Blog de actoresdenuestrocine

España

Julia Delgado Caro

Escrito por actoresdenuestrocine 14-04-2018 en Cine español. Comentarios (0)

JULIA DELGADO CARO, CONTINUACIÓN Y ORIGEN DE UNA SAGA


La actriz Julia Delgado Caro no tuvo una amplia carrera en el cine, aunque destiló su buen hacer en una treintena de películas, ya que fue una actriz eminentemente teatral, en donde cosechó grandes éxitos. Hija y madre de actores, forma parte de una de las reconocidas sagas de actores españoles, junto a los Caba Alba, los Prendes, los Bardem, etc. Parte de la información para realizar está entrada está tomada de emilito.org, que proporciona valiosos datos biográficos (algunos he podido ampliarlos) y fotografías. 

LOS PADRES


Alejandrina Caro

Alejandrina en "Porque te vi llorar" (1941).

Julia Delgado Caro fue hija de la actriz Alejandrina Caro Graciani y el actor Paulino Delgado Suárez. Alejandrina nació el 24 de noviembre de 1864 en Madrid. En fechas tan tempranas como el año 1880, ya la encontramos sobre las tablas, donde trabajó casi hasta el final de sus días, participando también en un par de películas. 

 

La única imagen encontrada de Paulino Delgado

Su marido, Paulino, nació en La Habana, el 20 de marzo de 1852 y también se dedicó al teatro. Murió repentinamente, el 26 de julio de 1896, en Madrid, mientras preparaba una gira junto a la actriz María Tubau, cuando Julia aún no había cumplido 3 años. 

Curiosamente, Alejandrina fue el tronco, no de una, sino de dos ramas del espectáculo español, ya que de su segundo matrimonio, con el actor Ángel Sala Leyda, nacerían Salvador Caro, padre de la actriz Pilar Sala Y Fernando Sala Caro, actor, que contraería matrimonio con la actriz Luisa Armayor, que serían los padres de otra gran actriz, Luisa Sala, casada con el actor Pastor Serrador. Alejandrina falleció el 19 de diciembre de 1946, en Madrid.



LA LLEGADA DE JULIA

Nuestra protagonista nació en Guayaquil, Ecuador, durante una gira de sus padres, el día 2 de octubre de 1893. 

Como en otras familias del mundo del teatro, Julia vivía entre bambalinas y probablemente compaginaba sus estudios con apariciones en el escenario. En "El porvenir segoviano" del 8 de diciembre de 1901, ya se menciona a la niña-actriz Julita Delgado, que interpretará el monólogo "Niñerías" de Eugenio Sellés, hijo. Aunque ignoro si lo llevaría a cabo, ya que en el mismo periódico del día siguiente se menciona que mientras jugaba, Julita se rompió un brazo.

Según un laudatorio artículo de la revista "Nuevo Mundo", publicado en 1916, en el año 1906 entró de meritoria en el teatro de la Comedia, con Rosario Pino y Enrique Borrás.  A finales del año 1908, aparece como miembro de la compañía Pino-Thuillier, junto a su madre Alejandrina y su marido. Según dicho artículo, Julia ya ganaba un "duro" de sueldo.

En 1910, encontraremos a Julia, de nuevo junto a su madre, en la compañía del prestigioso actor José Tallaví, actuando en el teatro Victoria de Buenos Aires, como primera actriz, siendo su primera obra en esta categoría, "La Losa de los Sueños" de Benavente.

Julia, de perfil, en la parte de arriba. Debajo, su madre.

En la temporada de 1911, con la compañía de Simó-Raso, actúa en el teatro Cervantes, estrenando la obra "Fortunato" de los hermanos Quintero.

Heraldo, 12 de marzo de 1912. Augurando un gran futuro.

Vuelve con Tallaví, como primera actriz, a mediados de 1912, al teatro Español, actuando en un convincente papel de anciana en la obra, "El Pantano" de López Pinillos. Actúa en multitud de obras, de gira por España y por América, entre otras, "Tierra Baja", en donde recibe buenas críticas en su papel de Marta, así como por su papel de Magda, en "El Místico", así como en "Fedora", "Hamlet", "El Rey Lear", "Muerte Civil", "La Malquerida", "Espectros" o "La Loca de la Casa".

