Blog de actoresdenuestrocine

Félix Fernández

Escrito por actoresdenuestrocine 22-01-2016 en Cine español. Comentarios (0)


FÉLIX FERNÁNDEZ, UN ACTOR ADMIRABLE

¿Qué decir de Félix Fernández? En primer lugar, que es uno de mis actores preferidos. Que es un actor poco reconocido. Que fue uno de los más prolíficos del cine español, apareciendo en casi doscientas películas. Que con una apariencia de lo más normal y un nombre de lo más común, era capaz de, con unas pocas pinceladas y unos pocos minutos en pantalla, crear un personaje, ya fuera un campesino, un doctor, un aristócrata o un timador, pues hizo de todo y todo lo hizo bien. En pocas palabras, un actor a reivindicar. En una entrevista publicada en 1958, comentaba jocosamente que no pasaba un día sin que le preguntaran su nombre, cuando lo reconocían por la calle, "porque como de nosotros no se hace propaganda…".

Por otra parte, hay que señalar, que ya existe una magnífica semblanza sobre Félix Fernández en la red, hecha con un tremendo cariño, pues el actor y la persona lo merecen. En el blog de ladyfilstrup, ya comentado aquí alguna vez, se puede encontrar la correspondiente entrada a este actor, con fotos interesantísimas, y con datos, que también utilizaré en esta entrada. Os pongo el enlace, con un magnífico título y si podéis, os recomiendo que echéis un vistazo al resto. 

Félix Fernández, la elocuente calvicie


EL NACIMIENTO Y LA VOCACIÓN

El actor Félix Fernández García nació en Cangas de Onís (Asturias), el día 26 de septiembre de 1897, a las once de la noche. Hijo de Silverio Fernández Iglesias, de profesión industrial, natural de Cangas, de 37 años y de Micaela García García, natural de Salas y de 43 años. 

En un comentario publicado tras su muerte por un periodista amigo suyo, que le presentó su documental "Así es mi Asturias", Félix Fernández le comentó que su infancia había sido muy triste. En un momento de rebeldía contra un maestro de mano fácil y tras una primera escapada fallida de casa, el adolescente Félix vuelve a dejar su hogar y por azares del destino, recala en Sudamérica, donde se gana la vida en oficios diversos, hasta que se une a una compañía de teatro, con la que inicia una gira. En algún momento, es contratado por la prestigiosa compañía de María Guerrero-Fernando Díaz de Mendoza, con la que ganaría experiencia. 

La primera noticia que he encontrado sobre él, se remonta a septiembre de 1925, es decir, cuando ya tiene 28 años, realizando una gira con dicha compañía por la provincia de Palencia. 

En 1926, sin embargo, ya forma parte de una nueva compañía, también de renombre, la de Gregorio Martínez Sierra y Catalina Bárcena, en donde también trabaja, la que luego sería famosa actriz del cine español, Rosita Díaz Gimeno. En Valencia, en el teatro Principal, interviene en la obra de Carlos Arniches, "La Cruz de Pepita".

En 1928, ya lo encontramos en el elenco de la compañía del gran actor Ricardo Calvo, que incluye, además a Guillermo Marín, a Pepita Calvo Velázquez (hija de Ricardo Calvo y esposa de Guillermo Marín) y a una joven actriz de 17 años, que ya destaca, Irene Guerrero de Luna.

Justamente, con esta actriz, contraerá matrimonio Félix Fernández, el 17 de junio de 1929, en la parroquia de San Miguel, en Vitoria, dónde se encuentran de gira, poco después de que Irene cumpliera los 18 años. Su padrino de boda  fue el actor Guillermo Marín y la madrina, la madre de la novia, Consuelo Mendo. 

La gran Irene Guerrero de Luna. Mi revista. 15 de febrero de 1937. BNE.

El verdadero nombre de Irene era Irene Texidor Mendo, pero tomó, al igual que su hermana Consuelo, también actriz, el segundo apellido de su madre, como nombre artístico. Había nacido en Madrid, el 18 de mayo de 1911 y desarrollaría una exitosa carrera como actriz de doblaje. Es inolvidable su doblaje del personaje de Sofía Petrillo, interpretado por Estelle Getty, en "Las Chicas de Oro", aunque fue pionera en el doblaje, iniciando su labor en 1931, doblando a actrices como Marlene Dietrich (magistral en "Testigo de Cargo), Bette Davis, o en otro magnífico personaje "la señora Danvers", interpretado por Judith Anderson, en "Rebeca". También dobló a la madre de Carl Winslow en la serie "Cosas de Casa" y al mismísimo José Luis López Vázquez en su papel en "Mi Querida Señorita".

Como su voz es muy conocida, os dejo un enlace, en donde la podéis ver actuar, con una fuerza tremenda, lástima que no fuera aprovechada en el cine…

Irene Guerrero de Luna en acción

Este mismo año, Félix Fernández e Irene se encuentran entre los fundadores del Sindicato de Actores. En el verano de este año pretenden formar parte de la compañía de Manrique Gil, pero una desavenencia por el reparto de papeles, hace que desistan y vuelven a la compañía de Ricardo Calvo.

En este periodo hasta 1931 interviene en "La Lola se va a los Puertos" de los hermanos Quintero, "La Cenicienta" de Benavente y "Mariquilla Terremoto", también de los hermanos Quintero.

A finales de este año y en 1932, trabaja en la compañía de Eugenia Zúffoli (madre del actor José Bódalo) y de Juan Bonafé, actuando en "Seis meses y un día", "La hija del tabernero" y "Nena Teruel".

A partir de este año y hasta la finalización de la guerra civil española, Félix Fernández junto a su mujer, se desplazan a los estudios de Joinville, cerca de París, donde se dedican al doblaje de películas para la Paramount. Como sabemos, Irene seguiría este camino, aunque también aparecería como actriz en alguna película y en series como "La Forja de un Rebelde". Félix Fernández también se dedicó plenamente a la labor de doblaje, destacando, especialmente, doblando a Charles Chaplin en "Monsieur Verdoux" y a diversos actores en películas como "Beau Geste" o "El Forastero".

En 1935, según el Catálogo del Cine Español, Félix Fernández realiza su primera incursión en el cine, pero parece que la película no llegó a estrenarse; su título "Cuento Oriental" dirigida por Eduardo García Maroto. 

A principios de 1937, Irene Guerrero parte hacia Sudamérica, con la compañía Díaz-Collado, probablemente Félix Fernández la acompañaba.

Tras la Guerra Civil, Félix Fernández se dedicará casi de forma exclusiva al cine, y tan solo volverá al teatro, en sus últimos años. Entre 1940 y 1942, actúa, al menos,  en cuatro obras teatrales, "El Conde de Rochester" en la compañía de Nini Montiam, "Al Sol de Castilla" con Ana María Noé, "El Estudiante Endiablado" y "Teresa de Jesús", las dos últimas en el teatro María Guererro.

Respecto a su actividad cinematográfica, la primera película estrenada de Félix Fernández será "Pepe Conde" de José López Rubio, en 1941, si bien, su nombre no aparece, ni en el listado de la base de datos del ministerio, ni en el más completo Catálogo del cine español de la época, quizá, porque no fue acreditado, si bien, el propio Félix Fernández lo confirma en una entrevista. Según el blog Ladyfilstrup, interpretó el papel de mayordomo.

Ese mismo año también interviene en "El Secreto de la Mujer Muerta" de Ricardo Gutiérrez, junto a Ana de Siria y su hijo, Julio Infiesta. 

El ritmo de trabajo de Félix Fernández en el cine se irá incrementando. Así, en 1942, ya interviene en cuatro películas. Dirigido por Julio Fleischner, actúa en el papel de profesor de canto en "¡Qué Contento Estoy!", protagonizada por Ana Mariscal.

Posteriormente, actúa en "La Blanca Paloma" de Claudio de la Torre, protagonizada por Juanita Reina, "Idilio en Mallorca" de Max Neufeld, en donde también intervienen Julia Lajos y Juan Calvo e "Intriga" de Antonio Román, que se estrenaría en 1943. 

Durante 1943, trabaja en dos películas dirigidas por Eduardo García Maroto,  "Mi Fantástica Esposa"  y "Canelita en Rama", esta última, junto a Pastora Imperio y Juanita Reina y en "Castillo de Naipes" de Jerónimo Mihura, junto a dos grandes actores de carácter, Camino Garrigó y Joaquín Roa y en "Se Vende un Palacio" del gran director Ladislao Vajda, junto a Mary Santamaría, María Bru y Julia Lajos


Dos carteles publicitarios de la época. 

El año 1944 será más prolífico, actuando en nueve películas, aunque todavía no batirá su record. De hecho, Félix Fernández fue uno de los actores que intervino en más películas, en la década de los 40. Al mismo nivel, que otro actor de carácter, Manuel Arbó.

Empieza el año, a las órdenes de Rafael Gil, en "Lecciones de Buen Amor", en el papel de "maÎtre" y junto a Rafael Rivelles, Juan Calvo y Ana de Siria. Posteriormente se pone en manos de Ladislao Vajda, en una película, interpretada por la pareja Antonio Casal-Isabel de Pomés, titulada "Te Quiero Para Mí", en donde también aparecen Pepe Isbert y María Bru.

A continuación, trabaja con otro aclamado director y ex-actor de la época, Juan de Orduña, en la película "Yo No Me Caso", protagonizada por Marta Santaolalla y Luis Peña. Con Antonio Román, interviene en "Lola Montes" interpretada por una de las actrices más glamurosas del momento, Conchita Montenegro. 

Rafael Gil lo vuelve a reclamar, para trabajar en uno de los grandes éxitos de 1944, que ya hemos comentado en este blog, "El Clavo", en donde interpreta a Bizquerra. Y hasta el final del año, actúa en "El Rey de las Finanzas" de Ramón Torrado, interpretada por el matrimonio de actores Miguel Ligero y Blanca Pozas, en "Macarena" de Antonio Guzmán Merino y Luis ligero, protagonizada de nuevo por Miguel Ligero, pero esta vez, con Juanita Reina, en ""Ni Tuyo Ni Mío" de Gonzalo Pardo Delgrás y finalmente, en "Noche Decisiva" dirigida por Julio Fleischner, que ya se estrenaría en 1945.

Durante 1945, interviene a las órdenes de José Luis Saenz de Heredia, en dos ocasiones, en "El Destino se Disculpa", junto a Rafael Durán y Fernando Fernán-Gómez, en donde interpreta al dueño de la mantequería y en "Bambú", a mayor gloria de Imperio Argentina. También Rafael Gil vuelve a contar con él, para su película "Tierra Sedienta", en donde también encontramos al gran Alberto Romea. Por último, trabaja para Ramón Torrado en "Castañuela" y en "La Luna Vale un Millón" dirigida por Florián Rey. Otras fuentes citan su participación en "El Fantasma y Doña Juanita", pero no aparece finalmente en la misma.

