Félix Fernández

Escrito por actoresdenuestrocine 22-01-2016 en Cine español. Comentarios (0)


FÉLIX FERNÁNDEZ, UN ACTOR ADMIRABLE

¿Qué decir de Félix Fernández? En primer lugar, que es uno de mis actores preferidos. Que es un actor poco reconocido. Que fue uno de los más prolíficos del cine español, apareciendo en casi doscientas películas. Que con una apariencia de lo más normal y un nombre de lo más común, era capaz de, con unas pocas pinceladas y unos pocos minutos en pantalla, crear un personaje, ya fuera un campesino, un doctor, un aristócrata o un timador, pues hizo de todo y todo lo hizo bien. En pocas palabras, un actor a reivindicar. En una entrevista publicada en 1958, comentaba jocosamente que no pasaba un día sin que le preguntaran su nombre, cuando lo reconocían por la calle, "porque como de nosotros no se hace propaganda…".

Por otra parte, hay que señalar, que ya existe una magnífica semblanza sobre Félix Fernández en la red, hecha con un tremendo cariño, pues el actor y la persona lo merecen. En el blog de ladyfilstrup, ya comentado aquí alguna vez, se puede encontrar la correspondiente entrada a este actor, con fotos interesantísimas, y con datos, que también utilizaré en esta entrada. Os pongo el enlace, con un magnífico título y si podéis, os recomiendo que echéis un vistazo al resto. 

Félix Fernández, la elocuente calvicie


EL NACIMIENTO Y LA VOCACIÓN

El actor Félix Fernández García nació en Cangas de Onís (Asturias), el día 26 de septiembre de 1897, a las once de la noche. Hijo de Silverio Fernández Iglesias, de profesión industrial, natural de Cangas, de 37 años y de Micaela García García, natural de Salas y de 43 años. 

En un comentario publicado tras su muerte por un periodista amigo suyo, que le presentó su documental "Así es mi Asturias", Félix Fernández le comentó que su infancia había sido muy triste. En un momento de rebeldía contra un maestro de mano fácil y tras una primera escapada fallida de casa, el adolescente Félix vuelve a dejar su hogar y por azares del destino, recala en Sudamérica, donde se gana la vida en oficios diversos, hasta que se une a una compañía de teatro, con la que inicia una gira. En algún momento, es contratado por la prestigiosa compañía de María Guerrero-Fernando Díaz de Mendoza, con la que ganaría experiencia. 

La primera noticia que he encontrado sobre él, se remonta a septiembre de 1925, es decir, cuando ya tiene 28 años, realizando una gira con dicha compañía por la provincia de Palencia. 

En 1926, sin embargo, ya forma parte de una nueva compañía, también de renombre, la de Gregorio Martínez Sierra y Catalina Bárcena, en donde también trabaja, la que luego sería famosa actriz del cine español, Rosita Díaz Gimeno. En Valencia, en el teatro Principal, interviene en la obra de Carlos Arniches, "La Cruz de Pepita".

En 1928, ya lo encontramos en el elenco de la compañía del gran actor Ricardo Calvo, que incluye, además a Guillermo Marín, a Pepita Calvo Velázquez (hija de Ricardo Calvo y esposa de Guillermo Marín) y a una joven actriz de 17 años, que ya destaca, Irene Guerrero de Luna.

Justamente, con esta actriz, contraerá matrimonio Félix Fernández, el 17 de junio de 1929, en la parroquia de San Miguel, en Vitoria, dónde se encuentran de gira, poco después de que Irene cumpliera los 18 años. Su padrino de boda  fue el actor Guillermo Marín y la madrina, la madre de la novia, Consuelo Mendo. 

La gran Irene Guerrero de Luna. Mi revista. 15 de febrero de 1937. BNE.

El verdadero nombre de Irene era Irene Texidor Mendo, pero tomó, al igual que su hermana Consuelo, también actriz, el segundo apellido de su madre, como nombre artístico. Había nacido en Madrid, el 18 de mayo de 1911 y desarrollaría una exitosa carrera como actriz de doblaje. Es inolvidable su doblaje del personaje de Sofía Petrillo, interpretado por Estelle Getty, en "Las Chicas de Oro", aunque fue pionera en el doblaje, iniciando su labor en 1931, doblando a actrices como Marlene Dietrich (magistral en "Testigo de Cargo), Bette Davis, o en otro magnífico personaje "la señora Danvers", interpretado por Judith Anderson, en "Rebeca". También dobló a la madre de Carl Winslow en la serie "Cosas de Casa" y al mismísimo José Luis López Vázquez en su papel en "Mi Querida Señorita".