Una jovencísima Julia, en sus primeros triunfos. Eco Artístico 1913

En 1914 se separa de la compañía de Tallaví y recala en la de Paco Fuentes, uniéndose posteriormente a la de Pepe Portes, para la temporada 1916-1917, al final de este último año vuelve a la compañía de Simó-Rasó.

Caracterizada para su papel en "La Tizona". 1916.

En 1917, Julia hará su debut en el cine, aunque no volverá a actuar para la gran pantalla hasta 1950. Su primera película será "Juan José", basada en la controvertida obra de Joaquín Dicenta, un drama con todas las letras, pero con el trasfondo de la vida de la clase obrera. La película fue dirigida por Ricardo de Baños.



Hasta 1921, ya no he encontrado ninguna referencia sobre ella, debido a la realización de una larga gira por América, de la que regresa en el mes de diciembre de ese año.


A principios de 1922, forma parte de la compañía del insigne Pepe Isbert, actuando en obras como "El Cristo Pobre", "El Matrimonio Interino" y "La Señorita Ángeles". En abril de 1922, sin embargo, ya forma compañía propia junto al actor Luis Martínez Tovar. Aquí seguirá labrando su prestigio de actriz con obras, tales como, "La Divina Palabra" de Linares Rivas, "El Alma de la Aldea" o "Calla corazón".

En 1924, al igual que vimos con la actriz Julia Lajos, participa en un mitin abolicionista, que recaba legislación igual para hombres y mujeres,


En el apartado personal, el 9 de abril de 1926, Julia contrae matrimonio con el actor Luis Martínez Tovar. Se casan en la parroquia de Covadonga, en Madrid, siendo sus padrinos, su madre, Alejandrina y el autor Federico Reparaz.

El actor Luis Martínez Tovar

La compañía sale de gira por España llevando en su repertorio, entre otras, obras como "Rosa de Madrid", "Charlestón", "La Mariposa que voló sobre el Mar", "He visto a un Hombre Saltar" o "Barro Pecador".

Repertorio de la compañía Delgado Caro-Martínez Tovar, de gira por España. Aquí en su parada en Mahón.

A lo largo de 1928, también la encontramos interpretando diversos papeles en "Mi Mujer es un gran Hombre", "El Señor de Pigmalión" de Jacinto Grau, "La Enemiga" de Nicodemi y "No Quiero, No Quiero" de Benavente.

En una de sus caracterizaciones. 1928

Este mismo año, el 22 de octubre, mientras están de gira, en la ciudad de Elche (Alicante), da a luz a su hija Alejandrina, que nace en el Hotel de La Confianza, en la calle Sagasta, número 2. Alejandrina no se dedicó al espectáculo y en la actualidad, casi nonagenaria, reside en Madrid.


El espectáculo continua y a finales de ese año actúa en "El Demonio fue antes Ángel", también de Jacinto Benavente.

Hasta el final de la década, también estrenará "El Alfiler" de Muñoz Seca, "Seis Pesetas" y "La Petenera".

Los turbulentos años 30 se inician con el nacimiento de su hijo, Fernando, en Porcuna, el 28 de mayo. Fernando se convertirá en uno de los más prestigiosos actores del teatro y la televisión en España, con el nombre artístico de Fernando Delgado.

El actor Fernando Delgado, hijo de Julia, fallecido el 15 de junio de 2009.

El año de la instauración de la Segunda República, Julia se encuentra interpretando, en el mes de febrero "Los Andrajos de la Púrpura" de Benavente, en la compañía de comedias de Ofelia de Aragón y Salvador de la Mata, dirigida por su marido, Martínez Tovar, si bien, tras esta experiencia dejarían la compañía. Tras el inicio de la República, ya en el mes de agosto, se realiza una representación en el teatro María Isabel de la Granja, en favor de los obreros parados.


