Blog de actoresdenuestrocine

actriz

Julia Caba Alba

Escrito por actoresdenuestrocine 10-02-2016 en Cine español. Comentarios (0)

Julia Caba Alba, en "La Calle Sin Sol" de Rafael Gil.


JULIA CABA ALBA, UNA ACTRIZ ENTRAÑABLE

Como gran parte de los actores de carácter del cine español, Julia Caba Alba aparecía en pantalla y era una actriz principal, su naturalidad, su cercanía, te atrapaba. Pero no era nada extraño, Julia Caba Alba forma parte de una de las familias de actores más importante del cine (no solo español), la familia Caba-Alba-Abad. Unos apellidos curiosamente eufónicos, parecía que estaban destinados a unirse, dos sílabas, dos aes y una "b" en la segunda sílaba…

Julia Caba Alba nació en Madrid, el 31 de julio de 1902, en la calle de la Magdalena nº 38, pisto tercero, a las cuatro de la tarde. Muchas fuentes fechaban su nacimiento en 1912, a lo que ella contribuyó, pues no le gustaba manifestar su edad.

Irene Alba Abad, la madre de nuestra protagonista. BNE.

Su madre, Irene Alba Abad (nacida el 29 de septiembre de 1873), hija de Pascual Alba (natural de Navajas, Castellón, 1843- Granada, 4 de agosto de 1895) y de Irene Abad, también actores, era una de las actrices más reconocidas de su tiempo, junto a su hermana Leocadia (Valencia, 22 de enero de 1866 - Madrid, 10 de diciembre de 1952). Su padre fue el actor Manuel Caba Martínez, nacido en 1869. 

Manuel Caba, el padre de la criatura. BNE.

Irene Alba se encontraba de gira por Sudamérica, en donde ya habían nacido dos de sus hijos, cuando supo de su nuevo embarazo y volvió a España para dar a luz. Además de Julia, tuvo tres hijos más, Irene, Josefa y Manuel y los tres fueron actores, si bien, la temprana muerte de Josefa y Manuel, terminó abruptamente con su carrera en el teatro. Irene (que tendrá su entrada en este blog) también murió joven ( a los 57 años), pero desarrolló una exitosa carrera en cine y teatro y fue la madre de ese trío de ases que conforman Irene, Julia y Emilio Gutiérrez Caba. (Según Emilio Gutiérrez Caba, Irene Alba tuvo otra hija, llamada Carmen).

Los hermanos Caba-Alba. De izquierda a derecha, Josefa, Julia, Irene y Manuel. Blanco y Negro. 26 de marzo de 1960.

Parece que tras estudiar en las Escolapias, Julia no pudo escapar a la atracción por el mundo del teatro en el que estaba inmerso su familia, y debutó, en el papel de un botones de hotel, en la compañía de su madre y del actor Juan Bonafé, en una obra titulada "La Diablesa" estrenada el 17 de septiembre de 1920, en el teatro Novedades de Barcelona, es decir, cuando Julia había cumplido los 18 años. Otras fuentes citan que ya había actuado en papeles de chico, cuando era pequeña. 

Mundo Gráfico. 16 de octubre de 1920. En la imagen, se ven dos "botones", quizá Julia sea la de la puerta central…

En enero de 1922, la compañía teatral se encuentra en Córdoba, en donde ponen en escena tres obras: "La Casa de la Troya", "La Prisa" y "El Rayo".

El 11 de marzo de 1922, se produce el estreno de la obra de Pedro Muñoz Seca, "La Señorita Ángeles", en la que parece que Julia ya tiene un papel más lucido. 

A lo largo de los años 20 sigue actuando en la compañía familiar, ya incorporándose sus hermanos Manuel y Pepa. Entre el repertorio se incluyen obras como "Los Chatos", "El Orgullo de Albacete", "El Juramento de la Primorosa" o "Los Campanilleros".

El 7 de junio de 1925, durante una gira, muere su hermano Manuel, a los 24 años, en Zaragoza, siendo enterrado en el cementerio de Torrero.

Manuel Caba Alba de niño. (Foto. Documental Imprescindibles)

Pero el espectáculo continua y en 1927, encontramos a Julia Caba en la función para el Montepío de Actores, interpretando una escena de la obra "La Caraba". 

En 1929 recibe buenas críticas: "encantadoramente ingenua y muy acertada" en la obra "Don Cloroformo" y en "Don Floripondio": "queremos hacer un elogio especial de Naranjita, Julia Caba, está verdaderamente admirable en este papel del que hace una creación sencilla y terminada".

El año 1930 se inicia con el mismo ritmo, apareciendo en "La Condesa Está Triste", un triunfo de Arniches, en donde ya destaca otra gran actriz, Mercedes Prendes, hermana de otros dos grandes, la querida Mari Carmen Prendes y el actor Luis Prendes..

Sin embargo, el final de año será luctuoso para la familia. Poco después de actuar en la obra "Los Chatos", la madre de Julia, Irene Alba Abad, muere el 14 de octubre en Barcelona, a los 57 años, a causa de una bronconeumonía, siendo enterrada en el cementerio de Montjuïc. 

Poco más de un mes después, el 27 de noviembre, durante la gira de la compañía por Valencia y tras estrenar la obra "La Perulera",  muere la hermana pequeña de Julia, la también actriz,  Pepita, a los 25 años, siendo enterrada en el cementerio de esta ciudad. 

Pepita Caba Alba de niña. (Foto. Documental Imprescindibles)

Tumba de Pepita en el Cementerio de Valencia (Foto propia)

Como siempre la vida sigue y actúan una semana después, en el teatro Principal de Valencia en "Ecos de Sociedad" y posteriormente en "Las Doctoras" de Eduardo Haro, con grandes críticas, en general.

En 1931, realiza una gira con la compañía de García- León y de Manuel Perales, por Zaragoza, Córdoba, Granada, entres otras ciudades, con un repertorio que repite obras anteriores y estrenos como "El Crisol" o "La de los Claveles Dobles". En marzo deja la compañía y se incorpora al teatro Lara, junto a su tía, su hermana y la insigne actriz Concha Catalá, estrenando la obra de Suárez de Deza, "Tres eran Tres".

En 1934, actúa en "Madre Alegría" y en "La Marcha Fúnebre de una Marioneta", también en el teatro Lara. Parece que en 1935 o 1936, contrae matrimonio con el actor Manuel San Román Alonso (Madrid, 12 de febrero de 1908). Tras la guerra civil, sigue actuando en el teatro, junto a su marido, sobre todo en el teatro Lara y en el Cómico.

En 1940 actúa en "Romance de la Malcasada" de Enrique Bayarri. El año siguiente es más prolífico, interviniendo en "La Condesa Maribel" de Pilar Millán-Astray, en una actuación a beneficio de la Hermandad de la Virgen de la Macarena, con la obra "La Puebla de las Mujeres", en "La Mariposa y la Llama" estrenada en el Reina Victoria, "La Defensa de la Mañana" y "La Eterna Enamorada".

Entre 1942 y 1945, aparece en "Juventud de Príncipe", "Señora Ama", "Llama Eterna" y "La Ermita, la Fuente y el Río", "Los Extremeños se Tocan" de Muñoz Seca y Pérez Fernández, "¡Que me pierdes Timoteo!", "¡Fuera ese Bigote!", "Los Chatos" de Muñoz Seca, "No Te Compliques la Vida", "Oscar Buffoni" y "El Premio Nobel".

El año 1946 marca un hito en la carrera de Julia. En primer lugar, iniciará su labor cinematográfica y en segundo lugar, realizará un paréntesis en su carrera teatral, que durará unos once años. 

Sus comienzos en el cine no pudieron ser más afortunados. Tras verla en el teatro Lara, la reclama uno de los directores más reconocidos del momento, Edgar Neville, con el que trabajaría en seis películas (si bien, el récord como luego veremos lo tiene con otro gran director de la época) y además, para una película con guión, nada menos que de Miguel Mihura; su título, "El Crimen de la Calle de Bordadores",  en donde interpreta el papel de una reclusa, encantada de estar en la cárcel y de haber cometido un crimen como la que más. La acompañan entre los actores de carácter, Julia Lajos, Antonia Plana y José Prada, en una película protagonizada por Mary Delgado y Manuel Luna. Tanto la película como los actores obtuvieron varios premios. En una entrevista de 1955, Julia recuerda que, al no haberse puesto nunca delante de las cámaras, le dijo a Neville: "Yo voy y si no les gusto me vuelvo sin ningún compromiso".

Y no volvió. Desde ese momento, Julia Caba Alba se aparta del teatro y no retornaría a los escenarios, hasta 1958. Algunas de las obras en las que participó en 1946, incluyen "Dalila" de Molnar, "Don Pío Descubre la Primavera" de Tono y Llovet, "Las Horas Inolvidables", "Canción de Cuna" de Martínez Sierra, "La Costumbre" de Rivas Cherif o "Pimpampum". En la entrevista antes mencionada, comentaría que la mayor comodidad del trabajo en el cine, la llevó a dedicarse de lleno a él, sin importarle el hecho de la realización de papeles de carácter, pues tenía claro que no había papel pequeño.


En el libro "Edgar Neville. Duende y Misterio de un Cineasta Español" de Christian Franco Torre, que ya hemos mencionado en este blog, éste comenta muy acertadamente, sobre la actuación de los secundarios: "La presencia de estos personajes arquetípicos se hace especialmente señera en el caso de los secundarios, acrecentado aún más por la tendencia del madrileño de trabajar con un grupo de actores bien definido (…) destacan las numerosas apariciones de una nómina de secundarios que forman en torno al madrileño una suerte de trasunto cinematográfico de lo que sería una compañía teatral. Son intérpretes como Julia Lajos, Guillermo Marín, Julia Caba Alba… Actores y actrices para los que Neville llega a escribir papeles ex profeso, de acuerdo con sus capacidades".


A la derecha, Julia Caba Alba en su primer papel. En primer plano, Antonia Plana.

A continuación trabaja en dos nuevas películas con Neville. Se trata de dos filmes de muy diferente tema y consideración, y que fueron acogidas con dureza por la crítica. La primera "Traje de Luces" duró, al igual que "El Crimen de la Calle Bordadores", una semana en cartel, pero la crítica la rechazó. La segunda, sin embargo, se convertiría con el tiempo en una obra a destacar dentro del panorama cinematográfico español de la época, se trata de "Nada" basada en la obra homónima de Carmen Laforet. Una película de fondo sórdido, que sufrió la censura y también fue rechazada por la crítica, pero que ha ido revalorizándose con el tiempo.

En un Fotograma de la pelÍcula "Nada".

El despegue en el cine de Julia Caba Alba es muy rápido, de forma que en 1947, trabaja nada menos que en 11 películas e inicia su colaboración, con el renombrado director Rafael Gil, con el que trabajaría en 15 películas. Su primera película juntos será nada menos que la adaptación de "Don Quijote de La Mancha", ya comentada en este blog, pues está plagada de algunos de los mejores actores de carácter del cine español. Julia Caba Alba interpreta, como no podía ser de otra manera, al ama. 

También destaca su primera colaboración con otro destacado director de la época, Ladislao Vajda, en la película "Barrio", en donde también interviene su hermana Irene, con la que trabajaría en nueve películas.