El año 1946 marca un hito en la carrera de Félix Fernández, pues interviene en nada menos, que 16 películas, batiendo todas las marcas, y manteniendo el ritmo en 1947, con 14 o 15 películas, según las fuentes y en 1948, con 12 películas más. Podemos imaginar a Félix Fernández, saltando de rodaje en rodaje y poniéndose en la piel del personaje que le correspondiera, siempre de forma magistral.

La primera película de este año es "Mar Abierto" de Ramón Torrado, e inmediatamente, vuelve a ponerse en manos de Rafael Gil, en "La Pródiga", protagonizada por Rafael Durán, y en donde encontramos a Juan Espantaleón y una de las primeras apariciones de Paco Rabal.

Luego aparece en "El Crimen de Pepe Conde", continuación de la película (estrenada) con la que debutó en el cine y dirigida por el mismo director, José López Rubio, en el papel de sacristán, con el que regatea Miguel Ligero, al final del film, sobre el coste de su boda, y a continuación, en "Senda Ignorada" de José Antonio Nieves Conde.

Antoñita Colomé, Miguel Ligero y Félix Fernández en "El Crimen de Pepe Conde".

Según varias fuentes aparece en la película de Juan de Orduña, "Un Drama Nuevo", pero una reciente biografía de este director, descarta su aparición en esta película, además, tras su visionado, se constata que no aparece su nombre en los títulos de crédito, ni en pantalla.

Sigue su frenética trayectoria, trabajando en una película en donde aparece una jovencísima Sara Montiel, "Por el Gran Premio" dirigida por Pierre-Antoine Caron. Posteriormente, en una adaptación de la obra de Baroja, del mismo título "Las Inquietudes de Shanti Andía", dirigida por Arturo Ruiz Castillo, en el que interpreta a doctor Cornelius y en "Héroes del 95" de Raúl Alfonso. 


Félix Fernández en "Las Inquietudes de Shanti Andia".

En este momento, vuelve a ser llamado por Rafael Gil, para que intervenga en la película "Reina Santa", interpretada por Maruchi Fresno. 

El resto de películas en las que intervino en este año fueron: "Dulcinea" de Luis de Arroyo, "El Emigrado" de Ramón Torrado, "Dos mujeres y un rostro" de Adolfo Aznar, "La Próxima Vez que Vivamos" de Enrique Gómez, "El Pirata Bocanegra" de Ramón Barreiro, que se estrenaría en 1950, "El Centauro" de Antonio Guzmán Merino, en donde intervienen Félix e Isabel de Pomés, padre e hija,  por último, "Cero en Conducta" de Fedor Ozep, que se estrenó mucho después, en 1951.

Félix Fernández continua su ritmo "estajanovista" de trabajo, en 1947, trabajando en 14 o 15 películas, según las fuentes, en donde su nombre sigue sin destacar en los títulos de crédito o en los carteles publicitarios. Inicia el año en "Serenata Española" de Juan de Orduña, en donde también actúa, prodigiosamente, interpretando a Isaac Albéniz, en su infancia, un niño de 10 años, su nombre: Carlos Larrañaga. 

Magnífico como el orfebre judío en el Toledo de las tres culturas, en "La Dama del Armiño".


Juez inquisidor en "Fuenteovejuna".


Félix Fernández en "La Fe".

También este año intervendrá en la adaptación de dos clásicos de la literatura española. En primer lugar, "Fuenteovejuna", dirigida por Antonio Román, en el que interpreta a un juez y en la ya comentada en este blog, "Don Quijote de La Mancha", dirigida por Rafael Gil y en donde interpreta a un ventero, casado con Julia Lajos. Con esta misma actriz, también trabaja en "La Fe", de nuevo con Rafael Gil tras las cámaras, en "Dos Cuentos para Dos" de Luis Lucia, en donde también actúa Juan Espantaleón y un joven Tony Leblanc, "Confidencia" de Jerónimo Mihura, "La Dama del Armiño" de Eusebio Fernández Ardavín y "María de los Reyes" de Antonio Guzmán Merino.

Una estupenda pareja de venteros en "Don Quijote de La Mancha", Félix Fernández y Julia Lajos.

https://www.youtube.com/watch?v=LvwYA4gqX74

En el anterior enlace, podéis ver una divertida escena de "Dos Cuentos para Dos", con Félix Fernández, junto a Tony Leblanc y Juan Espantaléon.


Cochero, en "La princesa de los Ursinos".

Con Luis Lucia, repite también en "La Princesa de los Ursinos" y en "Noche de Reyes". Además, interviene en uno de los grandes éxitos de este año, la película "Botón de Ancla" de Ramon Torrado, que fue un triunfo personal del actor Fernando Fernán-Gómez, en un trío, completado por el actor valenciano Jorge Mistral y el renombrado actor Antonio Casal. 


Las tres películas restantes de este apretado año son "Luis Candelas, el ladrón de Madrid" de Fernando Alonso Casares, "Revelación" de Antonio Obregón y "La Manigua sin Dios" de Arturo Ruiz Castillo. Algunas fuentes también citan su intervención en "Lluvia de Hijos" de Fernando Delgado.

Félix Fernández junto a Aurora Bautista, en "Locura de Amor".

El año 1948 se inicia con su intervención en uno de los grandes éxitos del año, el "dramón" de Juan de Orduña, "Locura de Amor", revelación de Aurora Bautista, en su papel de Juana la Loca. A continuación trabaja en "El Huésped de las Tinieblas" de Antonio del Amo, una película sobre Gustavo Adolfo Bécquer, interpretado por un adecuado Carlos Muñoz. También continua su relación con Rafael Gil, en dos nuevas películas "La Calle sin Sol", excelente junto a Alberto Romea y las hermanas Julia e Irene Caba Alba y en "Mare Nostrum", en donde vuelve a coincidir con Juan Espantaleón.

Félix Fernández en "La Calle Sin Sol".

Trabaja para varios de los más reconocidos directores del momento. Para José Luis Saenz de Heredia trabaja en "Las Aguas Bajan Negras", para Florián Rey, en "La Cigarra", película protagonizada por Imperio Argentina y Miguel Ligero, para Benito Perojo, en "¡Olé, Torero!" y de nuevo, para Luis Lucia en una nueva versión de "Currito de la Cruz".

Con Tony Leblanc y Pepín Martín Vázquez en "Currito de la Cruz". pepinmartinvazquez.blogspot.com

El resto de filmografía de este año lo completan "Sabela de Cambados" de Ramón Torrado, con la insigne actriz María Fernanda Ladrón de Guevara, junto a su hija Amparo Rivelles, "Siempre Vuelven de Madrugada" de Jerónimo Mihura, "La Sombra Iluminada" de Carlos Serrano de Osma y "El Duende y el Rey" de Alejandro Perla. 




El año 1949, Félix Fernández reduce el ritmo de trabajo, pero sigue siendo infatigable. Vuelve a trabajar con Rafael Gil, en su décima colaboración, en la película "Una Mujer Cualquiera" y también vuelve a ser solicitado por Luis Lucia, para "La Duquesa de Benamejí". El año finaliza trabajando con dos nuevos directores, para José Díaz Morales en "Paz" y para Juan Vilá Villamala en "Alhambra". Algunas fuentes citan su participación en "El Santuario no se rinde", pero no lo puedo confirmar.


Este año o quizá a finales de 1948 nace su única hija, a la que llaman como a su madre, Irene.


Alegre bandolero, en la cuadrilla de Jorge Mistral, en "La Duquesa de Benamejí".


El año 1950 se inicia con uno de mis papeles preferidos, el tío Frasquito en "Pequeneces" de Juan de Orduña. Con unas pocas pinceladas crea un personaje, indicándonos su homosexualidad, sin estridencias y con naturalidad; en una época en que la censura no dejaba pasar ni una, es todo un prodigio de actuación. 

En su papel, en "Pequeñeces".

Algunas fuentes citan una nueva colaboración con Juan de Orduña en "Agustina de Aragón", pero permanece sin confirmar. 

Después de este rodaje, Rafael Gil, que tenía buen ojo para elegir a sus actores, vuelve a solicitarlo para "Teatro Apolo", en donde vuelve también a trabajar con Julia Lajos. Los siguientes trabajos en este año fueron "Vértigo" de Eusebio Fernández Ardavín, "El Sueño de Andalucía" de Luis Lucia, "Debla, la virgen gitana" de Ramón Torrado y "La Corona Negra" de Luis Saslavsky".


En "El Negro que Tenía el Alma Blanca" (1951).

En el año 1951, tras participar en "Manchas de Sangre en la Luna" Edward Dein y Luis Marquina y "El Negro que tenía el alma blanca" de Hugo del Carril, realiza una de sus mejores interpretaciones en una película crucial en el cine español, "Esa Pareja Feliz", estupenda comedia crítica, codirigida por Rafael Bardem y Luis García Berlanga, con un tono "a la americana" y en lo que sería ya costumbre en todas las películas de Berlanga, con todo un magnífico elenco de actores. La película, sin embargo, se estrenaría en 1953, unos meses después de la triunfante "Bienvenido, Mr. Marshall", lo que quizá le ha restado algo de fama. 


A renglón seguido, actúa en la revisión del éxito "Botón de Ancla", esta vez con el título "La Trinca del Aire", cambiando mar por cielo, e interpretada por el mismo trío de actores. El año finaliza con dos nuevos trabajos para el director que más veces lo reclamó, Rafael Gil, participando en "La Señora de Fátima" y en "El Gran Galeoto". 

Su intervención en "La Laguna Negra".

Rafael Gil sigue contando con él, en el año 1952, en tres nuevos papeles, actuando en un corto para conmemorar al aniversario del Real Madrid, "50 años del Real Madrid", junto a Manolo Morán y Fernando Fernán Gómez, en "De Madrid al Cielo" y en "Sor Intrépida". Trabaja de nuevo con Ramón Torrado en "La Estrella de Sierra Morena" , y posteriormente con Louis Cuny, en "Pluma al Viento", con Richard Pottier, en el éxito de Luis Mariano y Carmen Sevilla, "Violetas Imperiales" y con "La Laguna Negra" de Arturo Ruiz Castillo.

Una jovencísima Carmen Sevilla.

El año finaliza con su actuación, en el clásico del cine español dirigido por Berlanga, "Bienvenido Mr. Marshall", que se estrenó un Sábado de Gloria, el 4 de abril de 1953. Berlanga seguiría contando con él, llegando a trabajar juntosl, en 7 películas.

En la escena del Saloon, en "Bienvenido Mr. Marshall".


A principios 1953 recibe el premio del Círculo de Escritores Cinematográficos, al mejor actor secundario por su labor de conjunto del año 1952. Como actriz secundaria se lleva el premio la gran Emma Penella.