Como su voz es muy conocida, os dejo un enlace, en donde la podéis ver actuar, con una fuerza tremenda, lástima que no fuera aprovechada en el cine…

Irene Guerrero de Luna en acción

Este mismo año, Félix Fernández e Irene se encuentran entre los fundadores del Sindicato de Actores. En el verano de este año pretenden formar parte de la compañía de Manrique Gil, pero una desavenencia por el reparto de papeles, hace que desistan y vuelven a la compañía de Ricardo Calvo.

En este periodo hasta 1931 interviene en "La Lola se va a los Puertos" de los hermanos Quintero, "La Cenicienta" de Benavente y "Mariquilla Terremoto", también de los hermanos Quintero.

A finales de este año y en 1932, trabaja en la compañía de Eugenia Zúffoli (madre del actor José Bódalo) y de Juan Bonafé, actuando en "Seis meses y un día", "La hija del tabernero" y "Nena Teruel".

A partir de este año y hasta la finalización de la guerra civil española, Félix Fernández junto a su mujer, se desplazan a los estudios de Joinville, cerca de París, donde se dedican al doblaje de películas para la Paramount. Como sabemos, Irene seguiría este camino, aunque también aparecería como actriz en alguna película y en series como "La Forja de un Rebelde". Félix Fernández también se dedicó plenamente a la labor de doblaje, destacando, especialmente, doblando a Charles Chaplin en "Monsieur Verdoux" y a diversos actores en películas como "Beau Geste" o "El Forastero".

En 1935, según el Catálogo del Cine Español, Félix Fernández realiza su primera incursión en el cine, pero parece que la película no llegó a estrenarse; su título "Cuento Oriental" dirigida por Eduardo García Maroto. 

A principios de 1937, Irene Guerrero parte hacia Sudamérica, con la compañía Díaz-Collado, probablemente Félix Fernández la acompañaba.

Tras la Guerra Civil, Félix Fernández se dedicará casi de forma exclusiva al cine, y tan solo volverá al teatro, en sus últimos años. Entre 1940 y 1942, actúa, al menos,  en cuatro obras teatrales, "El Conde de Rochester" en la compañía de Nini Montiam, "Al Sol de Castilla" con Ana María Noé, "El Estudiante Endiablado" y "Teresa de Jesús", las dos últimas en el teatro María Guererro.

Respecto a su actividad cinematográfica, la primera película estrenada de Félix Fernández será "Pepe Conde" de José López Rubio, en 1941, si bien, su nombre no aparece, ni en el listado de la base de datos del ministerio, ni en el más completo Catálogo del cine español de la época, quizá, porque no fue acreditado, si bien, el propio Félix Fernández lo confirma en una entrevista. Según el blog Ladyfilstrup, interpretó el papel de mayordomo.

Ese mismo año también interviene en "El Secreto de la Mujer Muerta" de Ricardo Gutiérrez, junto a Ana de Siria y su hijo, Julio Infiesta. 

El ritmo de trabajo de Félix Fernández en el cine se irá incrementando. Así, en 1942, ya interviene en cuatro películas. Dirigido por Julio Fleischner, actúa en el papel de profesor de canto en "¡Qué Contento Estoy!", protagonizada por Ana Mariscal.

Posteriormente, actúa en "La Blanca Paloma" de Claudio de la Torre, protagonizada por Juanita Reina, "Idilio en Mallorca" de Max Neufeld, en donde también intervienen Julia Lajos y Juan Calvo e "Intriga" de Antonio Román, que se estrenaría en 1943. 

Durante 1943, trabaja en dos películas dirigidas por Eduardo García Maroto,  "Mi Fantástica Esposa"  y "Canelita en Rama", esta última, junto a Pastora Imperio y Juanita Reina y en "Castillo de Naipes" de Jerónimo Mihura, junto a dos grandes actores de carácter, Camino Garrigó y Joaquín Roa y en "Se Vende un Palacio" del gran director Ladislao Vajda, junto a Mary Santamaría, María Bru y Julia Lajos


Dos carteles publicitarios de la época. 

El año 1944 será más prolífico, actuando en nueve películas, aunque todavía no batirá su record. De hecho, Félix Fernández fue uno de los actores que intervino en más películas, en la década de los 40. Al mismo nivel, que otro actor de carácter, Manuel Arbó.

Empieza el año, a las órdenes de Rafael Gil, en "Lecciones de Buen Amor", en el papel de "maÎtre" y junto a Rafael Rivelles, Juan Calvo y Ana de Siria. Posteriormente se pone en manos de Ladislao Vajda, en una película, interpretada por la pareja Antonio Casal-Isabel de Pomés, titulada "Te Quiero Para Mí", en donde también aparecen Pepe Isbert y María Bru.

