José Orjas

Escrito por actoresdenuestrocine 20-03-2016 en Cine español. Comentarios (0)

JOSÉ ORJAS, LA COMICIDAD TRANQUILA

El actor José Orjas prácticamente empezó su carrera cinematográfica, en los años 50, apareciendo en alguna obra maestra del periodo, si bien, la desarrolló en los años 60 y 70, trabajando, tanto en grandes comedias de la época, como en otras de calidad menor y en algunas casi insalvables, en un total de unas 140 a lo largo de su trayectoria. También fue hombre de teatro y de revista musical, así, como sobre todo, de televisión, como veremos.

Nuestro protagonista nació en Madrid, como José Orejas González, el 26 de febrero de 1906. Con su nombre real, aparece en los elencos teatrales hasta 1929, y en ese momento, ya cambia su nombre a José Orjas. 

Parece que empezó su carrera muy joven, con apenas 17 años, en la compañía de Linares Rivas, pues aparece en el elenco, en 1923, en el teatro de la Princesa. Pero es a partir de mediados de los 20, cuando empieza a destacar. En 1926, lo encontramos en el teatro de la Comedia, en la obra "La Buena Suerte" de Muñoz Seca. Dos años después, forma parte de la compañía de Bassó y Navarro, en el teatro Cervantes, con quien posteriormente realiza una gira por España. Así, en marzo de 1929, aparece en el teatro Campoamor de Oviedo, actuando, con buenas críticas, en "Se Desea un Huésped" de Manuel Abril y en "Las Hogueras de San Juan". Más tarde en Palencia, interviene en la Gran Fiesta del Arte, en el auto sacramental de Lope de Vega "La Siega", nada menos que en el papel de La Ignorancia.

Libertad, 4 de diciembre de 1926. Aparece como José Orejas.

En julio de 1929, la compañía visita las oficinas del Heraldo de Madrid. Se inmortaliza el evento, lo que nos permite tener una imagen de un joven José Orjas, con el resto de sus compañeros. Entre ellos se encuentra la que se convertiría en su mujer, años después...

José Orjas en las oficinas del Heraldo. Arriba, el segundo desde la derecha.

En este momento, ya ha suprimido la "e" de su apellido y aparece acreditado como José Orjas.

A finales de este año, forma parte de la compañía del actor Juan Bonafé que está de tourné por España y actúa en el teatro Eslava de Valencia. Una de las obras que ponen en escena es "El Orgullo de Albacete" de Paso y Abati. También ponen en escena "La Educación de los Padres" de Fernández del Villar, en donde interpreta el papel de Esteban. 

Una de sus primeras caricaturas, realizada por Ugalde. Blanco y Negro. 30 de marzo de 1930.

En 1930, aparece en "Fruta de Aragón" y probablemente en "Noche Loca", entre otras.

En agosto de 1931, ya lo encontramos en el elenco de la compañía de Carmen Ortega y Luis Peña, en donde también encontramos a Conchita Sánchez, su futura esposa. De gira por España, actúan en la obra de Muñoz Seca, "Las Hijas del Rey Lehar", en donde la crítica califica su labor de "admirable".

Ya en pleno periodo de la República, en 1932, forma parte de una compañía en régimen de cooperativa, dirigida por el actor Fulgencio Nogueras. Este año aparece en obras como "Oro Viejo", "Un soltero difícil", "El Profesor Shaminisky o el Hombre Invisible", "¡Déme usted el frac!", "Don Pedro el Cruel o Los Hijos Mandan y "Tal para cual o el secreto de Julia". Algún crítico ya apunta: "Un galán cómico de estupendo porvenir".

En 1933, cambia de compañía y lo encontramos junto a Isabel Barrón y Ricardo Galache, de nuevo de gira por España, actuando en Toledo, Palencia, Ciudad Real, Cáceres y Badajoz, con obras como "La Luz", "La voz de su amo" o "La flor del guisante".

Su carrera teatral cobra fuerza y el siguiente año actúa en las compañías de Julia Delgado Caro y Martínez Tovar y posteriormente con Niní Montiam. Recibe buenas críticas su actuación en "El as de las mujeres" y en "Tú, gitano y yo, gitana". También actúa en "Cuando los Hijos de Eva no son los Hijos de Adán" de Jacinto Benavente, en "Tambor y Cascabel", en "¡Tu vida no me importa!", una obra que recibe malas críticas y en la función de fin de año con la obra "Entre un hombre y una mujer" de Sánchez Prieto. 