Tras este rodaje, intervendría en "Obsesión" de Arturo Ruiz Castillo, "Canción de Medianoche" dirigida por el humorista Antonio de Lara "Tono", "Revelación" de Antonio de Obregón, "Dos mujeres en la niebla" de Domingo Viladomar" y "Lluvia de Hijos" dirigida por Fernando Delgado. A continuación, interviene en su primera película con otro director de renombre, José Luis Saenz de Heredia, con el título de "Angustia" y sus tres últimas películas del año 1947 serán "El Verdugo" de Enrique Gómez Bascuas, en donde también interviene Alberto Romea, "Vidas Confusas" de Jerónimo Mihura y "El Alarido" de Ferruccio Cerio.

Julia Caba Alba sigue trabajando a menudo con los mismos directores. Durante el año 1948 repite con Neville, Vajda, Gil, Saénz de Heredia y Antonio de Obregón. Con este último rueda "La Esfinge Maragata" y con Vajda, actúan en el film "Sin Uniforme".

Con Edgar Neville rueda "El señor Esteve" protagonizada por Alberto Romea y trabaja con dos nuevos directores, Antonio Román en "La Vida Encadenada" y con el también actor Raúl Cancio en "Tres Ladrones en la Casa". En gran parte de sus intervenciones hace el papel de criada.

Ahora bien, sus dos mejores películas de este año, una de ellas con reconocimiento incluido, las rodará con Rafael Gil y con Sáenz de Heredia.


Con Rafael Gil, realiza una lucida interpretación en una estupenda película, "La Calle Sin Sol", que refleja las condiciones de vida en el barrio chino de Barcelona, la dureza de la vida de las clases humildes y la lucha diaria para sobrevivir, con el trasfondo de una intriga sobre unos asesinatos. Los actores son un verdadero lujo desde los protagonistas, Amparo Rivelles y Antonio Vilar, a todo el plantel de los llamados secundarios, que aquí se convierten todos ellos en verdaderos protagonistas. Julia Caba Alba es la criada del bar-casa de huéspedes,  siempre de buen humor y entonando sus canciones. Alberto Romea como un comprensivo inspector de policía, Félix Fernández como padre de Amparo Rivelles, de vuelta de todo, pero de buen corazón, Manolo Morán, un simpático timador solidario, un joven Ángel de Andrés, como pintor de carteles enamorado, Irene Caba Alba, una pintora maltratada por la vida y la pareja José Nieto y Mary Delgado, el  músico callejero y su mujer ciega, enamorados hasta el final, que protagonizan una dramática imagen, que evoca un especie de Piedad expresionista. 

Con Sáenz de Heredia rueda una película de temática completamente distinta y con un papel también totalmente diferente, se trata de "La Mies es Mucha", película de propaganda católica, con dos grandes actores como protagonistas, Alberto Romea, como el misionero experimentado y Fernando Fernán Gómez, como el recién llegado. Julia Caba Alba interpreta nada menos, que a una mujer india, madre de un jovencísimo Rafael Romero Marchent, que verá surgir su vocación. Por este papel, Julia Caba Alba obtendría el premio otorgado por el Círculo de Escritores Cinematográficos.

Julia Caba Alba en "La Mies Es Mucha".

El año 1949 se inicia con una nueva colaboración con Rafael Gil en la película "Una Mujer Cualquiera", en donde hace el papel de portera. Su siguiente film se desarrolla en el siglo XIX, reflejando como en otros muchos, el mundo del bandolerismo, de una forma romántica, su título "La Duquesa de Benamejí" de Luis Lucia. En esta película también actúa su hermana Irene.

Una risueña Julia, en "La Duquesa de Benamejí"

En su siguiente película, no abandona el escenario, pues de nuevo, muestra la vida de un bandolero durante la guerra de la independencia, "Aventuras de Juan Lucas", dirigida de nuevo por Rafael Gil, y en donde interpreta a "la médica".

En el último tramo de 1949 trabaja con tres nuevos directores en películas de diferentes estilos. En primer lugar, actúa para Francisco Rovira  Beleta en "Treinta y nueve cartas de amor" y a continuación, en un pequeño papel, en una comedia con guión de Miguel Mihura, "Yo no soy la Mata-Hari", dirigida por Benito Perojo e interpretada por la actriz argentina Niní Marshall y por el actor Virgilio Teixeira, que se estrenaría en 1950 y en donde su nombre aparece mal escrito en los títulos de crédito y aparece como "Cava". Julia Caba Alba es la viajera de un tren a Polonia, que mantiene una conversación sobre las espías, nada secreta. Por último, interviene en la película de Antonio del Amo, "Noventa Minutos", la última película de la productora Castilla Films, antes de su quiebra definitiva.

También interviene en una película de Luis Marquina, "En el Nombre del Padre" pero no llegó a terminarse su rodaje.

El año 1950 rueda con Benito Perojo, "Sangre en Castilla" y a continuación es reclamada de nuevo por Edgar Neville, para su curiosa película "El último caballo", en donde Julia interpreta a la portera del edificio en donde vive el protagonista Fernando Fernán Gómez. 

Con José Antonio Nieves Conde participa en un éxito del año, la película de propaganda católica, "Balarrasa". Posteriormente, cambia de tercio y rueda "María Antonia, la Caramba" de Arturo Ruiz Castillo, sobre la vida de una actriz del siglo XVIII. Con Luis Marquina, al fin, puede  acabar el rodaje de su siguiente película "El Capitán Veneno", basada en la obra de Pedro Antonio de Alarcón y con guión del propio Marquina y del autor Wenceslao Fernández Flórez, e interpretada por Sara Montiel y Fernando Fernán-Gómez.


Rueda otras cuatro películas a lo largo del año; repite con Ladislao Vajda en "Séptima Página", y rueda con tres nuevos directores. Con Mas Guindal en "Torturados", con Luis Saslavsky en un papel atípico, en una película de cine negro, con guión de Jean Cocteau, en "La Corona Negra" y por último, con Robert Elwyn en "Aquel Hombre de Tánger".

En 1951 interviene en cuatro películas, la más conocida, "La Señora de Fátima" dirigida por Rafael Gil, sobre el consabido tema de la aparición de la virgen a unos pastorcillos. Con Neville, vuelve a trabajar en una película perdida, "Cuento de Hadas" y posteriormente rueda "Cielo Negro" de Manuel Mur Oti y "La Canción de la Malibrán" de Luis Escobar.

Rafael Gil vuelve a solicitar su participación, ya en 1952, para su película "De Madrid al Cielo" y a continuación trabaja en dos películas "de monjas", el remake de "La Hermana San Sulpicio" dirigida por Luis Lucia y "Sor Intrépida" de nuevo con Rafael Gil. Su última película en 1952 es "La Laguna Negra" de Arturo Ruiz Castillo.

El año 1953 es especialmente recordado por su colaboración con el gran Luis García Berlanga en una de sus películas, quizás menos celebradas, "Novio a la vista", rodeada como sucede en sus películas de un magnífico reparto coral. También vuelve a rodar con Rafael Gil en otro de sus films de temática religiosa "La Guerra de Dios". El resto de películas de este año, menos recordadas, son "Aeropuerto" de Luis Lucia, "Maldición Gitana" de Jerónimo Mihura, "Así es Madrid" de Luis Marquina, "Nadie lo Sabrá" de Ramón Torrado, "Como la Tierra" de Alfredo Hurtado y "Sangre y Luces" de Georges Rouquier y Muñoz Suay. 

Junto a Antonio Riquelme, en la película de Berlanga, "Novio a la Vista".

Durante el año 1954 vuelve a aparecer en sendos remakes de dos películas de gran éxito en su momento, se trata de "Malvaloca", esta vez dirigida por Ramón Torrado y de "Morena Clara" dirigida por Luis Lucia. También interviene en otra película de ambiente andaluz, "Sucedió en Sevilla" de José G. Maesso. Con José María Forqué actúa en "Un día perdido" y con Emilio Fernández en "Nosotros Dos". 

El año 1955 se inicia con "Goodbye, Sevilla" de Ignacio F. Iquino, año en que intervendrá en seis películas más. Actúa en "La Sonrisa de Dios" de Julio Salvador, repite con Luis Lucia en "La Lupa" y trabaja a las órdenes de Fernando Fernán-Gómez, en la comedia "El Malvado Carabel". Finalmente, aparece en "Suspenso en Comunismo" de Eduardo Manzanos, "Tormenta" de John Guillermin y "Recluta con Niño" de Pedro L. Ramírez, un éxito del actor José Luis Ozores. 

Junto a Fernando Fernán-Gómez en "El Malvado Carabel".

Durante el rodaje de esta película se le realizó una entrevista (con el titular incorrecto, apareciendo con el nombre de su hermana Irene), en que se afirmaba que esta era su película número 70. Si el recuento es correcto, por el camino faltarían tres películas… 

El año 1956 trabaja de nuevo con Luis Lucia en "La vida en un bloc" y aparece en una divertida comedia, como no podía ser de otra manera, ya que se basa en la obra del mismo título de Jardiel Poncela, "Los Ladrones Somos Gente Honrada", dirigida por Pedro Luis Ramírez, con un plantel de actores de lujo, entre ellos, Pepe Isbert, José Luis Ozores, Joaquín Roa, Isabel Pallarés o María Isbert. A continuación interviene en "Minutos antes" de José Luis Gamboa, "Un Abrigo a Cuadros" de Alfredo Hurtado y "Juanillo, Papá y Mamá" de Julio Salvador. Si bien, la principal película de este año, en la que tiene un papel más destacado, y que obtuvo un gran éxito es "Manolo, Guardia Urbano", dirigida por Rafael J. Salviá, e interpretada por Manolo Morán, en la que Julia Caba Alba, realiza el papel de su abnegada esposa.

El año 1957 es algo más internacional, pues trabaja a las órdenes de Giannic Puccini y Nanni Loy, en "El Marido" y en "Un Ángel Pasó por Brooklyn" de Ladislao Vajda, interpretada por Peter Ustinov y Pablito Calvo. Repite con Ignacio F. Iquino, en "Los ángeles del Volante", con Rafael Gil, en dos ocasiones,"Camarote de Lujo" y ¡Viva lo Imposible!" y por último, con Pedro L. Ramírez, en una exitosa comedia, "El Tigre de Chamberí", en donde interpreta a la madre del personaje de José Luis Ozores.

Como "mujer que se desmaya" en el hombro de Antonio Casal en "Camarote de Lujo".

Este año muere su hermana Irene. La última película en la que trabajaron juntas fue "La Vida en un Bloc" del año anterior.

Durante 1958 y 1959 interviene en 7 películas de menor relieve, "Azafatas con Permiso" de Ernesto Arancibia, "Esta Chica es para Mí" de Giuseppe Bennatti, "Carlota" de Enrique Cahen Salaberry, "El Gafe" de Pedro L. Ramírez, "Salto a la Gloria" de Leon Klimovsky, una biografía de Ramón y Cajal, interpretada por Adolfo Marsillach, papel que retomaría con gran éxito para televisión y "El Magistrado" de Luigi Zampa.

En ese mismo periodo retoma su labor teatral, que ya no abandonaría y compaginaría con el cine, y que le proporcionaría grandes éxitos. Entre otras actúa en "Adiós, Mimí Pompón", de Alfonso Paso, "Los Extremeños se Tocan" de Muñoz Seca y Pérez Fernández y "La República de Mónaco". Si bien, su principal actuación sería en la obra de Miguel Mihura, "Maribel y la Extraña Familia", estrenada en el teatro Beatriz, con María Luisa Ponte.

El éxito de esta obra, le llevaría a interpretar en 1960, la película del mismo título, dirigida por José María Forqué e interpretada por Adolfo Marsillach. 