Entre 1932 y 1935, sin animo de ser exhaustivo, Julia actúa en "La Perulera", "La Ermita, la Fuente y el Río", el "drama americano", "Una Verdadera Mujer", "Madres que Tenéis Hijos", "Los No Culpables", "Anacleto se Divorcia" y "Francisco de Asís", protagonizada por Tóvar y en donde Julia interpreta a Clara de Asís.

El malhadado 1936 encontramos a Julia, en el mes de junio, en el Círculo de Bellas Artes, participando como actriz en un concierto de la soprano Marivert.

En agosto, ya iniciada la guerra, encontrándose en zona republicana, aparece en espectáculos en apoyo a los hospitales de sangre y en funciones en beneficio de los milicianos. El año 1937 forma parte del Teatro de Arte y Propaganda dirigido por María Teresa León, en obras como "La Tragedia Optimista", un drama ruso, "El Bulo" de Ontañón o "Numancia", una adaptación ad hoc de la obra de Cervantes, "El cerco de Numancia".

En el aspecto personal, el 20 de abril de 1938 morirá en Madrid, el marido de Julia, el actor Luis Martínez Tovar, siendo enterrado en La Almudena.

Una vez finalizada la guerra, Julia actúa en Barcelona, en el mes de junio, en el teatro Poliorama, con la compañía Bassó-Navarro, poniendo en cartel, obras como "El Monje Blanco", "Cuidado con la Paca", "La Pimpinela Escarlata" y "¿Por qué se casa la Sole?", obra de Pilar Millán Astray, cuyo estreno recogía la prensa de la época, con una exaltación del nuevo régimen.


En la década de los 40, actúa en más de 40 obras de teatro, entre otras, interviene en clásicos como "El Gran Galeoto" de Echegaray, "La Vida es Sueño" de Calderón, "La Celestina" de Rojas, "Las Mocedades del Cid" de Guillem de Castro, "La Discreta Enamorada" de Lope de Vega o "El Sí de las Niñas" de Moratín, así como en "Marea Baja" de Peter Blackmore que superará las 100 representaciones.  Pero también la encontramos en obras como "España, Una, Grande y Libre" de Felipe Lluch, propiciada por la Dirección de Propaganda de la Falange o "Víspera" de Samuel Ros y en otras obras como el éxito de Buero Vallejo, "Historia de Una Escalera", "El Hombre que Murió en la Guerra" de los hermanos Machado, en una adaptación de "Lo que el viento se llevó", en parte del repertorio de Shakespeare, como "Macbeth", "Ricardo III",  "Hamlet" y una adaptación peculiar titulada "Falstaff y las alegres casadas de Windsor"  y por último en "Chateau Margaux", "La Venganza de Don Mendo", "La Casa de la Troya", "Don Álvaro o la Fuerza del Sino", "Baile en Capitanía" y "Antígona".

Caricaturizada como la Celestina. ABC. 1940

El año 1950 supondrá la vuelta al cine de Julia, tras su pequeña incursión, 33 años antes. Y lo hará de la mano de un gran director, Rafael Gil, con dos películas, "Teatro Apolo", estrenada en octubre y protagonizada por Jorge Negrete, en donde Julia aparece en un papel sin acreditar, en la escena final y en "La Noche del Sábado" (estrenada en el mes de diciembre), basada en la obra homónima de Benavente y en donde Julia interpreta el dramático papel de Maestá, una noble dama venida a menos, que se ve abocada a la mendicidad y a la bebida.

En dos escenas de "La Noche del Sábado"

La década de los 50 será la más prolífica de nuestra protagonista apareciendo, al menos, en 26 películas, es decir, la mayor parte de las que interpretó.