A finales de año actúan en una obra de teatro infantil, "La Princesa Coralinda" de Manuel Ortega y Antonio Otero, en donde interpreta a la Bruja Sacamantecas; no puedo evitar imaginármelo a lo Margaret Hamilton (también de estupenda y prominente nariz, en "El Mago de Oz")...

En febrero de 1935, pasa a formar parte de la compañía del teatro María Isabel, con la que obtendrá nuevo prestigio. En marzo de 1935, actúa en una obra de teatro infantil escrita por Magda Donato y Salvador Bartolozzi, "Pipo y Pipa en el Fondo del Mar", junto a Isabel Garcés, Julia Lajos, Adela Carbone o Conchita Fernández. A finales de ese mes también actúa en "Tres a Unos" de Luis de Vargas.

En el mes de abril actúa en dos exitosas obras de Jardiel Poncela, en primer lugar, en "Angelina o el Honor de un Brigadier", junto a Isabel Garcés, Rafael L. Somoza, María Gámez y Mercedes Muñoz Sampedro y en segundo lugar, en "Un Adulterio Decente". De hecho, Orjas estrenará toda la producción de Jardiel.

Inmortalizado en una caricatura de Del Arco. Heraldo de Madrid, 3 de mayo de 1935.

Mundo Gráfico.  8 de mayo de 1935. En la obra "Un Adulterio Decente". (probablemente es el "chófer" (por las botas) de la izquierda o en la escalera).

El 27 de mayo de 1935 es todo un acontecimiento. José Orjas se casa en la parroquia de San Martín de Madrid, con la actriz Conchita Sánchez (Concepción Sánchez Cobo). Tuvieron un hijo, Salvador, que realizó también algún trabajo como actor, a menudo junto a su padre, en televisión y en alguna película.



La pareja de actores, poco antes de casarse. Voz. 11 de marzo de 1935.


El año finaliza con su participación en dos obras de Muñoz Seca, "¡Cataplum!, que le merece al crítico del Heraldo, la calificación de "irreverente y piadosa" y "La plasmatoria" de Muñoz Seca y Pérez Fernández, que recibe buenas críticas. En marzo de 1936, poco antes del golpe de estado, José Orjas actúa en la obra "La Calé" de Castro y Mayral.

Durante la guerra permanece en Madrid, en donde lo encontramos el 30 de octubre de 1938, actuando en el teatro Calderón, en "Los Intereses Creados" de Benavente, en el marco del tercer festival Pro Campaña de Invierno, organizado por la Junta de Espectáculos.


Libertad. 29 de octubre de 1938.




Una vez finalizada la guerra, en septiembre de 1939, la compañía del teatro Infanta Isabel, reinaugura el Poliorama de Barcelona, nada menos que con la obra de Jardiel Poncela, "Cuatro Corazones con Freno y Marcha Atrás", junto a Isabel Garcés, Julia Lajos, Mercedes Muñoz Sampedro, Rafael Bardem y Vicente Soler.

En 1940 se incorpora a la compañía del Teatro de la Comedia e interpreta "Un Marqués, nada menos" de Antonio Paso (padre), junto a Elvira Noriega, "Siete Mujeres", (Antonia Plana, Soledad Domínguez, Porfiria Sánchiz, Guadalupe Muñoz Sampedro, Eloísa Muro, Elvira Noriega y Julia Pachelo y una obra maestra de Jardiel, "Eloísa Está Debajo de Un Almendro".

Su presencia en las obras de Jardiel, sin duda, hace que participe en su primera obra cinematográfica, un cortometraje (en la actualidad, parece que desaparecido) dirigido por el propio Jardiel, titulado "Mauricio o una víctima del vicio", que se estrenó en Valencia, el 25 de noviembre de 1940. En realidad, se trata de la introducción de diálogos a una película muda de 1916, "La cortina verde", con el rodaje de un prólogo y un epílogo, en donde también interviene Rafael Bardem.