Junto a Guadalupe Muñoz Sampedro, en "Maribel y la Extraña Familia".

Este año también es galardonada, junto al actor Rafael Alonso, con el Premio de Cine del año 1959, otorgado por el Círculo de Bellas Artes, para artistas del Espectáculo.

El año 1961 interviene en ocho películas, en donde destaca su magnífica interpretación en la obra maestra de García Berlanga, "Plácido", en donde interpreta a una de las "pobres sentadas a la mesa por navidad", que enviuda repentinamente de un marido, con el que no ha pasado por la vicaría, como  mandan los cánones…

Improvisando una boda, en "Plácido" de García Berlanga.

 El resto de sus actuaciones este año fueron "Solteros de Verano" de Alfonso Balcázar, "Historias de una Noche" de Luis Saslavsky, "¿Dónde Pongo Este Muerto?" de Pedro L. Ramírez, interpretada por una atípica pareja, Fernando Fernán-Gómez y Gila, "Cupido Contrabandista" de Esteban Madruga, "Tú y Yo Somos Tres" de Rafael Gil y "Los Que No Fuimos a la Guerra" de Julio Diamante.

En una divertida escena, en "Los Que No Fuimos a la Guerra"

En 1962, baja el ritmo y actúa en dos películas, reclamado por dos directores con los que ya había trabajado. En primer lugar, con Ignacio F. Iquino en "Las Travesuras de Morucha" y en segundo lugar, con Rafael Gil, en "La Reina del Chantecler".

Junto a Sara Montiel en "La Reina del Chantecler".

En el teatro aparece en "¿Por qué Te Casaste Conmigo? en la compañía de Tina Gascó, junto a dos Antonios, Casal y Riquelme, en "La Alegría de Vivir" en donde actúa con su sobrina Irene y en "Las Entretenidas", junto a su otra sobrina, Julia.

Hoja del Lunes. Caricatura, en la obra "¿Por qué te casaste conmigo?.

Hoja del Lunes, caricatura en la obra, "Las Entretenidas".

El año 1963 vuelve a colaborar con Luis García Berlanga, en una de sus obras cumbre, "El Verdugo", en donde interpreta a una de las integrantes de la familia (que incluye a Lola Gaos y Chus Lampreave) que se disputa el piso en construcción con Emma Penella, Nino Manfredi y Pepe Isbert. 

En "El Verdugo". De Izquierda a derecha, Saza, Xan das Bolas, Lola Gaos, Julia Caba Alba, desconocido, Chus Lampreave, Pepe Isbert, Nino Manfredi y Emma Penella.

El resto de films de este año empalidecen a su lado e incluyen "El Escándalo" de Javier Setó, "Crimen" de Miguel Lluch, "La Cesta" de Rafael J. Salviá, (que según otras fuentes es de 1966) y por último, "El Camino" de Ana Mariscal, en una adaptación del libro de Delibes.

En "El Camino" de Ana Mariscal.

Desconsolada en un escena de "La Cesta".

En los escenarios aparece en "Panteón para Tres", en una adaptación de Tono, junto a Joaquín Roa, su sobrina Julia e Ismael Merlo.

El año 1964, actúa en el teatro en la obra "La Tercera Palabra" de Alejandro Casona, junto a Gemma Cuervo, Alberto Closas y María Luisa Ponte. Mientras en el cine, trabaja con Antonio Román en "Un Tiro por la Espalda", un remake innecesario de "Nobleza Baturra" dirigido por Juan de Orduña y en una comedia dirigida por Fernando Fernán-Gómez e interpretada por la exitosa pareja, José Luis López Vázquez y Gracita Morales, titulada "Los Palomos".


Julia en "Los Palomos".

Su labor cinematográfica se concentra entres dos o cuatro películas por año, pero combinadas con su labor teatral. Así, en 1965, en el apartado cinematográfico la encontramos a las órdenes de Rafael Gil, en "¡Es mi Hombre!" y de Luigi Comencini en "La Mentirosa". 


Este año vuelve a obtener el premio del Círculo de Escritores Cinematográficos.

Durante 1965, su labor teatral  incluye "Un Paraguas bajo La Lluvia" en la compañía de Gracita Morales, que sobrepasaría las 100 representaciones, sigue con "La Tercera Palabra" de Casona, que ya supera las 300 representaciones y una versión de "Ninotchka" de Marcos Reyes. 

J

Hoja del Lunes. Caricatura en "La Tercera Palabra".

En 1966, vuelve a repetir con Rafael Gil en "Camino del Rocío" y rueda dos películas más, "El Padre Manolo" de Ramón Torrado, con un estupendo Manolo Escobar, y "Las Viudas" de Pedro Lazaga.

En el teatro, la encontramos en "Mi Marido Quedó Atrás" en la compañía de Eugenia Zúffoli.

Con Pedro Lazaga y Rafael Gil, vuelve a trabajar en 1967, en "Operación Plus Ultra" y "Verde Doncella", respectivamente. Y este mismo año, también interviene en "Educando a un Idiota" de Ramón Torrado.


En el teatro, inaugura el año con la obra "Adán 67" de Pérez Puig y también actúa en "Bambi y las Cazadoras" y en "Las Miniviudas" de Alonso Millán.

Hoja del Lunes. Caricatura en la obra "Bambi y las Cazadoras".

El año 1968 es más prolífico en el teatro, que en el cine. En la pantalla aparece en "Cuidado con las Señoras" de José Buchs y en una de las famosas comedias de Paco Martínez Soria, "Se Armó el Belén". Mientras que en el teatro, la encontramos en "Armario con Chica Dentro", un "juguete cómico" de Ángel de Andrés y Luis Tejedor, "¡Cómo Está el Servicio!"  de Alfonso Paso, camino de las 300 representaciones, junto al gran Tip y a la no menos grande, Florinda Chico, en "La Viuda de Dupont", junto a Enrique Guitart y en "El Alma se Serena" de Juanjo Alonso Millán, junto a Concha Velasco, Alfredo Landa y Charo García Ortega.

La adaptación al cine de esta obra, estrenada con el mismo título y dirigida por José Luis Sáenz de Heredia será su única película en el año 1969. Con este director vuelve a trabajar, ya en 1970, en "La Decente" en donde realiza una verdadera creación, junto a actores como Concha Velasco, José Luis López Vázquez y Alfredo Landa. Con Rafael Gil, interviene en el "autoremake" de "El Hombre que se Quiso Matar" y con Pedro Lazaga en otra comedia de Paco Martínez Soria, "Hay que Educar a Papá". Este mismo año, actúa en los escenarios en una adaptación musical del éxito de Neville, "La Vida en un Hilo", en la compañía de su sobrina Irene.

Durante 1971, su labor cinematográfica incluye tres películas "La Cera Virgen" de José María Forqué, "Venta por Pisos" de Mariano Ozores y "Las Colocadas" de Pedro Masó. 

El año 1972 marca un hito en la carrera teatral de Julia Caba Alba, pues inicia las representaciones de la obra "Sé Infiel y no Mires con Quién", en el papel de la señorita Smith. Esta obra estaría en cartel más de seis años y Julia, junto a su protagonista Pedro Osinaga, participó en más de 4.000 representaciones.

Para Televisión Española interviene en la adaptación de "Don Juan Tenorio" para el programa Estudio 1. 

El año 1973 interviene en una comedia olvidable de Mariano Ozores, "El Reprimido", pero también en un mediometraje para televisión, que se estrenaría en 1974 y que le daría grandes satisfacciones. Se trata de "Los Pajaritos" dirigida por Antonio Mercero, que Julia protagonizó junto a otro gran actor de carácter, José Orjas, con un mensaje ecologista y en defensa del medio ambiente. Este año obtiene el Premio Mayte de teatro.

Julia Caba Alba, en "Los Pajaritos".

En 1976, le otorgan el Premio de los Cronistas de Nueva York, por su interpretación en "Los Pajaritos", un magnífico colofón a una inmensa carrera interpretativa, que se vio culminada con la medalla al Mérito al Trabajo que le fue entregada por los Reyes, el año 1977. Este año marca su retiro, deja su labor en la obra "Sé Infiel y no Mires con Quién" que va a realizar una gira por provincias, y en donde es sustituida por Isabel Pallarés y tan solo aparece, en 1978, en el Centro Cultural de la Villa en "La Venganza de Don Mendo", dirigida por Pérez Puig, junto a Manuel Gómez Bur y Amparo Baró, entre otros. 


En el cine, sus dos última películas son "Réquiem por un Empleado" de Fernando Merino y "Esposa de Día, Amante de Noche" de Javier Aguirre. Su última actuación parece que fue para televisión, en la adaptación de "El Caso de la Mujer Asesinadita"  de Miguel Mihura, dirigida por Federico Ruiz.

Julia Caba Alba murió en Madrid, el 14 de noviembre de 1988, tras una larga enfermedad, que probablemente la atrapó a finales de los 70. Fue enterrada en la Sacramental de San Lorenzo y San José, en el Patio del Santo Entierro, en el nicho 116. Su marido Manuel San Román Alonso falleció el 28 de noviembre del año 2000, a los 92 años, siendo enterrado en la Sacramental de San Justo. 

Las dos esquelas publicadas en el ABC.



Ana de Siria

Escrito por actoresdenuestrocine 16-01-2016 en Cine español. Comentarios (0)

Una joven Ana de Siria. Vida Manchega 13 de junio de 1912. BNE.


La actriz Ana de Siria, como muchos de los protagonistas de este blog, tuvo una exitosa carrera teatral y su labor cinematográfica se inició pronto, pero no fue dilatada, apareciendo en torno a 22 películas. Por ello, no aparece en las principales fuentes consultadas, así que esta entrada será una biografía a añadir al largo listado de actores de carácter del cine español que deben ser recordados.

Este bloguero sólo ha visto a Ana de Siria en una película, pero se trata de una de las mejores comedias de la época, ya mencionada en varias de las entradas de este blog, se trata de "Eloísa Está Debajo de un Almendro", en donde Ana de Siria tiene una breve intervención, sin duda, muy teatral, pero impactante por  su presencia y por el propio carácter del personaje, como veremos.

Son escasos los datos biográficos que he podido encontrar. Ignoro dónde nació, ni la fecha, aunque quizás, dados los inicios de su carrera, probablemente naciera alrededor de 1885. Sí he podido localizar su nombre completo María Ana Siria Díaz-Delgado. 

Su carrera teatral debió de iniciarse a principios del siglo XX. En 1903, forma parte de la compañía de la prestigiosa actriz María Álvarez Tubau y su esposo, el dramaturgo Ceferino Palencia. Entre el elenco de la compañía, también encontramos a la actriz Adela Carbone y a un actor Félix Infiesta, que se convertiría en su marido.

Algunas de las obras del repertorio de la compañía incluían "La Corte de Napoleón", "Thermidor"; "Pepita Tudó", "La Castellana" y "La Dama de las Camelias".

El año 1904, Ana de Siria se une a la compañía de Luis Echaide, que lleva a escena obras de los Álvarez Quintero, como "La Dicha Ajena" o "El Amor en el Teatro", de Benavente, con "Al Natural" o de Galdós, como "El Abuelo".

El siguiente año la encontramos en la compañía de Emilio Armengod. Con esta compañía interpreta el papel de Fuensanta en la obra "El Loco de Dios" y el de Blanca en "Malas Herencias". 

