia el chaqué de mayordomo por el frac de barón, en la película "Mi Vida en tus Manos" de Antonio de Obregón. En octubre se estrena "La Casa de la Lluvia" de Antonio Román, en donde interpreta un papel más dramático y participa en una breve intervención al inicio de la película en "Eloísa está debajo de un Almendro" de Rafael Gil, como presidente del Liceo que entrega su diploma a Rafael Durán. Finaliza el año, con el rodaje de una película que se estrenará el 31 de enero de 1944, "Orosia" dirigida por un viejo conocido, Florián Rey.

Bajo el almendro de Eloísa, bien acompañado en los títulos de crédito.

Presidente del Liceo en la primera escena de "Eloísa"


En una escena de "Orosia", junto a Blanca de Silos.

En 1944, se muestra como uno de los actores preferidos del director Rafael Gil que vuelve a contar con él, para dos película más. En primer lugar, en otro clásico del cine español, en donde Perchicot repite con Antonio Casal, "El Fantasma y Doña Juanita", junto a Mary Delgado y otra actriz de reparto de lujo, Camino Garrigó y en segundo lugar, en "Lecciones de Buen Amor", en el papel de "señor curioso". La imdb le atribuye un papel en "El Clavo" de Rafael Gil, si bien, no aparece ni en los títulos de crédito, ni en ninguna de las obras consultadas, por lo que, o bien se trata de un error o su papel es anecdótico. 

Además, este año también estrena "El Doncel de la Reina" de Eusebio Fernández Ardavín, "Lola Montes" de Antonio Román, junto a la actriz Conchita Montenegro y "Empezó en Boda" de Raffaello Matarazzo. También rueda varias películas que se estrenarán en 1945; está perfecto de caracterización y de oficio en "El Sobrino de Buffalo Bill", encarnando al mismísimo Buffalo Bill, mientras que su sobrino es un jovencísimo Carlos Muñoz, que busca una vida acomodada, lejos de las aventuras de su famoso tío. También interviene es "El Camino de Babel" de Jerónimo Mihura, rodeado de un magnífico plantel de actores y por último, encarna al "destino", harto de cargar con la responsabilidad de las acciones humanas, en "El Destino se Disculpa" de José Luis Sáenz de Heredia.

En "Lola Montes" de Antonio Román

Divertido en "El Sobrino de Buffalo Bill"


Junto a otro de los grandes, Antonio Riquelme, en "El Camino de Babel"

Encarnando al destino en "El Destino se Disculpa"

Durante 1945, repite con Rafael Gil en "Tierra Sedienta" y con José Luis Sáenz de Heredia en "Bambú" y completa el año con actuaciones en "Espronceda" de Fernando Alonso Casares, "El Bosque Maldito" de José Neches y "El Centauro" de Antonio Guzmán. También participa en una película inacabada, "Una Sombra en el Colegio". 

Este año, Perchicot se sube de nuevo al escenario, para intervenir en la clásica representación de Don Juan Tenorio, en Todos Santos. Pero, además, vuelve a retomar su faceta de caricaturista, realizando las ilustraciones de la biografía de otro actor cómico, Faustino Bretaño, titulada: "¡El Libro de Bretaño!".


Ya en 1946, la gran pantalla mostró el estreno de cinco nuevas películas de nuestro protagonista. Interpreta al Padre Suárez, encargado de cristianizar "las almas blancas de los negros", en una película de propaganda católica dirigida por Juan de Orduña, "Misión Blanca"; director con el que repetirá este mismo año en una película radicalmente diferente, "Un Drama Nuevo", en donde la representación de una obra teatral se entrelaza con la realidad. Además este año vuelve a ponerse a las órdenes de Florián Rey en "Audiencia Pública" y por último, interviene en el papel de juez, en "Senda Ignorada" de José Antonio Nieves Conde y como Don Hilario, en "Las Inquietudes de Shanti Andia" de Antonio Ruiz Castillo, película que se estrenaría en febrero de 1947.

Rodeado de almas blancas en "Misión Blanca"

En "Audiencia Pública", una nueva colaboración con Florián Rey

Junto al actor valenciano, Jorge Mistral, en "Las Inquietudes de Shanti Andia"

Este año sigue siendo muy prolífico para Nicolás Díaz Perchicot, participando en el rodaje de, nada menos, que 12 películas, que se estrenarían entre 1947 y 1949. Trabaja de nuevo, con Ramón Barreiro, en tres películas, "El Otro Fu-Man-Chú", "El Pirata Bocanegra" y "Póquer de Ases". Pero también se estrena con el director Arturo Ruiz Castillo, en "Obsesión", en donde interpreta el papel del doctor y en "La Manigua sin Dios", en donde interpreta otro de sus papeles de religioso, el padre Arce y también rueda por primera vez a las órdenes de Domingo Viladomat, en "Dos Mujeres en la Niebla", en el papel de un farero, así como con el director Enrique Gómez, en "La Próxima Vez que Vivamos". Además, aparece fugazmente, en un papel de "falso invidente" en "Dulcinea" dirigida por Luis Arroyo (una de sus pocas acreditaciones que no aparece en la IMDB).