En el siguiente enlace podéis ver una foto de Orjas y su mujer en los años 40, en una página con estupendo material gráfico.

http://www.rafaelcastillejo.com/artis-galeri001.html


El año 1941 se inicia con otra obra de Jardiel Poncela, "El amor durá 2.000 metros" y también estrenará a finales de año, del mismo autor, "Los Ladrones somos gente honrada" y "Madre (el drama padre)". Otras obras en las que interviene son "Lo Increíble" de Benavente y participa en un homenaje a Pedro Muñoz Seca (asesinado durante la guerra civil, en la matanza de Paracuellos), poniendo en escena, una obra que él mismo estrenó, en concreto, el segundo acto de "¡Cataplum!" en el teatro Coliseum, interpretando a Damián.

Durante 1942, sigue unido a Jardiel, estrenando "Es peligroso asomarse al exterior" y "Los Habitantes de la casa deshabitada". Y también actúa en "Mi Mujer vale tres millones" de Romans y Paso Díaz y en Barcelona, actúa en "Los Papaítos" de los hermanos Álvarez Quintero.

El año siguiente, cómo no, estrena otra obra de Jardiel, "Blanca por fuera, Rosa por dentro", junto a Milagros Leal y María Cuevas. La prensa destaca la "natural y ponderada comicidad" de Orjas. A lo largo del año, también interviene en "Los dos solos" una adaptación de una obra de Vaszary, "Dos Millones para Dos" de Carlos Llopis, junto a los cómicos Alady y Lepe, "El Misterio del Albatros" de Linares Rivas, "Pygmalion" de Bernard Shaw, "¿Quién es Usted?" de Luis de Vargas y "La última travesía" de Joaquín Calvo Sotelo.

El año 1944, José Orjas trabaja en su primer largometraje, de la mano del prestigioso director, Rafael Gil, en "Lecciones de Buen Amor", en donde interpreta el papel de Juan. La película interpretada por Rafael Rivelles obtiene buenas críticas. 

Tir

Triunfo de "Lecciones de Buen Amor". ABC. 11 de junio de 1944.

Su labor en el teatro sigue siendo prioritaria. Así, actúa en "Amo a cuatro mujeres" de Bokay, en el teatro Lara y en la opereta, "Una Noche en Constantinopla" de Jaquolot y Loygorri, en en teatro Calderón.

Caricatura. ABC. 9 de abril de 1944. Una noche en Constantinopla.

El año 1945 interviene en una película "fantasma", pues no he encontrado noticia de ella en la prensa, "La Hija del Circo" (en algunas fuentes aparece con su título de rodaje "Tamara"), dirigida por Julián Torremocha. Orjas no volverá al cine hasta el año 1950.

En el ámbito teatral, se incorpora a la compañía de Guadalupe Muñoz Sampedro y Luchy Soto, que lleva en su repertorio obras como "Se gratificará espléndidamente", "No te dé miedo casarte" y "Como yo la soñé".

Las actuaciones de José Orjas (algunas veces acreditado como Pepe Orjas) se cuentan por éxitos y su labor es alabada por los críticos. En 1946, es el primer actor y director de la compañía que actúa en el Poliorama de Barcelona, en donde obtiene un gran éxito con "Mi Tía Ramona" de José Juan Cadenas. También triunfa con la reposición de la obra de Jardiel, "Cuatro Corazones con Freno y Marcha Atrás". Este año añade otra obra de Jardiel a su currículum, "El sexo débil ha hecho gimnasia" junto a Milagros Leal y Antonio Riquelme y actúa, además, en "¿Quién te quiere a ti?" y estrena "Mi conquista de anoche" de Luis de Vargas y "El Beso de Salomé" de Tejedor y Muñoz Lorente, en el teatro de la Comedia. 

Por último reseñar que interviene en un género que le dará grandes éxitos, la revista musical, con la obra "Entre dos Luces", en donde también actúa otro gran actor cómico, Joaquín Roa.

Durante 1947, sigue actuando en Barcelona, con la obra "La última dama de las camelias" de José Montero Alonso y destaca con la compañía de comedias musicales de Emilia Aliaga, en la obra "La Locura de Alicia" de Cervera y Forcadas, pero sobre todo, con el estreno en el teatro Apolo de Valencia, en noviembre, del musical "La Blanca Doble" de Guerrero, Paradas y Jiménez, con Conchita Leonardo y Ramón Peña, que se convertirá en un gran éxito, pues sus representaciones se extenderán a lo largo de 1948 e incluso 1949.

Hoja del Lunes. 27 de junio de 1948.