Crítica de su actuación y de Félix Infiesta en "La Voz de Luarca" 28-09-1905. BNE.

El 30 de octubre de 1905, contrae matrimonio con el actor Félix Infiesta Marcos, y en algún momento de 1906, nace su hijo Julio, que luego también desarrollaría una carrera como actor. Probablemente, por este motivo, se aparta momentáneamente de su actividad teatral, hasta 1908.

Julio Infiesta, hijo de Ana de Siria.

Ese año, la encontramos formando parte del elenco de actrices de la compañía de Fernando Porredón, junto a Félix Infiesta y su hermana Josefina Infiesta, casada con el también actor Fernando Aguirre. Entre otros autores representan al inevitable Benavente, a Linares Rivas o a Rusiñol.

Diario La Rioja. 17 de septiembre de 1911. BNE.

Parece que con esta compañía permanece hasta 1913, cuando se integra en la compañía de José Montenegro y su mujer, María Comendador. En esta compañía, también se encuentra Félix Infiesta. Algunas obras interpretadas por esta compañía son "Malvaloca" de los Álvarez Quintero, "Lady Godiva" de Linares Rivas y "La Reina Joven" de Guimerá.

Tres años después, en 1916, forma parte de la compañía de Antonia Plana y Luis Llano, interpretando la obra "La Ciudad Alegre y Confiada" de Jacinto Benavente, junto a María Bru.

Este año, Ana de Siria se convierte en una de las primeras actrices teatrales que debutan en el medio cinematográfico, en la película "El Talismán" dirigida por Julio Roesset, para la productora Patria Films.

En 1917, también para la misma productora y director, aparece en la película "Mi debut Cinematográfico", si bien, no he encontrado referencias de esta película en la prensa, sólo un título muy similar "Un debut cinematográfico" pero del año 1914, sin más datos.

En el ámbito teatral, la encontramos en el teatro Cervantes, junto a Matilde Moreno y Ricardo Calvo, en donde obtiene grandes éxitos, especialmente en el papel de la vieja Simona, en la obra "El Príncipe Juanón" de Muñoz Seca. También en obras como "Todo Corazón" junto al actor Paco Alarcón y "Las Murallas de Jericó".

En abril es contratada para actuar en el teatro de la Comedia, actuando en "Los Tres Robinsones" de García Álvarez y Muñoz Seca. Otras obras del repertorio serían "Papillón", "Las Grandes Fortunas" y "Doña Juana La Loca".

De izquierda a derecha, Ana de Siria, Carmen Andrés, Elisa Fortuny y Adela Carbone. Diario La Mañana. 8 de septiembre de 1917. BNE.

A finales de este mismo año, actúa en el teatro de la Zarzuela, en la función de Pascua, en beneficio de la Asociación de la Prensa, en la zarzuela de Chapí, Arniches y Cantó, "La Leyenda del Monje".

María Palou, Ana de Siria y Rafaela Haro. Diario La Mañana. 20 de diciembre de 1917. BNE.

En marzo de 1918, actúa en la obra "¡Que viene mi marido!" de Arniches, en el teatro de la Comedia, junto a Juan Espantaleón.


También este año, aparece en su tercer película "El Rey de la Serranía" de nuevo, dirigida por Julio Roesset. Ya no volvería a intervenir en el cine, hasta 1926

A comienzos de 1919, forma parte de la compañía de Martínez Sierra que actúa en el teatro Variedades, actuando en las obras "A Campo Traviesa" y "El Corazón Ciego" del propio Martínez Sierra (bueno, en realidad, como se descubrió mucho tiempo después, escritas por su mujer, María Lejárraga).

En 1920, interpreta en el Teatro Eslava el papel de Doña Consolación en la obra de Felipe Sassone, "La Rosa del Mar" y protagoniza "Mamá" de Martínez Sierra. También actúa en la primera representación en Madrid, de una de las mejores obras de Bernard Shaw, "Pigmalión".

En 1921, aparece en el Infante Isabel, en "La Calumniada", en el papel de Mariona, en la obra "El Hombre Desconocido" y en el Teatro Principal de Valencia, en la obra de Muñoz Seca, "El Ardid".

Durante 1922, obtiene un rotundo éxito en tres obras, "¡Al Demonio se le Ocurre!…", "La Noche del Sábado" de Jacinto Benavente, en el papel de Maestá, en donde la actriz principal es la prestigiosa Margarita Xirgu y "La Niña de Gómez-Arias" de Calderón de la Barca, en el papel de la Reina Isabel.

En su papel de Maestá. Popular Film. 6 de enero de 1927. BNE.

Durante 1923, sigue cosechando triunfos, esta vez en la obra "Cristalina" de los Álvarez Quintero, en donde interpreta a la vieja criada.

En la obra "Cristalina" junto a Margarita Xirgu. Mundo Gráfico. 14 de febrero de 1923. BNE.

En 1924, realiza una triunfante gira por Hispanoamérica, junto a Margarita Xirgu. En Puerto Rico, representan la obra "La Pecadora" de Ángel Guimerá. Al final de la representación, a la Xirgu, le entregan un gran ramo de rosas, que en un bonito gesto, va repartiendo entre todas las actrices del reparto.

Durante 1925, interpreta una nueva obra de Guimerá, en un homenaje al autor en el Casal Catalá de Madrid, la obra elegida es "María Rosa" y también participa en un homenaje a Juan Valera. Posteriormente, de gira por Barcelona actúa en "El Beso" de Fernández Ardavín.

Caricatura en el ABC. 18 de marzo de 1925.

Firma con la compañía del teatro Fontalba, en 1926, y aparece en obras como "La Cabalgata de los Reyes" de Muñoz Seca y Pérez Fernández y en "Un Héroe Contemporáneo" de Claudio de la Torre, junto al actor Alberto Romea.

Este mismo año, tras 8 años separada del cine, vuelve a participar en un rodaje, en la película "La Loca de la Casa" de Luis R. Alonso, en el papel de la marquesa de Malavella. La película se estrenaría un par de años después.


En una entrevista concedida a la revista Popular Film, el 6 de enero de 1927, surge el tema de la igualdad de sexos, en la que Ana de Siria, tiene las ideas muy claras. El periodista comenta: "Alabar su inteligencia es servir a la verdad. Y lo aseguro: las mujeres como usted justifican la existencia del feminismo y le favorecen enormemente, porque al convencernos a los hombres de que en el sexo contrario, además de haber belleza en grado sumo, se discurre y se estudia, transigimos con sus ansias niveladoras y hasta les concedemos la libertad que reclama". A lo que Ana de Siria responde firmemente: "Con depresivo gesto de tirano que otorga la gracia de la vida a sus sumisos súbditos, continuando con la administración de los bienes de la esposa. Mientras no se nos permita disponer de lo que es nuestro y se nos humille, como si no discerniéramos, con autorizaciones que son las que dan validez a nuestros actos, el problema se mantendrá en pie, aunque oficialmente se nos honre con los cargos de concejal, diputado, catedrático y académico".

Muy pronto, con la llegada de la Segunda República, Ana de Siria tendrá oportunidad de ejercer sus derechos y conseguir su independencia, pues con la promulgación de la ley del divorcio se separará de su marido Félix Infiesta, en 1933.

Curiosa imagen de Ana de Siria. Popular Film. 6 de enero de 1927.

Las informaciones sobre Ana de Siria, este año, la relacionan con la compañía de Alejandro Maximino, que realiza una gira por el norte de España, en marzo o abril, pero unos meses después, forma parte del elenco del teatro de la Comedia, participando en la obra "¡Usted es Ortiz!" del prolífico Muñoz Seca, junto a los actores Casimiro Ortas, Eloísa Muro, María Mayor y Antonio Riquelme.

En 1928, interviene en dos obras de desigual resultado. La primera "¡Pare usted la jaca, amigo!" de Ramos de Castro, una comedia que consigue un gran éxito, y "El Clamor" de Muñoz Seca y Azorín, que resulta un verdadero fracaso.

A finales de año, actúa en la obra "Napoleón en la Luna" de Sáez y Navarro.

El año 1929, Ana de Siria se une a la compañía de teatro americano de Gómez Hidalgo, que adapta comedias detectivescas y de misterio, del ámbito anglosajón. Entre otras, Ana de Siria trabaja en "La Casa Endemoniada", interpretando a una caricaturesca detective americana, "El Gato y el Canario" y "El Proceso de Mary Dugan". También este año, actúa enl la película "48 pesetas de taxi" dirigida por Fernando Delgado.

Entre 1930 y mediados de 1932, se une a la compañía de la actriz Camila Quiroga, actuando en "La Felicidad de Ayer", "Una Muchacha de Vanguardia", "El Demonio fue antes Ángel" de Benavente y "Ejemplo de Casada", adaptación de la obra "Escola de senyores" de Carlos Soldevila.

Posteriormente, entra a formar parte de la compañía de Lola Membrives, actuando en "Pepa Doncel" y "Santa Rusia" de Benavente y "Cancionera" de los Álvarez Quintero. A finales de año, interviene junto a otros muchos actores, en un homenaje al autor Francisco de Villaespesa, que se encuentra enfermo y ya en 1933, marcha a Sudamérica, para realizar una gira, actuando entre otras en "Lo que Hablan las Mujeres" de los Álvarez Quintero.

Homenaje a Francisco Villaespesa. Ana de Siria se encuentra detrás del autor, sentado.

En 1935, se dedica a la labor de la enseñanza, como profesora del cuadro infantil en la Escuela de Actores de Pérez de León y sigue su carrera teatral, junto a Ernesto Vilches, actuando en "Cascarrabias", "En las Sombras del Harén" y en "Todo Un Hombre".

A final de año, se estrena una película dirigida por Edgar Neville, en la que Ana de Siria interpreta a la señora de Robledillo, su título "El Malvado Carabel".


Poco antes del inicio de la guerra está actuando en la obra "Una Mano Suave" de Borrás e Insúa, junto a un joven Alfredo Mayo.

Durante la guerra, se encuentra en zona leal a la República y desarrolla su actividad tanto en el cine como en el teatro. Así, participa en el rodaje de la película "Nuestro Culpable" dirigida por Fernando Mignoni, producida por el sindicato anarquista CNT, en 1937, en donde interpreta a la mujer del banquero. 


En los títulos de crédito de "Nuestro Culpable" en donde aparece como Ana Siria.

Ana de Siria en "Nuestro Culpable".

En el teatro, participa a finales de 1938, en un homenaje a Benavente, organizado por el sindicato UGT, actuando en la obra "Los Malhechores del Bien".

Al finalizar la guerra, la encontramos actuando en una obra en las antípodas ideológicas, titulada "Amor, Patria, Caridad" de Luis Teijeiro, que se iba a titular "Arriba España" (el crítico del ABC se lamenta del cambio de título) y en donde interpreta a una monja.

Durante este año, también actúa en "Lady Amarilla", "El Centenario" de los Álvarez Quintero y "Campo de Armiño" de Benavente.

En 1940, desarrolla una amplia actividad teatral y vuelve a incorporarse al cine, en el que seguirá de forma continuada, hasta 1945.

En el ámbito teatral interviene en "Espuma del Mar" de Juan Ignacio Luca de Tena, "La Inglesa Sevillana", "Bandera Blanca" de Antonio Quintero, "La Corte de los Truhanes" de Arozamena y Puente, "La Escuela de las Princesas", "La Princesa Bebé", "Aves y Pájaros" y "Los Intereses Creados" de Benavente, "Muchachas de Blanco" y "Lady Frederick" una adaptación de William Somerset Maugham. 