Este mismo año vuelve a repetir con Ramón Torrado, con el que llegará a trabajar en 15 películas, interviniendo en "La Alegre Caravana" y en  "Nadie lo Sabrá". Con Luis Lucia, rueda "Aeropuerto" y con Ladislao Vajda, "Carne de Horca". A lo largo de este año, también aparece en "Maldición Gitana" de Jerónimo Mihura, "Condenados" de Manuel Mur Oti, "Como la Tierra" de Alfredo Hurtado y "Sangre y Luces" de Ricardo Muñoz Suay y Georges Rouquier que se estrenará en París, en 1954.

Como el tabernero, en "Condenados" de Manuel Mur Oti.

Este año trabaja en cinco nuevas películas, destacando, sin duda, en su papel del tío Paloma, en la adaptación de la novela de Blasco Ibáñez, "Cañas y Barro" dirigida por Juan de Orduña, en donde según la crítica hace una excelente creación. Vuelve a trabajar con Ramón Torrado en "Amor sobre Ruedas", aparece en "¿Crimen Imposible?" de César Fernández Ardavín, en "Un Día Perdido" de José María Forqué y por último, en "Nosotros Dos" de Emilio Fernández, estrenada en 1955.

Ese año y durante 1956, rueda cuatro películas por año. En 1955, interviene en "Orgullo" de Manuel Mur Oti, "¡Aquí Hay Petróleo!" de Rafael J. Salvia, "Curra Veleta" de Ramón Torrado y en el exitazo de Antonio Molina, "Esa Voz es una Mina" de Luis Lucia. Por lo que respecta a 1956, destaca su actuación en otra película coral de García Berlanga, "Calabuch", secundado por un estupendo Juan Calvo, sin olvidar a un curioso torero, interpretado por José Luis Ozores. El resto de películas de este año fueron "Minutos Antes" de José Luis Gamboa, "Viaje de Novios" de León Klimovsky y "Susana y Yo" de Enrique Cahen Salaberry.

Junto a Antonio Molina, en "Esa Voz es una Mina".

Berlanga vuelve a reclamarlo, en 1957, para una película maltratada por la censura, pero que guarda momentos inolvidables del cine español, su título "Los Jueves, Milagro", un magnífico reparto, encabezado por un Pepe Isbert, en estado de gracia, interpretando a un falso San Dimas, creado por las fuerzas vivas del pueblo para relanzar el balneario y atraer el turismo. Entre las fuerzas vivas, Félix Fernández es el médico y su imagen abre esta entrada. El resto, nada menos que Juan Calvo, Alberto Romea, Manuel de Juan y Paolo Stoppa.

El resto de películas empalidece a su lado, actuando en "El Maestro" de Aldo Fabrizi, "Hablemos de Amor" de Alessandro Blasetti, "El Hombre del Paraguas Blanco" de Romero Marchent, "Ángeles sin Cielo" de Sergio Corbucci y "La Rana Verde" de José María Forn.

La actividad cinematográfica de Félix Fernández vuelva a acelerarse durante 1958, interviniendo en 13 películas, de desigual calidad y éxito popular. Tras su participación en una coproducción con Italia, "Operación Popoff" de Steno, trabaja con el director Antonio del Amo, primero, en "Nada menos que un Arkángel", y posteriormente, en una nueva película de Joselito, "El Ruiseñor de las Cumbres".  Interviene también en una película de curioso título, "Entierro de un Funcionario en Primavera" dirigida por José María Zabalza, comedia negra, protagonizada por Tony Leblanc y en un gran éxito de Sara Montiel, "La Violetera" de Luis César Amadori. Por último, aparece en "La Luz Viene de lo Alto" de Enrique Campos, "Tal Vez Mañana" de Glauco Pellegrini", "Los Dos Rivales" de Carlos Arévalo, "Échame la Culpa" de Fernando Cortés, "Ana Dice Sí" de Pedro Lazaga, "Ya Tenemos Coche" de Julio Salvador, "Bombas para la Paz" de Antonio Arévalo y "El Inquilino" de José Antonio Nieves Conde. Está magnífico como el gerente de una inmobiliaria. Con su verborrea, un puro, un plumero y… un billete atado a un hilo, compone un personaje. Me gusta pensar que todo este atrezzo fue idea suya.

El gerente de la inmobiliaria, junto a un atribulado Fernando Fernán Gómez, en "El Inquilino".


Este año concede una entrevista a ABC, el 31 de enero de 1958, que aparece en el siguiente enlace, y vale la pena leer. Reseñar, que a esta fecha, se cifra su filmografía en 132 películas, siendo la última "La Violetera". Con los listados al uso, faltarían en torno a 5 u 8 películas, y considerando que el resto de películas que se le atribuyen desde esta fecha fuera correcto, habría intervenido en 198 películas…

Entrevista a Félix Fernández

El año 1959 se inicia con su actuación en "Y Después del Cuplé" de Ernesto Arancibia, en el papel de un marqués pretendiente de Marujita Díaz, "Un Ángel Tuvo la Culpa" de Luis Lucia, protagonizada por José Luis Ozores y Emma Penella y "La Quiniela" dirigida por Ana Mariscal. A continuación, interviene en una gran película dirigida e interpretada por Fernando Fernán-Gómez, "La Vida Alrededor" junto a la guapísima Analía Gadé y en donde también aparece la madre del director, Carola Fernán-Gómez.  

Desde su palco, admirando a Marujita Díaz, en "Y después del cuplé".

Para Tulio Demicheli, interviene en "Carmen, la de Ronda" protagonizada por Sara Montiel y a continuación, añada una película más a las 18 que finalmente rodaría con Rafael Gil, una nueva versión de "La Casa de la Troya". 

De nuevo aristócrata, en "La Casa de la Troya".


A continuación interviene en la primera película como director de Mariano Ozores,  la comedia "Las dos y media y veneno", interpretada por varios miembros de la familia, José Luis y Antonio Ozores y Teresa del Río y Elisa Montés. Félix Fernández es el tío Senén, que, se resiste a que lo maten para cobrar la herencia.

Dándole un buen susto al bueno de José Luis Ozores, en "Las dos y media y… veneno".


Por último, vuelve a actuar en una producción italiana "Contrabando en Nápoles" de Lucio Fulci y finaliza el año, interviniendo en "Tenemos 18 años" de Jesús Franco. 

El final de la década sigue los mismos patrones interviniendo en dos coproducciones con Italia, "Hay Alguien detrás de la Puerta" de Tulio Demicheli y "El Coloso de Rodas" de Sergio Leone y en cuatro películas españolas, "Un rayo de Luz" de Luis Lucia, el début triunfal de Marisol, en el cine, "Juanito" de Fernando Palacios, con otro niño prodigio de la época, Pablito Calvo, "La Corista" de José María Elorrieta y "Pelusa" de Javier Setó.

Del año 1961, sin duda, destaca de nuevo, su participación en una corrosiva obra de Berlanga, "Plácido", protagonizada por Cassen y Elvira Quintillá, pero con jugosos papeles para muchos grandes actores de carácter. Félix Fernández es uno de los aturdidos pobres que hay que sentar a la mesa, que cree que le dan sapos, cuando son langostinos, rodeado de intérpretes como José Orjas, Julia Caba Alba, Amelia de la Torre, Luis Ciges o José María Caffarel, entre otros.

Un pobre agobiado en "Plácido".

Trabaja con diferentes directores, interviniendo en "Y el Cuerpo Sigue Aguantando" de León Klimovsky, "Vampiresas 1930" de Jesús Franco, "La Cumparsita" de Enrique Carreras, "Bello Recuerdo" de Antonio del Amo, "Abuelita Charlestón" de Javier Setó, "Martes y Trece" de Pedro Lazaga y "Los Que no Fuimos a la Guerra" de Julio Diamante, en donde podemos disfrutar de un maravilloso "enfrentamiento" con el actor Pepe Isbert.

Con abundante pelambrera en "Abuelita Charleston", junto a Marujita Díaz.


Junto a otro grande, Pepe Isbert, en "Los Que No Fuimos a la Guerra"

El año 1962 vuelve a ser muy prolífico, la vitalidad de Félix Fernández no decae con la edad y lo encontramos trabajando en 13 nuevas películas, que añadir en su haber. Con Rafael Gil, trabaja en "Rogelia" y con Berlanga, en su penúltima colaboración, en una película de episodios dirigidos por diversos directores, titulada "Las Cuatro Verdades". Con el popular Pedro Lazaga trabaja en "Aprendiendo a Morir" y en "Sabían Demasiado" y repite con José María Forqué en "La Becerrada" y con José Luis Saenz de Heredia en "Los Derechos de la Mujer". El resto de directores con los que colabora este año son José María Forn, en "Los Culpables", Mateo Cano en "Plaza de Oriente", Ricardo Blasco en "Las Tres Espadas del Zorro", Antonio Momplet en "El Sheriff Terrible", Ramón Fernández en "Objetivo las estrellas", Fernando Lamas en "La Fuente Mágica", protagonizada por Esther Williams y Luis Marquina en "La Batalla del Domingo".

El gran Isbert junto al gran Fernández en "Sabían demasiado"

Colabora, ya en 1963, con un nuevo director Mario Camus en "El Vengador de California" y repite con Mariano Ozores en "Las Hijas de Elena" y con José Luis Saenz de Heredia en "La Verbena de la Paloma". En este año también realiza su última interpretación para Berlanga, como el organista, en la excepcional e imprescindible "El Verdugo". Berlanga le concede el honor de citar su palabra fetiche: "austrohúngaro". 

Junto a Alfredo Landa, tras la corrosiva escena de la boda, en "El Verdugo".

A nivel internacional trabaja para Harold Philip en "Un Hombre Solo", con Riccardo Freda en "El Magnífico Aventurero" y con Gianni Bongioanni en "Tiempo de Violencia". Por último trabaja con Arturo González jr. en "Se vive una vez". La IMDB le otorga dos actuaciones más, en "Tierra Brutal" de Michael Carreras y "Scherezade" de Pierre Gaspar-Huit. 

Y además sigue sorprendiéndonos, pues empieza a trabajar en las adaptaciones teatrales para Televisión Española, en programas como Primera Fila y Estudio 1, actuando este año, al menos en"Tovarich" de Jacques Deval y "El Landó de Seis Caballos" de Ruiz Iriarte.

El año 1964 interpreta nada menos que al Profesor Tornasol, en la adaptación al cine del comic de Tintín, "El Misterio de las Naranjas Azules" dirigida por Philippe Condroyer. El resto de películas de este año incluyen "El Espontáneo" de Jorge Grau, "Julieta Engaña a Romeo" de José María Zabalza, "La Colina de los Pequeños Diablos" de León Klimovsky, "El Rapto de T.T." de José Luis Viloria y "Secuestro Bajo el Sol" de Jacques Deray.

Como el Profesor Tornasol.