En 1949, también actúa en la obra "Los Países Bajos" de Paradas, Jiménez y el maestro Guerrero, junto a su mujer, Conchita Sánchez y a la vedette Conchita Leonardo.

Hemeroteca ABC. 28 de abril de 1949.

El año 1950, José Orjas vuelve al cine, si bien, en un pequeño papel dentro de un amplio elenco de actores, en la película de Juan de Orduña, "Agustina de Aragón", estrenada el 9 de octubre.

Poco a poco, durante esta década, irá participando en algunas películas, hasta su dedicación casi exclusiva al cine y la televisión, en los años 60 y 70, como veremos.

Durante 1950, su labor teatral sigue siendo fecunda, actuando por toda España, en "Nosotros, Ellas y el Duende" de Carlos Llopis, "Vas a ser mi perdición" de José de Lucio, "La visita no llamó al timbre" de Joaquín Calvo Sotelo y en las revistas "A Todo Color" y "Colorín Colorao (este cuento se ha acabao)" de Guillermo y Ramón Fernández Shaw.ç

ABC. 29 de diciembre de 1950. La cartelera del momento.

Este ritmo continúa a lo largo de 1951. En marzo estrena "La Media Naranja" en el teatro de la Zarzuela, obra de Fernández Sevilla y Tejedor, con música del maestro Moreno Torroba, que superará las 100 representaciones. 

En junio, forma compañía dirigida por Juan Guerrero Zamora y como primeros actores, él mismo y otro grande, que ya conocemos, Juan Espantaleón y las esposas de ambos, Conchita Sánchez y María Victorero, llevando a escena las comedias "Cinco años y un día" de Carlos Llopis y "¡Que viene mi marido!" de Carlos Arniches. 

ABC. 6 de julio de 1951. Espantaleón y Orjas, en "Cinco años y un día".

A finales de 1951, lo encontramos junto a Guadalupe Muñoz Sampedro, en la obra "Eva no salió del Paraíso". 

Pero sobre todo, el año 1951, destaca por su vuelta al cine por la puerta grande. Unos jóvenes directores, recién salidos de la nueva Escuela de cinematografía, van a realizar su primera película, sus nombres: Luis García Berlanga y Juan Antonio Bardem, para Industrias Cinematográficas Altamira. Comienzan su rodaje en abril de 1931, y se rodean de muchos de los mejores actores del cine español del momento. El título de la película "Esa Pareja Feliz". Sus protagonistas Fernando Fernán-Gómez y Elvira Quintillá y todos los actores de reparto, en estado de gracia, magníficamente elegidos, entre ellos: un pícaro Félix Fernández, un jovencísimo José Luis Ozores, José Franco, en una hilarante escena, como cantante lírico, Rafael Alonso, el chófer Francisco Bernal, Lola Gaos, divertidísima en la primera escena de la película, y por supuesto, José Orjas. Su papel, el de un camarero que desconfía de la pareja feliz, que se marcha sin pagar. La película se estrenó, en 1953, cuatro meses después, que Bienvenido, Mr. Marshall, que había sido un gran éxito y probablemente eclipsó las bondades de "Esa Pareja Feliz", mucho menos conocidad y en mi opinión, una de las mejores películas del momento, con claras influencias de las comedias americanas, a lo Sturges o Capra, con un reparto coral (muy berlanguiano) y unos actores protagonistas, que muestran la sociedad en la que viven y las vidas de la gente común. 

Orjas, camarero sorprendido en "Esa Pareja Feliz".

Tras su nueva incursión en el cine, sigue su labor teatral y en 1952, interviene en "La vida en verso" de Jacinto Benavente, en una revista cómico-musical, estrenada en el teatro de La Latina, titulada "Un Fresco de Abrigo" y en dos obras con el prestigioso director Enrique Rambal, "La Corte de los Venenos" y "Volvieron con los Zapatos Puestos" de Antonio Paso.

El año 1953 sigue actuando en revistas musicales, como "El Paraíso de las Mujeres", "Estás que chutas" y "El Secreto del Estadio", así como en "Las Mentirosas". Pero además, en el cine, interviene en "Así es Madrid" de Luis Marquina y curiosamente, se vuelve a poner a las órdenes de un director novel, recién salido del Investigaciones y Experiencias Cinematográficas, "José Gutiérrez Maeso, con la película "El Alcalde de Zalamea", en el papel de Don Mendo. La película se estrenaría el 22 de febrero de 1954. Ese año se encuentra de gira por España.