En una escena de "La Manigua sin Dios"

El farero cargado de pescado en "Dos Mujeres en la Niebla"


El Invidente que ve, en "Dulcinea"

Por otra parte, su magnífica labor hace que siga siendo reclamado por algunos de sus directores "fetiche". Así, repite con Florián Rey en "La Nao Capitana", interpretando el papel de fraile, con Fernando Delgado en "La Calumniada", con Eusebio Fernández Ardavín en "La Dama del Armiño" y como no podía ser de otra forma, con Juan de Orduña, en "La Lola se va a los Puertos". En esta película basada en la obra de los Antonio y Manuel Machado, interpreta el papel del tío Willy. Es interesante destacar el análisis sobre este personaje, que hace el autor Rafael Nieto Jiménez, en su libro, "Juan de Orduña. 50 años de cine español (1924-1974): "Poco después llega al cortijo José Luis con su novia Rosario y con el tío de ella, Willy (Nicolás D. Perchicot), personaje que no estaba en la obra original. Este, cuyo verdadero nombre era Guillermo antes de extranjerizarse, sirve para introducir un discurso xenófobo inexistente en la obra de los Machado. Willy ha educado a Rosario en Francia, lo que se presenta como nefasto para ella. Ha perdido su acento y viene con nuevas ínfulas de elegancia, lejos de su antigua sencillez española (...) Este discurso xenófobo encuentra su expresión metafórica cuando Willy ensalza las virtudes del Can-Can bailándolo él mismo. Lola comienza a bailarlo también, pero pronto lo transforma en una copla ante el aplauso de todos y el reconocimiento de Willy de que ha sido vencido por lo español".

De nuevo, un sacerdote en "La Nao Capitana"

El "momento can-can" en "La Lola se va a los Puertos"

El año 1948 se estrena una nueva película dirigida por Juan de Orduña, en la que también aparece nuestro protagonista, uno de los grandes éxitos de la época, el melodrama "Locura de Amor", protagonizado por la intensa Aurora Bautista, en el papel de Juana la Loca. Este año repite su clásico papel de clérigo en "El Huésped de las Tinieblas" de Antonio del Amo, en donde Perchicot interpreta a Fray Diego, que recibe a Gustavo Adolfo Bécquer, en su retiro del monasterio de Veruela. También participa en "La Vida Encadenada" de Antonio Román, en "La Sombra Iluminada" de Carlos Serrano de Osma, en "Tres Ladrones en la Casa" dirigida por el también actor, Raúl Cancio y por último, trabaja con el interesante Ladislao Vajda en "Sin Uniforme", en donde interpreta al cónsul de Grecia.

Pintor italiano en la corte de Flandes en "Locura de Amor"

Acogiendo a Bécquer (Carlos Muñoz) en "El Huésped de las Tinieblas"

Para acabar los años 40, vuelve a repetir, en 1949, con Juan de Orduña, en dos nuevas películas, "Vendaval" y "Tempestad en el Alma" y repite con Fernández Ardavín en "Neutralidad" y con Antonio del Amo en "Alas de Juventud". También actúa en una película inacabada "En el Nombre del Padre". En una entrevista sobre los sueldos que se cobraban en el cine y el teatro en la época, Perchicot ante la pregunta "¿dónde ha cobrado usted más por su trabajo?", contestaba: "En Italia, donde he llegado a cobrar veinte mil pesetas por película. En España, un máximo de quince y un mínimo  de cinco mil". 

Capitán de barco, en "Neutralidad"

LOS AÑOS 50: NUEVOS RETOS

La década se inicia con cinco nuevas películas, repitiendo con los directores que más lo reclamaban. Con Juan de Orduña, actúa en dos de sus grandes éxitos, "Pequeñeces" y "Agustina de Aragón". En esta última, interpreta a un ciego que pide limosna, que lleva como lazarillo al joven actor Eugenio Domingo, que ya forma parte de la familia de este blog. 

Perchicot de época, junto a Aurora Bautista, en el dramón, "Pequeñeces"

Junto a Eugenio Domingo en "Agustina de Aragón"

Completa el año, con Florián Rey en "Cuentos de la Alhambra", interpretando a un capitán al que le falta un brazo, pero no coraje, en una divertida escena, con "Don Juan" de José Luis Sáenz de Heredia, de nuevo en uno de sus papeles de clérigo y con Benito Perojo en "Sangre en Castilla". 