A continuación, trabaja con otro aclamado director y ex-actor de la época, Juan de Orduña, en la película "Yo No Me Caso", protagonizada por Marta Santaolalla y Luis Peña. Con Antonio Román, interviene en "Lola Montes" interpretada por una de las actrices más glamurosas del momento, Conchita Montenegro. 

Rafael Gil lo vuelve a reclamar, para trabajar en uno de los grandes éxitos de 1944, que ya hemos comentado en este blog, "El Clavo", en donde interpreta a Bizquerra. Y hasta el final del año, actúa en "El Rey de las Finanzas" de Ramón Torrado, interpretada por el matrimonio de actores Miguel Ligero y Blanca Pozas, en "Macarena" de Antonio Guzmán Merino y Luis ligero, protagonizada de nuevo por Miguel Ligero, pero esta vez, con Juanita Reina, en ""Ni Tuyo Ni Mío" de Gonzalo Pardo Delgrás y finalmente, en "Noche Decisiva" dirigida por Julio Fleischner, que ya se estrenaría en 1945.

Durante 1945, interviene a las órdenes de José Luis Saenz de Heredia, en dos ocasiones, en "El Destino se Disculpa", junto a Rafael Durán y Fernando Fernán-Gómez, en donde interpreta al dueño de la mantequería y en "Bambú", a mayor gloria de Imperio Argentina. También Rafael Gil vuelve a contar con él, para su película "Tierra Sedienta", en donde también encontramos al gran Alberto Romea. Por último, trabaja para Ramón Torrado en "Castañuela" y en "La Luna Vale un Millón" dirigida por Florián Rey. Otras fuentes citan su participación en "El Fantasma y Doña Juanita", pero no aparece finalmente en la misma.

El año 1946 marca un hito en la carrera de Félix Fernández, pues interviene en nada menos, que 16 películas, batiendo todas las marcas, y manteniendo el ritmo en 1947, con 14 o 15 películas, según las fuentes y en 1948, con 12 películas más. Podemos imaginar a Félix Fernández, saltando de rodaje en rodaje y poniéndose en la piel del personaje que le correspondiera, siempre de forma magistral.

La primera película de este año es "Mar Abierto" de Ramón Torrado, e inmediatamente, vuelve a ponerse en manos de Rafael Gil, en "La Pródiga", protagonizada por Rafael Durán, y en donde encontramos a Juan Espantaleón y una de las primeras apariciones de Paco Rabal.

Luego aparece en "El Crimen de Pepe Conde", continuación de la película (estrenada) con la que debutó en el cine y dirigida por el mismo director, José López Rubio, en el papel de sacristán, con el que regatea Miguel Ligero, al final del film, sobre el coste de su boda, y a continuación, en "Senda Ignorada" de José Antonio Nieves Conde.

Antoñita Colomé, Miguel Ligero y Félix Fernández en "El Crimen de Pepe Conde".

Según varias fuentes aparece en la película de Juan de Orduña, "Un Drama Nuevo", pero una reciente biografía de este director, descarta su aparición en esta película, además, tras su visionado, se constata que no aparece su nombre en los títulos de crédito, ni en pantalla.

Sigue su frenética trayectoria, trabajando en una película en donde aparece una jovencísima Sara Montiel, "Por el Gran Premio" dirigida por Pierre-Antoine Caron. Posteriormente, en una adaptación de la obra de Baroja, del mismo título "Las Inquietudes de Shanti Andía", dirigida por Arturo Ruiz Castillo, en el que interpreta a doctor Cornelius y en "Héroes del 95" de Raúl Alfonso. 


Félix Fernández en "Las Inquietudes de Shanti Andia".

En este momento, vuelve a ser llamado por Rafael Gil, para que intervenga en la película "Reina Santa", interpretada por Maruchi Fresno. 

El resto de películas en las que intervino en este año fueron: "Dulcinea" de Luis de Arroyo, "El Emigrado" de Ramón Torrado, "Dos mujeres y un rostro" de Adolfo Aznar, "La Próxima Vez que Vivamos" de Enrique Gómez, "El Pirata Bocanegra" de Ramón Barreiro, que se estrenaría en 1950, "El Centauro" de Antonio Guzmán Merino, en donde intervienen Félix e Isabel de Pomés, padre e hija,  por último, "Cero en Conducta" de Fedor Ozep, que se estrenó mucho después, en 1951.

Félix Fernández continua su ritmo "estajanovista" de trabajo, en 1947, trabajando en 14 o 15 películas, según las fuentes, en donde su nombre sigue sin destacar en los títulos de crédito o en los carteles publicitarios. Inicia el año en "Serenata Española" de Juan de Orduña, en donde también actúa, prodigiosamente, interpretando a Isaac Albéniz, en su infancia, un niño de 10 años, su nombre: Carlos Larrañaga. 