En 1955, lo volvemos a encontrar en dos revistas musicales, una de ellas, más intrascendente, "Tute de Reyes" y otra de gran éxito, "Ana María" con una estupenda actriz valenciana, Queta Claver. 

Sin embargo, es en el cine, en donde volverá a interpretar uno de sus mejores papeles. Se pone a las órdenes de José Luis Saenz de Heredia, en la magnífica película, que obtendría un gran éxito, "Historias de la Radio". Cada historia está interpretada por los mejores actores de carácter del cine español, destacando, como ya hemos visto en este blog, Alberto Romea. 

José Orjas, es un inventor, muleta en ristre. Pero no trabaja sólo… nada menos que su compañero de fatigas es el gran Pepe Isbert, al que obliga a que se vista de esquimal para ganar el concurso de la radio para poder desarrollar su invento. Es impagable ver a Pepe Isbert buscando todos los accesorios adecuados, incluido un perro… José Orjas llega a pegarse con los transeúntes que se burlan, sin piedad, del pobre Isbert. 

No puedo resistir añadir un par de fotogramas, pero sobre todo, animaos a ver la película, si no lo habéis hecho aún.

Antes y después de la transformación.

El año 1956 triunfa al lado de otra gran actriz, Guadalupe Muñoz Sampedro (conocida como Guadita), en una obra interpretada por más de 30 actores cómicos de renombre, incluyendo a Ismael Merlo y la querida Mari Carmen Prendes. La obra alcanzaría más de 100 representaciones. 

A final de año forma pareja con otro gran cómico, José Sazatornil "Saza", reponiendo una obra que ya había representado con éxito, junto a Juan Espantaleón, "Cinco Años y Un Día".




El año 1957 está de gira por toda España, con Guadalupe Muñoz Sampedro, recorriendo Toledo, Madrid, Valladolid, Guadalajara y Zamora, con obra como "¡Tenemos Petróleo!", "Celos a la Plancha", "Te Engañaré si eres Buena" y "Eva no salió del Paraíso". En las carteleras también triunfa otra gran pareja de actores Antonio Casal y Ángel de Andrés.

En el apartado cinematográfico, una duda, pues el libro "Estrellas de Nuestro Cine", le adjudica "Muchachas en Vacaciones", pero no he encontrado datos sobre su participación en otras fuentes, así que está por confirmar.


En el mes de octubre, el diario Imperio de Zamora, le hace una entrevista, en donde asegura, que ha hecho de todo, pero que lo suyo es la comedia. Cuando se le pregunta cuál es el mejor autor cómico, Orjas muestra su agradecimiento y no lo duda: "Enrique Jardiel Poncela, a quien le estrené en Madrid toda su producción y al que debo todo. Para mí, primero es él, luego él y después cualquier seguidor de él".

En alguna ocasión parece que comentaba: "Con un puro, un sillón y un apuntador, soy capaz de hacer una comedia".

Durante 1958 se dedica de lleno al teatro, actuando en "La Jalea Real" de Fernández Sevilla y Tejedor, "Luna de Miel para cuatro" de Prada e Iquino, y en una obra de gran éxito "Melocotón en Almíbar" de Miguel Mihura, interpretada por Isabel Garcés, como una monja que va a cuidar a un enfermo en una casa llena de ladrones, como resalta la crítica, a lo "Quinteto de la Muerte". En el reparto también figuran Luisa Rodrigo y Julia y Emilio Gutiérrez Caba.

El año 1959, aunque sigue siendo muy activo en la escena, vuelve a participar en el cine. En el teatro, lo encontramos en "Cosas que Pasan", junto a Mari Carmen Prendes y José Bódalo, "No hay novedad, Doña Adela" de Alfonso Paso, "Mambrú se va a la guerra" y "Los Extremeños se tocan" de Muñoz Seca y Pérez Fernández, junto a Julia Caba Alba, Antonio Riquelme y Gracita Morales. Además, a finales de año, ha de sustituir a Pepe Alfayate, que ha sido operado, en la obra "¿Qué hacemos con los hijos?", dando muestras de su gran profesionalidad.

En el terreno cinematográfico interviene en un clásico del cine español, "El Día de los Enamorados" dirigida por Fernando Palacios, en "Los Tramposos" de Pedro Lazaga y "Se vende un tranvía" de Juan Estelrich.


