Blog de actoresdenuestrocine

Laly Soldevila

Escrito por actoresdenuestrocine 12-08-2016 en actriz. Comentarios (0)


Laly Soldevila es uno de los rostros más conocidos y queridos del cine español. Su peculiar e inconfundible voz (como le sucedía a Gracita Morales), su vis cómica y su capacidad para el drama (pocas veces explotada, salvo en el teatro), así como su presencia en televisión le otorgaron justa fama.

Eulalia Soldevila Vall, su nombre completo, nació en Barcelona, el día 25 de julio de 1933. Muchas veces aparece acreditada como Laly Soldevilla, la castellanización de su apellido.

Laly desarrolló muy pronto su vocación artística. Estudió con la actriz Marta Grau, amiga de la familia y sus primeras actuaciones fueron en el marco del teatro de cámara y ensayo, en su ciudad natal. Acreditada como Eulalia Soldevila, en 1948, a los 14 años, actúa en "Música en la Noche" de Priestley, y el año siguiente en "Amor que vence al amor" y "El Gran Dios Brown" de Eugene O'Neill en el teatro Calderón, junto a Adolfo Marsillach. 

Durante 1950, aparece en "El Zoo de Cristal" de Tennessee Williams, "Los Mal Amados" y "Les Vinyes del Priorat", en el teatro Romea, así como en "Círculo Abierto", "Un Tic-tac de reloj" y "El auto de la Pasión", en función de una noche y además, en "Los Esclavos" de Pablo Puche y "El Viaje desconocido".

En 1952, debuta en Madrid, si bien, todavía compaginará sus actuaciones en Barcelona, al menos hasta 1954. Ese año, aparece en la obra "Diferente" de Eugene O'Neill, una función única en el teatro María Guerrero, junto a Mary Carrillo. 

El siguiente año estrena "Música en la noche" y "Tres Ventanas", mientras que en Barcelona actúa en "El Caballero de Olmedo" en el teatro Romea y en 1954, aparece en "Clerambard" de Manuel Aymé, en el teatro Nacional de Madrid y en "Los Padres Terribles" de Cocteau y "La Isla de las Cabras", de nuevo en su ciudad natal.

El año 1955 supondrá su entrada en el medio cinematográfico. Parece que su primera película fue "Duelo de Pasiones" de Javier Setó, que se estreno el 30 de enero del año siguiente. Y según la IMDB, ese año apareció en  "Al Fin Solos" dirigida por José María Elorrieta y Alejando Perla, si bien, en la base de datos del Ministerio no aparece su nombre, aunque los repartos no son completos.

En la escena, actúa en Barcelona, en la obra "Leocadia" de Anouilh, en el mes de marzo. Pero también la encontramos en un recital de poesía en Madrid, en homenaje a Juana de Ibarbourou y unos meses después, en Cáceres, en un recital de poesía medieval. A final de año interpreta en Getafe, "El Alcalde de Zalamea" y en Madrid, "El Malentendido" de Camus, mientras que en Barcelona interpreta las obras de Ionesco, "La Cantante Calva" y "La Lección".

En 1956, ya instalada en Madrid, se inicia el despegue de su carreta teatral, dejando de lado el cine, por el momento. De hecho, Laly siempre se consideró una actriz de teatro, aunque también disfrutara con su labor en la gran pantalla. 

Es reclamada por Luis Escobar, para intervenir en "La Celestina" y más tarde, también interviene en la obra de Mihura, "Mi Adorado Juan", en el teatro de la Comedia. 

En 1957, interpreta obras como "Anastasia" junto a actores clásicos como Irene López Heredia o Guillermo Marín, pero sobre todo, aparece en una obra que le supondrá un gran triunfo "Te espero en el Eslava", dirigida por Luis Escobar e interpretada por Nati Mistral y Tony Leblanc.

Su carrera hasta 1961, incluye entre otras obras, "Maribel y la Extraña Familia" de Mihura, luego trasladada a la pantalla, pero sin su intervención, "The Boyfriend", junto a Concha Velasco y otra gran comediante, Margot Cottens y "Eloísa está debajo de un almendro" del gran Jardiel Poncela.

Junto al gran Ángel de Andrés.

Este año, supone su reencuentro con el cine, que ya no abandonará. Aparece en dos películas, la exitosa "Tres de la Cruz Roja" de Fernando Palacios (que algunas fuentes consideran su début en el cine) y "Vamos a contar mentiras" de Antoni Isasi-Isasmendi. 

El año 1962, actúa en el teatro en la obra "Niebla en el Bigote" de Jorge Llopis, en clásicos como "La Marquesa Rosalinda" de Valle-Inclán o "Angelina y el Honor de un Brigadier" de Jardiel, pero sobre todo, obtiene un gran triunfo en la obra "Las Criadas", junto a Mari Paz Ballesteros y Esperanza Adam.

En una estupenda fotografía del año 1962.

En el cine, interviene en tres películas. Junto al prestigioso director Rafael Gil en "Tú y yo somos tres", y a las órdenes de Fernando Palacios, en "Vuelve San Valentín" y en un gran éxito del cine español, "La Gran Familia", junto a un estupendo plantel de actores.

Tras su matrimonio con el autor Jaime Borrell (1933 -14 de noviembre de 1999) y el nacimiento de sus tres hijos (Juan, Paula y Eugenia), su labor teatral decae, pero hasta mediados de la década, incluye apariciones en "El Chino" y "Blanca por fuera y Rosa por dentro" de Jardiel, junto a Berta Riaza. Desde este momento se dedicará en mayor medida, al cine y la televisión.

Imagen Familiar. Reportaje Revista Blanco y Negro. Año 1977.

En el cine, destaca, su participación en un hito del cine español, "La tía Tula" de Miguel Picazo, del año 1964. También actúa, entre otras, en "Marisol rumbo a Río", de nuevo junto al director Fernando Palacios, en 1964, "El Pecador y la Bruja" de Julio Buchs, ese mismo año o "La visita que no tocó el timbre" de Mario Camus, el año 1965.

Como dependienta de tienda de electrodomésticos, regentada por Isabel Garcés, en "Marisol Rumbo a Río".

En una escena de "La tía Tula".

El año 1966 obtiene un grán éxito, en la obra "Los Pelópidas", una comedia de Jorge Llopis, junto a los actores Carlos Ballesteros y Margot Cottens. Ese año también actúa en el musical "¡Ella!" interpretado por Paquita Rico y el gran cómico Emilio Laguna, en el teatro Maravillas. Para la televisión, actúa en la serie "La Familia Colón", sobre las peripecias de una familia que llega de Hispanoamérica a España.


Hasta finales de la década, interviene tanto en el cine, como el teatro y la televisión. En la escena destaca su participación, junto a un gran elenco, en la obra "Las Mujeres Sabias" de Moliére y "Un Marido de Ida y Vuelta" de Jardiel. 

En el cine, actúa en películas de diversa calidad, "Mañana de Domingo" de Antonio Giménez Rico, en 1966, "Los Chicos con las Chicas" de Javier Aguirre, en 1967, "Oscuros Sueños de Agosto" de nuevo con Antonio Giménez Rico, en 1967 y comedias, como "Una vez al año ser Hippy no hace daño" de Javier Aguirre, en 1969 o "Soltera y Madre en la vida", también con Javier Aguirre, ese mismo año.

Ágil profesora de gimnasia en "Los chicos con las chicas".

Para televisión, además de su actuación en las adaptaciones teatrales de obras como "La señorita de Trevélez", "Tres Sombreros de Copa" o "La Venganza de Don Mendo", entre muchas otras, destaca su participación en la serie "La casa de los Martínez", rodeada de actores como Julia Martínez, Carlos Muñoz, Mari Carmen Prendes, Rafaela Aparicio o Florinda Chico.

El año 1970 protagoniza, junto a José Luis López Vázquez, una de las películas más negras del gran Luis García Berlanga, "¡Vivan los novios!" y el año siguiente participará en la adaptación cinematográfica de la serie "La casa de los Martínez" dirigida por Agustín Navarro. 

Con López Vázquez en "¡Vivan los Novios!" de Berlanga.

Hasta mediados de la década, interviene en películas del momento como "La Graduada" o "La Descarriada" de Mariano Ozores, pero también en una película de culto del cine español, "El Espíritu de la Colmena" de Víctor Erice y en otras con diferentes inquietudes como "Tocata y Fuga de Lolita" de Antonio Drove, en 1974 o "Los Viajes Escolares" de Jaime Chávarri, ese mismo año.

Dando clase en "El Espíritu de la colmena".

En el teatro, la encontramos en obras como "Sabor a Miel" (1971), "Quijotella" del mismo año y "Gazpacho Andaluz" de Arniches de 1972.

En televisión aparece en la adaptación de "La Bella Dorotea" de Mihura y en el programa "Animales Racionales", interpretando el papel de "Vaca" en una granja a punto de rebelarse; junto a ella, el papel de "Perro", lo interpretó Antonio Casal.

Junto a Paco Martínez Soria en "Estoy Hecho un Chaval".

Sus interpretaciones en el cine desde 1975, no pueden evitar películas ligadas al llamado destape o similares, con títulos como "Vida íntima de un seductor cínico", "El último tango en Madrid" o comedias como "Tres suecas para tres Rodríguez" y "Estoy hecho un chaval", ambas de de Pedro Lazaga. Por otra parte, su rostro se hará querido y reconocido en un anuncio de detergentes, en el papel de Tía Felisa. La frase "¡Qué risa Tía Felisa!" se hará tremendamente popular.




Pero será en el teatro, en donde aparecerá en obras que le supondrán grandes triunfos. Los últimos estertores de la dictadura y la llegada de la democracia permitió la puesta en escena de obras, antes censuradas y de autores innovadores. Su primer triunfo en 1975 se produce en la obra "El Realquilado" de Joe Orton, junto a Andrés Mejuto y Tony Isbert. Si bien, su gran año fue 1976, pues supuso su actuación, como el rey Luis XIII, en "La Carroza de Plomo Candente" dirigida por Francisco Nieva, que le valdría el premio Mayte a la mejor interpretación femenina del año y posteriormente, su actuación el "El Adefesio", que supuso todo un acontecimiento, pues su autor Rafael Alberti, permanecía exiliado en Roma, así como su actriz principal, María Casares que vivía exiliada en París. La interpretación de Laly fue muy destacada y considerada una de sus mejores creaciones.

Ese mismo año también participa en un homenaje a García Lorca en Sitges, junto a Joan Manuel Serrat, Rosa María Sardá y Alberto Closas, entre otros y firma un Manifiesto por la amnistía de los presos políticos.

En sus últimos años, también intervino en la exitosa "La Escopeta Nacional" de Berlanga, "Sonámbulos" de Manuel Gutiérrez Aragón y "¿Qué hace una chica como tú en un sitio como éste?" de Fernando Colomo, todas del año 1979. Su última actuación fue en una película olvidable, cuyo título lo dice todo, "La insólita y gloriosa hazaña del cipote de Archidona".

En una escena de "La Escopeta Nacional" con Saza y Amparo Soler Leal.


Su última aparición en la gran pantalla.

Tristemente, Laly Soldevila murió el 12 de septiembre de 1979, a los 46 años, tras tres meses ingresada debido al cáncer que padecía. Fue enterrada en el cementerio Sur de Madrid (Sección 14C. Nicho 68. Tramada 2). 




Pilar Gómez Ferrer

Escrito por actoresdenuestrocine 07-08-2016 en Cine español. Comentarios (0)


PILAR GÓMEZ FERRER, EL ROSTRO RECONOCIBLE

La actriz Pilar Gómez Ferrer es el claro ejemplo de actriz de reparto, en papeles minúsculos, pero cuyo rostro se recuerda. Su aspecto y su saber hacer le permitió interpretar el papel de la mujer normal, desde la esposa estereotipada a la clienta de una zapatería o de un puesto en el mercado. Por momentos, recuerda a un personaje de cómic, a lo "Castafiore".

El nombre artístico de Pilar Gómez Ferrer, puede parecernos a primera vista, lo menos parecido a un nombre artístico, ya que utiliza todo el nombre completo con unos apellidos muy comunes en España y por eso nos puede parece que, sin duda, ése es su nombre. Sin embargo, cometeríamos un error, ya que su verdadero nombre todavía era más sencillo, Pilar Gómez Gómez. 

El porqué de "Gómez Ferrer" tiene que ver con los antecedentes artísticos de la familia. Así que empecemos por el principio.

Nuestra protagonista nació el 7 de febrero de 1910, a la una y media de la madrugada, en la calle del Instituto nº 5 de Toledo, a la que bautizaron con los nombres de María Pilar Ricarda. Sus padres fueron Francisco Gómez Ferrer (1879- 7 de diciembre de 1936), de profesión actor y de Adelina Gómez Uzal (1877 - ?), también actriz.

El actor Francisco Gómez Ferrer.

Su padre Francisco Gómez Ferrer fue un reconocido actor de la época, que tuvo compañía propia, y que utilizaba su nombre completo, como nombre artístico. Su hija, continuadora de la tradición actoral, decidió utilizar el Gómez Ferrer, ya asentado y sin duda, más reconocible que Pilar Gómez Gómez o tan solo Pilar Gómez.

Sus inicios en el teatro fueron precoces. En 1915, a los cinco años, la encontramos actuando en la compañía de su padre, interviniendo en "La Pasionaria" y en "Margarita"; la prensa ya destaca su actuación. Sus hermanos Isabel, Paquito y Pepito, también se dedicaban al teatro, a corta edad.


En 1919, de nuevo en su ciudad natal, aparece en la obra "Los Dos Pilletes", junto a su hermano Pepito (sus hermanos Isabel y Paquito, también actuaba. El periódico, "Día de Toledo", realiza una crítica entusiasta.


Durante los años 20, Pilar desarrolla su actividad teatral, apareciendo en obras como "El sordomudo" o "Cancionera" de los hermanos Quintero, en 1925, que de nuevo le vale nuevas críticas.

En 1929, tras dejar la compañía del teatro de la Comedia, se une a la del teatro Cómico, dirigida por Rosario Iglesias, trabajando en obras como "Los Pollos Cañón", "La Santa" o "La Señorita Isidra".

Las actrices del Cómico. Una jovencísima Pilar Gómez Ferrer, a los 19 años. Arriba, la primera de la derecha.

A lo largo de los años 30, irá cambiando de compañía. A principios del año 1930, trabaja junto al actor y director Juan de Orduña, pero en el mes de abril ya se incorpora a la compañía de Concha Olona, que lleva como primer actor al prestigioso Leovigildo Ruiz Tatay, trabajando en obras como "La Silla nº 18", "Los amos de curtidores" y  "La Sombra de Cayetano", en esta última, junto a Consuelo Guerrero de Luna.

A finales de año se une a la compañía de la reconocida actriz María Palou, que trabaja en el teatro Muñoz Seca.

El 27 de abril de 1932, Pilar Gómez Ferrer contrae matrimonio, en la parroquia de San Nicolás de Madrid, con el actor y posteriormente, agente de actores, Francisco Luna Baños (8 de noviembre de 1897- 15 de enero de 1985). Francisco era hermano de un famoso actor de cine y de teatro, Manuel Luna (1896-1958).

Se produce un breve paréntesis en su labor teatral, durante el cual, Pilar da a luz a una niña, nacida en Madrid, el 20 de enero de 1933 (según reza en su lápida, aunque otras fuentes citan el 31 de enero), a la que llaman como a su abuela materna, Adelina. Con el tiempo, cuando Adelina se dedique al mundo de la interpretación tomará el nombre de Delia Luna y se convertirá en una magnífica actriz de doblaje, a la que todos recordamos como la voz de Blanche Devereaux, en "Las Chicas de Oro" o de Sue Ellen, en "Dallas".

Delia Luna.

Tras un año dedicándose a su familia, Pilar retorna a finales de 1934, al teatro, uniéndose a la compañía de Miguel Ligero y Blanquita Pozas.. En 1935, cambiará de compañía y se unirá a Isabel Barrón y Ricardo Galache, actuando en obras como "El Rey Negro" de Muñoz Seca y "La Risa" de los Hermanos Álvarez Quintero.

Desde este momento y hasta el año 1946, no he encontrado ninguna mención, salvo, probablemente, una aparición en la obra "Banco" de Torrado y Cossío, estrenada en 1941, y en cuyo elenco aparece "Pilar Gómez", sin que pueda afirmar que se trate de ella. 

En 1946, la volvemos a encontrar en el teatro, en concreto en el Reina Victoria, en la obra "El Rey de Judea", junto a Ana María Noé.

De nuevo, hasta 1949, su nombre desaparece de las hemerotecas, pero a partir de ese momento, Pilar inicia su relación con el cine, que supondrá el grueso de su labor actoral y que se extenderá durante casi 30 años y abarcará 130 películas. Sin embargo, aún aparece en otra obra teatral, ese año, "Las de Abel", en la inauguración del Teatro Benavente, junto a su hija Delia, y con María Bru e Isabel Pallarés.

Su primera aparición en el cine (y en este aspecto, seguiré la base de datos de la IMDB, la más completa y de hecho, la única en donde encontrar su filmografía, ya que la base de datos de cine español, minusvalora los datos, al no incluir repartos completos) fue en la película "Llegada de Noche" dirigida por José Antonio Nieves Conde, en 1949.

Esta primera incursión, de momento, no tiene continuidad, y no volverá al cine, hasta el año 1952, actuando en el papel de Doña Tecla, en la película "La Estrella de Sierra Morena" dirigida por Ramón Torrado. 


De los años 50 son destacables películas como "Los Ladrones Somos Gente Honrada" dirigida por Pedro Luis Ramírez, en 1956, basado en la obra de Jardiel Poncela, "Calle Mayor" de Bardem, del mismo año, por otra parte, su primera colaboración con Ladislao Vajda, en "Un Ángel Pasó por Brooklyn" de 1957,  junto a Pablito Calvo y Peter Ustinov, "Los Clarines del Miedo" de Antonio Román, en 1958, "Camarote de Lujo" de Rafael Gil, de 1959, una dura visión de la emigración española y ese mismo año, su primera colaboración (como director), de un total de cuatro, con Fernando Fernán-Gómez, en "La Vida Alrededor", una visión no menos dura de la vida matrimonial. También merece mención su participación, no acreditada, en la película de 1959, "Luna de Miel" dirigida por Michael Powell, aclamado por películas como "Las Zapatillas Rojas" o "Narciso Negro", codirigidas junto a Emeric Pressburger.

En "Los Clarines del Miedo".


A lo "Castafiore", en "Los Ladrones Somos Gente Honrada". Al fondo, Rafael Bardem, Pepe Isbert y José Luis Ozores.



Curiosa estampa. Su episódica aparición en "Camarote de Lujo".

Como "señora que ofrece clavel" en "La Vida Alrededor", junto a Fernando Fernán Gómez.

En 1960, interviene junto a un gran plantel de actores en la adaptación al cine de la comedia de Mihura, "Maribel y la Extraña Familia", dirigida por José María Forqué, en donde interpreta a la guardesa de la casa familiar, junto al gran Pepe Orjas. Este mismo año rueda su segunda colaboración con Fernán-Gómez, en "Sólo para Hombres" y también su segunda y última colaboración con Ladislado Vajda, en "María, Matrícula de Bilbao".

Junto a Pepe Orjas, en "Maribel y la Extraña Familia".

El año siguiente, actúa en la segunda película de Marisol, "Ha llegado un ángel" del director Luis Lucia, en donde interpreta a la portera y en "Alerta en el cielo", un intento de continuar la carrera de Pablito Calvo. 

Acreditada como Pilar G. Ferrer, en "Ha llegado un ángel". Atención a un jovencísimo Jaime Blanch.

Con Marisol, también aparecería en "Tómbola" también de Luis Lucia, en 1962, "La Nueva Cenicienta" y "Búsqueme a esa chica", ambas de 1964 y ya en 1968, en "Solos los dos".

En 1962, vuelve a ponerse a las órdenes de Fernán-Gómez, en la divertida adaptación de la comedia de Muñoz Seca, "La Venganza de Don Mendo", en el papel de Duquesa, pero además participa en una película de muy diferente tono, "Gritos en la Noche" de Jesús Franco, en el papel de modista.

En "La venganza de Don Mendo"

En "Gritos en la noche" de Jesús Franco.

Durante el año 1963, participa en nueve películas, destacando, una nueva colaboración con Forqué, en "La Becerrada", en "Del Rosa al Amarillo" de Manuel Summers y en "Nunca Pasa Nada" de Juan Antonio Bardem. 



El año 1964 vuelve a trabajar con Fernando Fernán-Gómez, en una curiosa película, "El Extraño Viaje", que ha ido ganando buenas críticas con el tiempo y en otra película reconocida de Manuel Summers, "La Niña de Luto". Además, actúa con otra niña prodigio del cine español, Rocío Dúrcal, en "La Chica del Trébol". Con Rocío y el director Luis César Amadori, también trabajaría en "Acompáñame" del año 1966, "Buenos Días, Condesita" y "Amor en el Aire", ambas de 1967.


Pilar Gómez Ferrer también actuó en coproducciones, con Italia, Francia o Inglaterra, a lo largo de su carrera, pero sin duda, la más famosa sería "Doctor Zhivago", dirigida por David Lean, en 1965, en un papel sin acreditar, al menos, según reza la IMDB.

En 1966, realiza una actuación para televisión en la serie "Diego de Acevedo", en el capítulo "Bolívar en Madrid".

A finales de los 60, vuelve a trabajar con José María Forqué, en "La Vil Seducción" (1968) y con Manuel Summers, en "¿Por qué te engaña tu marido?" (1969). También interviene en "Soltera y Madre en la vida" con Lina Morgan, y en "Juicio de Faldas" de Saenz de Heredia, protagonizada por la famosa pareja, Manolo Escobar y Concha Velasco, con un divertido elenco de actores que incluye a Saza, Gracita Morales, Antonio Ozores o Guadalupe Muñoz Sampedro. También actúa en "Los Chicos con las Chicas", a mayor gloria de Los Bravos.

Muy sesentera, en "Los Chicos con las Chicas".

En los años 70, se mezcla una primera mitad, con películas de muy diversa calidad y una segunda mitad, en la que se produce un deterioro, con películas del conocido "destape" o de un humor más basto.

Junto a Antonio Ozores, Mariano Ozores padre y el perfil de Luis Barbero, en "Después de los nueve meses" de Mariano Ozores hijo.

En la primera mitad, interviene, entre otras en "Vente a Alemania, Pepe" de Pedro Lazaga, en "El Ojo del Huracán" de José María Forqué, "Los Gallos de la Madrugada" de Saenz de Heredia, "Los Pájaros de Baden-Baden" de Mario Camus o "Pim, Pam, Pum Fuego" de Pedro Olea, junto a títulos como "Los Días de Cabirio", "Onofre", "Mi Hijo no es lo que parece", "El Reprimido" o "El Calzonazos".

En "El Calzonazos" de Mariano Ozores, protagonizada por Paco Martínez Soria.


En "Los Gallos de la Madrugada", junto a Saza.

En la segunda mitad, la simple mención de algunos títulos, ya da idea de la temática y la profundidad de los mismos: "Cuando el cuerno suena", "Mi mujer es muy decente dentro de lo que cabe", "La mujer es cosa de hombres", o "Virilidad a la española".

Su última aparición en el cine fue en la película "Clímax" de Francisco Lara Polop, del año 1977, totalmente olvidable.

El 15 de enero de 1985 muere su marido, Francisco Luna, tras casi 53 años de matrimonio. Pero la vida, le deparaba otro momento doloroso. Su hija Delia falleció el 3 de febrero de 1996, unos días después de cumplir los 63 años. .

Pilar Gómez Ferrer tuvo una larga vida, falleciendo en Madrid, el 27 de septiembre de 2009, a los 99 años. Tan solo una esquela se hizo eco de su muerte. Fue enterrada en el cementerio de La Almudena, junto a su familia.



Su tumba en el Cementerio de La Almudena. Con ella, su hija, su marido y también el actor Manuel Luna. Cuartel 240. Manzana 78. Letra A.

Foto cortesía de Javier Jara.