Para el cine trabaja en "Salomé" dirigida por Feliciano Catalán, en el papel de Doña Severiana y en la adaptación al cine de la obra de Benavente "La Malquerida", en el papel de doña Isabel y dirigida por José López Rubio.

El año 1941, sigue la misma pauta que el anterior, participando en dos películas, mientras sigue actuando en el teatro, en la compañía de Asquerino y López Heredia. Entre otras aparece en "Así son Todas", "La Fuerza Bruta", "Crispín y su compadre", "El Collar de las Estrellas", "Lo que tú quieras", "La Condesa Maribel", "El Crimen de la Calle Serrano", "Ella y el Duque", "La Eterna Enamorada", "Lo Cursi", "La Mariposa y la Llama", "La Noche del Sábado" y "Vidas Cruzadas".

Carteles publicitarios. 

Cartel de Pepe Conde. Su nombre aparece mal escrito, como "Ana de Liria".


En el cine, vuelve a ser dirigida por López Rubio en la película "Pepe Conde", en el papel de condesa de Arco Luengo y en "El Secreto de la Mujer Muerta" de Ricardo Gutiérrez, que se estrenó en 1942 y en donde trabajó junto a su hijo Julio.

En el año 1942, interviene en el rodaje de una polémica película "Rojo y Negro" de Carlos Arévalo, en el papel de la señora de Hidalgo y en "Idilio en Mallorca" de Max Neufeld, junto a Julia Lajos.

En la escena actúa en "La Condesa María", "Entre Vestidos que Danzan" y "Los Cachorros", tres obras de su propia compañía formada junto a su hijo.

El año 1943, marca su participación en una película de inmenso éxito, dirigida por el gran Rafael Gil, que adaptaba al cine, la ya triunfal obra teatral, estrenada en 1940, "Eloísa Está Debajo de un Almendro" de Jardiel Poncela. En ella, interpreta a Micaela, la tía perturbada de una excéntrica familia. Su actuación es muy teatral, pero casa bien con los excesos del personaje, con una estética llamativa, imponente paseando a sus galgos. Con ella, algunos compañeros de blog: Juan EspantaleónAlberto Romea y Juan Calvo.






Junto a Amparo Rivelles, protagonista de "Eloísa Está Debajo de un Almendro".


A finales de 1943, también se estrena "Café de París" de Edgar Neville, con el que vuelve a colaborar, casi diez años después de "El Malvado Carabel", y en donde aparece nuestra dama Neville, Julia Lajos. Mientras tanto, en el teatro interviene en "Un Capitán Español".

El director Rafael Gil vuelve a reclamarla, en 1944, para participar en el rodaje de "Lecciones de Buen Amor", protagonizada por Rafael Rivelles. Y este año rueda tres películas más, "El Hombre que las Enamora" de José María Castellví, interpretada por Armando Calvo, "El Rey de las Finanzas" de Ramón Torrado y "El Doncel de la Reina" de de Eusebio Fernández Ardavín, que se estrenaría en 1946. En la escena teatral, aparece de nuevo en una obra de Benavente, "Campo de Armiño".

En 1945, interviene en la película "Su Última Noche" de Carlos Arévalo, en el papel de Doña Ana, de nuevo junto al actor Juan Espantaleón. A partir de este momento, se dedica únicamente, al teatro, volviendo al cine sólo una vez más. 

Su trabajo en la escena junto a compañías de prestigio, como la de María Fernanda Ladrón de Guevara, la de Ana Adamuz y Luis Hurtado, e incluso, en 1947, con compañía propia junto a Luis Roses, es muy abundante. En 1946 y 1948, interviene en "El Amor del Perro y el Gato", "La Mujer X", "Rosas de Otoño", "Dos Cigarrillos en la Noche" de Luca de Tena, "Alfilerazos" y "La Infanzona" de Benavente y "Sabela de Cambados".

En 1948, realiza su última aparición en el cine, en la película "Sobresaliente" dirigida por Luis Ligero Pozas, hijo de los actores Miguel Ligero (protagonista de la película) y Blanca Pozas, en el papel de Doña Leonor. La película se estrenaría en 1953, cuando Ana de Siria ya había fallecido.

Cartel de su última película.

Sus últimos años los dedica al teatro. En 1949, actúa en "La Enemiga", una adaptación de la obra de Nicodemi. Un año después, interviene en la obra "La Risa Loca" de Adolfo Torrado.

Publicidad de la última obra de Ana de Siria. ABC. 9 de febrero de 1951.

El año 1951, actúa nuevamente en una obra de Benavente, "La Ciudad Alegre y Confiada". Tristemente será su última actuación. Ana de Siria murió el 15 de diciembre de 1951, en Madrid, sin que los medios se hicieran eco, cuando había aparecido en ellos, hasta hacía pocos meses. Dos líneas, entre otras noticias triviales, curiosamente encontradas en "La Vanguardia", del día 16 de diciembre, me han permitido conocer la fecha de su fallecimiento. Bajo el titulo "La Vanguardia en Madrid", Madrid 15, 12 noche (Servicio especial por teletipo directo de nuestra Redacción) aparece el apartado "En pocas líneas", insuficientes sin duda, para reseñar la carrera y la vida de alguien que estuvo hasta el último momento en los escenarios. 

La muerte de Ana de Siria, dos líneas, entre una nevada, el juego y unas becas.

Desconozco dónde fue enterrada. No aparece en los archivos de los cementerios municipales, por lo que, o bien, su tumba ya no existe o fue enterrada en alguna de las Sacramentales de Madrid.














María Bru

Escrito por actoresdenuestrocine 24-12-2015 en Cine español. Comentarios (0)



La actriz María Bru Aguirre, su nombre completo, nació en Valencia, el 1 de septiembre de 1885. Hija del director del Hospital Provincial, Enrique Bru y de Ana Aguirre Matiol, miembro de ilustre familia del Grao, (su hermano José fue el naviero, comerciante y escritor), comenzó a actuar en su ciudad natal, y pronto se traslada a Madrid, gracias a la amistad de sus padres con la actriz Rosario Pino, en dónde afianza su carrera en los escenarios. Actriz eminentemente teatral, nutrió como muchos de sus compañeros, las pantallas cinematográficas, con total eficacia.

Las primeras referencias que he encontrado se remontan al año 1907 formando parte de la compañía del Teatro Español, actuando, además de junto a Rosario Pino, con Antonia Plana y Emilio Thuillier, en la obra de los Hermanos Álvarez Quintero, "Los Galeotes", en el papel de la señora Gervasia.

Hasta principios de la siguiente década, probablemente interviene en multitud de papeles quizá poco destacados, afianzando su carrera.

En septiembre de 1912, los periódicos anuncian su vuelta de una exitosa gira por Argentina, en la compañía de Tallaví- Plana-Llano y además, añaden que se ha casado recientemente con otro actor de la compañía, Pedro González. 

Un par de años después, a finales de junio o primeros de julio de 1914, nace su hija María de la Asunción. A finales de ese año, trabaja en el Teatro Principal de su ciudad natal, obteniendo un gran éxito en la obra "Las Pecadoras", en el papel de Doña Manolita, ya integrada en la compañía de Plana-Llano.

A finales de 1916, la prensa reseña una curiosa noticia, María Bru hereda 70.000 pesetas, de un lejano familiar cubano, si bien, sigue trabajando como si nada…

El Día. 20 de agosto de 1917. BNE.

En 1917, deja la compañía de Antonia Plana y firma contrato con Vilches, para actuar en el Teatro Princesa. Este año participa entre otras en las obras, ”Los Caminos de Roma” y “El Ascensor”. 

En 1919, actúa en la tradicional puesta en escena del Don Juan Tenorio, en el papel de Brígida, en el Teatro del Centro.

A principios de los años 20, trabaja con Margarita Xirgu, actuando en una reposición de la obra de Jacinto Benavente, "La Noche del Sábado". Con esta misma actriz y su compañía realiza, de nuevo, una gira por Sudamérica y poco más tarde, a finales de 1922, se incorpora, junto con su marido, a la compañía del teatro madrileño Infanta Isabel, dónde obtendrá sus mayores éxitos.

Su actividad en esta época es febril. Así, sin ánimo de ser exhaustivos, entre 1922 y 1927, aparece en  “La Prisa”, "El Paraíso Cerrado", “El Señor Cura”, “Alcalá de los Gandules”, “La Escena Final”, “Que Baje San Isidro”, “La Simpatía”, “La Mano de Alicia” y “Suéltate el pelo, Rosario”.

Caricatura de María Bru. Hemeroteca ABC. 3 de marzo de 1927.

A finales de 1928, ya forma pareja artística con Pepe Isbert, con quien formará una Compañía de comedias, con la que lograrán grandes aplausos hasta finales de los años 30, en obras (muchas de ellas, de Arniches y Muñoz Seca) como “Lola y Loló”, “El Alfiler”, "Pégame, Luciano", “La Eterna Invitada”, “El Señor Badanas”, “Déjate Querer, Hombre”, “Mi distinguida Familia”, “El Fakir” y “Tú y Yo, Solos”, entre muchas otras. Destaca su papel principal en "La Condesa Está Triste" de Arniches. 

En la obra "El Padre Alcalde". Estampa. 14 de octubre de 1930. BNE.

Estampa. 3 de junio de 1930. BNE.


En vísperas de la proclamación de la Segunda República, en 1931, Brú triunfa, junto con Isbert, en la obra de Muñoz Seca “Todo Para Ti” y a finales de ese año, actúa en una nueva obra de los Hermanos Álvarez Quintero, "El Peligro Rosa" y en otro estreno de Muñoz Seca, "El Drama de Adán".

Ademas, ese mismo año, realiza su primera aparición en una película, también al lado de Pepe Isbert (con el que aparecería en 8 películas más), en “La Pura Verdad”, dirigida por Manuel Romero (aunque también algunas fuentes acreditan a Florián Rey) en las películas que la Paramount realizaba en Joinville (Francia) para el público hispano-hablante. El film se estrenó en diciembre de 1931 en Barcelona y un año más tarde, en Madrid.


Estreno de "La Pura Verdad" en Barcelona. Hemeroteca La Vanguardia 30/12/1931.

En 1932, destaca su actuación en "Equlibrios", siempre con Pepe Isbert y esta vez, también con la gran Julia Lajos.

María Bru y una estilizada Julia Lajos en la obra "Equilibrios".

En 1933, aparece como una de las actrices (junto a Julia Lajos, Eloísa Muro o Isabel Garcés) a las que se realizó una encuesta para la revista Blanco y Negro, con la sesuda pregunta “¿Cómo enfocaría usted el problema politico de España, si llegase a ser Presidente del Consejo de Ministros?”, lo que da una idea de cómo los actores expresaban sus opiniones políticas y como se tenía en cuenta la opinión de la mujer, que acababa de obtener el derecho al voto. La respuesta de María Bru sigue siendo de actualidad: "Proporcionando a todos los españoles un trabajo digno y bien remunerado. Del trabajo proviene la salud; de la salud, la alegría; de la alegría, la serenidad de espíritu y de la conciencia…"

En el teatro, actúa con Pepe Isbert en "El Niño de las Coles" y "El Refugio" en 1933 y el año siguiente en la famosa obra de Jardiel Poncela, "Angelina o el Honor de un Brigadier", así como en "Rusia en Albacete", junto a López Somoza, con quién actuaría en varias obras a lo largo de los años 40, "El Difunto es un Vivo " (que posteriormente se adaptaría al cine) o "Caramba con la marquesa". La crítica del diario La Nación resaltaba: "María Bru tiene la extraña virtud de naturalizar cuanto interpreta, desde lo que es de carne y hueso hasta los tipos que están confeccionados con trapos y serrín. Y en el que le tocó en la obra estrenada anoche, que tiene de todo, realizó una labor que la acredita, una vez más, de buena cómica".