En la última escena de "Teatro Apolo"

Compaginará su labor cinematográfica con su carrera teatral, ya que en 1950, actúa en "Lígaron", obra que inauguró el teatro de cámara "El Duende", en Madrid, en "La Loba" de Lillian Helman, protagonizada por Tina Gascó, en el papel de malvada sin paliativos que interpretó Bette Davis, en el cine, además de en "El Gran Minué", "Ardéle o la Margarita", "La noche no se acaba", "Las Flores" y en la tradicional representación de "Don Juan Tenorio" y de zarzuelas como "Agua, Azucarillos y Aguardiente" o "La Verbena de la Paloma".

El año 1951 participa en dos nuevas películas, "El Negro que Tenía el Alma Blanca" de Hugo del Carril, en donde interpreta a la patrona de una pensión francesa, por lo que sólo la oímos hablar en francés, y en una nueva película dirigida por Rafael Gil, "La Señora de Fátima", como una anciana ciega en busca de un milagro.

Patrona francesa en "El Negro que Tenía el Alma Blanca"

Junto a otra actriz-saga, Milagros Leal (madre de Amparo Soler Leal), en "La Señora de Fátima"

Para la escena, actúa en el Teatro Español, con "Veinte y Cuarenta", junto a actores como Guillermo Marín, Rafael Bardem y Adela Carboné, "Como era en un Principio", "Llama un Inspector" de Priestley, "Entre Bobos anda el Juego", entre otras.

En la obra, "Clerambard". ABC-1954

Hasta mediados de la década, su actividad teatral sigue siendo predominante, interviniendo en "La Tejedora de Sueños" de Buero Vallejo, "Ruy Blas" de Víctor Hugo, "La moza del Cántaro", en donde podemos reseñar que también interviene su hijo Fernando, "Murió Hace Quince Años", "Clerambard" de Marcel Aymé o "Un sitio para vivir" de José Luis Sampedro y también trabajó en "Condenados", "El Avaro" y "El Caballero de Olmedo".

"Un sitio para vivir" de José Luis Sampedro. ABC-1955

Para el cine aparece en "La Laguna Negra" dirigida por Arturo Ruiz Castilllo, en 1952, en "Hermano Menor" de Domingo Viladomat  del año 1953 y ese mismo año en "Nadie lo Sabrá" de Ramón Torrado. Ya en 1954, en tres películas, una nueva versión de "Malvaloca" de Ramón Torrado, en "Amor sobre ruedas", de nuevo, con Ramón Torrado y en "Tres Huchas para Oriente" de José María Elorrieta. 

Junto a otra Julia (Martínez) en "Nadie lo Sabrá"

Simpática monja en la nueva versión de "Malvaloca"


Cartel cinematográfico de "Hermano Menor" (1953)

El año 1955, es más prolífico en el ámbito cinematográfico interviniendo en cuatro películas. Dirigida por Raúl Alfonso en "La Reina Mora", en donde actúa junto a su madre, la actriz Alejandrina Caro, en la primera de sus dos actuaciones en la pantalla grande. A continuación rueda "Nosotros Dos" de Emilio Hernández, repite con Torrado en "Suspiros de Triana", en un papel fugaz y logra una magnífica interpretación como madre de Alberto Closas, en uno de los clásicos del cine español, "Muerte de un Ciclista" de Juan Antonio Bardem.

Junto a un cariñoso Antonio Riquelme en "La Reina Mora"

La madre de Closas en "Muerte de un Ciclista"

En tres magníficos planos de "Muerte de un Ciclista"

En 1956, se pone a las órdenes de Fernando Fernán Gómez, en la comedia "El Malvado Carabel", creando un personaje con una breve aparición y a continuación, repite de nuevo con Bardem, en otra de sus grandes obras, "Calle Mayor", interpretando un pequeño papel. Acaba el año con el rodaje de "Piedras Vivas" de Raúl Alfonso.

Con Fernando Fernán Gómez y Julia Caba Alba en "El Malvado Carabel"

En la procesión de la "Calle Mayor", entrometiéndose entre Betsy Blair y José Suárez

En los escenarios actúa en la obra, "El Enemigo" de Julien Green en el Teatro Ensayo y en "Reunión de Familia" de Eliot.