Desde este momento, José Orjas iniciará una carrera en el cine, casi de forma exclusiva, que combinará con la televisión, con gran éxito.

El año 1960, su participación en el cine ya es más nutrida, interviniendo en cinco películas. Bajo las órdenes de Luis Lucia, trabaja en "Un ángel tuvo la culpa", rodeado de actores de la talla de Emma Penella, Amparo Rivelles y José Luis Ozores. Con José María Forqué, actúan en dos películas de temas muy diferentes. En la comedia "Marisol y la Extraña Familia" junto a su compañera en el teatro, Guadalupe Muñoz Sampedro y protagonizada por Silvia Pinal y Adolfo Marsillach y en la película policiaca, "091 policía al habla", en el papel del señor Ele. 

En el papel de perista en "091 policía al habla".

También es reclamado por Fernando Fernán-Gómez para su película "Sólo para Hombres" y por Pedro Lazaga en "Trío de Damas", en el papel de un joyero.

En el año 1961, en un prodigio de energía, la mayor parte de las fuentes le adjudican, nada menos que 15 películas, a lo "Félix Fernández". Como no podía ser de otra manera, hay de todo respecto a la calidad, si bien, todas se pueden calificar de comedias, salvo una. Y además, en el teatro actúan en "Cui-Ping-Sing" de Agustín de Foxá.

En primer lugar, interviene en la que será la primera película de Marisol, "Ha llegado un ángel" dirigida por Luis Lucia. Orjas volverá a trabajar con Marisol, en cinco películas más, la exitosa "Tómbola" del mismo director, en 1962, "Marisol Rumbo a Río" de Fernando Palacios, en 1963  y posteriormente, con una Marisol más crecidita, en "Las cuatro bodas de Marisol" de nuevo con Luis Lucia, en 1967, "Solos los dos" en 1968, con el mismo director y "Carola de Día, Carola de Noche" dirigida por Jaime de Armiñán, en 1968, en un intento de cambiar la imagen de la niña prodigio.

Se pone a las órdenes de José María Forqué, en "Usted puede ser un asesino", junto a un cuarteto de lujo: Alberto Closas, Julia Gutiérrez Caba, Amparo Soler Leal y José Luis López Vázquez y es requerido por Tony Leblanc, para su primera (de tres) película como director, "El Pobre García".

Si bien, su trabajo más destacado este año, es, sin ninguna duda, su intervención en esa obra, que gana con el tiempo, dirigida por Luis García Berlanga y titulada "Plácido". Como ya es un lugar común, al hablar de la obra de Berlanga, pero en este caso, todavía más, el reparto coral es excepcional, cada uno en un papel ajustado y en el que todos se lucen. Orjas es el notario del evento "Siente un pobre a su mesa", requerido por Amelia de la Torre y por el pobre Cassen, que quiere pagar la letra de su motocarro…

Junto a la estupenda Amelia de la Torre, en "Plácido" de Berlanga.

El resto de películas de este año incluyen, entre otras, "Adiós, Mimí Pompón" de Luis Marquina, "Mi Noche de Bodas" de Tulio Demicheli, "La Gella Mími" de José María Elorrrieta, que se estrenó en 1963, "Siempre es Domingo" de Fernando Palacios, "Honorables Sinvergüenzas" de José Luis Gamboa, "Abuelita Charlestón" de Javier Setó y otra película de éxito, "Tres de la Cruz Roja".

El año 1962, el ritmo no decae, repitiendo colaboración con varios directores. Si bien, este año, destaca por dos películas de tono muy diferente. Una es "La Gran Familia" dirigida por Fernando Palacios, reflejo de la sociedad de la época, con una sufrida madre, a tiempo completo, de nada menos que quince hijos, interpretada por Amparo Soler Leal y un padre trabajador, interpretado por Alberto Closas. Si bien, en la memoria queda el abuelo Pepe Isbert buscando a Chencho, su nieto perdido en un concurrido mercado de Navidad (la película, además, se estrenó el 20 de diciembre; no sabemos si para genera algún tipo de psicosis) y el padrino, interpretado por un desmesurado José Luis López Vázquez.

La otra película destacada, por el contrario, es un verdadero clásico de la comedia del cine (no sólo español), se trata de "Atraco a las tres" dirigida por José María Forqué y en donde José Orjas es el impagable director de la sucursal del banco, que tras su despido, provoca que los trabajadores urdan un plan para atracar el banco. Entre la "plantilla": José Luis López Vázquez, Gracita Morales, Manuel Alexandre, Alfredo Landa, Cassen y Agustín González.