Cambio de registro en "Cuentos de la Alhambra"

Clérigo confesor en "Don Juan"

En 1951, vuelve a añadir dos nuevas películas más con Juan de Orduña, otro drama histórico, "La Leona de Castilla", protagonizado por Amparo Rivelles y la recreación del descubrimiento de América, "Alba de América", interpretando el papel de Fray Antonio de Marchena. Además, vuelve a actuar en otra película de ambiente folclórico, "Lola la Piconera" de Luis Lucia, con Luis Marquina en "Quema el Cielo". La IMDB le otorga otro crédito este año, en una película de éxito, "Cielo Negro" de Manuel Mur Oti, pero de nuevo parece que es un error.

Este año también vuelve al teatro, apareciendo en la obra "Cuando ella es la otra", en la compañía de Vico y Carbonell. Para rematar, su magnífica labor le proporciona el Premio del Círculo de Escritores Cinematográficos. 

En 1952, tras volver a subirse a las tablas en la tradicional representación de Don Juan, participa en un hito en la historia del cine español. Este año se estrena "Bienvenido, Mr. Marshall" dirigida por Luis García Berlanga. Tras su debut, el año anterior, en el mundo del cine, con otra gran película "Esa Pareja Feliz" (dirigida junto a Bardem), era inevitable que contara con uno de los grandes actores de reparto, como Perchicot, para un nuevo proyecto, en el que, de nuevo, la historia se construye gracias a un nutrido reparto de personajes, con su propia personalidad, perfectamente encarnados por actores de la talla de José Isbert, Alberto Romea, Félix Fernández, Joaquín Roa o Manolo Morán. Perchicot interpreta el papel del boticario, otra de las fuerzas vivas del pueblo que debe dar su opinión, sobre la mejor forma de recibir a los americanos.

Sonriente en "Bienvenido, Mr. Marshall"


En la escena del sueño en "Bienvenido, mr. Marshall", junto a Félix Fernández. Enfrente, Joaquín Roa, detrás, Pepe Isbert.

En 1953, Perchicot aparece en otro clásico de Luis Lucia, "Jeromín", con un precoz actor, Jaime Blanch, como protagonista y completa el año, con tres películas más en los cines, "La Hija del Mar" de Antonio Momplet, "Vuelo 971" de Rafael J. Salviá y "El Milagro del Sacristán" de José María Elorrieta.

Padre adoptivo de Juan de Austria, "Jeromín"

Pasajero del "Vuelo 971", junto a la tierna Carmen Rodríguez

El año 1954, Perchicot vuelve a trabajar con Florián Rey, en la película "La Danza de los Deseos" y también actúa en "Tres eran Tres" de Eduardo García Maroto y "Orgullo" de Manuel Mur Oti.

Tierno en "La Danza de los Deseos"

Para finalizar el primer lustro de los 50, nada mejor, que participar en una película de éxito del cine español y además, de reparto coral, "Historias de la Radio" de José Luis Sáenz de Heredia, con unos magistrales Alberto Romea, Pepe Isbert y José Orjas, entre otros. Además, lo encontramos en "Congreso en Sevilla"  de Antonio Román y "Sin la Sonrisa de Dios" de Julio Salvador.

Junto a Isabel Pallarés en "Historias de la Radio"

El año 1956 nos muestra una abundante cosecha. Destaca su nueva colaboración con Berlanga, en la película "Calabuch", con un magnífico torero interpretado por José Luis Ozores. También lo encontramos, en su clásico papel de cura, dirigido por José María Forqué en "La Legión del Silencio" y un gran éxito del momento, "Manolo, Guardia Urbano", con una perfecta pareja protagonista, Manolo Morán y Julia Caba Alba. Para completar el año, aparece en "Encuentro en la Ciudad" y "Una Cruz en el Infierno", ambas dirigidas por José María Elorrieta, "Un Traje Blanco" de Rafael Gil, "Tremolina" de Ricardo Núñez, "Un Abrigo a Cuadros" de Alfredo Hurtado y "La Saeta Rubia" de Javier Setó, protagonizada por el futbolista Alberto Di Stefano.

Saludando a Edmund Gween en la escena de la boda en "Calabuch"

En otra divertida escena de Calabuch, mirado de reojo por el guardia civil que le indica que se descubra mientras suena el himno de España. Al lado, el gran Manuel Aleixandre.

Con otro veterano, Mariano Azaña, en la primera escena de "Manolo, Guardia Urbano"

Junto a otro gran actor, Jesús Tordesillas en "La Legión del Silencio"


Junto a la "Saeta Rubia", en la película homónima.