El siguiente año participa en "Un Fantasma Llamado Amor" de Ramón Torrado y "Fulano y Mengano" de Joaquín Luis Romero Marchent, una magnífica película de corte social, con interpretaciones destacadas de Juanjo Menéndez, Pepe Isbert o Emilio Santiago, aunque a Julia le toque una mínima aparición, de hecho prácticamente sólo vemos su perfil mientras dice sus frases. Como anécdota señalar que en esta película también aparece su hijo Fernando Delgado, como "hombre en el metro", antes de convertirse en uno de los más reconocidos actores de nuestro país; pero esa es otra historia.

Por último, cambia de tercio y rueda una divertida comedia de Berlanga, "Los Jueves, Milagro", interpretando a una de las clientas del balneario y rodeada de una pléyade de actores de reparto de lujo, en papeles importantes, desde Pepe Isbert a Alberto Romea, pasando por Félix Fernández, Juan Calvo, Manuel Alexandre y Mariano Ozores, padre.

Un atisbo de su perfil en "Fulano y Mengano", con Mariano Azaña, Juanjo Menéndez y Mario Morales.

Abanicándose en "Los Jueves, Milagro"

En 1958, participa en el gran éxito de Sara Montiel, "La Violetera" dirigida por Luis César Amadori y además, vuelve a trabajar con Rafael Gil, en la que será su cuarta película juntos, en "¡Viva lo Imposible!. Finalmente, aparece en un papel sin acreditar, en "Historias de Madrid" de Ramón Comas y en "Ya tenemos Coche" de Julio Salvador.

De gala en el palco de la ópera junto a Ana Mariscal en "La Violetera"

En "Historias de Madrid", en la barra del bar junto a Tony Leblanc

En una escena de "Ya Tenemos Coche"

Entre 1959 y 1962, vuelve a subir a los escenarios, en el teatro de la Comedia, formando parte de la compañía de actores de Radio Madrid, representando "Estampas y Sainetes" y en "La Locura de Ofelia", "Su abuelita, la pobre", "Se ha fugado Purita" y "Paco el Diablo", que se pone en escena en 1962 y supone su retirada del teatro.

En "Paco y el Diablo". Hoja del Lunes 1962

Para el cine, rueda "Gayarre" de Domingo Viladomat, con Alfredo Kraus en el papel que da título a la película y vuelve a trabajar bajo la dirección de Fernando Fernán Gómez, en "La Vida Alrededor", en 1959 y repite con él, en 1960, en la película "Solo para Hombres".

De nuevo junto al gran Riquelme, en "Gayarre"

Este año, también trabaja con otro gran director por primera vez, se trata de Edgar Neville en "Mi Calle" y por último, con Leon Klimovsky en "Un Bruto para Patricia".

Con Analía Gadé en "La Vida Alrededor"


Con los rulos puestos, junto a Conchita Montes y una joven Gracita Morales, en "Mi Calle"

El año 1961 sólo rueda una película pero, ¡qué película!, nada menos que "Plácido" de Berlanga, una de sus clásicas películas corales, en donde Julia, está en el lado de los acomodados que sientan un pobre a su mesa.

En una escena de "Plácido"

En 1962, como hemos visto, Julia se retira del teatro e interviene en una película, "Los que no fuimos a la guerra" de Julio Diamante, que nos regala un fantástico duelo interpretativo Pepe Isbert-Félix Fernández. En 1963, se estrena "La Pandilla de los 11" de Pedro Lazaga, rodada en 1961, y en donde Julia hace el papel de una portera "como Dios manda".

En su divertida escena en "Los que no fuimos a la guerra"


Chismorreando junto a Pepe Isbert y Carola Fernán Gómez (madre de Fernando), en "La Pandilla de los 11"

De su última etapa cinematográfica destaca su mínima participación en otro éxito del cine español, "La Tía Tula" del año 1964, dirigida por Miguel Picazo y su última y cuarta colaboración con Fernán Gómez, en "El Mundo Sigue", estrenada en 1965. También en 1965, aparece en "El Tímido" de Pedro Lazaga y en una nueva versión de "Nobleza Baturra" dirigida por otro clásico del cine español, Juan de Orduña.