En este año vuelve al teatro, actuando en dos piezas clásicas, "El Arrogante Español o Caballero de Milagro", de Lope de Vega, en el papel de Patricio, junto a Alfredo Landa, Irene Gutiérrez Caba, María Fernanda d'Ocón y Armando Calvo y "El Sueño de una Noche de Verano" de Shakespeare, en la celebración del 400 aniversario del nacimiento del bardo, en donde interpreta a Escofina, un carpintero. También actúa en la obra "Carmelo" de Juan José Alonso Millán.

En el siguiente enlace podéis ver una bonita foto en su actuación en "El Sueño de Una Noche de Verano", en donde también podemos ver a Juanjo Menéndez y a Ricardo Merino.

El Sueño de una Noche de Verano

Para televisión, aparece, al menos, en "El Amor de los Cuatro Coroneles" y "La Muerte del Hombre".

Su labor internacional sigue en 1965, interviniendo en "La Mentirosa" de Luigi Comencini, "La Muerte Espera en Atenas" de Sergio Grieco y "El Marqués" de Niels Wiest-Larsen. En España, realiza su última colaboración, de un total de 15, con Ramón Torrado, en "Clarines y Campanas", con José María Zabalza, que vuelve a contar con él, en "Algunas Lecciones de Amor" y con José Luis Saenz de Heredia en "Fray Torero".

Para televisión, vuelve a mostrar su incansable actividad y sin posibilidad de ser exhaustivo, aparece en "La Visita Llegó a las Doce", "La Botella" (adaptación del relato de Stevenson, "El Diablo en una Botella"), "Volpone" de Ben Jonson, ""El Gran Negocio" de Chayevsky, "Knock" de Jules Romain, en donde interpretó a un excelente, según la crítica, Dr. Parpalais y "Niebla" de Unamuno, junto a Carola Fernán-Gómez, Agustín González, Fernando Guillén y Charo García Ortega.

Su labor para televisión continúan en 1966, con adaptaciones de "Ejemplo de Doncel Ingrato", "La Noche de la Esperanza", "La Pequeña Comedia" y la que sería su última actuación, emitida tras su muerte, "El Último Mono" de Carlos Arniches.

Caricatura publicada en "Hoja del Lunes" 11 de julio de 1966.

Sus últimas películas realizadas en 1966, año de su muerte, muestran como, abarcar su filmografía, es una difícil tarea. Las fuentes más comunes citan "¡Cómo te Amo!" de Miguel Iglesias, "Proceso a una Estrella" de Rafael J. Salviá y "Alambradas de Violencia" de León Klimovsky. Pero aparece un Félix Fernández en el reparto de "Lola, Espejo Oscuro" de Fernando Merino, en la base de datos de cine del Ministerio, si bien, no sé si se trata de él o de otro actor con el mismo nombre. Pero, aún hay otra película, que quizá podría ser la última que rodó, aunque no aparece en ninguna fuente oficial. Según un artículo publicado unos días después de su muerte, también habría intervenido en "Los Ojos Perdidos" de Rafael García Serrano. Por tanto, Félix Fernández quizá no aparece en todas las películas aquí reseñadas, y sí en  otras todavía por descubrir, pero su número probablemente se acerca a las 200, siendo uno de los actores más trabajadores del cine español.

Era inevitable que la muerte encontrara a Félix Fernández al pie del cañón. Mientras rodaba en Valdetorres del Jarama, "El Tesoro de O'Hara Padre" de Joaquín Romero Marchent, sufrió un ataque al corazón, según las fuentes, durante una de las tomas o según otras, mientras descansaba en una de las cabañas, durante una pausa del rodaje. Trasladado a la Residencia de la Paz, en Madrid, no se pudo hacer nada por él. La fecha exacta, el 4 de julio de 1966. Su obituario, en al ABC, realizaba una buena reseña de su labor: "¿Cuántas películas hizo Félix Fernández a lo largo de 25 años de actividad incesante, sin contar los doblajes? Casi todas. Era uno de esos actores que tienen acomodo en cualquier reparto por su ductilidad y su buen hacer".

Fue enterrado en el Cementerio de La Almudena. Su mujer, la actriz Irene Guerrero de Luna, siguió cosechando triunfos en su labor de doblaje, como ya se ha comentado y también siguió trabajando hasta el final. Murió el 23 de marzo de 1996, poco antes de cumplir los 85 años, siendo enterrada junto a su marido.

Cementerio de La Almudena. Cuartel 14-N. Manzana 4. Letra C.

Ana de Siria

Escrito por actoresdenuestrocine 16-01-2016 en Cine español. Comentarios (0)

Una joven Ana de Siria. Vida Manchega 13 de junio de 1912. BNE.


La actriz Ana de Siria, como muchos de los protagonistas de este blog, tuvo una exitosa carrera teatral y su labor cinematográfica se inició pronto, pero no fue dilatada, apareciendo en torno a 22 películas. Por ello, no aparece en las principales fuentes consultadas, así que esta entrada será una biografía a añadir al largo listado de actores de carácter del cine español que deben ser recordados.

Este bloguero sólo ha visto a Ana de Siria en una película, pero se trata de una de las mejores comedias de la época, ya mencionada en varias de las entradas de este blog, se trata de "Eloísa Está Debajo de un Almendro", en donde Ana de Siria tiene una breve intervención, sin duda, muy teatral, pero impactante por  su presencia y por el propio carácter del personaje, como veremos.

Son escasos los datos biográficos que he podido encontrar. Ignoro dónde nació, ni la fecha, aunque quizás, dados los inicios de su carrera, probablemente naciera alrededor de 1885. Sí he podido localizar su nombre completo María Ana Siria Díaz-Delgado. 

Su carrera teatral debió de iniciarse a principios del siglo XX. En 1903, forma parte de la compañía de la prestigiosa actriz María Álvarez Tubau y su esposo, el dramaturgo Ceferino Palencia. Entre el elenco de la compañía, también encontramos a la actriz Adela Carbone y a un actor Félix Infiesta, que se convertiría en su marido.

Algunas de las obras del repertorio de la compañía incluían "La Corte de Napoleón", "Thermidor"; "Pepita Tudó", "La Castellana" y "La Dama de las Camelias".

El año 1904, Ana de Siria se une a la compañía de Luis Echaide, que lleva a escena obras de los Álvarez Quintero, como "La Dicha Ajena" o "El Amor en el Teatro", de Benavente, con "Al Natural" o de Galdós, como "El Abuelo".

El siguiente año la encontramos en la compañía de Emilio Armengod. Con esta compañía interpreta el papel de Fuensanta en la obra "El Loco de Dios" y el de Blanca en "Malas Herencias". 

Crítica de su actuación y de Félix Infiesta en "La Voz de Luarca" 28-09-1905. BNE.

El 30 de octubre de 1905, contrae matrimonio con el actor Félix Infiesta Marcos, y en algún momento de 1906, nace su hijo Julio, que luego también desarrollaría una carrera como actor. Probablemente, por este motivo, se aparta momentáneamente de su actividad teatral, hasta 1908.

Julio Infiesta, hijo de Ana de Siria.

Ese año, la encontramos formando parte del elenco de actrices de la compañía de Fernando Porredón, junto a Félix Infiesta y su hermana Josefina Infiesta, casada con el también actor Fernando Aguirre. Entre otros autores representan al inevitable Benavente, a Linares Rivas o a Rusiñol.

Diario La Rioja. 17 de septiembre de 1911. BNE.

Parece que con esta compañía permanece hasta 1913, cuando se integra en la compañía de José Montenegro y su mujer, María Comendador. En esta compañía, también se encuentra Félix Infiesta. Algunas obras interpretadas por esta compañía son "Malvaloca" de los Álvarez Quintero, "Lady Godiva" de Linares Rivas y "La Reina Joven" de Guimerá.

Tres años después, en 1916, forma parte de la compañía de Antonia Plana y Luis Llano, interpretando la obra "La Ciudad Alegre y Confiada" de Jacinto Benavente, junto a María Bru.

Este año, Ana de Siria se convierte en una de las primeras actrices teatrales que debutan en el medio cinematográfico, en la película "El Talismán" dirigida por Julio Roesset, para la productora Patria Films.

En 1917, también para la misma productora y director, aparece en la película "Mi debut Cinematográfico", si bien, no he encontrado referencias de esta película en la prensa, sólo un título muy similar "Un debut cinematográfico" pero del año 1914, sin más datos.

En el ámbito teatral, la encontramos en el teatro Cervantes, junto a Matilde Moreno y Ricardo Calvo, en donde obtiene grandes éxitos, especialmente en el papel de la vieja Simona, en la obra "El Príncipe Juanón" de Muñoz Seca. También en obras como "Todo Corazón" junto al actor Paco Alarcón y "Las Murallas de Jericó".

En abril es contratada para actuar en el teatro de la Comedia, actuando en "Los Tres Robinsones" de García Álvarez y Muñoz Seca. Otras obras del repertorio serían "Papillón", "Las Grandes Fortunas" y "Doña Juana La Loca".

De izquierda a derecha, Ana de Siria, Carmen Andrés, Elisa Fortuny y Adela Carbone. Diario La Mañana. 8 de septiembre de 1917. BNE.

A finales de este mismo año, actúa en el teatro de la Zarzuela, en la función de Pascua, en beneficio de la Asociación de la Prensa, en la zarzuela de Chapí, Arniches y Cantó, "La Leyenda del Monje".

María Palou, Ana de Siria y Rafaela Haro. Diario La Mañana. 20 de diciembre de 1917. BNE.

En marzo de 1918, actúa en la obra "¡Que viene mi marido!" de Arniches, en el teatro de la Comedia, junto a Juan Espantaleón.


También este año, aparece en su tercer película "El Rey de la Serranía" de nuevo, dirigida por Julio Roesset. Ya no volvería a intervenir en el cine, hasta 1926

A comienzos de 1919, forma parte de la compañía de Martínez Sierra que actúa en el teatro Variedades, actuando en las obras "A Campo Traviesa" y "El Corazón Ciego" del propio Martínez Sierra (bueno, en realidad, como se descubrió mucho tiempo después, escritas por su mujer, María Lejárraga).

En 1920, interpreta en el Teatro Eslava el papel de Doña Consolación en la obra de Felipe Sassone, "La Rosa del Mar" y protagoniza "Mamá" de Martínez Sierra. También actúa en la primera representación en Madrid, de una de las mejores obras de Bernard Shaw, "Pigmalión".

En 1921, aparece en el Infante Isabel, en "La Calumniada", en el papel de Mariona, en la obra "El Hombre Desconocido" y en el Teatro Principal de Valencia, en la obra de Muñoz Seca, "El Ardid".

