María Bru

Escrito por actoresdenuestrocine 24-12-2015 en Cine español. Comentarios (0)



La actriz María Bru Aguirre, su nombre completo, nació en Valencia, el 1 de septiembre de 1885. Hija del director del Hospital Provincial, Enrique Bru y de Ana Aguirre Matiol, miembro de ilustre familia del Grao, (su hermano José fue el naviero, comerciante y escritor), comenzó a actuar en su ciudad natal, y pronto se traslada a Madrid, gracias a la amistad de sus padres con la actriz Rosario Pino, en dónde afianza su carrera en los escenarios. Actriz eminentemente teatral, nutrió como muchos de sus compañeros, las pantallas cinematográficas, con total eficacia.

Las primeras referencias que he encontrado se remontan al año 1907 formando parte de la compañía del Teatro Español, actuando, además de junto a Rosario Pino, con Antonia Plana y Emilio Thuillier, en la obra de los Hermanos Álvarez Quintero, "Los Galeotes", en el papel de la señora Gervasia.

Hasta principios de la siguiente década, probablemente interviene en multitud de papeles quizá poco destacados, afianzando su carrera.

En septiembre de 1912, los periódicos anuncian su vuelta de una exitosa gira por Argentina, en la compañía de Tallaví- Plana-Llano y además, añaden que se ha casado recientemente con otro actor de la compañía, Pedro González. 

Un par de años después, a finales de junio o primeros de julio de 1914, nace su hija María de la Asunción. A finales de ese año, trabaja en el Teatro Principal de su ciudad natal, obteniendo un gran éxito en la obra "Las Pecadoras", en el papel de Doña Manolita, ya integrada en la compañía de Plana-Llano.

A finales de 1916, la prensa reseña una curiosa noticia, María Bru hereda 70.000 pesetas, de un lejano familiar cubano, si bien, sigue trabajando como si nada…

El Día. 20 de agosto de 1917. BNE.

En 1917, deja la compañía de Antonia Plana y firma contrato con Vilches, para actuar en el Teatro Princesa. Este año participa entre otras en las obras, ”Los Caminos de Roma” y “El Ascensor”. 

En 1919, actúa en la tradicional puesta en escena del Don Juan Tenorio, en el papel de Brígida, en el Teatro del Centro.

A principios de los años 20, trabaja con Margarita Xirgu, actuando en una reposición de la obra de Jacinto Benavente, "La Noche del Sábado". Con esta misma actriz y su compañía realiza, de nuevo, una gira por Sudamérica y poco más tarde, a finales de 1922, se incorpora, junto con su marido, a la compañía del teatro madrileño Infanta Isabel, dónde obtendrá sus mayores éxitos.

Su actividad en esta época es febril. Así, sin ánimo de ser exhaustivos, entre 1922 y 1927, aparece en  “La Prisa”, "El Paraíso Cerrado", “El Señor Cura”, “Alcalá de los Gandules”, “La Escena Final”, “Que Baje San Isidro”, “La Simpatía”, “La Mano de Alicia” y “Suéltate el pelo, Rosario”.

Caricatura de María Bru. Hemeroteca ABC. 3 de marzo de 1927.

A finales de 1928, ya forma pareja artística con Pepe Isbert, con quien formará una Compañía de comedias, con la que lograrán grandes aplausos hasta finales de los años 30, en obras (muchas de ellas, de Arniches y Muñoz Seca) como “Lola y Loló”, “El Alfiler”, "Pégame, Luciano", “La Eterna Invitada”, “El Señor Badanas”, “Déjate Querer, Hombre”, “Mi distinguida Familia”, “El Fakir” y “Tú y Yo, Solos”, entre muchas otras. Destaca su papel principal en "La Condesa Está Triste" de Arniches. 

En la obra "El Padre Alcalde". Estampa. 14 de octubre de 1930. BNE.

Estampa. 3 de junio de 1930. BNE.


En vísperas de la proclamación de la Segunda República, en 1931, Brú triunfa, junto con Isbert, en la obra de Muñoz Seca “Todo Para Ti” y a finales de ese año, actúa en una nueva obra de los Hermanos Álvarez Quintero, "El Peligro Rosa" y en otro estreno de Muñoz Seca, "El Drama de Adán".

Ademas, ese mismo año, realiza su primera aparición en una película, también al lado de Pepe Isbert (con el que aparecería en 8 películas más), en “La Pura Verdad”, dirigida por Manuel Romero (aunque también algunas fuentes acreditan a Florián Rey) en las películas que la Paramount realizaba en Joinville (Francia) para el público hispano-hablante. El film se estrenó en diciembre de 1931 en Barcelona y un año más tarde, en Madrid.


Estreno de "La Pura Verdad" en Barcelona. Hemeroteca La Vanguardia 30/12/1931.

En 1932, destaca su actuación en "Equlibrios", siempre con Pepe Isbert y esta vez, también con la gran Julia Lajos.

María Bru y una estilizada Julia Lajos en la obra "Equilibrios".

En 1933, aparece como una de las actrices (junto a Julia Lajos, Eloísa Muro o Isabel Garcés) a las que se realizó una encuesta para la revista Blanco y Negro, con la sesuda pregunta “¿Cómo enfocaría usted el problema politico de España, si llegase a ser Presidente del Consejo de Ministros?”, lo que da una idea de cómo los actores expresaban sus opiniones políticas y como se tenía en cuenta la opinión de la mujer, que acababa de obtener el derecho al voto. La respuesta de María Bru sigue siendo de actualidad: "Proporcionando a todos los españoles un trabajo digno y bien remunerado. Del trabajo proviene la salud; de la salud, la alegría; de la alegría, la serenidad de espíritu y de la conciencia…"

En el teatro, actúa con Pepe Isbert en "El Niño de las Coles" y "El Refugio" en 1933 y el año siguiente en la famosa obra de Jardiel Poncela, "Angelina o el Honor de un Brigadier", así como en "Rusia en Albacete", junto a López Somoza, con quién actuaría en varias obras a lo largo de los años 40, "El Difunto es un Vivo " (que posteriormente se adaptaría al cine) o "Caramba con la marquesa". La crítica del diario La Nación resaltaba: "María Bru tiene la extraña virtud de naturalizar cuanto interpreta, desde lo que es de carne y hueso hasta los tipos que están confeccionados con trapos y serrín. Y en el que le tocó en la obra estrenada anoche, que tiene de todo, realizó una labor que la acredita, una vez más, de buena cómica".

Con Pepe Isbert en "El Niño de las Coles" Nuevo Mundo. 27/01/1933. BNE.

Con su inseparable Pepe Isbert, en "El Refugio" de Muñoz Seca.
Mundo Gráfico. 19/04/1933. BNE.


En 1935, el 8 de marzo, muere de una pulmonía, su marido el actor Pedro González, a los 45 años. En la noticia sobre su muerte se menciona un hijo, y ninguna referencia a su hija Asunción. Pero el espectáculo continúa, y una semana después, la podemos encontrar trabajando, en el teatro Benavente, en la obra “El Gran Ciudadano” de Muñoz Seca y posteriormente en “El Padre Soltero” y “Los Gansos del Capitolio”. 

Heraldo. 14 de marzo de 1935. BNE.

Poco antes del inicio de la Guerra Civil, Bru actúa en la compañía de Pepita Meliá y Benito Cibrián.

Ese mismo año, interviene en la adaptación al cine de la obra de Quintero y Guillén, "Morena Clara", estrenada el año anterior por la actriz Carmen Díaz. La película es dirigida por Florián Rey, e interpretada por Imperio Argentina, y en donde María Bru, interpreta a Doña Teresa, la madre del protagonista, un divertido papel, impostando un agradable acento andaluz, como mandaban los cánones. 

Revista Cinegramas. 2 de febrero de 1936.

Morena Clara se convertiría en uno de los mayores éxitos del cine español, siendo estrenada el 11 de abril de 1936 y permaneciendo en cartel hasta marzo de 1937, en plena guerra civil. El éxito de la película hizo que se volviera a reponer en el teatro en la compañía de Meliá-CIbrián, con Pepe Isbert y la propia María Bru.

María Brú (esta vez con acento) en el reparto de Morena Clara.

En una entrevista a Rafael Alberti, en septiembre de 1936, María Bru se menciona como miembro del elenco, que va a participar en las representaciones programadas por la Alianza de Intelectuales Antifascistas, junto con otra valenciana, pionera realizadora de cine, Helena Cortesina y actores como Manuel Arbó. Así actúa en la obra "Al amanecer" de Rafael Dieste, en octubre de 1936.

Ya en 1939, María Bru está de vuelta en los escenarios, con obras como “Anacleto se Divorcia” y “Mi Cocinera".

En el cine, participa en un papel destacado en una de las primeras producciones tras la guerra civil, rodada en septiembre de 1939, titulada "Eran Tres Hermanas", dirigida por Francisco Gargallo, interpretando el papel de Carlota.


En los años 40, realizará la práctica totalidad de sus apariciones cinematográficas, participando en 19 películas. En el teatro, vuelve a trabajar con López Somoza en obras como "Celedonio se Divierte" o "Y vas que ardes".

Comienza la década, volviendo a trabajar con el director Francisco Gargallo, en "El Sobre Lacrado", estrenada en noviembre de 1941, interpretando a Madame Duval, y junto con su compañero en el teatro, Pepe Isbert. 

Original cartel de "El Sobre Lacrado".

En 1942, interviene en dos películas, "Madrid de mis Sueños" de Max Neufeld y "Aventura" de Jerónimo Mihura, si bien, esta última se estrenará en 1944. De nuevo, en esta película trabaja con su inseparable Pepe Isbert. 

El año 1943 es el más prolífico de su actividad cinematográfica, actuando en siete películas. 




Trabaja para el director Ladislao Vajda, en dos películas, primero, junto a la malograda Mary Santamaría, en "Se Vende un Palacio" y a final de año, en "Doce Lunas de Miel" (que se estrenaría en enero de 1944), en el papel de doña Flora.

Junto a Mary Santamaría y Roberto Rey en "Se Vende un Palacio". Al fondo, una risueña, Julia Lajos y la magnífica calva de Félix Fernández.

También actúa, de nuevo para Florián Rey, en tres películas. La primera en estrenarse fue “Ídolos” (1943), que obtuvo un notable éxito, interpretada por Conchita Montenegro. Posteriormente, aparece en un papel de curioso nombre "Soledad la Sonaja" en "Ana María" y por último, en "Orosia", estrenada a finales de enero de 1944.

Caracterizada para su papel en "Orosia".

En 1943, también intervino en "Deber de Esposa" dirigida por Manuel Blay, como la señora de Migueláñez y en "Fin de Curso" de Ignacio F. Iquino, en una pequeña colaboración.

En 1944, Ladislao Vajda, gran director, más conocido por su inquietante película "El Cebo", la sigue reclamando y vuelve a dirigirla en "Te Quiero Para Mí", en donde María Bru vuelve a encontrarse con Pepe Isbert, en una película interpretada por Isabel de Pomés y Antonio Casal y en "El Testamento del Virrey", en donde coincide con… Pepe Isbert.

Finaliza el año trabajando en "El Camino de Babel", en el papel de Doña Luisa, dirigida por Jerónimo Mihura. 

El siguiente año realiza su primera actuación en una exitosa película de Edgar Neville, “La Vida en un Hilo” (1945) interpretada por la famosa pareja Conchita Montes-Rafael Durán y en realiza un trabajo excepcional otra gran actriz de carácter, protagonista de este blog, Julia Lajos.


María Bru encarna al personaje de Doña Encarnacion. En esta película, según el libro "Edgar Neville: Duende y Misterio de un cineasta español", Neville: "conecta de manera decidida con su labor como humorista al integrar en la trama, más concretamente en el entorno familiar de Ramón (Guillermo Marín), a los personajes de Doña Encarnación (María Bru) y Doña Purificación (Eloísa Muro), quizá sus dos creaciones más célebres para La Codorniz".

Por otra parte, su carrera en los escenarios sigue cosechando éxitos, especialmente con “Así es la Viuda” y “Se vende por Pisos”. En los años 40 también destacó en “Marramiau”, “El Niño de las Coles”, “Lo Que Nunca Fue Mío” y “Las de Abel”.

En la obra "Así es la Viuda". Hemeroteca ABC. 5 de noviembre de 1946. 

A finales de 1945, trabaja con otro exitoso director de la época, Juan de Orduña en la película "Mi enemigo el Doctor", que se estrenaría bastante tarde, en marzo de 1948 y que no obtuvo buenas críticas. En este película interpreta a la abuela Doña Rita, gran fumadora de puros.


Su actividad cinematográfica empieza a declinar, y realiza prácticamente una película por año, a partir de 1946 y hasta su retiro en 1951.

La encontramos en "Cero en Conducta" dirigida en 1946 por Fedor Ozep y el siguiente año vuevle a trabajar con Neville, en su reconocida película "Nada".

Tras un paréntesis en 1948, vuelve a participar en el papel de la tía Josefa en el rodaje de "La Revoltosa" dirigida por José Díaz Morales, producida en 1949 y estrenada en marzo de 1950. En 1949, inicia el rodaje de "En el Nombre del Padre" dirigida por Luis Marquina, pero la película no llegó a buen término.  

En los 50, prácticamente dice adiós a su carrera cinematográfica, apareciendo, como la señora Grant, en "El Sótano" (1950), dirigida por Jaime de Mayora,“ Duda” (1951)  de Julio Salvador y “Me Quiero Casar Contigo” (1952) de Jerónimo Mihura. Algunas fuentes también citan su aparición en Ronda Española, en 1951 del director Ladislao Vajda, si bien, no aparece acreditada en la base de datos de cine del Ministerio de Cultura. Es probable que aparezca en un pequeño papel, en la que sería su última aparición en el cine, en una película en la que también intervenía su inevitable compañero, Pepe Isbert.

Mientras tanto, continúa su labor interpretativa en el teatro, en “El Termómetro Marca 40”, “Seis Despistados en Buscas de Amor” y “El Lazarillo Ciego”. 

El 6 de enero de 1956, participa en la cena organizada por la Casa de Valencia, coo homenaje a los artistas valencianos del teatro y del cine, junto a sus paisanos Rafael Rivelles, Amparo Martí o Isabel Pallarés.

En 1957, su nombre aparece como una de las colaboradoras en funciones a beneficio de los damnificados de la riada de Valencia, su ciudad de origen, junto a multitud de profesionales del cine y el teatro, algunos de ellos también valencianos, como Rafael Rivelles, Jorge Mistral o Fernando Vizcaíno Casas.

En los años 60, su labor se reduce, si bien, en 1961, aparece en la puesta en escena de “Los Intereses Creados” de Benavente, en el papel de Doña Sirena, en cuya reseña periodística se habla de “las ocho décadas admirables de María Bru”. 

Su carrera cinematográfica, quizá incluya una película más (aunque creo que se trata más bien de un error, por similitud quizá con el nombre de otra actriz) sin acreditar, si bien es difícil determinar cuál. Una de las fuentes cita, “Chantaje a un Torero” del año 1963, pero erróneamente consigna como director a Enrique L. Eguiluz, cuando su directo fue Rafael Gil, y su nombre no aparece en la base de datos de cine, mientras que la otra fuente disponible, cita “Chantaje a un Asesino”, dirigida por el mismo Eguiluz, de la que no he encontrado referencias, y que aparece producida el año 1968, cuando María Bru ya había fallecido...

María Brú murio en Madrid, el 8 de abril de 1966, un sábado de Gloria y su muerte como muchas otras, pasó desapercibida para la prensa, a pesar de su presencia casi constante en sus páginas durante décadas. Tan solo una esquela publicada en el ABC, cuatro días después de su muerte, anunciando un misa en su memoria, permite conocer la fecha de su fallecimiento. No se menciona a sus hijos, sólo a los nietos y una hermana. Fue enterrada en el cementerio de La Almudena, Cuartel 71. Manzana 31. Letra A. En su tumba aparece enterrado Álvaro González Bru, pero, curiosamente, se trata de un sobrino.

Foto Cortesía de Javier Jara

Foto Cortesía de Javier Jara.


Hemeroteca ABC. 12 de abril de 1966.