En "La Tía Tula"


Comprando un regalo para una sobrina segunda a una joven dependienta interpretada por Gemma Cuervo

La última película de Julia fue "El Rostro del Asesino" de Pedro Lazaga, estrenada en 1967. En este momento se retira del cine y vive con su hijo Fernando, en la calle Menéndez Pelayo, en Madrid, hasta su fallecimiento el 14 de julio de 1975. Enterrada en el cementerio de Carabanchel, con el tiempo, sus restos fueron trasladados al osario.

Su último trabajo en "El Rostro del Asesino", junto a Perla Cristal, Germán Cobos, Fernando Sancho, Jorge Rigaud y Agustín González



Ricardo Acero

Escrito por actoresdenuestrocine 27-04-2017 en cine. Comentarios (0)

RICARDO ACERO, EL GALÁN OLVIDADO QUE ELIGIÓ EL TEATRO


Ricardo Acero fue un joven actor que debutó en el cine en los años 40, realizando papeles de galán. Sin embargo, en los años 50, dejó el cine para dedicarse al teatro. Sobre él, hay muy poca información, si bien, he conseguido encontrar varios datos biográficos nuevos, para al menos completar, aunque sea mínimamente, una breve biografía de este "galán olvidado".

Ricardo Acero se llamaba en realidad, Ricardo García Pérez y nació el 31 de agosto de 1918, en la localidad soriana de Molinos de Razón. Desconozco el origen de su nombre artístico.

La primera referencia a nuestro protagonista aparece en el año 1943. El 29 de marzo de este año se estrena la película, "Canelita en Rama" dirigida por Eduardo García Maroto, quizá rodada a finales de 1942. 

En la película "Canelita en Rama"

A finales de este año, Ricardo combina sus trabajos cinematográficos y teatrales. El 26 de octubre se estrena su segunda película, "Ana María" dirigida por el afamado director Florián Rey, en donde interpreta el papel de chófer. En las tablas, Ricardo forma parte de la compañía de Nini Montiam, actuando en el Teatro Cómico, en el clásico "Don Juan Tenorio" que se pone en escena, como es tradicional, el 30 de octubre. Poco después, el 10 de noviembre, actúa en la obra "La gente dice que dicen..."

El año 1944, se encuentra en Barcelona junto a la actriz Lina Yegros, actuando en el teatro Poliorama, con al menos un par de obras, "Nena Teruel" de los Álvarez Quintero y "La mano de Alicia". 

En el cine se estrenará el 11 de diciembre, la película "Macarena" de Ramón Torrado, de nuevo de ambiente folklórico.

Durante 1945, aparece en otra película del mismo estilo, "Castañuela" de Ramón Torrado y posteriormente, en "Su última noche" de Carlos Arévalo. 


A continuación, encadena tres películas, estrenadas en 1946, con el exitoso director de la época Juan de Orduña, de diferente trayectoria. En primer lugar, "Leyenda de Feria", que no tendrá éxito crítico, a diferencia de la siguiente, "Misión Blanca", propaganda católica al uso, sobre la labor de los misioneros en África y protagonizada por Julio Peña y Alberto Romea. El año finaliza con una curiosa película, "Un drama nuevo", en donde una compañía teatral, pone en escena una obra que se confunde con la vida real y con su participación en "Un traje de luces" de Edgar Neville, que se estrenaría el año siguiente.

Junto a un gran actor, Jesús Tordesillas, en "Misión Blanca"

En "Un Drama Nuevo"

Algunas fuentes, citan la participación de Ricardo en la película, "La próxima vez que vivamos" de Enrique Gómez, que se estrenó en 1948 y un artículo de la prensa, también menciona su participación en "Aquel viejo molino" de Ignacio F. Iquino, a falta de confirmación.

