Ricardo Acero

Escrito por actoresdenuestrocine 27-04-2017 en cine. Comentarios (0)

RICARDO ACERO, EL GALÁN OLVIDADO QUE ELIGIÓ EL TEATRO


Ricardo Acero fue un joven actor que debutó en el cine en los años 40, realizando papeles de galán. Sin embargo, en los años 50, dejó el cine para dedicarse al teatro. Sobre él, hay muy poca información, si bien, he conseguido encontrar varios datos biográficos nuevos, para al menos completar, aunque sea mínimamente, una breve biografía de este "galán olvidado".

Ricardo Acero se llamaba en realidad, Ricardo García Pérez y nació el 31 de agosto de 1918, en la localidad soriana de Molinos de Razón. Desconozco el origen de su nombre artístico.

La primera referencia a nuestro protagonista aparece en el año 1943. El 29 de marzo de este año se estrena la película, "Canelita en Rama" dirigida por Eduardo García Maroto, quizá rodada a finales de 1942. 

En la película "Canelita en Rama"

A finales de este año, Ricardo combina sus trabajos cinematográficos y teatrales. El 26 de octubre se estrena su segunda película, "Ana María" dirigida por el afamado director Florián Rey, en donde interpreta el papel de chófer. En las tablas, Ricardo forma parte de la compañía de Nini Montiam, actuando en el Teatro Cómico, en el clásico "Don Juan Tenorio" que se pone en escena, como es tradicional, el 30 de octubre. Poco después, el 10 de noviembre, actúa en la obra "La gente dice que dicen..."

El año 1944, se encuentra en Barcelona junto a la actriz Lina Yegros, actuando en el teatro Poliorama, con al menos un par de obras, "Nena Teruel" de los Álvarez Quintero y "La mano de Alicia". 

En el cine se estrenará el 11 de diciembre, la película "Macarena" de Ramón Torrado, de nuevo de ambiente folklórico.

Durante 1945, aparece en otra película del mismo estilo, "Castañuela" de Ramón Torrado y posteriormente, en "Su última noche" de Carlos Arévalo. 


A continuación, encadena tres películas, estrenadas en 1946, con el exitoso director de la época Juan de Orduña, de diferente trayectoria. En primer lugar, "Leyenda de Feria", que no tendrá éxito crítico, a diferencia de la siguiente, "Misión Blanca", propaganda católica al uso, sobre la labor de los misioneros en África y protagonizada por Julio Peña y Alberto Romea. El año finaliza con una curiosa película, "Un drama nuevo", en donde una compañía teatral, pone en escena una obra que se confunde con la vida real y con su participación en "Un traje de luces" de Edgar Neville, que se estrenaría el año siguiente.

Junto a un gran actor, Jesús Tordesillas, en "Misión Blanca"

En "Un Drama Nuevo"

Algunas fuentes, citan la participación de Ricardo en la película, "La próxima vez que vivamos" de Enrique Gómez, que se estrenó en 1948 y un artículo de la prensa, también menciona su participación en "Aquel viejo molino" de Ignacio F. Iquino, a falta de confirmación.

Durante 1947, sigue combinando su labor en el teatro y en el cine. En las tablas, actúa en el homenaje a Benavente, en el teatro de la Comedia, con su obra más reconocida, "Los intereses creados". Además, también interviene en "Los pájaros" de Romero y Fernández Shaw, en "El amante" de Eduardo Manzanos, en el teatro Infanta Isabel, junto a Lola Villaespesa, Eloísa Muro y Ramón Peña y en "¡Soy el ama!". En este momento ya se convierte en el primer actor de la Compañía Nacional Lope de Vega.

En el cine, interviene en dos nuevas películas a las órdenes de Juan de Orduña, director con el que más trabajó. En primer lugar, en "Serenata Española" que se estrenaría el 12 de mayo y en segundo lugar, en el éxito, "La Lola se va a los puertos", coprotagonizada junto a Juanita Reina, Nani Fernández y Manuel Luna, que se estrenaría el 29 de diciembre.

En una escena y "al óleo" en "La Lola se va a los Puertos"

Ya en 1948, sigue su colaboración con Juan de Orduña en otro éxito arrollador de su filmografía el drama "Locura de Amor", en donde interpreta a un joven Carlos I, hijo de Juana la Loca. También interviene este año en "La Cigarra" del director Florián Rey y en "El Capitán de Loyola" de José Díaz Morales, protagonizada por Rafael Durán.

Como Carlos I, en "Locura de Amor"

En 1949, parece concentrarse en su labor para el cine y lo encontramos en "Una mujer cualquiera" y en "Aventuras de Juan Lucas", ambas dirigidas por otro gran director, Rafael Gil. También interviene en el rodaje de una película que no se finalizará, "En el nombre del padre" de Luis Marquina.

Durante 1950 forma compañía con una gran actriz, Mari Carmen Prendes, estrenando la obra "Dos mujeres a las nueve" de Miguel de la Cuesta y Juan Ignacio Luca de Tena y posteriormente, siguen de gira por España, con la excepcional obra de Buero Vallejo, "Historia de una Escalera", estrenada el año anterior y que repondrán en el teatro Cómico de Madrid. A finales de año, reponen la obra "Celos del Aire" de José López Rubio.

En el cine, vuelve con Juan de Orduña, en la que será su séptima y última película juntos, "Pequeñeces", otro gran éxito del director, en un intenso melodrama, con un lucido papel para Ricardo, en un reparto encabezado por Aurora Bautista.

En un buen papel en "Pequeñeces"

El año siguiente, Ricardo aparcará el cine y seguirá sólo con su propia compañía, a la que se añadirán a final de año, Esperanza Navarro y Joaquín Roa. En la primera parte del año, actúa en la obra de tipo folklórico "Mi hermana Concha", en el teatro Poliorama, junto a Manolo el Malagueño y a final de año, ya con la compañía completa, en "¡¡¡Agua en los bolsillos!!! en el teatro Ramos Carrión y en "Un beso en la estación".

Ya en 1952, vuelve al cine, en la película de Luis Lucia, de nuevo, de ambiente folklórico, "Gloria Mairena", en la que vemos a Ricardo Acero cantando, aunque desconozco si fue doblado o si también era cantante. 

En una escena de "Gloria Mairena"

En los escenarios, lo encontramos con la compañía de gira por España, con obras como "María Cristina me quiere dominar", "Julieta compra un Hijo", "Luna llena para todos" y junto a Carmen Vázquez Vigo en "Historia de un matrimonio" y junto a Amparo Soler Leal, en "Verano y Humo" de Tennessee Williams.


El año 1953 supondrá el retiro del cine de nuestro protagonista, con su interpretación en la comedia de José María Forqué, "El diablo toca la flauta", que se estrenaría el 15 de mayo de 1954. 

En su última película, "El diablo toca la flauta", junto al gran José Luis Ozores

Desde este momento, Ricardo Acero se dedicará en exclusiva al teatro, con algún paréntesis.

En el resto de la década, lo encontramos en la compañía de una larga saga teatral, la formada por Luis B. Arroyo y Rosario Sabatini, posteriormente con Fernando Collado, con la compañía de Tony Soler y finalmente, formando compañía con la malograda actriz Esperanza Navarro, apareciendo entre muchas otras obras en "Nosotros, Ellas y el Duende", "Don José, Pepe y Pepito", "La Cigüeña dijo sí", "¡Mujercita mía!", junto a Paco Martínez Soria, "El Pavo Real", "Los Niños de París", una comedia con Mariano Ozores, "El sol sale para todos", en el clásico "La Vida Es Sueño", en el papel de Segismundo, junto a Blanca de Silos, "Dos Hombres en la noche".

En los años 60, lo encontramos en la obra de teatro, "Irma la dulce", interpretando el doble papel que luego llevaría Jack Lemmon al cine y en otra reconocida obra "El Mundo de Suzie Wong" de Paul Osborne, que supuso el retorno de Jorge Mistral a los escenarios.

En una caricatura, en su doble papel en Irma, la dulce.

Además aparece, entre otras, en "El Nuevo Mundo" de Lope de Vega y en comedias como "Gorrión", "La Idiota", "La Chica del Gato", "Milagro en Casa de los López", "El Último Tranvía" o "El Plan Manzanares", junto a actores como Luchy Soto, Luis Peña, Irene Gutiérrez Caba y un largo etcétera.


Entre 1966 y 1976 no he podido encontrar ninguna referencia sobre él, volviendo a aparecer de gira por Europa en este último año, con la compañía Tirso de Molina. A finales de 1978, obtiene el Premio Valladolid de Teatro, junto a Pastor Serrador, por sus interpretaciones en una obra de gran éxito, "Los Emigrados", con la que estarán de gira por Europa, a principios de los años 80. Según la imdb, también realizó una aparición en el episodio "La soberbia" de la serie de televisión, "El Español y Los Siete Pecados Capitales".


También este año forma parte del elenco de la obra de Antonio Gala, "La Vieja Señorita del Paraíso" y en 1983, interviene en "A Media Luz, los Tres" de Miguel Mihura y "Los Caciques", un clásico de Arniches.


Con varios sainetes de este autor, lo encontramos realizando teatro para la tercera edad, en Guadalajara, con la compañía Pablo Sanz-Asunción Villamil y en "Historia del Teatro Español", con fragmentos de obras clásicas.


Parece que su última aparición fue en la obra "Los Extremeños se Tocan" de Muñoz Seca, a finales de julio de 1986 en los teatros de La Villa.

Hasta ahora, sólo se sabía el año de su muerte, que fue este mismo 1986, pero he podido confirmar la fecha, el 1 de diciembre, en Madrid, en donde fue incinerado. De nuevo, un actor que se fue en silencio, tras una larga carrera.