Magnífico como el orfebre judío en el Toledo de las tres culturas, en "La Dama del Armiño".


En dos escenas, como juez inquisidor en "Fuenteovejuna".


Félix Fernández en "La Fe".

También este año intervendrá en la adaptación de dos clásicos de la literatura española. En primer lugar, "Fuenteovejuna", dirigida por Antonio Román, en el que interpreta a un juez y en la ya comentada en este blog, "Don Quijote de La Mancha", dirigida por Rafael Gil y en donde interpreta a un ventero, casado con Julia Lajos. Con esta misma actriz, también trabaja en "La Fe", de nuevo con Rafael Gil tras las cámaras, en "Dos Cuentos para Dos" de Luis Lucia, en donde también actúa Juan Espantaleón y un joven Tony Leblanc, "Confidencia" de Jerónimo Mihura, "La Dama del Armiño" de Eusebio Fernández Ardavín y "María de los Reyes" de Antonio Guzmán Merino.

Una estupenda pareja de venteros en "Don Quijote de La Mancha", Félix Fernández y Julia Lajos.

https://www.youtube.com/watch?v=LvwYA4gqX74

En el anterior enlace, podéis ver una divertida escena de "Dos Cuentos para Dos", con Félix Fernández, junto a Tony Leblanc y Juan Espantaléon.


Cochero, en "La princesa de los Ursinos".

Con Luis Lucia, repite también en "La Princesa de los Ursinos" y en "Noche de Reyes". Además, interviene en uno de los grandes éxitos de este año, la película "Botón de Ancla" de Ramon Torrado, que fue un triunfo personal del actor Fernando Fernán-Gómez, en un trío, completado por el actor valenciano Jorge Mistral y el renombrado actor Antonio Casal. 


Las tres películas restantes de este apretado año son "Luis Candelas, el ladrón de Madrid" de Fernando Alonso Casares, "Revelación" de Antonio Obregón y "La Manigua sin Dios" de Arturo Ruiz Castillo. Algunas fuentes también citan su intervención en "Lluvia de Hijos" de Fernando Delgado.

Félix Fernández junto a Aurora Bautista, en "Locura de Amor".

El año 1948 se inicia con su intervención en uno de los grandes éxitos del año, el "dramón" de Juan de Orduña, "Locura de Amor", revelación de Aurora Bautista, en su papel de Juana la Loca. A continuación trabaja en "El Huésped de las Tinieblas" de Antonio del Amo, una película sobre Gustavo Adolfo Bécquer, interpretado por un adecuado Carlos Muñoz. También continua su relación con Rafael Gil, en dos nuevas películas "La Calle sin Sol", excelente junto a Alberto Romea y las hermanas Julia e Irene Caba Alba y en "Mare Nostrum", en donde vuelve a coincidir con Juan Espantaleón.

Félix Fernández en "La Calle Sin Sol".

Trabaja para varios de los más reconocidos directores del momento. Para José Luis Saenz de Heredia trabaja en "Las Aguas Bajan Negras", para Florián Rey, en "La Cigarra", película protagonizada por Imperio Argentina y Miguel Ligero, para Benito Perojo, en "¡Olé, Torero!" y de nuevo, para Luis Lucia en una nueva versión de "Currito de la Cruz".

Con Tony Leblanc y Pepín Martín Vázquez en "Currito de la Cruz". pepinmartinvazquez.blogspot.com

El resto de filmografía de este año lo completan "Sabela de Cambados" de Ramón Torrado, con la insigne actriz María Fernanda Ladrón de Guevara, junto a su hija Amparo Rivelles, "Siempre Vuelven de Madrugada" de Jerónimo Mihura, "La Sombra Iluminada" de Carlos Serrano de Osma y "El Duende y el Rey" de Alejandro Perla. 




El año 1949, Félix Fernández reduce el ritmo de trabajo, pero sigue siendo infatigable. Vuelve a trabajar con Rafael Gil, en su décima colaboración, en la película "Una Mujer Cualquiera" y también vuelve a ser solicitado por Luis Lucia, para "La Duquesa de Benamejí". El año finaliza trabajando con dos nuevos directores, para José Díaz Morales en "Paz" y para Juan Vilá Villamala en "Alhambra". Algunas fuentes citan su participación en "El Santuario no se rinde", pero no lo puedo confirmar.


Este año o quizá a finales de 1948 nace su única hija, a la que llaman como a su madre, Irene.


Alegre bandolero, en la cuadrilla de Jorge Mistral, en "La Duquesa de Benamejí".