Con Pepe Isbert en "El Niño de las Coles" Nuevo Mundo. 27/01/1933. BNE.

Con su inseparable Pepe Isbert, en "El Refugio" de Muñoz Seca.
Mundo Gráfico. 19/04/1933. BNE.


En 1935, el 8 de marzo, muere de una pulmonía, su marido el actor Pedro González, a los 45 años. En la noticia sobre su muerte se menciona un hijo, y ninguna referencia a su hija Asunción. Pero el espectáculo continúa, y una semana después, la podemos encontrar trabajando, en el teatro Benavente, en la obra “El Gran Ciudadano” de Muñoz Seca y posteriormente en “El Padre Soltero” y “Los Gansos del Capitolio”. 

Heraldo. 14 de marzo de 1935. BNE.

Poco antes del inicio de la Guerra Civil, Bru actúa en la compañía de Pepita Meliá y Benito Cibrián.

Ese mismo año, interviene en la adaptación al cine de la obra de Quintero y Guillén, "Morena Clara", estrenada el año anterior por la actriz Carmen Díaz. La película es dirigida por Florián Rey, e interpretada por Imperio Argentina, y en donde María Bru, interpreta a Doña Teresa, la madre del protagonista, un divertido papel, impostando un agradable acento andaluz, como mandaban los cánones. 

Revista Cinegramas. 2 de febrero de 1936.

Morena Clara se convertiría en uno de los mayores éxitos del cine español, siendo estrenada el 11 de abril de 1936 y permaneciendo en cartel hasta marzo de 1937, en plena guerra civil. El éxito de la película hizo que se volviera a reponer en el teatro en la compañía de Meliá-CIbrián, con Pepe Isbert y la propia María Bru.

María Brú (esta vez con acento) en el reparto de Morena Clara.

En una entrevista a Rafael Alberti, en septiembre de 1936, María Bru se menciona como miembro del elenco, que va a participar en las representaciones programadas por la Alianza de Intelectuales Antifascistas, junto con otra valenciana, pionera realizadora de cine, Helena Cortesina y actores como Manuel Arbó. Así actúa en la obra "Al amanecer" de Rafael Dieste, en octubre de 1936.

Ya en 1939, María Bru está de vuelta en los escenarios, con obras como “Anacleto se Divorcia” y “Mi Cocinera".

En el cine, participa en un papel destacado en una de las primeras producciones tras la guerra civil, rodada en septiembre de 1939, titulada "Eran Tres Hermanas", dirigida por Francisco Gargallo, interpretando el papel de Carlota.


En los años 40, realizará la práctica totalidad de sus apariciones cinematográficas, participando en 19 películas. En el teatro, vuelve a trabajar con López Somoza en obras como "Celedonio se Divierte" o "Y vas que ardes".

Comienza la década, volviendo a trabajar con el director Francisco Gargallo, en "El Sobre Lacrado", estrenada en noviembre de 1941, interpretando a Madame Duval, y junto con su compañero en el teatro, Pepe Isbert. 

Original cartel de "El Sobre Lacrado".

En 1942, interviene en dos películas, "Madrid de mis Sueños" de Max Neufeld y "Aventura" de Jerónimo Mihura, si bien, esta última se estrenará en 1944. De nuevo, en esta película trabaja con su inseparable Pepe Isbert. 

El año 1943 es el más prolífico de su actividad cinematográfica, actuando en siete películas. 




Trabaja para el director Ladislao Vajda, en dos películas, primero, junto a la malograda Mary Santamaría, en "Se Vende un Palacio" y a final de año, en "Doce Lunas de Miel" (que se estrenaría en enero de 1944), en el papel de doña Flora.

Junto a Mary Santamaría y Roberto Rey en "Se Vende un Palacio". Al fondo, una risueña, Julia Lajos y la magnífica calva de Félix Fernández.

También actúa, de nuevo para Florián Rey, en tres películas. La primera en estrenarse fue “Ídolos” (1943), que obtuvo un notable éxito, interpretada por Conchita Montenegro. Posteriormente, aparece en un papel de curioso nombre "Soledad la Sonaja" en "Ana María" y por último, en "Orosia", estrenada a finales de enero de 1944.

Caracterizada para su papel en "Orosia".

En 1943, también intervino en "Deber de Esposa" dirigida por Manuel Blay, como la señora de Migueláñez y en "Fin de Curso" de Ignacio F. Iquino, en una pequeña colaboración.

En 1944, Ladislao Vajda, gran director, más conocido por su inquietante película "El Cebo", la sigue reclamando y vuelve a dirigirla en "Te Quiero Para Mí", en donde María Bru vuelve a encontrarse con Pepe Isbert, en una película interpretada por Isabel de Pomés y Antonio Casal y en "El Testamento del Virrey", en donde coincide con… Pepe Isbert.

Finaliza el año trabajando en "El Camino de Babel", en el papel de Doña Luisa, dirigida por Jerónimo Mihura. 

El siguiente año realiza su primera actuación en una exitosa película de Edgar Neville, “La Vida en un Hilo” (1945) interpretada por la famosa pareja Conchita Montes-Rafael Durán y en realiza un trabajo excepcional otra gran actriz de carácter, protagonista de este blog, Julia Lajos.


María Bru encarna al personaje de Doña Encarnacion. En esta película, según el libro "Edgar Neville: Duende y Misterio de un cineasta español", Neville: "conecta de manera decidida con su labor como humorista al integrar en la trama, más concretamente en el entorno familiar de Ramón (Guillermo Marín), a los personajes de Doña Encarnación (María Bru) y Doña Purificación (Eloísa Muro), quizá sus dos creaciones más célebres para La Codorniz".

Por otra parte, su carrera en los escenarios sigue cosechando éxitos, especialmente con “Así es la Viuda” y “Se vende por Pisos”. En los años 40 también destacó en “Marramiau”, “El Niño de las Coles”, “Lo Que Nunca Fue Mío” y “Las de Abel”.

En la obra "Así es la Viuda". Hemeroteca ABC. 5 de noviembre de 1946. 

A finales de 1945, trabaja con otro exitoso director de la época, Juan de Orduña en la película "Mi enemigo el Doctor", que se estrenaría bastante tarde, en marzo de 1948 y que no obtuvo buenas críticas. En este película interpreta a la abuela Doña Rita, gran fumadora de puros.


Su actividad cinematográfica empieza a declinar, y realiza prácticamente una película por año, a partir de 1946 y hasta su retiro en 1951.

La encontramos en "Cero en Conducta" dirigida en 1946 por Fedor Ozep y el siguiente año vuevle a trabajar con Neville, en su reconocida película "Nada".

Tras un paréntesis en 1948, vuelve a participar en el papel de la tía Josefa en el rodaje de "La Revoltosa" dirigida por José Díaz Morales, producida en 1949 y estrenada en marzo de 1950. En 1949, inicia el rodaje de "En el Nombre del Padre" dirigida por Luis Marquina, pero la película no llegó a buen término.  

En los 50, prácticamente dice adiós a su carrera cinematográfica, apareciendo, como la señora Grant, en "El Sótano" (1950), dirigida por Jaime de Mayora,“ Duda” (1951)  de Julio Salvador y “Me Quiero Casar Contigo” (1952) de Jerónimo Mihura. Algunas fuentes también citan su aparición en Ronda Española, en 1951 del director Ladislao Vajda, si bien, no aparece acreditada en la base de datos de cine del Ministerio de Cultura. Es probable que aparezca en un pequeño papel, en la que sería su última aparición en el cine, en una película en la que también intervenía su inevitable compañero, Pepe Isbert.

Mientras tanto, continúa su labor interpretativa en el teatro, en “El Termómetro Marca 40”, “Seis Despistados en Buscas de Amor” y “El Lazarillo Ciego”. 

El 6 de enero de 1956, participa en la cena organizada por la Casa de Valencia, coo homenaje a los artistas valencianos del teatro y del cine, junto a sus paisanos Rafael Rivelles, Amparo Martí o Isabel Pallarés.

En 1957, su nombre aparece como una de las colaboradoras en funciones a beneficio de los damnificados de la riada de Valencia, su ciudad de origen, junto a multitud de profesionales del cine y el teatro, algunos de ellos también valencianos, como Rafael Rivelles, Jorge Mistral o Fernando Vizcaíno Casas.

En los años 60, su labor se reduce, si bien, en 1961, aparece en la puesta en escena de “Los Intereses Creados” de Benavente, en el papel de Doña Sirena, en cuya reseña periodística se habla de “las ocho décadas admirables de María Bru”. 

Su carrera cinematográfica, quizá incluya una película más (aunque creo que se trata más bien de un error, por similitud quizá con el nombre de otra actriz) sin acreditar, si bien es difícil determinar cuál. Una de las fuentes cita, “Chantaje a un Torero” del año 1963, pero erróneamente consigna como director a Enrique L. Eguiluz, cuando su directo fue Rafael Gil, y su nombre no aparece en la base de datos de cine, mientras que la otra fuente disponible, cita “Chantaje a un Asesino”, dirigida por el mismo Eguiluz, de la que no he encontrado referencias, y que aparece producida el año 1968, cuando María Bru ya había fallecido...

María Brú murio en Madrid, el 8 de abril de 1966, un sábado de Gloria y su muerte como muchas otras, pasó desapercibida para la prensa, a pesar de su presencia casi constante en sus páginas durante décadas. Tan solo una esquela publicada en el ABC, cuatro días después de su muerte, anunciando un misa en su memoria, permite conocer la fecha de su fallecimiento. No se menciona a sus hijos, sólo a los nietos y una hermana. Fue enterrada en el cementerio de La Almudena, Cuartel 71. Manzana 31. Letra A. En su tumba aparece enterrado Álvaro González Bru, pero, curiosamente, se trata de un sobrino.

Foto Cortesía de Javier Jara

Foto Cortesía de Javier Jara.


Hemeroteca ABC. 12 de abril de 1966.


Julia Lajos

Escrito por actoresdenuestrocine 05-11-2015 en actriz. Comentarios (0)


La inconmensurable Julia Lajos. Mundo Gráfico 12 de septiembre de 1928. Prensa Histórica


EL NACIMIENTO Y LOS INICIOS

Sobre el lugar y la fecha exacta de nacimiento de Julia Lajos ha reinado la confusión, aunque hay que resaltar, que la entrada realizada por Vicente Ponce sobre Julia Lajos, en el "Diccionario del Cine Español" publicado por la Academia de Cine, recoge correctamente sus datos biográficos. Para el lugar, había dos candidatos: Villagarcía de Arosa (Pontevedra) y Villagarcía de Campos (Valladolid). Sobre la fecha, el año oscilaba entre 1894 y 1895. La confirmación sólo podía venir del Registro Civil. Pues bien, tras realizar las oportunas consultas, se puede afirmar que Julia Lajos nació en Villagarcía de Campos, el día 24 de febrero de 1895, a las tres de la mañana, siendo registrada con el nombre de Juliana Julia Lajo Martín.

Posteriormente, tomaría el nombre artístico de Julia Lajos, añadiendo una "s" a su apellido. 

Miembro de una familia humilde, sus padres fueron Mateo Lajo Santamaría y Jesusa Martín López, originarios de Velliza y de Villabrágima, en Valladolid.

Según el libro "Las estrellas de nuestro cine", debutó muy pronto en los escenarios, en 1909, es decir, a los 14 años, con la obra "Don Juan Tenorio", en la compañia de Gómez Ferrer.

Las primeras referencias que he encontrado en las hemerotecas digitales se remontan a 1913. El diario "El Eco de Navarra" del 19 de marzo, la incluye entre el elenco de la compañía del actor Francisco Gómez Ferrer, apareciendo con el nombre de Julia Lajo. Pocos meses después, la encontramos en la compañía de zarzuela de Julio Maté y un año después, formaba parte de la compañía del prestigioso actor Salvador Videgaín.

En una entrevista al diario Región del 8 de noviembre de 1927, recuerda su papel como Moncha, en "La Casa de la Troya" estrenada en 1916, en el teatro Campoamor.

No he encontrado más referencias sobre ella hasta 1920. En una entrevista concedida en 1930, comenta que se retiró de los escenarios durante tres años, aunque no menciona los motivos, es posible que se produjera durante esta época. 


LOS AÑOS 20

En esta década empieza a destacar y se considera que es una actriz que "promete mucho", si bien algunas reseñas ya la calificaban de "prestigiosa actriz. 

En 1920, Julia trabaja en la compañía teatral de Francisco Viu, en dónde aparece entre otras en "Amor de Reina", una adaptación de la obra de Víctor Hugo, "María Tudor". Otras obras de sus inicios son "El mundo es un pañuelo", "El triunfo de la carne" de Rusiñol o "La doctora", en el teatro Eslava de Valencia.

Una de sus primera imágenes, a los 26 años, aparecida en Mundo Gráfico (13/04/1921) hemerotecadigital.es


Ese mismo año y el siguiente aparece en la portada de Mundo Gráfico en dos ocasiones, calificándola en una de ellas como "notable actriz".


Mundo Gráfico nº 528. 14 de diciembre de 1921. Hemeroteca digital.

Mundo Gráfico nº 565. 30 de agosto de 1922. Hemeroteca digital.


En unos pocos años, Julia Lajos se convertirá en una de las actrices más solicitadas, recibiendo críticas elogiosas, en una carrera teatral que abarcará más de 40 años, actuando junto a los más famosos intérpretes y en obras muy diversas de autores reconocidos. En febrero de 1921, aparece en el elenco de la obra "Las Nubes". La crítica ya alaba su forma de interpretar: "Julia Lajos dio su personaje con esa suave y limpia naturalidad que es su mayor encanto" (Mariano Daranas). Como curiosidad, en el diario "Informaciones de Madrid", se recoge un donativo de dos pesetas realizado pro Julia Lajos, para el homenaje a Jacinto Benavente, por su entrada en la Academia.


Su presencia se hace más notoria y se constata su facilidad para la comedia, la opereta, el vodevil y los dramas de época. 


Revista El Teatro. Año 1925.


A lo largo de la década, pasa por varias compañías, sin duda, en búsqueda de mejores papeles, trabajando en el Cómico, en el Lara, el Eslava de Valencia o el Infanta Isabel, y en las compañías de Pepe Romeu y Samuel Crespo, entre otras. Participa en multitud de obras, entre otras, en el vodevil "El Paraíso Cerrado" y en la exitosa comedia "Que no lo sepa Fernanda".

En 1925 es reclamada por el empresario José Juan Cadenas, para la inauguración del nuevo Teatro Alkázar, que se realizó el 27 de enero de ese año, con la obra "Madame Pompadour", que supuso un triunfo personal para la actriz.


Las tiples del Teatro Alkázar. La Esfere 28 de febrero de 1925. BNE.


En las siguientes imágenes en su papel en la obra "Madame Pompadour".

Mundo Gráfico 29 de abril de 1925. BNE.

Revista Elegancias. Mayo de 1925. BNE


Ese mismo año, también destaca en las obras "El Collar de Afrodita", "Las Amorosas" y "El As". 

En 1926, realiza su primera incursión en el cine, en la película "La Malcasada" dirigida por el periodista Francisco Gómez Hidalgo, en dónde interpreta a Andrea Chenieff, la cantante rusa. Estrenada a principios de 1927, fue polémica por circunstancias políticas y parece que reflejaba por primera vez en una película española, la historia de un divorcio, sin aspavientos, ni moralina. 

La Esfera. 11 de diciembre de 1926. BNE.


Hasta 1930, también podemos reseñar, su actuación teatral en "Béseme usted", "Cada uno en su casa", "Dios los cría", "El mal amor" y "Trece onzas de oro", sin ánimo de ser exhaustivo. 


UNA MUJER CON PERSONALIDAD

En esta época, podemos vislumbrar, a través de algunas entrevistas y de diversas noticias, la personalidad de Julia Lajos. Se muestra como una mujer activa, implicada en la sociedad en la que vive e independiente, que firmemente busca su sitio en el mundo de la escena. Sus declaraciones muestran a una mujer que tiene otro papel en la sociedad, más decidido, y a la vez, con actitudes todavía tradicionales. En una encuesta a las actrices, sobre los motivos por los que dejarían el teatro, Julia comenta que: "es posible que lo dejara (pero sólo posible) por un hogar tranquilo y dichoso". 

En una entrevista concedida a "La Gaceta de Tenerife", en marzo de 1930, vemos a una mujer con opiniones sobre diversos temas, y que valora su carrera, que rompe el rol de mujer que sólo se dedica a "sus labores", sin otras pretensiones. Así, igual opina que no importa que la mujer fume, pero sin caer en el vicio, como los hombres, que considera que la mujer moderna, con las libertades y la indiferencia pierde "espíritu femenino". En esta entrevista también encontramos el probable origen del error en su lugar de nacimiento, ya que el periodista le pregunta su lugar de origen, y la respuesta es "Villagarcía de Arosa", probablemente, un error al tomar notas. 


La Esfera 8 de octubre de 1929. BNE. Moderna estilo francés. 

La Esfera 28 de junio de 1930. BNE. Con mantilla, pero con un corpiño atrevido.


En otras reseñas de la prensa de la época, encontramos a Julia Lajos, como Vocal del Sindicato de Actores, o participando en un "acto abolicionista", que a pesar del nombre, no tiene nada que ver con la esclavitud, sino con la erradicación de la prostitución, con un mensaje a favor de la igualdad de sexos ante la ley, en donde, además se leían "poesías sociales", o comentando sus motivos para hacerse cómica, ligados a la necesidad de independencia económica.

La Esfera. 26 de febrero de 1927. BNE.

Diario "La Libertad" 15 de diciembre de 1926. BNE.

En la entrevista mencionada al inicio del artículo, al diario Región, menciona sus naturales ambiciones de triunfar en su carrera, para ganar dinero: "todo ese dinero que cuesta el mantener cómodamente a unos padres querídisimos y el abrigo de Worth, el traje de Lauvine…" Una mujer con responsabilidades familiares, pero que no desdeña las comodidades y su gusto por la moda, que le permite el dinero ganado con su trabajo. 

En estos años, su imagen caricaturizada aparece en dos publicaciones, una en el diario "El Imparcial" y otra en la revista "Comedias". En los cercanos años 30, también encontramos algunas declaraciones personales. En la revista "Blanco y Negro" del 19 de marzo de 1933, se pregunta tópicamente a algunas actrices de la época ¿Cómo sería su marido ideal?, a lo que Julia Lajos contesta: "Aquel que sepa tratar a la mujer con la máxima consideración y el máximo respeto. Esto ante todo y lo primero".

El Imparcial 17 de diciembre de 1924. BNE

Revista "Comedias" nº 116 mayo de 1928. Caricatura de Tovar.



LOS AÑOS 30

Julia Lajos en los años 30. Revista Blanco y Negro. 

En 1930, la carrera teatral de Julia Lajos sigue cosechando triunfos e incluso su participación en obras mediocres es lo único que salva la crítica. Forma parte de la compañía del cantante Pepe Romeu, actuando en algunas zarzuelas y numerosas comedias, género en el que la propia actriz se siente muy cómoda. De hecho en una de las entrevistas menciona que dejó la opereta, porque consideraba que no encajaba y que su lugar estaba en las comedias. Aparece en "Vidas Cruzadas" "Pepa Doncel", "Los Flamencos" y "¡Atrévete Susana!", entre muchas otras. En este año, deja la compañía de Romeu uniéndose a la de Luis Echaide.

Una sofisticada Julia Lajos. Revista Blanco y Negro. 1934.

En una entrevista a "La Gaceta de Canarias" del 8 de marzo de 1930, se le pregunta si le hubiera gustado ser artista de la pantalla y curiosamente responde: "Como gustarme sí, mucho. Pero para dedicarse al cine hay que empezar muy joven (…) las (mujeres) que hayan de admitirse para trabajar ante la pantalla tienen que ser mujeres más bien delgadas, espirituales (…) Mi opinión es que el cine en España está muy atrasado. Ahora ha comenzado algo, pero falta mucho para perfeccionarse. Ante todo, faltan directores, eso es lo principal". Afortunadamente, su carrera y su personalidad, se impusieron a estas impresiones, de forma que, a mediados de julio, parte para Alemania, para el rodaje de la que sería su segunda película y la primera sonora. En una de las primeras coproducciones rodada en los estudios de la UFA (antes de la llegada de Hilter al poder), titulada en su estreno en Barcelona, "El Amor Solfeando", si bien, este nombre no tendría fortuna, apareciendo posteriormente anunciada con el título de "El Profesor de mi Mujer" e incluso como "El Profesor de mi Señora", dirigida en un principio por Robert Florey y parece que más tarde por Armand Guerra (un director valenciano, cuyo verdadero nombre era José Estivalis Cabo, más conocido por la película "Carne de Fieras"), ya que aparecen ambos acreditados, según las fuentes. La película fue estrenada en octubre de 1930, siendo interpretada por Alady (otro comediante valenciano, luego conocido como el rey del Paralelo, y la estrella Imperio Argentina junto al galán Valentín Parera.



Sin embargo, esta película tampoco tendría continuidad y Julia Lajos continúa su larga carrera teatral. Su nueva toma de contacto con el cine se producirá 10 años después. 

En una escena de la obra de Muñoz Seca, "Equilibrios", junto a María Bru.

En esta década, realizará multitud de interpretaciones, entre muchas otras, en: "Equilibrios", "Lo cursi", "Esta noche me emborracho", "Las Brujas", "Los Intereses Creados" (en la compañía de Manuel Paris), "Shanghai", "La Espía Blanca", una comedia sobre la Rusia de los sóviets, "Anacleto se divorcia" o "¿Por qué te casas, Perico?".

Si bien, sus actuaciones más destacadas sean en varias obras de Enrique Jardiel Poncela. En 1934, interpreta el personaje de Marcela en "Angelina o el Honor de un Brigadier", y en 1939, actúa en "Carlo Monte en Montecarlo",  en "Un Marido de Ida y Vuelta" y en "Cuatro Corazones con Freno y Marcha Atrás".


LOS AÑOS 40: LA "DAMA NEVILLE"

En mayo de 1940, Julia Lajos retoma su relación con el cine, que esta vez ya no abandonará hasta su retiro. En dicha fecha, rueda la película "¡Rápteme usted!" dirigida por Julio de Fleischner, en donde interpreta a Doña Amalia, la madre de Elenita.


También en 1940, la encontramos actuando en una revista musical, junto a Celia Gámez, de gran éxito, "La Cenicienta del Palace" y posteriormente en un homenaje al autor Pedro Muñoz Seca (asesinado durante la guerra civil, en Paracuellos), actuando en "El Roble de la Jarosa".

En 1941, interviene en la adaptación de la novela de Margaret Mitchell, "Lo que el viento se llevó" realizada por Cayetano Luca de Tena. 

Al año siguiente inicia su actividad teatral actuando en la famosa comedia "La Venganza de Don Mendo". En el cine, participa en "Éramos siete a la mesa" de Florián Rey, película que no recibe buenas críticas y tammbién participa en el rodaje de "Dilema" de Ramón Quadreny, pero la película no llega a acabarse. Sin embargo, 1942, será importante porque marca el inicio de la relación cinematográfica entre Julia Lajos y el director de cine, Edgar Neville, que contaría con ella, aprovechando como nadie su vis cómica y su naturalidad, en ocho de sus películas. Entre febrero y julio de ese año, participa en el rodaje de "Correo de Indias", interpretando el personaje de Paca, la portuguesa, un papel a su medida, estableciendo un perfecto dueto con el magistral Juan Calvo. 

Como Paca, la portuguesa, en "Correo de Indias"

El año 1943, se estrena "Idilio en Mallorca" dirigida por Max Neufeld y a final de año, vuelve a trabajar con Neville en "Café de París", en el papel de Colette, si bien, la película se conserva incompleta.



La primera colaboración entre Julia Lajos y Neville. 

Anuncio del próximo estreno de la segunda película que rodó Julia Lajos con Neville.


Entre estas dos películas también aparece en "Se vende un palacio" del estupendo director Ladislado Vajda y "Rosas de Otoño" del prestigioso Juan de Orduña. 


Sarita Montiel, Julia Lajos y Guadalupe Muñoz Sampedro. Fuente: Infomontiel


Durante 1944, no baja el ritmo y encontramos a Julia trabajando en "Deber de Esposa" de Manuel Blay, "Orosia" de Florián Rey, "Empezó en Boda" de Raffaello Matarazzo, con el protagonismo de una jovencísima Sara Montiel y "La Vida Empieza a Medianoche" de Juan de Orduña, con un papel a su medida.

En dos escenas de "La Vida Empieza a Medianoche" 


Si bien, este año es particularmente significativo, por su papel en una película mítica del cine español "La Torre de los Siete Jorobados" con su director fetiche, Edgar Neville. Su papel es el de Magdalena, madre de la artista de jocoso nombre "La Bella Medusa". En palabras de Juan Carlos Alquézar, autor del imprescindible blog Lady Filstrup, incluídas en el libro que acompaña a la edición restaurada de la película: "Julia Lajos da vida al arquetipo de la señora de mediana edad, algo entrada en carnes, vitalista, que no disimula sus apetitos…". También este año, actúa en la obra coral "Hotel Terminus" rodeada de un amplio elenco de magníficos actores.

Junto a Antonio Casal, en "La Torre de los Siete Jorobados", disfrutando de una buena mesa.


El año 1945 es uno de los más prolíficos de Julia Lajos, estrenándose 8 películas en las que ella participa. A finales de 1944, empezó el rodaje de un nuevo trabajo para Neville en una de sus películas más aclamadas "La Vida en un Hilo", estrenada en abril de 1945. Está magnífica en el papel de Madame Dupont, una adivina que hace ver a Conchita Montes, como habría sido su vida, si hubiera tomado una decisión diferente, en apariencia trivial. 

El trío protagonista de "La Vida en un Hilo".


Julia Lajos en su papel de Madame Dupont.


En abril de ese año, de nuevo trabaja para Neville en otra de sus películas más conocidas "Domingo de Carnaval", en el papel de Julia. 


En el magnífico libro "Edgar Neville. Duende y Misterio de un Cineasta Español" de Christian Franco Torre, hace referencia a la importancia de los secundarios en el cine de Neville y a su tendencia a trabajar con un grupo de actores bien definido, al estilo de una compañía estable de teatro (algo que recuerda inevitablemente a John Ford). En lo tocante a Julia Lajos, el autor refiere: "Neville se sirve de su físico rotundo y su particular voz aflautada para encarnar a dos tipos de personajes. Por un lado, mujeres de mediana edad, antipáticas y volubles, generalmente solteronas o madres de hijas malcriadas, con un punto de avaricia y hechuras de antagonista, como los que interpreta en Correo de Indias, La Torre de los Siete Jorobados, El Crimen de la Calle de Bordadores o El Último Caballo; por otro, la amiga de la protagonista, siempre al lado de Conchita Montes, a la que sirve de contrapunto cómico en cintas como Café de París, La Vida en un Hilo, Domingo de Carnaval o la desaparecida Cuento de Hadas." 

Julia Lajos, máscara en Domingo de Carnaval.

El resto de películas estrenadas este año son: ""Ni Tuyo, Ni Mío" de Gonzalo Pardo Delgrás, "El Camino de Babel" de Jerónimo Mihura", "La Tempestad" de Javier de Rivera, "Bambú", un éxito de José Luis Saenz de Heredia, "Un Hombre de Negocios" de Luis Lucia y "Cinco Lobitos" de Ladislao Vajda. 

Una sonriente Julia Lajos, en "Bambú".

El año 1946, de nuevo es destacable por su importante labor en otro éxito de Neville, "El Crimen de la Calle de Bordadores", en dónde interpreta el personaje de Mariana, víctima de un asesinato, en el Madrid de principios de siglo XX.

En una escena junto a Manuel Luna, en "El Crimen de la Calle de Bordadores".

El resto de películas de este año son "Chantaje" de Antonio de Obregón y "La Mentira de la Gloria" de Julio Fleischner. 


Junto a Lina Yegros, en "La dama del armiño".


En dos escenas de "2 cuentos para 2".

En 1947, participa en cinco películas. En "La Fe" de Rafael Gil realiza el papel de Doña Teodora, junto a una exitosa pareja cinematográfica de la época, la gran Amparo Rivelles y el hoy algo olvidado, Rafael Durán. También está divertidísima en un papel lucidor en "La Dama del Armiño" de Eusebio Fernández Ardavín" y en otro divertido papel en "2 Cuentos para 2" de Luis Lucia, como esposa del banquero interpretado por Pepe Isbert. Y por último, curiosamente, interviene en "Dulcinea" de Luis Arroyo y en el rodaje de "Don Quijote de La Mancha" de Rafael Gil, exitosa película que se estrenaría en 1948.


En "Don Quijote de La Mancha", Julia Lajos aparece junto a un reparto irrepetible de actores del cine español, junto a los dos protagonistas principales, dos magníficos actores valencianos Rafael Rivelles como Don Quijote y Juan Calvo como Sancho Panza. 

Programa de mano de la película Don Quijote de La Mancha, con el amplio elenco de actores.


Julia Lajos en una escena de Don Quijote.

A lo largo del año, también se estrenan "Confidencia" de Jerónimo Mihura, "María de los Reyes" de Antonio Guzmán Merino, "El Huésped de las Tinieblas" de Antonio del Amo, sobre Gustavo Adolfo Bécquer y por último, "Mañana como Hoy" de Mariano Pombo.

En 1949, colabora de nuevo con Rafael Gil en la película "Una Mujer Cualquiera" y posteriormente en "Rumbo" de Ramón Torrado y "Mi Adorado Juan" de Jerónimo Mihura.

En 1950, vuelve a trabajar para Neville, en la película "El Último Caballo". Un curioso film que cuenta el intento de salvar a un caballo de su triste destino en una plaza de toros. En este año, también aparece pero en breves papeles en "La Revoltosa" de José Díaz Morales, "Facultad de Letras" de Pío Ballesteros, que se estrenó en 1952, "Don Juan" de José Luis Sáenz de Heredia y una nueva interpretación en una película de Rafael Gil, "Teatro Apolo", en el personaje de Doña Flora. 

En este año, también actúa en la revista "El último Güito".

A comienzos de 1951 inicia el rodaje de su última película con Neville, interpretando al hada Oberón, en "Cuento de Hadas", pero por desgracia, en la actualidad no existe ninguna copia de la misma. A lo largo del año, también trabaja en "Servicio en la mar" de Luis Suárez y en "El Capitán Veneno" de Luis Marquina, una comedia interpretada por Fernando Fernán Gómez. Este año, según la base de datos del Ministerio de Cultura, también intervino en "El Gran Galeoto" de Rafael Gil, si bien, otras fuentes no la citan.

En el teatro, actúa en la revista musical "Las Alegres Cazadoras", interpretada por Paquita Gallego.

En una escena de "¡Che, qué loco!"

En 1952, trabaja en una película dirigida por Edward G. Ulmer y Jerónimo Mihura, con reparto internacional, encabezado por Paulette Godard, "Muchachas de Bagdad", en "¡Ché, qué loco! de Ramón Torrado, a la mayor gloria de Pepe Iglesias "El zorro" y en "Doña Francisquita" de Ladislao Vajda. 

Fuente: ladyfilstrup.blogspot

Participa en 1953 en otra película de Ramón Torrado, "Nadie lo Sabrá" y en su única colaboración con Luis García Berlanga, "Novio a la Vista".

En "Nadie lo Sabrá"  de Ramón Torrado.

Interviene en tres películas más en 1954, una nueva versión de "Malvaloca" dirigida por Ramón Torrado, "Alta Costura" de Marquina y otra versión de "Morena Clara" de Luis Lucia, con el protagonismo de Lola Flores.

Sirviendo unos pasteles a Miguel Ligero y Paquita Rico en "Malvaloca"

Con Lola Flores en "Morena Clara"

A partir de este momento, Julia Lajos realiza sus útlimos trabajos en el cine. En 1955, interviene en "El Canto del Gallo ", de nuevo a las órdenes de Rafael Gil y en 1956 en la película "Un Abrigo a Cuadros" dirigida por Alfredo Hurtado que supone su retirada del cine. Tras una dilatada carrera en el teatro y una filmografía de 56 películas, en las que en palabras de Vicente Ponce en su reseña en el referido "Diccionario del Cine Español", Julia Lajos tuvo "una inmensa capacidad para transitar, por minúsculo que fuera el papel, de lo secundario a lo principal, construyendo una red de seguridad para los protagonistas", se retira discretamente. Hasta el punto de que, ni siquiera la prensa se hizo eco de su fallecimiento, años más tarde. La fecha de su óbito ha sido un misterio; tan solo se conocía el año, 1963. Hace años navegando por internet, tropecé con un mensaje perdido en la red, firmado por Paloma Martín, sobrina y ahijada de Julia Lajos, que solicitaba que en wikipedia se corrigiera el lugar y el año de nacimiento y se añadiera el día de su muerte, el 21 de junio. No pude comunicarme con ella, pero cumplí sus deseos.

Julia Lajos murió en Madrid, no sé las causas, ni el hospital o la calle, pero yace enterrada en el cementerio de La Almudena, junto a sus queridos padres. La inscripción reza "Julia Lajo Sanmartín de González Cabaleiro. 21 de junio de 1963". Su tumba revela, pues, su discreción sobre su vida personal, ya que ésta es la única noticia sobre su matrimonio.

Localización: Meseta 3. Cuartel 8. Manzana 3. Letra A.

Foto cortesía de Javier Jara.