Durante 1922, obtiene un rotundo éxito en tres obras, "¡Al Demonio se le Ocurre!…", "La Noche del Sábado" de Jacinto Benavente, en el papel de Maestá, en donde la actriz principal es la prestigiosa Margarita Xirgu y "La Niña de Gómez-Arias" de Calderón de la Barca, en el papel de la Reina Isabel.

En su papel de Maestá. Popular Film. 6 de enero de 1927. BNE.

Durante 1923, sigue cosechando triunfos, esta vez en la obra "Cristalina" de los Álvarez Quintero, en donde interpreta a la vieja criada.

En la obra "Cristalina" junto a Margarita Xirgu. Mundo Gráfico. 14 de febrero de 1923. BNE.

En 1924, realiza una triunfante gira por Hispanoamérica, junto a Margarita Xirgu. En Puerto Rico, representan la obra "La Pecadora" de Ángel Guimerá. Al final de la representación, a la Xirgu, le entregan un gran ramo de rosas, que en un bonito gesto, va repartiendo entre todas las actrices del reparto.

Durante 1925, interpreta una nueva obra de Guimerá, en un homenaje al autor en el Casal Catalá de Madrid, la obra elegida es "María Rosa" y también participa en un homenaje a Juan Valera. Posteriormente, de gira por Barcelona actúa en "El Beso" de Fernández Ardavín.

Caricatura en el ABC. 18 de marzo de 1925.

Firma con la compañía del teatro Fontalba, en 1926, y aparece en obras como "La Cabalgata de los Reyes" de Muñoz Seca y Pérez Fernández y en "Un Héroe Contemporáneo" de Claudio de la Torre, junto al actor Alberto Romea.

Este mismo año, tras 8 años separada del cine, vuelve a participar en un rodaje, en la película "La Loca de la Casa" de Luis R. Alonso, en el papel de la marquesa de Malavella. La película se estrenaría un par de años después.


En una entrevista concedida a la revista Popular Film, el 6 de enero de 1927, surge el tema de la igualdad de sexos, en la que Ana de Siria, tiene las ideas muy claras. El periodista comenta: "Alabar su inteligencia es servir a la verdad. Y lo aseguro: las mujeres como usted justifican la existencia del feminismo y le favorecen enormemente, porque al convencernos a los hombres de que en el sexo contrario, además de haber belleza en grado sumo, se discurre y se estudia, transigimos con sus ansias niveladoras y hasta les concedemos la libertad que reclama". A lo que Ana de Siria responde firmemente: "Con depresivo gesto de tirano que otorga la gracia de la vida a sus sumisos súbditos, continuando con la administración de los bienes de la esposa. Mientras no se nos permita disponer de lo que es nuestro y se nos humille, como si no discerniéramos, con autorizaciones que son las que dan validez a nuestros actos, el problema se mantendrá en pie, aunque oficialmente se nos honre con los cargos de concejal, diputado, catedrático y académico".

Muy pronto, con la llegada de la Segunda República, Ana de Siria tendrá oportunidad de ejercer sus derechos y conseguir su independencia, pues con la promulgación de la ley del divorcio se separará de su marido Félix Infiesta, en 1933.

Curiosa imagen de Ana de Siria. Popular Film. 6 de enero de 1927.

Las informaciones sobre Ana de Siria, este año, la relacionan con la compañía de Alejandro Maximino, que realiza una gira por el norte de España, en marzo o abril, pero unos meses después, forma parte del elenco del teatro de la Comedia, participando en la obra "¡Usted es Ortiz!" del prolífico Muñoz Seca, junto a los actores Casimiro Ortas, Eloísa Muro, María Mayor y Antonio Riquelme.

En 1928, interviene en dos obras de desigual resultado. La primera "¡Pare usted la jaca, amigo!" de Ramos de Castro, una comedia que consigue un gran éxito, y "El Clamor" de Muñoz Seca y Azorín, que resulta un verdadero fracaso.

A finales de año, actúa en la obra "Napoleón en la Luna" de Sáez y Navarro.

El año 1929, Ana de Siria se une a la compañía de teatro americano de Gómez Hidalgo, que adapta comedias detectivescas y de misterio, del ámbito anglosajón. Entre otras, Ana de Siria trabaja en "La Casa Endemoniada", interpretando a una caricaturesca detective americana, "El Gato y el Canario" y "El Proceso de Mary Dugan". También este año, actúa enl la película "48 pesetas de taxi" dirigida por Fernando Delgado.

Entre 1930 y mediados de 1932, se une a la compañía de la actriz Camila Quiroga, actuando en "La Felicidad de Ayer", "Una Muchacha de Vanguardia", "El Demonio fue antes Ángel" de Benavente y "Ejemplo de Casada", adaptación de la obra "Escola de senyores" de Carlos Soldevila.

Posteriormente, entra a formar parte de la compañía de Lola Membrives, actuando en "Pepa Doncel" y "Santa Rusia" de Benavente y "Cancionera" de los Álvarez Quintero. A finales de año, interviene junto a otros muchos actores, en un homenaje al autor Francisco de Villaespesa, que se encuentra enfermo y ya en 1933, marcha a Sudamérica, para realizar una gira, actuando entre otras en "Lo que Hablan las Mujeres" de los Álvarez Quintero.

Homenaje a Francisco Villaespesa. Ana de Siria se encuentra detrás del autor, sentado.

En 1935, se dedica a la labor de la enseñanza, como profesora del cuadro infantil en la Escuela de Actores de Pérez de León y sigue su carrera teatral, junto a Ernesto Vilches, actuando en "Cascarrabias", "En las Sombras del Harén" y en "Todo Un Hombre".

A final de año, se estrena una película dirigida por Edgar Neville, en la que Ana de Siria interpreta a la señora de Robledillo, su título "El Malvado Carabel".


Poco antes del inicio de la guerra está actuando en la obra "Una Mano Suave" de Borrás e Insúa, junto a un joven Alfredo Mayo.

Durante la guerra, se encuentra en zona leal a la República y desarrolla su actividad tanto en el cine como en el teatro. Así, participa en el rodaje de la película "Nuestro Culpable" dirigida por Fernando Mignoni, producida por el sindicato anarquista CNT, en 1937, en donde interpreta a la mujer del banquero. 


En los títulos de crédito de "Nuestro Culpable" en donde aparece como Ana Siria.

Ana de Siria en "Nuestro Culpable".

En el teatro, participa a finales de 1938, en un homenaje a Benavente, organizado por el sindicato UGT, actuando en la obra "Los Malhechores del Bien".

Al finalizar la guerra, la encontramos actuando en una obra en las antípodas ideológicas, titulada "Amor, Patria, Caridad" de Luis Teijeiro, que se iba a titular "Arriba España" (el crítico del ABC se lamenta del cambio de título) y en donde interpreta a una monja.

Durante este año, también actúa en "Lady Amarilla", "El Centenario" de los Álvarez Quintero y "Campo de Armiño" de Benavente.

En 1940, desarrolla una amplia actividad teatral y vuelve a incorporarse al cine, en el que seguirá de forma continuada, hasta 1945.

En el ámbito teatral interviene en "Espuma del Mar" de Juan Ignacio Luca de Tena, "La Inglesa Sevillana", "Bandera Blanca" de Antonio Quintero, "La Corte de los Truhanes" de Arozamena y Puente, "La Escuela de las Princesas", "La Princesa Bebé", "Aves y Pájaros" y "Los Intereses Creados" de Benavente, "Muchachas de Blanco" y "Lady Frederick" una adaptación de William Somerset Maugham. 

Para el cine trabaja en "Salomé" dirigida por Feliciano Catalán, en el papel de Doña Severiana y en la adaptación al cine de la obra de Benavente "La Malquerida", en el papel de doña Isabel y dirigida por José López Rubio.

El año 1941, sigue la misma pauta que el anterior, participando en dos películas, mientras sigue actuando en el teatro, en la compañía de Asquerino y López Heredia. Entre otras aparece en "Así son Todas", "La Fuerza Bruta", "Crispín y su compadre", "El Collar de las Estrellas", "Lo que tú quieras", "La Condesa Maribel", "El Crimen de la Calle Serrano", "Ella y el Duque", "La Eterna Enamorada", "Lo Cursi", "La Mariposa y la Llama", "La Noche del Sábado" y "Vidas Cruzadas".

Carteles publicitarios. 

Cartel de Pepe Conde. Su nombre aparece mal escrito, como "Ana de Liria".


En el cine, vuelve a ser dirigida por López Rubio en la película "Pepe Conde", en el papel de condesa de Arco Luengo y en "El Secreto de la Mujer Muerta" de Ricardo Gutiérrez, que se estrenó en 1942 y en donde trabajó junto a su hijo Julio.

En el año 1942, interviene en el rodaje de una polémica película "Rojo y Negro" de Carlos Arévalo, en el papel de la señora de Hidalgo y en "Idilio en Mallorca" de Max Neufeld, junto a Julia Lajos.

En la escena actúa en "La Condesa María", "Entre Vestidos que Danzan" y "Los Cachorros", tres obras de su propia compañía formada junto a su hijo.

El año 1943, marca su participación en una película de inmenso éxito, dirigida por el gran Rafael Gil, que adaptaba al cine, la ya triunfal obra teatral, estrenada en 1940, "Eloísa Está Debajo de un Almendro" de Jardiel Poncela. En ella, interpreta a Micaela, la tía perturbada de una excéntrica familia. Su actuación es muy teatral, pero casa bien con los excesos del personaje, con una estética llamativa, imponente paseando a sus galgos. Con ella, algunos compañeros de blog: Juan EspantaleónAlberto Romea y Juan Calvo.






Junto a Amparo Rivelles, protagonista de "Eloísa Está Debajo de un Almendro".


A finales de 1943, también se estrena "Café de París" de Edgar Neville, con el que vuelve a colaborar, casi diez años después de "El Malvado Carabel", y en donde aparece nuestra dama Neville, Julia Lajos. Mientras tanto, en el teatro interviene en "Un Capitán Español".

El director Rafael Gil vuelve a reclamarla, en 1944, para participar en el rodaje de "Lecciones de Buen Amor", protagonizada por Rafael Rivelles. Y este año rueda tres películas más, "El Hombre que las Enamora" de José María Castellví, interpretada por Armando Calvo, "El Rey de las Finanzas" de Ramón Torrado y "El Doncel de la Reina" de de Eusebio Fernández Ardavín, que se estrenaría en 1946. En la escena teatral, aparece de nuevo en una obra de Benavente, "Campo de Armiño".

En 1945, interviene en la película "Su Última Noche" de Carlos Arévalo, en el papel de Doña Ana, de nuevo junto al actor Juan Espantaleón. A partir de este momento, se dedica únicamente, al teatro, volviendo al cine sólo una vez más. 