Durante 1957, rueda una última película con Berlanga, la magnífica "Los Jueves, Milagro", con un hilarante Pepe Isbert, en el papel de un San Dimas impostor y rodeado de lo mejorcito de los actores de carácter del cine español, Alberto Romea, Juan Calvo, Manuel Aleixandre y Guadalupe Muñoz Sampedro, entre otros. También participa el rodaje de una película estadounidense rodada en España y protagonizada por Cary Grant, Sophia Loren y Frank Sinatra, dirigida por Stanley Kramer titulada "Orgullo y Pasión" y en "Hablemos de Amor" de Alejandro Blasetti. A final de año, participa en una función para recaudar fondos para los damnificados por la terrible riada acaecida en Valencia.

Cliente del balneario de Fontecilla, a la hora de la sauna. Detrás, Mariano Ozores (padre), respirando vapor, en "Los Jueves, Milagro"

Caricaturizado, abajo a la izquierda, en el cartel de "Hablemos el Amor".

Cinco nuevas películas se añaden a su curriculum en el año 1958. Una nueva colaboración internacional en "Los Joyeros del Claro de Luna" de Roger Vadim, "Parque de Madrid" de Enrique Cahén Salaberry, en donde interpreta una de las historias, situadas en el parque del Retiro, "Carretera General" de José María Elorrieta, "El Gafe" de Pedro Luis Ramírez, en una divertida escena con José Luis Ozores, que como buen gafe, es contratado por unos parientes de un anciano rico, interpretado por Perchicot, para que le contagie su mala suerte y consiga que pase a mejor vida para obtener su herencia. Además, este año, por primera vez, Perchicot será dirigido por una de las escasas directoras del cine español, además de actriz, Ana Mariscal, en "Con la Vida Hicieron Fuego".

Paseando por el Retiro, recordando un viejo amor (Carmen Rodríguez) en "Parque de Madrid"

Junto a "El Gafe", José Luis Ozores

De nuevo en el papel de cura, junto a José María Lado, dirigido por Ana Mariscal, en "Con la vida hicieron fuego"

Termina la década de los 50 y Perchicot la remata con una nueva película, que se estrenó, años más tarde, "Los Tres Etcéteras del Coronel" dirigida por Claude Boissol.

LOS AÑOS 60: TRABAJANDO HASTA EL FINAL

En 1960, dos nuevas películas para nuestro protagonista, "La Paz Empieza Nunca" de Leon Klimovsky y una producción italiana dirigida por Nunzio Malasomma, "La Rebelión de los Esclavos". El año siguiente, aunque la IMDB, cita su participación en "La Banda de los Ocho", parece que es un error, ya que al menos, no aparece acreditado.

En una terrible escena de "La Paz Empieza Nunca"

Durante 1962, participa en una película protagonizada por tres famosos folklóricas, Lola Flores, Paquita Rico y Carmen Sevilla, "El Balcón de la Luna" dirigida por Luis Saslavsky y en una nueva colaboración con José María Forqué, en "La Becerrada".

En 1963, si nos atenemos al posible año de producción, rueda "Un Hombre Solo" de Harald Phillips que se estrenaría en mayo de 1969, unos meses antes de su fallecimiento.

Perchicot realiza un paréntesis, en 1964, para subir por última vez a los escenarios, en la obra "Juegos de Invierno" de Jaime Salom, junto a dos grandes actores, Mari Carmen Prendes y Guillermo Marín.


Vuelve al cine, en el año 1965, con una película, que le reserva un buen papel, probablemente, su último gran papel, el del profesor exiliado, que pasea por las calles de Salamanca, junto a un jovencísimo, Emilio Gutiérrez Caba, en "Nueve Cartas a Berta" de Basilio Martín Patino, que lograría la Concha de Plata en el Festival de San Sebastián.

Paseando por Salamanca, junto a Emilio Gutiérrez Caba en "Nueve Cartas a Berta"

En 1966, interpreta otro papel entrañable, como abuelo de la estupenda Rocío Dúrcal, en "Buenos Días, Condesita", de Luis César Amadori. 

Junto a una siempre risueña Rocío Dúrcal en "Buenos Días, Condesita"

Ya en 1967, interpreta por enésima vez el papel de sacerdote, en "Un Millón en la Basura", en la que sería su última película, en las expertas manos de José María Forqué. Perchicot está perfecto, en su ancianidad, junto a José Luis López Vázquez y Julia Gutiérrez Caba.

Junto a López Vázquez  y en un merecido primer (y último) plano, en "Un Millón en la Basura"

En abril de 1968, pierde a su hermana Nieves. Su hermano José probablemente murió años antes.

Probablemente soltero y sin hijos, Nicolas Díaz Perchicot morirá en Madrid, el 26 de octubre de 1969, poco después de cumplir 85 años. La noticia de su fallecimiento se conoció tres semanas más tarde. Fue enterrado en el Cementerio de la Almudena. 

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: