Blog de actoresdenuestrocine

Mari Carmen Prendes

Escrito por actoresdenuestrocine 14-04-2016 en Cine español. Comentarios (2)


MARI CARMEN PRENDES. UN HUMOR CONTAGIOSO

Todo lo que diga sobre Mari Carmen Prendes me va a saber a poco. Que forma parte de otro trío de actores hermanos (como los Gutiérrez Caba y las Muñoz Sampedro), junto a Mercedes y Luis, que era una magnífica actriz, con una sonrisa tremendamente contagiosa, que tenía un carisma excepcional como persona y que a pesar de sus triunfos en el teatro, una verdadera dama de la escena en lo cómico y en lo dramático, fue totalmente desaprovechada para el cine. Ahora bien, en la mayor parte de sus intervenciones, conseguía dotar de vida a personajes, que de otra manera, se habrían quedado en un mero armazón. Le tocó lidiar con la época de las comedias menos "sofisticadas", por decirlo suavemente, del cine español y con la miopía, para mí incomprensible, de gran parte de los productores y los directores del momento. Pero dejémonos de lamentaciones, les presento a Doña Mari Carmen Prendes.

María del Carmen Prendes Estrada nació en la calle Romero nº 10 de Segovia, a las seis de la tarde de un 28 de septiembre de 1906. Era hija de un militar, Alfonso Prendes Fernández, natural de Gijón y de Mercedes Prendes Arnáiz, natural de El Ferrol, que habían contraído matrimonio, el 23 de julio de 1902 en La Coruña. 

Mari Carmen era la tercera de seis hermanos, el resto fueron: Mercedes, que también fue actriz y de la que ahora hablaremos, Alfonso (Segovia, 17 de diciembre de 1904- Melilla, 1936/37, muerto durante la guerra y cuyo cuerpo fue recuperado de una fosa común, en 1961), Pilar que profesó como monja y murió el 17 de febrero de 1974), Luis, el tercer hermano actor, del que también hablaremos brevemente y por último Julio (Melilla, alrededor del 12/13 de febrero de 1915- Madrid, 1 de noviembre de 2006).


A VUELTAS CON SU DEBUT. UN INCISO: MERCEDES PRENDES

Las referencia al debut de Mari Carmen Prendes son contradictorias, si bien, hay un dato común, fue introducida en el mundo del teatro por su hermana Mercedes.

La actriz Mercedes Prendes, hermana de nuestra protagonista, en 1932. Córdoba Gráfica.

Mercedes Prendes nació en Gijón, el 14 de abril de 1903 y ya en 1920 actúa en teatro de aficionados con éxito, de forma que entra en el Conservatorio de Música y Declamación, como alumna de Nieves Suárez y en 1922, ya se encuentra en la compañía de Emilio Thuillier.

Algunas fuentes citan el debut de Mari Carmen Prendes, en la obra "Los Millones de Monty" en 1921. Pero esta obra fue estrenada en Valencia, en diciembre de 1922, durante una gira de la compañía de Santiago Artigas, que parece que se prolongó todo el año 1923. La obra se estrenaría en Madrid, el 28 de febrero de 1924. En enero de ese año, en el listado de la compañía de Díaz-Artigas, que va a presentarse en Madrid, aparece sólo Mercedes Prendes. Probablemente, en ese momento, animó a su hermana Mari Carmen, a la sazón de 17 años, a que se incorporara a la compañía, en donde probablemente debutó en esa obra, quizá en el papel de un botones, mientras que Mercedes interpretaba el papel de Jessy. De hecho, en agosto de 1924, ya podemos confirmar que Mari Carmen Prendes se encuentra en la compañía, pues ya aparece su nombre en el listado del elenco en dicha fecha. 

Para acabar este inciso sobre Mercedes Prendes, reseñar que triunfó ampliamente en el teatro, convirtiéndose en otra gran dama de la escena. También interpretó algunas películas, comenzando en el cine mudo, pero no desarrolló su labor en la pantalla, que terminó poco antes de la guerra civil. Casada con el actor Carlos Martínez de Tejada y Gil de Albornoz (fallecido en Madrid, el 9 de noviembre de 1972), murió en Madrid, el 2 de julio de 1981.

DESDE LOS INICIOS HASTA 1945.

La compañía Díaz-Artigas está de gira por España en 1924. Así, actúa en Barcelona, con la obra de Tomás Borrás, "La Anunciación" y posteriormente, también actúa en Palencia. "El Diario Palentino" ya recoge en su elenco, a las dos hermanas Prendes.

Hasta 1930, Mari Carmen Prendes va creciendo como actriz, trabajando en varias compañías, la mayor parte de las veces, junto a su hermana. Hasta 1926, con Díaz-Artigas actúa en obras como "El Cisne", "Lecciones de Buen Amor", "Old Spain" y "Rosa de Madrid". 

En 1927, en el teatro Infanta Isabel, interviene en "Razón Suprema", "Lo Mejor de la Vida" o "La Familia de Susana". A finales de este año se une a la compañía de Sánchez-Ariño, dirigida por Alberto Romea y realiza una gira por el norte de España, hasta finales de 1928, cuando se une a la compañía de su hermana junto con el actor José Bruguera, llevando en su repertorio obras como: "La Daga", "Esposas Frívolas", "Una Cualquiera" o "Un Suceso Vulgar", de Ana Prieto, con un mensaje, como se advertía en la función, contra el donjuanismo.

El año 1929 se produce un hecho personal, que no se menciona en las biografías al uso de Mari Carmen Prendes, aunque aparece en los periódicos de la época. El 24 de abril de 1929, en la Iglesia de la Concepción de Madrid, Mari Carmen Prendes se casa con un actor de la compañía, Enrique San Miguel Delgado, natural de León, nacido en 1898 o 1899.

Caricatura de Ugalde. ABC. 2 de agosto de 1931.

En el primer lustro de los años 30, pasa por la compañía de López Ariño, que marcha de gira por América, con Hortesia Gelabert y Juan Bonafé, en donde también encontramos a José Orjas y a Mariano Ozores (padre) y su mujer, Luisa Puchol y por último, en la compañía de los prestigiosos Emilio Thuillier y Rosario Pino, actuando en obras como "La Educación de los Padres", "Un Momento" de Felipe Sassone, "Los Andrajos de la Púrpura" y "Cuando los Hijos de Eva no son los Hijos de Adán", ambas de Benavente, que tienen éxito, "El Gigante y la Rosa", una obra de teatro infantil, "Lo que no ha segut" de José Alcira y "La Razón del Silencio" de Manuel de Góngora, en 1934, en donde la crítica considera: "sobresalió Carmen Prendes que tuvo momentos felicísimos que hallaron en el aplauso del público el eco debido".

Justamente sobre los aplausos, comentaba Mari Carmen Prendes en una entrevista sobre el tema, en "Las Provincias" del 25 de marzo de 1932: "Creo que el aplauso es lo que verdaderamente necesita todo artista. El aplauso hace que cada día se piense en depurarse más. Es el estímulo mayor. Yo sé por mí, que las veces, pocas, que he sido aplaudida, he experimentado una emoción tan intensa, que es muy difícil describirla. Al premiar el público la labor de un artista con su aplauso, seguramente no se imagina todo el bien que le hace". 

En 1934 forma la nueva compañía de comedias junto a los actores Pepe Portes y Antonio Armet, actuando en el teatro Chueca, con la obra "Amores y Amoríos" de los hermanos Álvarez Quintero, "El Sonámbulo", "La Tonta del Bote", "20.000 duros", "Currito de la Cruz", "El orgullo de Albacete" y el clásico "Don Juan Tenorio". 

Crónica. 30 de septiembre de 1934.

El año 1935, ya disuelta la compañía, actúa en marzo, con Pepe Isbert, María Bru y Milagros Leal, en una obra de Muñoz Seca, que fue suspendida por disposición gubernativa, el día de su estreno (Muñoz Seca era un monárquico y probablemente la censura revisó la obra) y se puso en escena al día siguiente, su título "El Gran Ciudadano", en donde Mari Carmen Prendes (calificada de actriz expresiva, personal) interpretaba el papel de Reyes, la gitana. 

Con esta compañía actúa hasta diciembre de 1935, en otras obras de éxito como "Una Morena y una Rubia" y "Los Gansos del Capitolio". Tras un breve paréntesis sin trabajo, se une a la compañía del actor valenciano Vicente Mauri, pero unas semanas después, tras una breve gira, crea su propia compañía de comedias, junto al actor Luis Echaide y su mujer, la actriz Lia Emo, debutando el enero de 1936, en el teatro Muñoz Seca con la obra "Innovación" que había sido premiada como obra novel.

También actúa en la compañía de biografías noveladas de Valentín de Pedro, interviniendo en la obra "Lenin", en abril de 1936.

A finales de mayo o principios de junio de 1936, Mari Carmen Prendes parte para Argentina, junto a su marido, con la compañía de García León y Perales. El estallido de la guerra civil hará que Mari Carmen Prendes permanezca en Argentina y no regrese a España hasta 1945.

Poca información existe sobre su labor allende los mares… Según sus propias palabras desarrolló una amplia labor en la radio del aquel país durante los 9 años que trabajó allí, además de su trabajo en la escena. En este aspecto, a su llegada, la encontramos en el mes de julio de 1936, en el teatro Smart de Buenos Aires, en las obras "La Pandereta Española" y "La Bola de Plata", ambas de Quintero y Guillén. Otras obras en cartel fueron "Marcelino fue a por vino" que duró un par de semanas y "El Embrujo de Sevilla".

Caras y Caretas. 29 de agosto de 1936.

En la revista "Caras y Caretas" se hace una semblanza elogiosa de Mari Carmen Prendes: "Tiene un figura atrayente y dice con expresiva claridad. La debutante es comedianta de los pies a la cabeza. Sólo le falta adquirir el empaque de una primera figura, para sobresalir como se merece".

Mari Carmen Prendes y su marido Enrique San Miguel. Caras y Caretas. 12 de septiembre de 1936.

En la edición de esta misma revista del 29 de agosto de 1936, aparece como la figura de la semana, destacando sus magníficas aptitudes como primera actriz de la compañía y haciendo las siguientes consideraciones:


SEGUNDO INCISO: OTRO HERMANO ENTRA EN ESCENA



Luis Prendes nació en Melilla, en donde estaba destinado su padre, el 22 de agosto de 1913. Alrededor de 1935, Luis que, en principio, iba a seguir la carrera militar, se introduce en el mundo del teatro de la mano de sus hermanas. Su carrera despegará a principios de los años 40, tanto en el cine como en el teatro, si bien, al igual que sus hermanas será en este último medio, en donde obtendrá clamorosos éxitos, así como, posteriormente en la televisión. Fue primer actor del teatro María Guerrero y formó compañía propia, trabajando prácticamente hasta el final. Su última película se estrenó en 1998, el año de su fallecimiento, en concreto, en Madrid, el 27 de octubre. 


DESDE EL REGRESO HASTA SU DEBUT CINEMATOGRÁFICO


En marzo de 1945, los periódicos anuncian que Mari Carmen Prendes ha firmado un contrato como primera actriz, para la próxima temporada teatral del Teatro Cómico. 

Así pues, Mari Carmen Prendes regresa a España, probablemente separada o divorciada de su marido, pues regresa sola. Siempre guardó mucha discreción sobre su vida personal, si bien, en unas declaraciones, muchos años después y siempre con sentido del humor, comentaba: "Durante toda mi vida he recibido los mayores golpes sentimentales que uno pueda imaginarse. Luché por conseguir la paz espiritual, el equilibrio. Por fin lo he conseguido. Y hasta tal extremo que, ahora, cuando voy a confesarme, debo inventarme pecados… para poder contar algo".

Su marido, Enrique San Miguel y según la IMDB, desarrolló una carrera en el cine argentino que comenzó en 1945 y acabó en 1981.

Mari Carmen Prendes debuta, con éxito, el 1 de septiembre de 1945 con la reposición de "Morena Clara", en el teatro Cómico y posteriormente, hasta el final del año, en "Naufragio en la Tierra" y "La Casa de las Palomas", junto a los actores, Antonia Plana, Manuel Dicenta y Manuel Arbó. También interviene en una de las tradicionales representaciones de "Don Juan Tenorio".

El año siguiente la encontramos en la compañía de Mariano Asquerino que marcha de gira por España; entre su repertorios "La Propia Estimación" de Benavente y "La Ilusión de Vivir" de un autor novel.

En septiembre, forma compañía con el actor Vicente Mari y vuelve a salir de gira, con la obra "Del Brazo y por la Calle" de Armando Mook, hasta 1948, en que se une a la compañía de Somoza y Davó, en el teatro Lara, representando la obra "Mi padre" de Muñoz Seca y Pérez Fernández, hasta final de año.

En 1949, tras dejar la compañía, actúa con éxito en una obra clásica del dramaturgo Eugene O'Neil, "A Electra le sienta bien el luto". La crítica del ABC comenta sobre su actuación: "Se nos mostró como una gran trágica" y "no está mal la elección, porque a la Prendes le sientan bien todos los colores". Con ella, los actores José María Rodero y José Franco.

Durante los años 50, Mari Carmen Prendes forma compañía con Ricardo Acero y con Luis Torrecilla y posteriormente, cambia de compañías, trabajando con Irene López Heredia, Rafael Rivelles, Ismael Merlo y Tina Gascó. 


Entre las obras más importantes de este periodo destacan, la reposición de "Historia de una escalera" de Buero Vallejo, "Seis Personajes en busca de autor" de Pirandello, "Por Cualquier Puerta del Sol" de Carlos Llopis, junto a Ismael Merlo, "El Amor y una Señora", "Papá se enfada por todo" y "Tia Mame", protagonizada por Conchita Montes, y en la que la prensa destacaba el divertido papel de Mari Carmen Prendes.

También en esta época actuó en varias de las principales obras de Agatha Christie adaptadas al teatro, "Diez Negritos", "Testigo de Cargo" y "Hacia Cero", además de un par de obras policiacas de los hermanos Baylos, "La Muerte visita el teatro" y "Vaga suelto un asesino".


LOS AÑOS 60: CINE, TEATRO Y… TELEVISIÓN

Es en este periodo cuando Mari Carmen Prendes inicia su trabajo cinematográfico, combinándolo con sus actuaciones en la escena que son las que le darán prestigio y sus trabajos para televisión, tanto en las adaptaciones para la pequeña pantalla de numerosas obras de teatro como en varias series.

La carrera teatral de Mari Carmen Prendes sigue siendo abundante y especialmente exitosa, en este periodo, de hecho, merecería una entrada aparte, como a gran parte de los protagonistas de este blog, desarrollándose sobre todo en los años 60, para disminuir su actividad, en los 70 y 80, aunque no la calidad de sus actuaciones.

Interviene en cerca de 40 obras de teatro, desde la comedia al drama y el teatro clásico, obteniendo grandes críticas. He aquí algunas de las elogiosas frases que le dedican: "Nos dio una nueva medida de su talento teatral", "Brindó su tipo con matices burlescos de hilaridad irresistible", "Actriz que ha ascendido a la veteranía por el difícil camino de la inteligencia y el estudio y por eso no defrauda nunca", "Cada día mejor actriz cómica" y "Mari Carmen Prendes ¡qué gran actriz!, logró una magnífica creación escénica en su personaje y sin exageración puede decirse que cada una de sus frases y de sus gestos fueron resortes infalibles de hilaridad". 

Actúa sobre todo en el teatro Español hasta el final de la década de los 60 en muchas de las comedias de Alfonso Paso, como "Cuidado con las personas formales", "El niño de su mamá", "Juegos para marido y mujer" y "Robo en el Vaticano". También obtiene grandes éxitos junto al director Jaime de Armiñán, especialmente en "Pisito de Solteras", "La Pareja" y "El último tranvía" y junto a Juan José Alonso Millán, en una obra que interpretaría muchos años después para televisión, "El cianuro, ¿solo o con leche?" y en "Pecados Conyugales" y junto a Miguel Narros, en adaptaciones de clásicos como "Las Mujeres Sabias" de Moliére, "Don Juan Tenorio" de Zorrilla, así como en varias adaptaciones del Libro del Buen Amor. Sus compañeros habituales en la escena fueron, sobre todo, los estupendos actores Guillermo Marín, María Fernanda d'Ocón y Amparo Baró. 

En una escena de "Las Mujeres Sabias". CDT. Vimeo.

En 1969 obtuvo excelentes críticas por su actuación en "Te Espero Ayer" de Manuel De Pombo: "Mari Carmen Prendes logra uno de sus más legítimos triunfos en un papel endiabladamente peligroso, que ha estudiado con rigor, inteligencia y con cierta medida de la contención cuando era necesario".

Sobre su debut cinematográfico, parece que hubo una primera tentativa, en 1959. Este año la prensa anunciaba el rodaje de "Duo a Tres" dirigida por Miguel Iglesias, con la participación de Mari Carmen Prendes. Esta película luego se estrenaría con el título de "Tu Marido nos Engaña", en 1960. Sin embargo, en ninguna de las fuentes consultadas aparece su nombre entre el reparto. Así que, o bien, no llegó a participar o sí aparece, pero las fuentes yerran… de forma que esta sería en realidad su primera película.

De no ser así, su debut habría sido en la película "Mi Noche de Bodas" dirigida por Tulio Demicheli, estrenada en 1961.

En esta década, al igual que en la siguiente, la mayor parte de sus películas son comedias dirigidas por Pedro Lazaga o por Mariano Ozores, si bien, sus dos siguientes películas fueron con Fernando Palacios, "Siempre es Domingo" y "Vuelve San Valentín".

Junto a José María Caffarel en "Vuelve San Valentín".

Su primera película con Pedro Lazaga fue "Fin de Semana", estrenada en 1962 y la primera con Mariano Ozores (director con el que rodaría un total de 10)  fue una película atípica que no tuvo éxito, "La Hora Incógnita". Con este director, también intervendría en "El taxi de los conflictos" co-dirigida con José Luis Sáenz de Heredia, en 1969.


Como "Mary" Carmen Prendes en "El Taxi de los conflictos".

Con su amplia sonrisa, en su papel de domadora de perros en un circo, junto a Juanjo Menéndez en "El Taxi de los conflictos".

En esta década también tiene un pequeño papel en una película muy popular, de nuevo a las órdenes de Lazaga, su título "Sor Citroen", un gran éxito de Gracita Morales y Rafaela Aparicio. También la encontramos, en 1969, en "Mi marido y sus complejos" de Luis María Delgado, junto a Gracita Morales y José Luis López Vázquez.

Con su media sonrisa, tocando el arpa en "Mi Marido y sus complejos"

El trío de música de cámara: Mari Carmen Prendes, Gracita Morales y José Luis López Vázquez.

Por lo que respecta a la televisión, además de las primera intervenciones en las adaptaciones de obras teatrales para televisión, forma parte del reparto de una popular serie que se estrena en octubre de 1966, su título "La casa de los Martínez", que posteriormente se llevaría al cine y que estaría en pantalla durante cuatro años. Sus protagonistas fueron Carlos Muñoz y Julia Martínez, mientras que Mari Carmen Prendes interpretó el personaje de Olga Pompeyo, la abuela materna. Una de las actrices de la serie, Isabel María, recordaba la calidad humana de Mari Carmen Prendes, en una entrevista extraía de una página de internet: "era una mujer excepcional. Hice una gira con ella a los 19 años y el empresario no nos pagaba. Mari Carmen me prohibió que le pidiera dinero a mi madre para que no se preocupara y ella pagó todas las facturas de los hoteles y restaurantes".

DE LOS AÑOS 70 HASTA EL FINAL

Su labor teatral en los setenta incluye obras como "El Agujerito" de Narciso Ibáñez Serrador, "La guerra se vuelve a llevar larga" y "Kitú", entre sus interpretaciones más destacadas.

Mari Carmen Prendes también apoya a los nuevos realizadores salidos de la Escuela de Cinematografía, apareciendo en la película de diploma dirigida por Cecilia Bartolomé, del año 1970, "Margarita y el Lobo", junto a la actriz Julia Peña.

Doña Ramírez, en "La Venganza de Don Mendo".

En 1972 recibe el Premio Teatro Valladolid por la temporada 70-71, que se otorga a los actores que se distinguen por su vocación continuada y calidad artística. Este mismo año interviene en el papel de Doña Ramírez en una adaptación para televisión de la obra de Muñoz Seca "La Venganza de Don Mendo", junto a Tony Leblanc, Gemma Cuervo y Manuel Alexandre, entre otros.

En el año 1974 celebra sus bodas de oro con la escena, afirmando que subió a los escenarios por causalidad, interpretando un papel de chico.

Por lo que respecta al cine, interviene en 25 películas, en un periodo que ya muestra el progresivo declive de las comedias dirigidas por Lazaga y Ozores. 

En "Don erre que erre".

Algunas de las películas en las que apareció se hicieron muy populares, como "Don erre que erre" dirigida por José Luis Saenz de Heredia, interpretada por un desatado Paco Martínez Soria y en donde Mari Carmen Prendes era su sufrida esposa (recordada con mucho cariño por Concha Velasco en la emisión de la película muchos años después en Cine de Barrio),  "Señora Doctor" dirigida por Mariano Ozores e interpretada por Lina Morgan y la adaptación al cine de la serie "La Casa de los Martínez" dirigida por Agustín Navarro, en 1971. 

Junto a Alfredo Landa en "Jenaro el de los 14".

Trabaja en "Jenaro, el de los 14" de Mariano Ozores y "No desearás al vecino" de Fernando Merino, junto a Alfredo Landa, que respecto a esta última película, recordaba en el libro de Marcos Ordóñez, "Alfredo el Grande. Vida de un Cómico": "en el balance, el gustazo de trabajar con Mari Carmen Prendes, otra genia de la comedia, tan loca y tan maravillosa como Guadita (Guadalupe Muñoz Sampedro)". 

Mari Carmen Prendes en 1975 (Este señor de negro)

En 1976 hace una escapada a París, para rodar la película "L'education amoureuse de Valentin" de Jean L'hôte.


También intervino en alguna otra película que se alejaba de la comedia, como "Miedo a salir de noche" de Eloy de la Iglesia, estrenada en 1979.

Junto a López Vázquez en "Este señor de negro" (1975)

Para la televisión destacan sus apariciones en "Ese señor de negro" de Antonio Mercero, junto a José Luis López Vázquez y "La Saga de los Rius", entre 1975 y 1977. También hace una intervención en la radio, la dramatización de "Los Melindres de Belisa" de Lope de Vega, para Radio Nacional de España.

Durante los años 80, aunque Mari Carmen anuncia un par de veces su retirada del teatro, en realidad, sigue actuando y reafirmando su calidad, en un periodo en que también empieza a ser premiada por su labor. 

En 1980, se lleva a escena una obra que Mari Carmen Prendes encargó al escritor Germán Bueno, para ser interpretada por su hermano, Luis Prendes, la hija de éste, María José y por ella misma. Su título sería "Una hija de su madre".


Ahora bien, sus principales y alabadas interpretaciones en este periodo, fueron sus papeles en "Las bicicletas son para el verano" de Fernando Fernán-Gómez en el año 1982, y dos magnífica intervenciones en "Eloísa Está debajo de Un Almendro" de Jardiel Poncela y en "La Casa de Bernarda Alba" de Lorca, en el año 1984, junto a Ana Belén, Berta Riaza, Aurora Redondo y Enriqueta Carballeira.

El actor Agustín González recordaba en el libro de Lola Millás, "Agustín González. Entre la conversación y la memoria", que los ensayos de la obra "Las Bicicletas son para el verano", se alargaban por "los métodos de unas determinadas escuelas en las que tú salías allí a decir buenos días y ese buenos días tenía una primera lectura, una segunda y una cuarta lectura y entonces, tres o cuatro personas que, evidentemente no éramos partidarios del método, María Luisa (Ponte), Mari Carmen Prendes y yo, dijimos que era imposible continuar de aquella manera." 

Curiosamente este año se le realiza un homenaje por sus 55 años en la profesión, sin embargo, teniendo en cuenta que en 1974 había celebrado sus bodas de oro, en realidad, ya llevaba 60…

Este año también se le otorga el Premio Miguel Mihura por su interpretación en "Eloísa está debajo de un almendro".

En la segunda mitad de los años también intervino en "Paso a Paso", "Cartas de Mujeres y Otras Palabras", un montaje sobre obras de Benavente, que interpretó junto a pesos pesados como Aurora Redondo, Aurora Bautista, María Isbert y Asunción Sancho y de nuevo junto a Aurora Redondo, en "Maribel y la extraña familia". 

En el programa "Cómicos" (1987)

Su labor cinematográfica en los años 80 se reduce a cinco películas totalmente olvidables. En una entrevista publicada en el ABC en septiembre de 1982, con motivo de un homenaje que se le ofreció en la cafetería Filmo, Mari Carmen Prendes se mostraba así de lúcida con respecto a su trabajo en el cine: "El cine no me ha descubierto todavía. Todavía no me ha explotado ni el veinte por ciento de mis condiciones de actriz". El entrevistador comentaba que "a lo mejor la descubren cuando sea mayor". Reproduzco a continuación su respuesta:


Para televisión, afortunadamente, tuvo su homenaje en la serie "Cómicos" en 1987, que realizaba un recorrido por la vida y la carrera de reconocidos actores del cine español. 

En 1989 recrea para televisión su actuación en la obra "Cianuro, ¿solo o con leche?" junto a Aurora Redondo, Amparo Baró y Paco Algora, entre otros.

En "Cianuro ¿solo o con leche?. Al fondo, la gran Aurora Redondo.

Sus últimas actuaciones teatrales son en dos magníficas obras. Un clásico como "La Orestíada" estrenada en 1990 y otro clásico español como las "Comedias Bárbaras" de Valle-Inclán, del año 1991, es decir, cuando Mari Carmen Prendes, rondaba los 85 años. 

En 1992, se le otorga la Medalla del Mérito a las Bellas Artes, en su categoría de plata, junto a otros magníficos veteranos, Alfonso del Real, Ángel de Andrés y Margarita "Tote" García Ortega.

Del cine se despediría a edad más avanzada. A finales de 1992, ya cumplidos los 86 años, interviene en el rodaje de la película de Pilar Miró, "El Pájaro de la Felicidad". Probablemente, en estos momentos empezaron a surgir los síntomas de la enfermedad que la apartaría de su labor profesional. Parece que su última película fue "Amor Propio" de Mario Camus, estrenada en 1994. En la base de datos del cine del Ministerio, sí aparece el nombre de Mari Carmen Prendes entre el reparto, pero en las noticias de la época no se menciona su nombre. Algunas fuentes citan, además, "Dos Hombres y una Mujer" de Juan José Porto, de la que no he encontrado ninguna referencia.

En el mismo año 1994 recibe el Premio Toda una Vida de la Unión de Actores, merecidísimo, junto a la actriz Maruchi Fresno.


Su última aparición fue el 17 de febrero de 1996, en el programa "Cine de Barrio", entrevistada por Parada. Seguía manteniendo su estupenda sonrisa. 

Tristemente, la enfermedad (una demencia senil) se cebó con ella, en sus últimos años. Mari Carmen Prendes falleció en Madrid, el 27 de enero de 2002, en Madrid, siendo incinerada y posteriormente enterrada en el cementerio de La Almudena.

Foto cortesía de Javier Jara





Irene Caba Alba

Escrito por actoresdenuestrocine 04-04-2016 en Cine español. Comentarios (0)

Foto: Crónica. 27 de diciembre de 1931.

IRENE CABA ALBA, ESTIRPE DE ACTORES

A pesar de pertenecer a una de las principales sagas de actores de este país, la figura de Irene Caba Alba se ha visto eclipsada, por la fama, tanto de su hermana Julia, como por el renombre de sus ilustres vástagos, ya que Irene, además de ser hija de renombrados actores, Irene Alba y Manuel Caba, es la madre de esa magnífica tríada de la interpretación: Irene, Julia y Emilio Gutiérrez Caba. Sin duda, su prematura muerte, unida a la escasa memoria y reconocimiento a los actores, sobre todo los característicos, ha contribuido a su relativo olvido. A continuación aparece un curioso árbol genealógico publicado en 1960 en un reportaje del ABC. Afortunadamente, el árbol ha dado más frutos. La nieta de Irene Gutiérrez Caba, es la actriz Irene Escolar, premiada este año con el Goya a la actriz revelación por su papel en "Un Otoño sin Berlín" y más conocida por su papel de Juana la Loca en la serie "Isabel". 

Publicado en ABC. 26 de marzo de 1960.


Irene Escolar con su flamante Goya.

Pero vayamos con nuestra protagonista. Irene Caba Alba nació en Buenos Aires, el 25 de agosto de 1899, durante una gira de sus padres, los actores Irene Alba y Manuel Caba. Su hermano Manuel también nació en Argentina, mientras que su hermana Julia Caba Alba y probablemente Josefa, nacieron en Madrid. Su madre Irene Alba, reconocida actriz de teatro, también fue pionera en el cine, apareciendo en 1917 en la película "El Golfo"; además obtuvo un papel más importante en "Alma de Dios" en 1923 y trabajó en una película más en 1924, "Los Granujas".


Los padres de Irene. Irene Alba, la segunda por la derecha sentada y Manuel Caba, asomando de pie, discretamente, el sexto por la derecha. Revista Nuevo Mundo 1 de octubre de 1908.

La primera referencia sobre Irene Caba, al igual que con su hermana, aparece en el diario ABC, el 17 de enero de 1911, en donde su nombre aparece, en el listado de los suscriptores para regalar una medalla de oro a los hermanos Álvarez Quintero. Sin duda, los padres quisieron que toda la familia figurara en la suscripción, pues también encontramos al resto de miembros.

Por lo que respecta a sus inicios en el teatro, empezó tempranamente, pues en noviembre de 1915, es decir, a los dieciséis años, ya aparece en el elenco de la compañía del actor Ricardo Simó Raso, junto a sus padres y todos sus hermanos. Algunas fuentes citan que debutó a los 14 años, es decir, uno o dos años antes, junto a su madre, en la obra "Fortunato" de los Álvarez Quintero, en el Teatro Cervantes de Madrid.

Dos años después, la familia forma parte de la compañía de Ricardo Puga, en el teatro Odeón, que lleva en su repertorio obras como "La Chocolaterita" y "Los Intereses Creados" de Benavente. En esta compañía coincidiría con otro gran actor de la época, Alberto Romea.

Durante 1919 se encuentra de gira, con la compañía del teatro de la Comedia, junto a sus padres, a Juan Bonafé y la actriz Adela Carbone. Irene actúa en la obra "La Casa de la Troya" y entre el repertorio, también encontramos obras como "El Rayo", "El Orgullo de Albacete", "La Venganza de Don Mendo", "¡Qué viene mi marido!" y "Secreto de Confesión".

Con la compañía Alba-Bonafé, que posteriormente, sólo dirigiría su madre, desarrolla su carrera en los años 20. En esta compañía encontraremos, a lo largo de la dédada, a diversos miembros de las principales sagas del teatro y el cine en España: María Fernanda Ladrón de Guevara, Rafael Rivelles, Guadalupe Muñoz Sampedro, Mercedes Prendes, así como a Eulalia y Montserrat Blanch, hermanas de los actores Modesto y José Blanch, padre de Jaime Blanch.

Voz. 20 de abril de 1929. Irene Alba, la primera por la izquierda y sus hijas, Irene, la tercera en el centro de la imagen y Julia, en el lado inferior derecho.

Realiza varias giras por España, apareciendo en obras como "Los Caciques", "Ramo de Locura", "La Pluma Verde", "El Juramento de la Primorosa", "Lo que Dios dispone", "Mari la de los brillantes", "El Amigo Teddy", "Catalina María Márquez", "La Madre Quimera" y "El Club de los Chiflados".

Irene y su marido Emilio. Blanco y Negro. Reportaje sobre la familia publicado el 26 de marzo de 1960.

A la compañía se incorpora un actor, Emilio Gutiérrez Esteban (nacido alrededor de 1891, en Madrid), con el que Irene se casaría, el 26 de junio de 1926, en la capilla de actores de la Novena, de la Parroquia de San Sebastián de Madrid. Como testigos, su tía Leocadia Alba y su tío José Alba, así como el actor Juan Bonafé.

Emilio Gutiérrez Esteban. Marido de Irene y padre de Irene, Julia y Emilio.

Unos años después, el 25 de abril de 1930, nace en Madrid, su primera hija, a la que llaman Irene, como a su madre.

Irene Gutiérrez Caba.

El año 1930, como ya vimos en la biografía de su hermana Julia, su madre Irene Alba, que forma compañía con los actores, García-León y Perales, muere en Barcelona, el 14 de octubre, mientras están de gira. Su hija Irene ocupará su lugar, en la compañía, y el día 18, actúa, irónicamente, en una obra titulada "La Señorita Ilusión" y unos días después, en "El Crisol". Unos días antes de la muerte de Irene Alba, la crítica había comentado sobre la labor de su hija Irene: "Alcanza categoría de gran actriz".

La compañía sigue de gira por Valencia y Zaragoza y nuestra protagonista sigue obteniendo buenas críticas. 

El 14 de abril de 1931 se proclama la Segunda República española, la primera fue efímera y la segunda no tardaría en correr la misma suerte. En este contexto se realiza una función a favor de los obreros sin trabajo en el Teatro Infanta Isabel, en donde se lleva a escena la obra de Muñoz Seca "Todo para ti", en donde aparece Irene. 

Ese mismo año interpreta un papel en el que había triunfado su madre, en la obra "La Tatarabuela" y en la obra "Los Caballeros", así como en "Don Juan José Tenorio". 

Caricatura en "Don Juan José Tenorio". Hemeroteca ABC. 8 de noviembre de 1931.

A finales de año, realizan una encuesta en el ABC, entre las preguntas: "¿Qué es la risa?"  y ¿es facil hacer reir? y una de las encuestadas es Irene Caba Alba. A la última pregunta contesta: "Traslado mi respuesta a Muñoz Seca, que fabrica Risa para todo el año y, además, hace llorar de risa".

Caricatura en Gracia y Justicia. 26 de diciembre de 1931.

A final de año, se realiza una recogida de donativos para los niños madrileños para juguetes de los Reyes Magos, en la lista encontramos a Irene Caba y su marido que donan 7 pesetas.

Durante al año 1932, debe sustituir a su tía, la prestigiosa actriz Leocadia Alba, en la obra "Hombre de Presa", en el teatro Lara, en donde actuará de forma continuada y obtendrá gran éxito en la obra "Lo que Hablan las Mujeres" de los hermanos Álvarez Quintero, que supera las 166 representaciones. Con su tía Leocadia, actúa en la obra "El Nublado".

Manuel González, Irene Caba, Leocadia Alba y Concha Catalá, en "El Nublado". Nuevo Mundo. 27 de mayo de 1932.

Este año, el 20 de octubre, nace en Madrid su siguiente hija, a la que llaman Julia, como a su tía, la magnífica Julia Caba Alba.

Julia Gutiérrez Caba.

Curiosamente, a final de año, se realiza una recogida de dinero para adquirir la pluma con la que el ministro Fernando de los Ríos firmó la prohibición de demolición del teatro Lara, para destinar la recaudación a las obras benéficas que éste designe. Era inevitable que una saga tan ligada a la escena y a este teatro no colaborará, así que tanto Leocadia Alba como sus sobrinas Julia e Irene, el padre de éstas, Manuel Caba y el marido de Irene, Emilio, hacen una donación total de 45 pesetas. La recaudación total casi alcanza las 2.000 pesetas

En el primer lustro de los año 30, la labor teatral de Irene también incluye estrenos de obras como "La Verdad Inventada" y "Memorias de un Madrileño" de Benavente, "Las doce en punto" de Arniches o "Para mal, el mío" de los Álvarez Quintero, entre muchas otras. 

El crítico de "La Nación" resaltaba en la edición del 29 de octubre de 1933, su labor en "La Verdad Inventada", con las siguientes palabras: "Irene Caba Alba -y en esta ocasión el segundo apellido tuvo todo su valor- dio un paso formidable en su carrera artística; se consagró como excelente actriz, digna continuadora de los éxitos de doña Irene y doña Leocadia. No sabemos hacer mayor ni más merecido elogio".

En la obra "Memorias de un madrileño" junto a Manuel González y Ana María Custodio. Revista Saloncito. 22 de noviembre de 1934

En este periodo también podemos destacar su participación en una emisión de radio, el 26 de marzo de 1935, en las llamadas estampas radiofónicas, interviene en "Si Tú Supieras" junto a la actriz Angelina Vilar.


El año 1935 marca su primera actuación cinematográfica, que se debió a su labor teatral. El 2 de febrero de 1934 se había estrenado, con éxito, la obra "Madre Alegría", de Fernández Sevilla y Sepúlveda, en el Teatro Lara. Poco más de una año después, esta obra será llevada a la pantalla, con el mismo título, y dirigida por José Buchs en donde Irene Caba interpretó el papel de Sor Martina, también conocida con el apelativo de Sor Matraca.

En una escena de la película "Madre Alegría". Cinegramas 20 de octubre de 1935.

Hasta finales de 1935, actúa  en obras como "Los Nietos del Cid", "Vaya usted con Dios, amigo" y junto a su hermana Julia, en la obra "Pepa la trueno".

El terrible año de 1936 se inicia con su interpretación en la obra teatral "La Casada sin Marido" de Ángel Lázaro y en "Como una Torre" de Felipe Sassone.

En la obra "La Casada sin Marido". Crónica 12 de enero de 1936

Casi al mismo tiempo, entre febrero y marzo participa en el rodaje de su siguiente película, que obtiene buenas críticas, se trata de "El Bailarín y el Trabajador" dirigida por Luis Marquina. Los críticos destacan la ambientación y las pretensiones más modernas de la realización, muy a la americana, que incluye escenas musicales, interpretadas por el cantante chileno afincado en España, Roberto Rey. La actriz principal es Ana María Custodio, bien secundada por Antoñita Colomé. Irene Caba Alba interpreta a Doña Rita, la encargada de la fábrica de galletas, propiedad de Pepe Isbert, padre del personaje interpretado por Ana María Custodio. Su personaje, estricto con las trabajadoras de la fábrica, sin embargo, se ablanda cuando tiene que tratar con Roberto Rey, que incluso consigue que se mueva y tararee al son de la canción que constituye uno de los números musicales de la película. 


Risueña en una escena de "El Bailarín y el Trabajador".

Y sin solución de continuidad, interviene en otra película, que se vio afectada por el inicio de la guerra, hasta el punto de que no llegó a estrenarse. Se trata de "Nuestra Natacha" dirigida por Benito Perojo y basada en la obra de Alejandro Casona, que había triunfado en la escena. Finalizado su rodaje el 16 de julio de 1936, se paraliza su estreno, y su director huye a la zona controlada por los golpistas, adhiriéndose al Movimiento. Tras diversas vicisitudes parece que la copia se quemó en un incendio, en los años 40.


Una estupenda imagen. Alejandro Casona visitando el rodaje de "Nuestra Natacha". Crónica. 11 de diciembre de 1938.

Irene pasa la guerra en Madrid, actuando en el teatro Ascaso, junto a Pepe Romeu, en 1937 y en el Lara, en obras como "Un Tio con Tragaderas", con Loreto Prado, "Escuela de Picardías"y en un festival pro-campaña de invierno, que pone en escena, "Los Intereses Creados", a finales de 1938.

Entre octubre y noviembre de 1937, también interviene en otra película, ya comentada en este blog, pues también aparecía Ana de Siria, se trata de "Nuestro Culpable" producida por la CNT y dirigida por Fernando Mignoni. Irene Caba Alba interpreta a la directora de la cárcel, cuyo lema, en el frontispicio del comedor, es "Odia el delito, compadece al delincuente", la famosa frase de Concepción Arenal.

Como la directora de la cárcel, en "Nuestro Culpable".

Al finalizar la guerra, en abril de 1939, se encuentra en la compañía de Gaspar Campos, en el teatro Lara, actuando en obras como "El Centenario", "Amor, Patria, Caridad", "Mis Chavales" y "Viva lo Imposible o el Contador de Estrellas" de Miguel Mihura y Joaquín Calvo Sotelo, estrenada a finales de noviembre de 1939. También interviene en "Caenas" con la compañía de Nini Montiam. 

A finales de 1939, rueda su siguiente película, en Italia, titulada "Santa Rogelia" dirigida por Roberto de Ribón.

Durante los años 40, la carrera cinematográfica de Irene Caba cobra protagonismo, aunque nunca abandonará su actividad teatral.

A principios de 1940, rueda dos películas más en coproducción con Italia, "El Nacimiento de Salomé" dirigida por Jean Choux (aunque algunas fuentes no la incluyen en la filmografía de Irene) y "Lluvia de Millones" de Max Neufeld.

El año siguiente, 1941, trabaja ampliamente en el teatro y en el cine. En la escena, triunfa la obra "Chiruca" de Adolfo Torrado, con Isabel Garcés como protagonista, que se extendería hasta el año siguiente, hasta el punto de que su autor escribiría una continuación, "Duquesa Chiruca", en la que también intervendrá Irene Caba, ya en 1942. También actúa en "Los Vestidos de la señora", "La Infeliz Vampiresa" y "Se alquila un novio". 

Estupenda caricatura, en la obra "Chiruca" en ABC. 27 de septiembre de 1941.

En el cine interviene en dos películas, "¡A mí no me mire usted" de José Luis Sáenz de Heredia y "Torbellino" de Luis Marquina. 

A lo largo de 1942, se pone a las órdenes de Eduardo García Maroto, en la película "¿Por qué vivir tristes?" y de Antonio Román, en "Boda en el Infierno", en donde interpreta el papel de Ana Nicolaievna.


También este año interviene en una película que no llegaría a terminarse, "Dilema" de Ramón Quadreny.

Pero además, da a luz a su tercer hijo, nacido en Valladolid, el 26 de septiembre de 1942, al que bautizan con el nombre del padre, Emilio.

Emilio Gutiérrez Caba.


En 1943 se dedica de lleno al teatro, apareciendo en "Como tú me querías", "Las siete vidas del gato" de Jardiel Poncela y "Un marido a precio fijo".

El año 1944 además de su trabajo en la escena en obras como ""Madrugada Indiscreta" de Luis Escobar, "Rebeco" de Antonio de Lara "Tono" y "Vestida de Tul", actúa bajo la dirección de dos célebres directores de la época. En primer lugar, junto a Rafael Gil, en un gran éxito de la época, ya comentado, en este blog, "El Clavo", en el que hace el papel de testigo en el juicio. Y en segundo lugar, junto a Ladislao Vajda, en dos films, "Te Quiero para mí" y "El Testamento del Virrey".

Como la testigo en "El Clavo".

Parece que ambos quedaron contentos, pues en 1945, interviene de nuevo en sendas películas con ambos directores, en "Tierra Sedienta" con Rafael Gil y en "Cinco Lobitos" con Ladislao Vajda, basada en una obra de los Álvarez Quintero y que narra la historia de cinco hermanas, las Lobo, con un tono reivindicativo del papel de la mujer en la sociedad del momento.

En el teatro, hay que destacar su intervención en la adaptación de "Arsénico y Encaje Antiguo", que había sido llevada al cine por Capra, el año anterior, aunque se estrenaría más tarde, con el título de "Arsénico por Compasión". Irene interpreta a una de las dos asesinas por compasión, junto a Honorina Fernández y junto a Ángel de Andrés, que recibió buenas críticas por su papel del tío Teddy. También actuó en otra obra del gran Jardiel Poncela, "Tú y yo somos tres".

En 1946, tiene una agitada vida laboral, no sólo aparece en varias obras de teatro, como "Me casé con un ángel", "Romeo y Julieta Martínez" y "Los Sueños de Silvia", sino también, actúa en dos películas, "La Pródiga" dirigida por Rafael Gil y "Las Inquietudes de Shanti Andia" de Arturo Ruíz Castillo" .

La misma tónica se produce en el año 1947. En el teatro, interviene en "Historia de Una Boda", "Lo que no dijo Guillermo" y "Mi tía de Filipinas", entre otras y en el cine, repite de nuevo con Rafael Gil, en otra película de éxito, "La Fe", plagada de estupendos actores, como Rafael Durán, Guillermo Marín, Juan Espantaleón y Camino Garrigó y vuelve a repetir con Ladislao Vajda, en una película de temática, totalmente diferente, "Barrio", en donde interpreta a Paula, la portera y en donde aparece, por primera vez, junto a su hermana. Esta era una de las películas preferidas de su director y se basaba en una novela de George Simenon, rodada con una clara influencia de Fritz Lang, en películas como Furia, tal y como recoge el libro "Ladislao Vajda, el húngaro errante" de Francisco Llinas, mencionando, además, el personaje de Irene: "Hay, sobre todo en la secuencia final de la persecución y linchamiento de don César (Guillermo Marín), ecos evidentes de M y de Furia, como la hay en la sucesión de murmuraciones y rumores provocados por la siniestra Paula (Irene Caba Alba)".

La jefa de estación, escandalizada, en "La Fe".

Algunas fuentes citan su participación en "El Alarido" de Ferruccio Cerro, pero parece que se trata de un error. Aunque sí trabaja en esta película, su hermana Julia. 

Su trabajo en el cine destaca en 1948. Interviene en el papel de la tía Laura, en "El Huésped de las tinieblas" de Antonio del Amo, que reflejaba el mundo de Gustavo Adolfo Bécquer, sin pretender ser una biografía. Y además, realiza un estupendo papel en una nueva película de Rafael Gil, ya comentada, en la entrada dedicada a Félix Fernández, la magnífica "La Calle sin Sol", en donde Irene interpreta a la pintora que ayuda al personaje interpretado por Antonio Vilar, a la que da vida, con unas breves pinceladas, en un par de escenas. En esta película de nuevo coincide con su hermana Julia.

Magistral, en uno de sus mejores papeles, la pintora en "La Calle sin Sol".

Durante 1949, se pone  las órdenes de un nuevo director, con el que trabajaría a menudo, Luis Lucia, en la película "La Duquesa de Benamejí", interpretada por Amparo Rivelles, en un doble papel y por Jorge Mistral, en donde, también encontramos a Félix Fernández, y vuelve a trabajar, por tercera vez, junto a su hermana Julia.

Con Amparo Rivelles, en un anecdótico pero tierno papel en "La Duquesa de Benamejí".

Este año, también interviene en el film "La Niña de Luzmela" de Ricardo Gascón, y en el teatro interviene, entre otras, en "Agua en los bolsillos", "La boda era a las doce", "Las mujeres decentes", "María José y José María" y "Sólo vivimos un día".


En 1950, se pone de nuevo a las órdenes de Luis Lucia, en "De mujer a mujer" y con Antonio Mas Guindal rueda "Torturados", mientras que sus actuaciones teatrales incluyen "Primavera en Otoño" y "Sor Buenaventura".

Durante 1951 y 1952, interviene en el teatro en "La infeliz burguesa" y en el cine, en "La Laguna Negra" de Arturo Ruiz Castillo, un drama sobre la España negra.

En 1953, su labor teatral incluye una obra de Benavente, "El Alfiler en la boca", otra de Calvo Sotelo, "Milagro en la Plaza del Progreso" y por último, la obra de Alfonso Paso, "Veneno para mi marido".

En el terreno cinematográfico, actúa en "Así es Madrid" de Luis Marquina, y en una nueva película de Luis Lucia, de gran éxito, "Jeromín" que tiene como protagonista a un niño de 12 años, que se convertiría en otro grande del cine y el teatro, Jaime Blanch.


El año 1954 es muy prolífico, tanto en la escena como en los platós. En el teatro actúa en "La cura de amor", "El Marido de Bronce" de Benavente, "Usted no es peligrosa" y "La venda en los ojos" de López Rubio.

En el ámbito de la gran pantalla, este año destaca por convertirse en una actriz más del largo elenco de actores dirigidos por Luis García Berlanga, en "Novio a la Vista" donde también participa Julia Caba Alba.

En una escena de "Novio a la vista" de Berlanga.

El resto de películas producidas este año incluyen "Viento del Norte" de Antonio Momplet, "¿Crimen Imposible?" de César Fernández Ardavín, "Un Día Perdido" a las órdenes de otro gran director, José María Forqué y que supuso una nueva colaboración con su hermana Julia, al igual que su siguiente película "Un Caballero Andaluz", en donde repitió con el director Luis Lucia.

Durante 1955, actúa en dos obras del prestigioso Miguel Mihura, "La Canasta" y "Sublime Decisión" y en el cine, vuelve a trabajar junto a su hermana en dos nuevas películas "Nosotros Dos" de Emilio Fernández y "La Lupa" de Luis Lucia.


Este año también interviene en la película "La Ironía del Dinero" dirigida por Edgar Neville y Guy Le Franc, que incluye varias historias. Irene participa en el episodio salmantino, interpretando un papel terriblemente antipático, en una escena junto a Antonio Vico, al que maltrata física y psicológicamente. 

Amenazadora en "La Ironía del Dinero".

Probablemente, el aspecto severo, ingrato, de Irene hizo que en la pantalla fuera reclamada para interpretar personajes duros, serios, lo que la encasilló en cierta manera, ya que, sin duda, había demostrado su versatilidad para interpretar papeles más cómicos y risueños. En el cine, como hemos visto en el corto papel en "La Duquesa de Benamejí" tierno y sonriente junto a Amparo Rivelles o incluso disfrutando de una canción en "El Bailarín y el Trabajador", y seguramente, en más ejemplos en películas que no he visto…

El año 1956 será testigo de sus últimos trabajos. El 1 de febrero de 1956, se estrena "El Piyayo" dirigida por Luis Lucia, e interpretada por Valeriano León, el actor cómico, marido de la actriz Aurora Redondo, que se estrenó póstumamente, ya que Valeriano había muerto el 13 de diciembre de 1955, dos días antes de su 63 cumpleaños. 

El uno de abril de 1956, Irene Caba Alba estrena en cartelera dos películas, que suponen sus últimas colaboraciones con dos de los directores con los que más trabajó: "La Gran Mentira" con Rafael Gil y "La Vida en un Bloc" de Luis Lucia, que también supuso su última película con su hermana Julia. 

En la escena realiza su último papel en la obra de José López Rubio, "Un Trono para Cristy" estrenada el 14 de septiembre en el teatro Infanta Isabel, con Isabel Garcés, como protagonista y que sería un gran éxito superando las 120 representaciones, hasta su finalización el 12 de noviembre. Irene se despidió del teatro, arropada por su familia, pues en esta obra actuaban su marido Emilio Gutiérrez y sus hijas, Julia e Irene Gutiérrez Caba.

La última imagen de Irene Caba, sentada a la izquierda, en el estreno de "Un Trono para Cristy". ABC. 13 de septiembre de 1956.

Como dato curioso, tras esta obra se puso en escena, "La Tela de Araña" de Agatha Christie, también interpretad por Isabel Garcés, y que ya llevaba tres años en los teatros de Londres, junto con "La Ratonera".

El 17 de diciembre de 1956 se estrenaría la última película de Irene, "Piedras Vivas" del director Raúl Alfonso.

Irene Caba Alba murió en Madrid, el 14 de enero de 1957, víctima del cáncer, a la edad de 57 años, siendo enterrada en el cementerio de La Almudena. Su marido Emilio Gutiérrez Esteban moriría el 11 de marzo de 1964.