La inconfundible fisonomía de José Orjas, en la primera escena de "Atraco a las Tres".

Durante 1963, según las distintas fuentes, se producen trece películas en las que interviene nuestro protagonista, si bien, la mayor parte de ellas, parece que bastante intrascendentes, aunque entre ellas, podemos citar "La Reina del Chantecler" de Rafael Gil, con el protagonismo de Sara Montiel

En "La reina del chantecler" de Rafael Gil.

Este año supone su primera experiencia televisiva, en el programa "Primera Fila", con el formato que luego iría cambiando de titulo, que adaptaba obras de teatro para la televisión. 

Lo mismo sucede, en 1964, con una excepción, su breve colaboración en otro clásico del cine mundial, "El Verdugo" dirigida por Berlanga, y en la que Orjas interpreta al marqués que trae la botella de champán que el reo ha pedido como último deseo. 

Junto a un joven Antonio Ferrandis en "El Verdugo".


En el teatro interviene en "Los Derechos del Hombre" y "La Casa de los Siete Balcones".

La IMDB incluye su participación no acreditada en "Por un Puñado de Dólares", pero no aparece en ninguna otra fuente.

El siguiente año trabaja en la adaptación al cine del libro homónimo de Miguel Delibes, titulada "El Camino" dirigida por Ana Mariscal, en donde interpreta un papel atípico, el de Don Moisés, un profesor de los de antes, regla en mano. En esta película también una estupenda Julia Caba Alba y el gran Joaquín Roa.

C

Como Don Moisés, en "El Camino".

Este año también participa en la secuela, diez años después, de "Historias de la Radio", que refleja la evolución de los tiempos y ahora es "Historias de la Televisión" dirigida, de nuevo, por José Luis Sáenz de Heredia, de nuevo con otro plantel de actores espectacular: Concha Velasco, Gracita Morales, José Luis López Vázquez y un largo etcétera.

En 1966 trabaja en películas diversas. Curiosamente, varias de ellas, con el toreo y un torero como protagonista, al gusto del momento, como "Nuevo en esta Plaza" con Palomo Linares, "Fray Torero" con Paco Camino y "Jugando a Morir" con Blas Romero "El Platanito".

También lo encontramos en una comedieta de Pili y Mili, "Dos Pistolas Gemelas" y en un spaghetti western, "Arizona Colt".

En la escena, actúa en "Mi Marido Quedó Atrás" con Eugenia Zúffoli y el éxito "Quiero ver a Miussov" con Margot Cottens.

Durante 1967, interviene en un éxito de Gracita Morales y Rafaela Aparicio, "Sor Citroen" a las órdenes de Pedro Lazaga y vuelve a ponerse en manos de José María Forqué, con una película agridulce, "Un Millón en la Basura". Sin embargo, este año es especial, porque su papel en la película "Los Chicos del Preu", de nuevo con Lazaga, le valdrá el Premio del Sindicato Nacional del Espectáculo, al mejor actor de reparto.


Este año y el siguiente, también trabaja con Mario Camus en "Al Ponerse el Sol" y en una nueva película con Marisol, como se ha mencionado. En la televisión destaca en "Es usted el asesino" y en el papel de Don Casiano, en la adaptación de la obra de Unamuno, "El Maestro de Carrasqueda" y en "El Misterio del Cuarto Amarillo". 

Hoja del Lunes. 7 de octubre de 1968.

Aunque sobre todo, actuó en el inolvidable programa de Narciso Ibáñez Serrador, "Historias para no Dormir", en su episodio "El Regreso", eadaptación de un cuento de Jiménez del Oso, interpretando al tío adinerado, cuya fortuna desean un par de sobrinos, interpretados por Irene Gutiérrez Caba y Paco Morán, cuya afición a lo sobrenatural les deparará alguna sorpresa…


En su papel en "El Regreso" (1967).