El año 1950 se inicia con uno de mis papeles preferidos, el tío Frasquito en "Pequeneces" de Juan de Orduña. Con unas pocas pinceladas crea un personaje, indicándonos su homosexualidad, sin estridencias y con naturalidad; en una época en que la censura no dejaba pasar ni una, es todo un prodigio de actuación. 

En su papel, en "Pequeñeces".

Algunas fuentes citan una nueva colaboración con Juan de Orduña en "Agustina de Aragón", pero permanece sin confirmar. 

Después de este rodaje, Rafael Gil, que tenía buen ojo para elegir a sus actores, vuelve a solicitarlo para "Teatro Apolo", en donde vuelve también a trabajar con Julia Lajos. Los siguientes trabajos en este año fueron "Vértigo" de Eusebio Fernández Ardavín, "El Sueño de Andalucía" de Luis Lucia, "Debla, la virgen gitana" de Ramón Torrado y "La Corona Negra" de Luis Saslavsky".


En "El Negro que Tenía el Alma Blanca" (1951).

En el año 1951, tras participar en "Manchas de Sangre en la Luna" Edward Dein y Luis Marquina y "El Negro que tenía el alma blanca" de Hugo del Carril, realiza una de sus mejores interpretaciones en una película crucial en el cine español, "Esa Pareja Feliz", estupenda comedia crítica, codirigida por Rafael Bardem y Luis García Berlanga, con un tono "a la americana" y en lo que sería ya costumbre en todas las películas de Berlanga, con todo un magnífico elenco de actores. La película, sin embargo, se estrenaría en 1953, unos meses después de la triunfante "Bienvenido, Mr. Marshall", lo que quizá le ha restado algo de fama. 


A renglón seguido, actúa en la revisión del éxito "Botón de Ancla", esta vez con el título "La Trinca del Aire", cambiando mar por cielo, e interpretada por el mismo trío de actores. El año finaliza con dos nuevos trabajos para el director que más veces lo reclamó, Rafael Gil, participando en "La Señora de Fátima" y en "El Gran Galeoto". 

Su intervención en "La Laguna Negra".

Rafael Gil sigue contando con él, en el año 1952, en tres nuevos papeles, actuando en un corto para conmemorar al aniversario del Real Madrid, "50 años del Real Madrid", junto a Manolo Morán y Fernando Fernán Gómez, en "De Madrid al Cielo" y en "Sor Intrépida". Trabaja de nuevo con Ramón Torrado en "La Estrella de Sierra Morena" , y posteriormente con Louis Cuny, en "Pluma al Viento", con Richard Pottier, en el éxito de Luis Mariano y Carmen Sevilla, "Violetas Imperiales" y con "La Laguna Negra" de Arturo Ruiz Castillo.

Una jovencísima Carmen Sevilla.

El año finaliza con su actuación, en el clásico del cine español dirigido por Berlanga, "Bienvenido Mr. Marshall", que se estrenó un Sábado de Gloria, el 4 de abril de 1953. Berlanga seguiría contando con él, llegando a trabajar juntosl, en 7 películas.

En la escena del Saloon, en "Bienvenido Mr. Marshall".


A principios 1953 recibe el premio del Círculo de Escritores Cinematográficos, al mejor actor secundario por su labor de conjunto del año 1952. Como actriz secundaria se lleva el premio la gran Emma Penella.

Este mismo año vuelve a repetir con Ramón Torrado, con el que llegará a trabajar en 15 películas, interviniendo en "La Alegre Caravana" y en  "Nadie lo Sabrá". Con Luis Lucia, rueda "Aeropuerto" y con Ladislao Vajda, "Carne de Horca". A lo largo de este año, también aparece en "Maldición Gitana" de Jerónimo Mihura, "Condenados" de Manuel Mur Oti, "Como la Tierra" de Alfredo Hurtado y "Sangre y Luces" de Ricardo Muñoz Suay y Georges Rouquier que se estrenará en París, en 1954.

Como el tabernero, en "Condenados" de Manuel Mur Oti.

Este año trabaja en cinco nuevas películas, destacando, sin duda, en su papel del tío Paloma, en la adaptación de la novela de Blasco Ibáñez, "Cañas y Barro" dirigida por Juan de Orduña, en donde según la crítica hace una excelente creación. Vuelve a trabajar con Ramón Torrado en "Amor sobre Ruedas", aparece en "¿Crimen Imposible?" de César Fernández Ardavín, en "Un Día Perdido" de José María Forqué y por último, en "Nosotros Dos" de Emilio Fernández, estrenada en 1955.