Su trabajo en la escena junto a compañías de prestigio, como la de María Fernanda Ladrón de Guevara, la de Ana Adamuz y Luis Hurtado, e incluso, en 1947, con compañía propia junto a Luis Roses, es muy abundante. En 1946 y 1948, interviene en "El Amor del Perro y el Gato", "La Mujer X", "Rosas de Otoño", "Dos Cigarrillos en la Noche" de Luca de Tena, "Alfilerazos" y "La Infanzona" de Benavente y "Sabela de Cambados".

En 1948, realiza su última aparición en el cine, en la película "Sobresaliente" dirigida por Luis Ligero Pozas, hijo de los actores Miguel Ligero (protagonista de la película) y Blanca Pozas, en el papel de Doña Leonor. La película se estrenaría en 1953, cuando Ana de Siria ya había fallecido.

Cartel de su última película.

Sus últimos años los dedica al teatro. En 1949, actúa en "La Enemiga", una adaptación de la obra de Nicodemi. Un año después, interviene en la obra "La Risa Loca" de Adolfo Torrado.

Publicidad de la última obra de Ana de Siria. ABC. 9 de febrero de 1951.

El año 1951, actúa nuevamente en una obra de Benavente, "La Ciudad Alegre y Confiada". Tristemente será su última actuación. Ana de Siria murió el 15 de diciembre de 1951, en Madrid, sin que los medios se hicieran eco, cuando había aparecido en ellos, hasta hacía pocos meses. Dos líneas, entre otras noticias triviales, curiosamente encontradas en "La Vanguardia", del día 16 de diciembre, me han permitido conocer la fecha de su fallecimiento. Bajo el titulo "La Vanguardia en Madrid", Madrid 15, 12 noche (Servicio especial por teletipo directo de nuestra Redacción) aparece el apartado "En pocas líneas", insuficientes sin duda, para reseñar la carrera y la vida de alguien que estuvo hasta el último momento en los escenarios. 

La muerte de Ana de Siria, dos líneas, entre una nevada, el juego y unas becas.

Desconozco dónde fue enterrada. No aparece en los archivos de los cementerios municipales, por lo que, o bien, su tumba ya no existe o fue enterrada en alguna de las Sacramentales de Madrid.














Juan Calvo

Escrito por actoresdenuestrocine 01-01-2016 en Cine español. Comentarios (0)



Una estupenda imagen de Juan Calvo, juvenil y risueño. Revista Primer Plano. 12 abril 1942

Juan Calvo es uno de los claros ejemplos de un actor versátil, con una inmensa vis cómica, en su aspecto de hombre normal e incluso serio,  junto a otro de los más grandes, que también tendrá en este blog, su espacio, el enorme Félix Fernández.

Juan Bautista Calbo (así, con b) Doménech nació en Ontinyent (Onteniente) en la comarca de la Vall d'Albaida, en la provincia de Valencia,  a las siete de la mañana de un 22 de mayo de 1892. Hijo de Mariano Calbo Calbo, natural de Torremanzanas (Alicante) y de María del Patrocinio Doménech Rabasa, de Penáguila (Alicante) y cuyos bisabuelos eran de Relleu (Alicante). 

Según el libro "Las Estrellas de Nuestro Cine", al poco de nacer sus padres se trasladan a Madrid y estudia en los Escolapios, destacando en las representaciones escolares y compaginando los estudios con clases de canto. En las hemerotecas digitales, he encontrado a un Juan Calvo, como apuntador en la compañía de Juan Pérez Soriano, en 1907 y a un Juanito Calvo en un espectáculo de una rondalla aragonesa, en 1910, pero probablemente se trate de personas con el mismo nombre. 

Parece que su début teatral se produjo en 1916 en la compañía de Mendizábal-Ros (Guadalupe Mendizábal y Francisco Rodríguez Ros). En una entrevista a estos dos actores, en enero de 1917, comentan que habían regresado a España, el 21 de junio de 1916, tras una gira por América, en la compañía de Matilde Moreno. Juan Calvo ya formaba parte de la compañía. 

En este aspecto, un familiar proporciona algo más de luz, en una entrada en IMDB, dedicada a Armando Calvo (uno de sus hijos).

Si la fecha de vuelta es cierta, Juan se quedó en Puerto Rico. Y tenía buenos motivos. Allí conoció a una joven de 16 años (dato que confirma el certificado de matrimonio y el comentario en IMDB, aunque otras fuentes son contradictorias y le otorgarían un año o dos más). Su esposa fue Minerva Lespier García y era la hija de un importante terrateniente de Puerto Rico, Edelmiro J. Lespier. 

Juan Calvo, contrajo matrimonio civil con Minerva Lespier, el 22 de noviembre de 1916, en Mayagüez, Puerto Rico. El padre, dada la minoría de edad de la esposa, otorgó su consentimiento. 

A Minerva Lespier, le gustaba recordar que en la luna de miel, acompañó a su marido, que realizaba una jira con los actores venezolanos Vicente Pellicer y Jesús Izquierdo, alrededor de América del Sur, cruzando los Andes a lomos de mula, y viviendo muchas experiencias en Venezuela, Colombia o Panamá.

En enero de 1917, ya están de vuelta y esta es la primera referencia a Juan Calvo, en la ciudad de Vitoria, y algunas de las obras que representaban, sin que conozca exactamente en cuáles intervino. 



Diario Libertad. 8 de enero de 1917. BNE.



La única imagen de Minerva Lespier, en "Un Anuncio y Cinco Cartas" de Jardiel Poncela, en 1937.

La compañía realiza una nueva gira por Latinoamérica, que duró unos cuatro años.


En esta larga estancia, el 25 de diciembre de 1919, a las nueve y cuarto de la mañana, nace en San Juan de Puerto Rico, su primer hijo, Armando Pascual Calvo Lespier, que con el tiempo se convertiría en un reconocido actor. Este hecho, parece que les impulsa a volver a España, y así dos meses después del nacimiento, embarcan hacia Cádiz y de aquí a Madrid. Parece ser, que el pequeño Armando, apareció en ese breve intervalo de dos meses, en una obra policiaca realizada en Mayagüez, Puerto Rico.

Armando Calvo.

En la primavera de 1920, junto a su mujer Minerva, forma parte de la compañía de la actriz argentina Nieves Lasa (madre del director Antonio de Isasi-Isasmendi). En el teatro Apolo de Valencia, actúa en la obra "La Casa de los Batallán" en el papel de Don Pedro.

A finales de septiembre de ese mismo año, sin embargo, lo encontramos en Córdoba, en la compañía de Carrasco, que interpreta dramas policiales, si bien, estaría poco tiempo con ellos, pues en diciembre se incorpora a la compañía de la prestigiosa actriz Rosario Pino.

En 1921, mientras su mujer ingresa en la compañía de Adams Nieva, Juan Calvo entra a formar parte de la de Meliá-Cibrián, actuando entre otras obras en "El Ardid" de Muñoz Seca y "Es mi Hombre" de Arniches. Con esta compañía permanecería hasta mediados de 1924, cuando entra a formar parte de la de "Castaños y Salvador", aunque un par de años después se unirá a la compañía de los prestigiosos actores Aurora Redondo y Valeriano León. También este año parece que realiza una gira con la compañía de Irene Barroso por Andalucía y por África, junto a su mujer Minerva Lespier, entre el resto de la compañía. 

En 1926, actuará en el tradicional "Don Juan Tenorio", en el teatro del Centro, en el papel de Don Luis. A final de ese año estrena la obra de Arniches, "El último mono" y su hijo Armando debuta en el teatro, a los 6 años, en la obra "Barro Pecador", en el papel de Pascualín.

Caricatura de Armando Calvo, en su debut en el teatro. Hemeroteca ABC. 14 de noviembre de 1926.

El 6 de agosto de 1927, nace en Arenys de Mar (Barcelona), su segundo hijo, Juan Manuel Zenón Mariano, en la calle de la Fuente nº 14, a las seis de la tarde.

Manuel Calvo.

Ese mismo año, Juan Calvo forma su propia compañía, si bien, durante poco tiempo, pues se unirá a la de diferentes actores, con posterioridad. En 1928, lo encontramos con Manolita Ruíz, en 1929, con Rossi y Josefina H. del Río y en los años 30, con Casimiro Ortas y con la ilustre Mercedes Prendes (hermana de una de mis actrices preferidas, Mari Carmen Prendes y del también reconocido actor Luis  Prendes) hasta 1934, en que vuelve a formar compañía propia, en donde se incorpora su mujer y la actriz María Fernanda Gascón.

En este periodo aparece entre otras obras en "Juan Sin Tierra", "Los Engañados son Ellos", "El Tango de Moda", "Buena Gente", "La Hermana San Sulpicio", "La de los Claveles Dobles", "Los Malhechores del Bien", "La Chica del Gato", "El Nuevo Servidor", "Los Pajaritos" de Leandro Navarro y que fue escrita expresamente para Mercedes Prendes y Juan Calvo, y que pegada a la realidad, permitió un deselance adecuado a los problemas sentimentales de la historia, pues recientemente se había aprobado el divorcio y se pudo introducir en el texto, "El Espíritu de Elvino", "Los Caballeros" y "La Oca" y "El Refugio", ambas de Muñoz Seca, e incluso "Crimen y Castigo" de Dostoievsky. En 1933, aparece junto a su hijo, Armando Calvo, en la obra "La Posada del Caballito Blanco", en donde él interpretaba, nada menos, que al emperador Francisco José. 

Caricatura en "Las Provincias". 7 de febrero 1930. BNE.

Hemeroteca ABC. 29 de marzo de 1936. 


Con su compañía, en 1934, estrena la obra "Los Marqueses de Matute", en el Teatro Benavente. Este año, también sería el de su debut cinematográfico, en un papel casi de figurante, sin acreditar, en concreto aparece como "el hombre que pide otra copla" en la famosa película de Imperio Argentina, "La Hermana San Sulpicio", dirigida por Florián Rey, que el propio Juan Calvo, había interpretado en su estreno teatral. Curiosamente, su hijo Armando, debuta en el cine, a los 14 años, al mismo tiempo que su padre, en la película "Patricio miró a una Estrella" de José Luis Saenz de Heredia, en el papel de botones del Continental. 


En 1935, aparece en "Seviyiya", formando parte de la compañía de Fifí Morano. A final de este año, se une a la compañía de Milagros Leal y Salvador Soler Marí, actúando en "La Boda de Quinita Flores" de los Álvarez Quintero, en "Caperucita Gris", en la escenificacion del cuento "Botón, Rompetacones" de Antoniorrobles, "Las Tres Marías" y "Me Sacrificaré".

Arrodillado, un irreconocible Juan Calvo, en la obra "Seviyiya". Mundo Gráfico 6 de febrero de 1935. BNE.

En 1936, participa en el papel de Ambrosio, en el rodaje de una película con su particular historia, ya mencionada, en la entrada de Alberto Romea, se trata de "El Genio Alegre" de Fernando Delgado, en donde actúa por primera vez junto a su hijo Armando, que a sus 16 años, interpreta el papel de Antoñito, el Pintor.