Hasta el final de la década, seguirá alternando trabajos con algunos de estos mismos directores, que le siguen reclamando, y estrenándose con algunos nuevos, con los que volverá a repetir, como Antonio Giménez Rico ("El Hueso" y "El Cronicón") o Luis María Delgado ("Mi marido y sus complejos" y "La garbanza negra (q.e.p.d.). En 1969 tiene un intervención en una de las exitosas películas de la pareja Manolo Escobar-Concha Velasco, dirigida por José Luis Sáenz de Heredia, "Juicio de Faldas", con un excelente Saza, que interpreta a un abogado, con una calurosa toga, que pondrá en evidencia el truco que utiliza para refrigerarse en una escena hilarante. También aparece como criado de Jaime de Mora y Aragón y Carmen Sevilla, en la película "Un adulterio casi decente" de Rafael Gil.


Eladio, el mayordomo, en "Un adulterio decente".

Durante los años 70, asistiremos a su ingente trabajo televisivo, la continuación de su trabajo mayoritario en comedias, muchas de ellas bastante olvidables, pero también a actuaciones que le valieron elogios y por fin, a su retiro a finales de la década.

Entre las comedias podemos citar "Don Quijote Cabalga de Nuevo" de Roberto Gavaldón, del año 1973, con unos improbables don Quijote Y Sancho Panza, Fernando Fernán-Gómez y Cantinflas o "Le Llamaban la Madrina" de Mariano Ozores e interpretada por Lina Morgan. Con José María Forqué interviene en "Una Pareja… Distinta", en 1974, "Madrid, Costa Fleming" en 1975 y "Vuelve Querida Nati" del 1976.

Si bien, esta década, destaca por una película, "Pim, Pam, Pum… Fuego" dirigida por Pedro Olea, en 1975 y en donde interpreta un personaje dramático, el padre de Concha Velasco. Esta actriz, en sus memorias, hace un precioso elogio del actor: "El personaje del padre lo hacía José Orjas, que siempre he dicho que si fuese inglés le llamarían Sir Joseph Orjas, porque es de los grandes grandes de verdad. Siempre le digo a Pedro Olea que hay una escena en la que me ganó, me ganó José Orjas, no pude con él." La crítica afirma: "El veterano José Orjas realiza una creación verdaderamente de maestro". Unos años antes, el actor Julio Núñez, en una entrevista, también comentaba sobre la labor de los secundarios: "el caso de José Orjas, ese gran actor que ha actuado en muchas obras en las que yo hacía de protagonista con él, siempre me deja con la boca abierta de admiración".


Pero también esta década, Orjas desarrolló un enorme trabajo para la televisión, ya iniciado en 1963, y de forma continuada, desde 1967. Sobre todo, participó en todos los programas que adaptaban obras teatrales, como "Primera Fila", "Teatro de Siempre", "Teatro de Misterio", "Teatro Breve" "Noche de Teatro", pero sobre todo, "Novela" y el famoso "Estudio 1".

Pero el papel por el que es más recordado, es en el corto para televisión dirigido por Antonio Mercero, "Los Pajaritos" del año 1973, junto a Julia Caba Alba, que obtuvo varios premios.

Magnífico, en "Los Pajaritos".

Junto a la gran Julia Caba Alba, y sus pájaros, en la escena final.

También lo encontramos en algún episodio de "Historias de Juan Español" de Fernando Fernán-Gómez, "Los Camioneros" y "Curro Jiménez" y en el episodio, "Un Error Judicial" de la serie "Cuentos y Leyendas".

En 1975, según la base de datos del cine español, participa en un documental a favor de Cáritas, sobre su labor con los ancianos.

Su labor en la televisión le lleva a obtener la Antena de Oro, en 1976, si bien, excusó su asistencia a la recogida de premios.

La última película de José Orjas fue "Doña Perfecta" de César Fernández Ardavín, estrenada en 1977. Parece que una afección ocular le obligó a retirarse.


José Orjas falleció el 17 de diciembre de 1983, en el Hospital de la Cruz Roja de Madrid, de un derrame cerebral. Antonio Mercero con el que trabajó, como hemos visto, en la exitosa "Los Pajaritos" declaraba tras su muerte: "Orjas era uno de esos actores de carácter maravillosos que hay en este país, con una gran intuición para la interpretación y una gran humanidad".

Fue enterrado en el Cementerio de Carabanchel Alto. Su mujer, la actriz Conchita Sánchez Cobo murió el 12 de marzo de 2002, a los 96 años, sin ningún eco y descansa junto a él. 

Foto Propia. Ubicación: Cuartel 74. Manzana 46. Letra B. Sepultura 16-12