Ese año y durante 1956, rueda cuatro películas por año. En 1955, interviene en "Orgullo" de Manuel Mur Oti, "¡Aquí Hay Petróleo!" de Rafael J. Salvia, "Curra Veleta" de Ramón Torrado y en el exitazo de Antonio Molina, "Esa Voz es una Mina" de Luis Lucia. Por lo que respecta a 1956, destaca su actuación en otra película coral de García Berlanga, "Calabuch", secundado por un estupendo Juan Calvo, sin olvidar a un curioso torero, interpretado por José Luis Ozores. El resto de películas de este año fueron "Minutos Antes" de José Luis Gamboa, "Viaje de Novios" de León Klimovsky y "Susana y Yo" de Enrique Cahen Salaberry.

Junto a Antonio Molina, en "Esa Voz es una Mina".

Berlanga vuelve a reclamarlo, en 1957, para una película maltratada por la censura, pero que guarda momentos inolvidables del cine español, su título "Los Jueves, Milagro", un magnífico reparto, encabezado por un Pepe Isbert, en estado de gracia, interpretando a un falso San Dimas, creado por las fuerzas vivas del pueblo para relanzar el balneario y atraer el turismo. Entre las fuerzas vivas, Félix Fernández es el médico y su imagen abre esta entrada. El resto, nada menos que Juan Calvo, Alberto Romea, Manuel de Juan y Paolo Stoppa.

El resto de películas empalidece a su lado, actuando en "El Maestro" de Aldo Fabrizi, "Hablemos de Amor" de Alessandro Blasetti, "El Hombre del Paraguas Blanco" de Romero Marchent, "Ángeles sin Cielo" de Sergio Corbucci y "La Rana Verde" de José María Forn.

La actividad cinematográfica de Félix Fernández vuelva a acelerarse durante 1958, interviniendo en 13 películas, de desigual calidad y éxito popular. Tras su participación en una coproducción con Italia, "Operación Popoff" de Steno, trabaja con el director Antonio del Amo, primero, en "Nada menos que un Arkángel", y posteriormente, en una nueva película de Joselito, "El Ruiseñor de las Cumbres".  Interviene también en una película de curioso título, "Entierro de un Funcionario en Primavera" dirigida por José María Zabalza, comedia negra, protagonizada por Tony Leblanc y en un gran éxito de Sara Montiel, "La Violetera" de Luis César Amadori. Por último, aparece en "La Luz Viene de lo Alto" de Enrique Campos, "Tal Vez Mañana" de Glauco Pellegrini", "Los Dos Rivales" de Carlos Arévalo, "Échame la Culpa" de Fernando Cortés, "Ana Dice Sí" de Pedro Lazaga, "Ya Tenemos Coche" de Julio Salvador, "Bombas para la Paz" de Antonio Arévalo y "El Inquilino" de José Antonio Nieves Conde. Está magnífico como el gerente de una inmobiliaria. Con su verborrea, un puro, un plumero y… un billete atado a un hilo, compone un personaje. Me gusta pensar que todo este atrezzo fue idea suya.

El gerente de la inmobiliaria, junto a un atribulado Fernando Fernán Gómez, en "El Inquilino".

Junto a Fernando Fernán Gómez en "Bombas para la paz"

Este año concede una entrevista a ABC, el 31 de enero de 1958, que aparece en el siguiente enlace, y vale la pena leer. Reseñar, que a esta fecha, se cifra su filmografía en 132 películas, siendo la última "La Violetera". Con los listados al uso, faltarían en torno a 5 u 8 películas, y considerando que el resto de películas que se le atribuyen desde esta fecha fuera correcto, habría intervenido en 198 películas…

Entrevista a Félix Fernández

El año 1959 se inicia con su actuación en "Y Después del Cuplé" de Ernesto Arancibia, en el papel de un marqués pretendiente de Marujita Díaz, "Un Ángel Tuvo la Culpa" de Luis Lucia, protagonizada por José Luis Ozores y Emma Penella y "La Quiniela" dirigida por Ana Mariscal. A continuación, interviene en una gran película dirigida e interpretada por Fernando Fernán-Gómez, "La Vida Alrededor" junto a la guapísima Analía Gadé y en donde también aparece la madre del director, Carola Fernán-Gómez.  

Desde su palco, admirando a Marujita Díaz, en "Y después del cuplé".

Para Tulio Demicheli, interviene en "Carmen, la de Ronda" protagonizada por Sara Montiel y a continuación, añada una película más a las 18 que finalmente rodaría con Rafael Gil, una nueva versión de "La Casa de la Troya". 

De nuevo aristócrata, en "La Casa de la Troya".


A continuación interviene en la primera película como director de Mariano Ozores,  la comedia "Las dos y media y veneno", interpretada por varios miembros de la familia, José Luis y Antonio Ozores y Teresa del Río y Elisa Montés. Félix Fernández es el tío Senén, que, se resiste a que lo maten para cobrar la herencia.