Juan Calvo y Alberto Romea, en el rodaje de "El Genio Alegre".


En una entrevista, al diario "Imperio" del 26 de octubre de 1937, Juan Calvo da cuenta de que el inicio de la guerra se produjo mientras él rodaba "El Genio Alegre" y su hijo Armando,  "Asilo Naval" en Cádiz, ambas de Cifesa. Se reunieron en Sevilla, dónde pasaron un tiempo, mantenidos por Cifesa. Fiel al Movimiento, Juan Calvo junto con otros actores, inician un periplo por zona sublevada, actuando en Granada, Córdoba, Toledo, Lugo, y de vuelta a Sevilla. Entre otras obras interviene en "La Oca" de Muñoz Seca, "Dueña y Señora", "Pepa la Trueno" y "Mi Tía Javiera".

Su siguiente papel en el cine, sería de nuevo sin acreditar, en "Suspiros de España" de Benito Perojo, rodada en Alemania, durante la guerra civil española, en 1938, de nuevo con Alberto Romea. 

En enero de 1939, actúa en Zamora, junto a Olvido Rodríguez en las obras "Su Desconsolada Esposa" y "El Verdugo de Sevilla". 

Al finalizar la guerra, en abril de 1939, lo encontramos  actuando en Barcelona, con las obras "Soy un Sinvergüenza", "¡Caramba con la Marquesa!," y "Los Marqueses de Matute", en el teatro Principal Palace. El crítico de La Vanguardia hace una alabanza de su actuación: "Juan Calvo hace en ellas una creación. Realmente, es un actor cómico que sabe dónde se halla el caudal de la gracia. Tiene naturalidad  y soltura. No perdona un detalle, y no hay en sus encarnaciones cargazón ni amaneramiento. Es sobrio."

En junio de 1939, ya lo encontramos en Madrid, formando compañía con otro gran cómico Joaquín Roa, estrenando la misma obra que había cosechado éxitos en Barcelona, "Soy un Sinvergüenza".

A partir de 1940, su labor cinematográfica, empieza a despegar, de forma que, en unos pocos años, prácticamente deja el teatro, dedicándose de lleno a esta actividad. En este año, también, se traslada a Italia, en donde participa en el rodaje de varias películas. En España, participa en el rodaje de "La Dolores" rodada entre finales de 1939 y enero de 1940, por Florián Rey, protagonizada por la cantante Concha Piquer. Posteriormente, actúa en "El último húsar" de Luis Marquina, en donde también actúan sus dos hijos, Armando y Manuel y Alberto Romea. Por último,  trabaja bajo las órdenes de Félix Aguilera en "El Inspector Vargas".

Original publicidad de "El Inspector Vargas".

Entre 1940 y 1941, trabaja en diversas coproducciones hispano-italianas, apareciendo en "Conjura en Florencia" de Ladislao Vajda, "Tosca" de Karl Koch, algunas fuentes citan su aparición, casi como figurante, en "Lucrecia Borgia" de Hans Hinrich, y posteriomente, actúa en "El Capitán Tormenta" (basada en el libro de Salgari) de Conrado d'Enrico, protagonizada por Rafael Rivelles, "Yo soy mi Rival" de Mario Bonnard, "Due Cuori Sotto Sequestro" de Carlo Ludovico Bragaglia y "Brivido" de Giacomo Gentilomo.


A finales de 1941, regresa a España, y participa en dos películas a mayor gloria del Nacionalcatolicismo imperante. La primera, la película "Raza", el ideario franquista por antonomasia, no en vano, el guión estaba escrito por el mismísimo dictador, Francisco Franco Bahamonde, y dirigida por José Luis Saenz de Heredia, primo de José Antonio Primo de Rivera. La segunda, "Boda en el Infierno" de Antonio Román, protagonizada por Conchita Montenegro, en donde interpretaba el papel del Comisario Karastoyanoff.



En teatro, actúa en la compañía de su hijo Armando, con la obra "Dos Docenas de Claveles", junto a la actriz y bailarina Laura Pinillos y en la compañía de Casimiro Ortas, en las obras "Déjeme usted que me ría" y "Una de cal y otra de arena".

El año 1942, también interviene en nada menos que seis películas más, la mayor parte estrenadas en 1943. Para Benito Perojo, actúa junto a  su hijo mayor, Armando, que se estaba convirtiendo en uno de los galanes del cine español y con Rafael Rivelles, en la película "Goyescas" protagonizada por Imperio Argentina, y de nuevo, con su hijo, aparece en "Correo de Indias" dirigida por Edgar Neville. Posteriormente, trabaja en "Idilio en Mallorca" de Max Neufeld y a las órdenes de Rafael Gil, en un éxito de la época, ya comentado, en alguna otra entrada de este blog, "Huella de Luz", que se estrenaría el 5 de marzo de 1943.

Junto a Fernando Freyre de Andrade, en "Huella de Luz".

Finalmente, trabaja en "Schottis" de Eduardo García Maroto y en "Aventura" de Jerónimo Mihura, junto a María Bru y José Isbert.

Su ritmo no decae en 1943. Rueda "Mi Vida en tus Manos" dirigida por Antonio de Obregón, y posteriormente, en dos películas con Florián Rey, director de su primera película, "Ídolos" y "Ana María", en ambas junto a María Bru. También interviene en "La Patria Chica" de Fernando Delgado, película protagonizada por Estrellita Castro". A final de año, también aparece en "Fiebre" de Primo Zeglio y en "La Maja del Capote" dirigida por Fernando Delgado, de nuevo junto a Estrellita Castro y en donde interpreta nada menos que a Don Francisco de Goya.

Si bien, sus dos principales actuaciones en este año son en dos grande éxitos del momento. En primer lugar, "El Escándalo" dirigida por José Luis Sáenz de Heredia, y en donde actúa junto a sus hijos Armando y Manuel, y en segundo lugar, la gran comedia "Eloísa Está Debajo de un Almendro" de Rafael Gil. En su papel en esta cinta como Leoncio, el futuro criado de un excéntrico jefe, Juan Espantaleón, está magistral, mostrando su vis cómica, junto a un actor, con el que ya había trabajado con éxito en el teatro, Joaquín Roa. 

Juan Calvo, Joaquín Roa y Rafael Gil, en el rodaje de "Eloísa está debajo de un almendro". Fuente: Rafael Gil i Cifesa. Filmoteca GVA


Juan Calvo y Joaquín Roa, en una divertida escena en "Eloísa Está Debajo de un Almendro".

En la revista Primer Plano, en esta época, preguntaron a diversos actores, qué papel les gustaría interpretar en el cine, la respuesta de Juan Calvo, mostraba su sentido del humor: "Me gustaría interpretar a Felipe el Hermoso…".

En este año y en el siguiente, realiza sus últimas incursiones en el teatro, actuando en sendas versiones de "Don Juan Tenorio", junto a su hijo Manolo Calvo en una de ellas y en la otra, con su hijo Armando.

Durante 1944, se intensifica todavía más su labor en el cine. Repite con Rafael Gil, en tres películas. La primera, "Lecciones de Buen Amor", basada en una obra de Benavente, en donde trabajó de nuevo con Rafael Rivelles. La segunda, en una pequeña aparición, en el gran éxito de ese año, "El Clavo", con Amparo Rivelles, Rafael Durán y Juan Espantaléon, entre muchos otros grandes actores. Por último, en otra gran película de Rafael Gil, "El Fantasma y Doña Juanita" con Mary Delgado, Antonio Casal, Camino Garrigó, y los ya conocidos en este blog, Juan Espantaleón y Alberto Romea


También trabaja para otro director de éxito de la época, Juan de Orduña, en dos películas, "Tuvo la Culpa Adán", en el papel protagonista, ya que su enamoramiento pone patas arriba la misoginia de su familia y en la comedia, al estilo americano, "Ella, Él y sus Millones", de nuevo, en el papel de un criado de vuelta de todo, junto a Freyre de Andrade, que trabaja en el mismo gremio, y junto a Josita Hernán, Rafael Durán, Luis Peña, Pepe Isbert y Guadalupe Muñoz Sampedro.

En la cena familiar de "Tuvo la culpa Adán".

En otra divertida escena de "Tuvo la culpa Adán", posando para el cuadro "La muerte de Adán".

Para José María Castellví, trabaja en la película "El Hombre que las Enamora", junto a su hijo, Armando Calvo, ya convertido en uno de los galanes del cine español, la actriz Luchy Soto y de nuevo, con Alberto Romea y despide el año, participando en "El Testamento del Virrey" dirigida por el gran Ladislao Vajda, junto a Pepe Isbert y María Bru.

Según el Catálogo del cine español de este periodo también aparece en una película inacabada titulada "Sol y Sombra de Manolete" dirigida por Abel Gance.

El año 1945 se inicia con su participación en una película protagonizada por su hijo Armando, en el papel del título, "Espronceda" y coprotagonizada por Amparo Rivelles. A continuación realiza dos películas con sendos directores ya conocidos, con Rafael Gil, aparece en "Tierra Sedienta" y con Ladislao Vajda, aparece en "Cinco Lobitos", en el papel de conserje.

A final de año rueda "Afan-Evu (El Bosque Maldito) de José Neches, y para rematar interviene en otro de los grandes éxitos del cine español, de nuevo, en una película, junto a su hijo Armando, su título "Los Últimos de Filipinas", dirigida por Antonio Román, y en donde interpreta el cabo Olivares. 

Juan Calvo en "Los últimos de Filipinas"

En noviembre de 1945, antes de que se estrenen sus dos últimas películas, Juan Calvo y sus dos hijos parten para México. Su partida aparece en unos interesantes documentos, que a continuación reproduzco, obtenidos de la página del Ministerio de Cultura:

http://pares.mcu.es/MovimientosMigratorios/viewer2Controller.form?nid=12660&accion=4&pila=true


Se observa que el pariente más cercano que se hace constar, es su suegro, Edelmiro Lespier, que vive en Mayagüez, Puerto Rico. Como curiosidad, en el apartado personal se hace constar que su estatura es de 1,66 metros. En otra documentación, que se puede consultar en el enlace, se menciona que va a trabajar en el Teatro Arbeu, en México D.F.

Ficha de Armando Calvo Lespier. pares.mcu.es

Ficha de un casi veinteañero, Manuel Calvo Lespier. Su fecha de nacimiento es errónea. pares.mcu.es

Es probable que su mujer, Minerva, ya estuviera en México o en Puerto Rico, desde algún tiempo antes, pues no he encontrado información sobre ella.

Su primera película en México es "Ramona" dirigida por Víctor Urruchúa, que se rueda a finales de enero de 1946 y unos meses después, trabaja junto a su hijo Armando (que desarrollaría su carrera, mayoritariamente en México, casi hasta su muerte), en la película "La Mujer de Todos" dirigida por Julio Bracho y junto a la gran estrella del cine mexicano, María Félix.

Este mismo año, rueda dos películas más, "Lágrimas de Sangre" de Joaquín Pardavé y "Bel Amí" de Antonio Momplet, de nuevo junto a su hijo Armando, como protagonista.

A principios de 1947, interviene en "Hermoso Ideal" de Alejandro Galindo. Pero en este momento, vuelve a España, pues el papel que va a interpretar es irrechazable, nada menos que a uno de los personajes cumbre de la la literatura, Sancho Panza, el fiel escudero de Don Quijote de La Mancha y además dirigido por uno de los directores más prestigiosos de la época Rafael Gil y rodeado de uno de los elencos actorales de lujo del cine español.

La adaptación al cine de "Don Quijote" era un proyecto largamente acariciado por Rafael Gil. Finalmente, para la conmemoración del 400 aniversario del nacimiento de Miguel de Cervantes, se lanzó el proyecto por parte de la productora CIFESA que ya atravesaba momentos de crisis. Independientemente de las críticas recibidas por la película, mayoritariamente positivas, si bien, también se hicieron las consabidas apreciaciones negativas, por los fragmentos eliminados o por ser una adaptación "plana", de lo que no hay duda, es de que la elección de Rafael Rivelles y de Juan  Calvo, para interpretar a Don Quijote y Sancho Panza, fue magnífica, tanto por la labor interpretativa y la experiencia que llevaban a sus espaldas, como al aspecto físico. Curiosamente, ambos eran valencianos, Rivelles nacido en Valencia, y criado en el barrio de El Cabanyal y Juan Calvo, como hemos visto nacido en Ontinyent (Onteniente). 

Rafael Rivelles y Rafael Calvo en la publicidad de CIFESA.



Juan Calvo y Rafael Rivelles en una escena de la película.

Calvo y Rivelles con el querido Clavileño.

Parte del magnífico reparto de Don Quijote. Arriba, Juan Espantaleón, Fernando Rey y Manolo Morán. Abajo, Julia Caba Alba, Sara Montiel, Juan Calvo y Rafael Rivelles.

Sin duda, Rafael Gil eligió a los actores protagonistas perfectos, pero, además, la elección del resto del reparto fue espectacular, además de los anteriores, podríamos citar a Guillermo Marín y a Julia Lajos.

Una vez finalizado el rodaje, Juan Calvo vuelve a México. De acuerdo con la base de datos de la filmoteca mexicana, he podido encontrar cuatro películas, que no aparecen en todas la fuentes, aunque sí en la imprescindible (con todos sus errores) base de datos de IMDB. 

Así, en enero de 1948, participa en el rodaje de "Allá en el Rancho Grande" de Fernando de Fuentes e interpretada por la estrella mexicana Jorge Negrete y a mediados de ese año, actúa en "Flor de Caña" de Carlos Orellana.

Junto a Jorge Negrete. Fuente: serranoguerra.wordpress

En 1949, participa en dos películas dirigidas por Miguel Morayta. La primera "La Venenosa" en donde vuelve a compartir pantalla con su hijo Armando y la segunda, "La Virgen Desnuda", en la que trabaja con su segundo hijo, Manuel.  Por último, este año vuelve a trabajar con su hijo Manuel en la película "Nosotros, los Rateros" dirigida por Jaime Salvador. 

Cartel de Nosotros, Los Rateros.

Durante 1950, interviene en "Médico de Guardia"dirigida por Adolfo Fernández Bustamante, de nuevo junto a Armando Calvo, con el que también interviene en "Mi Marido" de Jaime Salvador y "Entre Abogados te Veas" del mismo Adolfo Fernández. Este año también actúa en "Vivillo desde Chiquillo" de Emilio Gómez Muriel.

El siguiente año participa en el rodaje de "Mi Adorado Salvaje" de Jaime Salvador, protagonizada por su hijo Armando y la IMDB cita su intervención en "Monte de Piedad" de Carlos Vérjar hijo, protagonizada por Armando Calvo, pero no aparece su nombre acreditado en la base de datos de la filmoteca mexicana.

En 1952, trabaja en una nueva película de Miguel Morayta, "El Mártir del Calvario" junto a su hijo Manuel y otro actor de origen valenciano, Enrique Rambal hijo. A finales de ese año y principios de 1953 interviene en dos películas españolas de Eduardo Manzanos, "El Andén" que se estrenaría mucho más tarde, en 1957 y "Buenas Noticias".

Algunas fuentes también citan su intervención en este año en "Carne de Horca" de Ladislao Vajda, si bien, no aparece en la base de datos del cine español (sí, José Calvo).

En 1954, sigue trabajando en dos películas españolas y en una coproducción hispano-mexicana. En primer lugar, rueda "Aventuras del Barbero de Sevilla" dirigida por Ladislao Vajda, protagonizada por Luis Mariano y Lolita Sevilla y posteriormente, "El Torero" de René Wheeler, interpretada por Danielle Darrieux y Pepín Martín Vázquez. Mientras que la coproducción se trata de "Educando a Papá" dirigida por Fernando Soler y en donde también aparecía la actriz valenciana Amparo Martí.

El año 1955 marca el retorno de Juan Calvo a España, si bien, su afán viajero no cesa, como veremos.

A su vuelta, es requerido por Rafael Gil para participar en el rodaje de "La Otra Vida del Capitán Contreras", adaptación de la obra de Torcuato Luca de Tena, interpretada por un entonado Fernando Fernán Gómez. Si bien, este año será recordado, por su magistral interpretación en el gran éxito del cine español de este año, "Marcelino Pan y Vino" de Ladislao Vajda, en donde Juan Calvo interpreta uno de sus papeles más recordados, el de Fray Papilla, volviéndose a reunir con Rafael Rivelles. 

Como Fray Papilla.

Este mismo año trabaja con León Klimovsky en "El Tren Expreso" en el papel del maestro Don Miguel y en "Suspiros de Triana" de Ramón Torrado, si bien, su participación más destacada, tras "Marcelino Pan y Vino" es en la película coral "Historias de la Radio" de José Luis Saenz de Heredia, su papel es del "hombre gordo", y en unos pocos minutos en pantalla, mientras hace gimnasia oyendo la radio, crea un personaje lleno de sencillez, creíble y de gran comicidad.

Juan Calvo, a punto de hacer sus ejercicios, en "Historias de la Radio".

El año 1956 se inicia con una nueva colaboración de Juan Calvo, con el director Rafael Gil, en la película "La Gran Mentira". Interviene en "El Fenómeno" de José María Elorrieta, "El Puente de la Paz" de Rafael J. Salvia. Si bien, sus dos actuaciones más destacadas son en el éxito del actor Antonio Vico, "Mi Tío Jacinto", en donde Juan Calvo interpreta al ropavejero y sobre todo, su papel como el sargento Matías, en la película de Luis García Berlanga, "Calabuch".

En "Mi Tío Jacinto".

En "Calabuch".

Este mismo año, de nuevo vuelve a viajar para trabajar en otras cinematografías, esta vez a Italia, apareciendo en "Dánae" de Francesco de Robertis.


Luis García Berlanga lo vuelve a reclamar para una estupenda película "Los Jueves, Milagro", en el papel de Don Antonio, de nuevo con un plantel de actores magnífico, en donde destaca, como no podía ser de otra manera, el gran Pepe Isbert, hilarante en su papel de San Dimas, obligado por el resto de fuerzas vivas del pueblo, decididos a salvar el balneario regentado por otro grande, Alberto Romea.

Juan Calvo en "Los Jueves Milagro" bien rodeado por Alberto Romea (en su último papel) y Félix Fernández.

A finales de este año sigue su colaboración en la cinematografía italiana apareciendo en "El Conde Max" dirigida por Giorgio Bianchi, protagonizada por Vittorio de Sica y Alberto Sordi. También aparece, según la base de datos del cine español, en la película coral, "Un Abrigo a Cuadros" de Alfredo Hurtado.

En el reparto de "El Conde Max".

Entre 1958 y 1960 sigue alternando su labor en España e Italia. En 1958 actúa en dos películas en Italia, sus títulos "Tal Vez Mañana" de Glauco Pellegrini, protagonizada por Alida Valli y junto otros actores españoles como Paco Rabal y Félix Fernández y también interviene en "Nel Blu di pinto di Blu (En el cielo pintado de azul)" dirigida por Piero Tellini, aprovechando la exitosa canción del cantante Doménico Modugno que da título a la película. En España, trabaja bajo la dirección de Joaquín Romero Marchent en "El Hombre del Paraguas Blanco" y en "Un Americano en Toledo" de Carlos Arévalo y José Luis Monter. 

El año 1959, su actividad es incansable, aparece en "La Estatua" de José Luis Gamboa" , "Las Locuras de Bárbara" de Tulio Demicheli, "Diez Fusiles Esperan" de José Luis Saenz de Heredia, en donde interpreta el papel del capellán, "Y Después del Cuplé" de Ernesto Arancibia, "El Traje de Oro" de Julio Coll y para finalizar, en dos películas de Pedro Lazaga, "Los Tramposos" y "La Fiel Infantería".

En 1960, rueda su última película en Italia, "Le Tre eccetera del colonello (los tres etcéteras del coronel)" dirigida por Claude Boissol, con Vittorio de Sica, Anita Ekberg y Fernando Fernán Gómez y de vuelta en España, "Sólo para Hombres" dirigida por Fernando Fernán Gómez, en el que interpreta el papel de Don Claudio.

El año 1961 vuelve a trabajar con Pedro Lazaga en "Martes y Trece", con Concha Velasco, José Luis López Vázquez, Félix Fernández y Guadalupe Muñoz Sampedro. Por último, con Ramón Torrado rueda "Ella y los Veteranos" protagonizada por Mari Luz Galicia, y en donde los veteranos son, además de Juan Calvo, Joaquín Roa, Jesús Tordesillas y José Álvarez "Lepe", y la que sería su última película "Fray Escoba", en donde se vuelve a poner el hábito para interpretar a Fray Barragán.

Su último trabajo en "Fray Escoba". Fuente: cineycine.com

Juan Calvo falleció a las 12 del mediodía del 6 de marzo de 1962, en su casa de la calle Cardenal Cisneros nº 51. Al día siguiente fue enterrado en La Almudena, pero no busquen su tumba, pues sus restos fueron trasladados, probablemente al osario, tras el plazo reglamentario. Su familia se trasladó a México, en donde murieron sus dos hijos. Su hijo Manolo Calvo murió el 18 de abril de 1987, siendo considerado un pionero de la televisión en México. Por lo que se refiere a Armando, continuó su carrera cinematográfica, si bien, sus últimos años, vivía en un hotel y se dedicaba a la pintura y la escritura, muriendo el 6 de julio de 1996. Desconozco cuándo murió su esposa Minerva Lespier.