Dándole un buen susto al bueno de José Luis Ozores, en "Las dos y media y… veneno".


Por último, vuelve a actuar en una producción italiana "Contrabando en Nápoles" de Lucio Fulci y finaliza el año, interviniendo en "Tenemos 18 años" de Jesús Franco. 

El final de la década sigue los mismos patrones interviniendo en dos coproducciones con Italia, "Hay Alguien detrás de la Puerta" de Tulio Demicheli y "El Coloso de Rodas" de Sergio Leone y en cuatro películas españolas, "Un rayo de Luz" de Luis Lucia, el début triunfal de Marisol, en el cine, "Juanito" de Fernando Palacios, con otro niño prodigio de la época, Pablito Calvo, "La Corista" de José María Elorrieta y "Pelusa" de Javier Setó.

Del año 1961, sin duda, destaca de nuevo, su participación en una corrosiva obra de Berlanga, "Plácido", protagonizada por Cassen y Elvira Quintillá, pero con jugosos papeles para muchos grandes actores de carácter. Félix Fernández es uno de los aturdidos pobres que hay que sentar a la mesa, que cree que le dan sapos, cuando son langostinos, rodeado de intérpretes como José Orjas, Julia Caba Alba, Amelia de la Torre, Luis Ciges o José María Caffarel, entre otros.

Un pobre agobiado en "Plácido".

Trabaja con diferentes directores, interviniendo en "Y el Cuerpo Sigue Aguantando" de León Klimovsky, "Vampiresas 1930" de Jesús Franco, "La Cumparsita" de Enrique Carreras, "Bello Recuerdo" de Antonio del Amo, "Abuelita Charlestón" de Javier Setó, "Martes y Trece" de Pedro Lazaga y "Los Que no Fuimos a la Guerra" de Julio Diamante, en donde podemos disfrutar de un maravilloso "enfrentamiento" con el actor Pepe Isbert.

Con abundante pelambrera en "Abuelita Charleston", junto a Marujita Díaz.


Junto a otro grande, Pepe Isbert, en "Los Que No Fuimos a la Guerra"

El año 1962 vuelve a ser muy prolífico, la vitalidad de Félix Fernández no decae con la edad y lo encontramos trabajando en 13 nuevas películas, que añadir en su haber. Con Rafael Gil, trabaja en "Rogelia" y con Berlanga, en su penúltima colaboración, en una película de episodios dirigidos por diversos directores, titulada "Las Cuatro Verdades". Con el popular Pedro Lazaga trabaja en "Aprendiendo a Morir" y en "Sabían Demasiado" y repite con José María Forqué en "La Becerrada" y con José Luis Saenz de Heredia en "Los Derechos de la Mujer". El resto de directores con los que colabora este año son José María Forn, en "Los Culpables", Mateo Cano en "Plaza de Oriente", Ricardo Blasco en "Las Tres Espadas del Zorro", Antonio Momplet en "El Sheriff Terrible", Ramón Fernández en "Objetivo las estrellas", Fernando Lamas en "La Fuente Mágica", protagonizada por Esther Williams y Luis Marquina en "La Batalla del Domingo".

El gran Isbert junto al gran Fernández en "Sabían demasiado"

Colabora, ya en 1963, con un nuevo director Mario Camus en "El Vengador de California" y repite con Mariano Ozores en "Las Hijas de Elena" y con José Luis Saenz de Heredia en "La Verbena de la Paloma". En este año también realiza su última interpretación para Berlanga, como el organista, en la excepcional e imprescindible "El Verdugo". Berlanga le concede el honor de citar su palabra fetiche: "austrohúngaro". 

Junto a Alfredo Landa, tras la corrosiva escena de la boda, en "El Verdugo".

A nivel internacional trabaja para Harold Philip en "Un Hombre Solo", con Riccardo Freda en "El Magnífico Aventurero" y con Gianni Bongioanni en "Tiempo de Violencia". Por último trabaja con Arturo González jr. en "Se vive una vez". La IMDB le otorga dos actuaciones más, en "Tierra Brutal" de Michael Carreras y "Scherezade" de Pierre Gaspar-Huit. 

Y además sigue sorprendiéndonos, pues empieza a trabajar en las adaptaciones teatrales para Televisión Española, en programas como Primera Fila y Estudio 1, actuando este año, al menos en"Tovarich" de Jacques Deval y "El Landó de Seis Caballos" de Ruiz Iriarte.

El año 1964 interpreta nada menos que al Profesor Tornasol, en la adaptación al cine del comic de Tintín, "El Misterio de las Naranjas Azules" dirigida por Philippe Condroyer. El resto de películas de este año incluyen "El Espontáneo" de Jorge Grau, "Julieta Engaña a Romeo" de José María Zabalza, "La Colina de los Pequeños Diablos" de León Klimovsky, "El Rapto de T.T." de José Luis Viloria y "Secuestro Bajo el Sol" de Jacques Deray.

Como el Profesor Tornasol.

En este año vuelve al teatro, actuando en dos piezas clásicas, "El Arrogante Español o Caballero de Milagro", de Lope de Vega, en el papel de Patricio, junto a Alfredo Landa, Irene Gutiérrez Caba, María Fernanda d'Ocón y Armando Calvo y "El Sueño de una Noche de Verano" de Shakespeare, en la celebración del 400 aniversario del nacimiento del bardo, en donde interpreta a Escofina, un carpintero. También actúa en la obra "Carmelo" de Juan José Alonso Millán.

En el siguiente enlace podéis ver una bonita foto en su actuación en "El Sueño de Una Noche de Verano", en donde también podemos ver a Juanjo Menéndez y a Ricardo Merino.

El Sueño de una Noche de Verano

Para televisión, aparece, al menos, en "El Amor de los Cuatro Coroneles" y "La Muerte del Hombre".

Su labor internacional sigue en 1965, interviniendo en "La Mentirosa" de Luigi Comencini, "La Muerte Espera en Atenas" de Sergio Grieco y "El Marqués" de Niels Wiest-Larsen. En España, realiza su última colaboración, de un total de 15, con Ramón Torrado, en "Clarines y Campanas", con José María Zabalza, que vuelve a contar con él, en "Algunas Lecciones de Amor" y con José Luis Saenz de Heredia en "Fray Torero".

Para televisión, vuelve a mostrar su incansable actividad y sin posibilidad de ser exhaustivo, aparece en "La Visita Llegó a las Doce", "La Botella" (adaptación del relato de Stevenson, "El Diablo en una Botella"), "Volpone" de Ben Jonson, ""El Gran Negocio" de Chayevsky, "Knock" de Jules Romain, en donde interpretó a un excelente, según la crítica, Dr. Parpalais y "Niebla" de Unamuno, junto a Carola Fernán-Gómez, Agustín González, Fernando Guillén y Charo García Ortega.

Su labor para televisión continúan en 1966, con adaptaciones de "Ejemplo de Doncel Ingrato", "La Noche de la Esperanza", "La Pequeña Comedia" y la que sería su última actuación, emitida tras su muerte, "El Último Mono" de Carlos Arniches.

Caricatura publicada en "Hoja del Lunes" 11 de julio de 1966.

Sus últimas películas realizadas en 1966, año de su muerte, muestran como, abarcar su filmografía, es una difícil tarea. Las fuentes más comunes citan "¡Cómo te Amo!" de Miguel Iglesias, "Proceso a una Estrella" de Rafael J. Salviá y "Alambradas de Violencia" de León Klimovsky. Pero aparece un Félix Fernández en el reparto de "Lola, Espejo Oscuro" de Fernando Merino, en la base de datos de cine del Ministerio, si bien, no sé si se trata de él o de otro actor con el mismo nombre. Pero, aún hay otra película, que quizá podría ser la última que rodó, aunque no aparece en ninguna fuente oficial. Según un artículo publicado unos días después de su muerte, también habría intervenido en "Los Ojos Perdidos" de Rafael García Serrano. Por tanto, Félix Fernández quizá no aparece en todas las películas aquí reseñadas, y sí en  otras todavía por descubrir, pero su número probablemente se acerca a las 200, siendo uno de los actores más trabajadores del cine español.

Era inevitable que la muerte encontrara a Félix Fernández al pie del cañón. Mientras rodaba en Valdetorres del Jarama, "El Tesoro de O'Hara Padre" de Joaquín Romero Marchent, sufrió un ataque al corazón, según las fuentes, durante una de las tomas o según otras, mientras descansaba en una de las cabañas, durante una pausa del rodaje. Trasladado a la Residencia de la Paz, en Madrid, no se pudo hacer nada por él. La fecha exacta, el 4 de julio de 1966. Su obituario, en al ABC, realizaba una buena reseña de su labor: "¿Cuántas películas hizo Félix Fernández a lo largo de 25 años de actividad incesante, sin contar los doblajes? Casi todas. Era uno de esos actores que tienen acomodo en cualquier reparto por su ductilidad y su buen hacer".

Fue enterrado en el Cementerio de La Almudena. Su mujer, la actriz Irene Guerrero de Luna, siguió cosechando triunfos en su labor de doblaje, como ya se ha comentado y también siguió trabajando hasta el final. Murió el 23 de marzo de 1996, poco antes de cumplir los 85 años, siendo enterrada junto a su marido.

Cementerio de La Almudena. Cuartel 14-N. Manzana 4. Letra C.