Durante 1947, sigue combinando su labor en el teatro y en el cine. En las tablas, actúa en el homenaje a Benavente, en el teatro de la Comedia, con su obra más reconocida, "Los intereses creados". Además, también interviene en "Los pájaros" de Romero y Fernández Shaw, en "El amante" de Eduardo Manzanos, en el teatro Infanta Isabel, junto a Lola Villaespesa, Eloísa Muro y Ramón Peña y en "¡Soy el ama!". En este momento ya se convierte en el primer actor de la Compañía Nacional Lope de Vega.

En el cine, interviene en dos nuevas películas a las órdenes de Juan de Orduña, director con el que más trabajó. En primer lugar, en "Serenata Española" que se estrenaría el 12 de mayo y en segundo lugar, en el éxito, "La Lola se va a los puertos", coprotagonizada junto a Juanita Reina, Nani Fernández y Manuel Luna, que se estrenaría el 29 de diciembre.

En una escena y "al óleo" en "La Lola se va a los Puertos"

Ya en 1948, sigue su colaboración con Juan de Orduña en otro éxito arrollador de su filmografía el drama "Locura de Amor", en donde interpreta a un joven Carlos I, hijo de Juana la Loca. También interviene este año en "La Cigarra" del director Florián Rey y en "El Capitán de Loyola" de José Díaz Morales, protagonizada por Rafael Durán.

Como Carlos I, en "Locura de Amor"

En 1949, parece concentrarse en su labor para el cine y lo encontramos en "Una mujer cualquiera" y en "Aventuras de Juan Lucas", ambas dirigidas por otro gran director, Rafael Gil. También interviene en el rodaje de una película que no se finalizará, "En el nombre del padre" de Luis Marquina.

Durante 1950 forma compañía con una gran actriz, Mari Carmen Prendes, estrenando la obra "Dos mujeres a las nueve" de Miguel de la Cuesta y Juan Ignacio Luca de Tena y posteriormente, siguen de gira por España, con la excepcional obra de Buero Vallejo, "Historia de una Escalera", estrenada el año anterior y que repondrán en el teatro Cómico de Madrid. A finales de año, reponen la obra "Celos del Aire" de José López Rubio.

En el cine, vuelve con Juan de Orduña, en la que será su séptima y última película juntos, "Pequeñeces", otro gran éxito del director, en un intenso melodrama, con un lucido papel para Ricardo, en un reparto encabezado por Aurora Bautista.

En un buen papel en "Pequeñeces"

El año siguiente, Ricardo aparcará el cine y seguirá sólo con su propia compañía, a la que se añadirán a final de año, Esperanza Navarro y Joaquín Roa. En la primera parte del año, actúa en la obra de tipo folklórico "Mi hermana Concha", en el teatro Poliorama, junto a Manolo el Malagueño y a final de año, ya con la compañía completa, en "¡¡¡Agua en los bolsillos!!! en el teatro Ramos Carrión y en "Un beso en la estación".

Ya en 1952, vuelve al cine, en la película de Luis Lucia, de nuevo, de ambiente folklórico, "Gloria Mairena", en la que vemos a Ricardo Acero cantando, aunque desconozco si fue doblado o si también era cantante. 

En una escena de "Gloria Mairena"

En los escenarios, lo encontramos con la compañía de gira por España, con obras como "María Cristina me quiere dominar", "Julieta compra un Hijo", "Luna llena para todos" y junto a Carmen Vázquez Vigo en "Historia de un matrimonio" y junto a Amparo Soler Leal, en "Verano y Humo" de Tennessee Williams.


El año 1953 supondrá el retiro del cine de nuestro protagonista, con su interpretación en la comedia de José María Forqué, "El diablo toca la flauta", que se estrenaría el 15 de mayo de 1954. 

En su última película, "El diablo toca la flauta", junto al gran José Luis Ozores

Desde este momento, Ricardo Acero se dedicará en exclusiva al teatro, con algún paréntesis.

En el resto de la década, lo encontramos en la compañía de una larga saga teatral, la formada por Luis B. Arroyo y Rosario Sabatini, posteriormente con Fernando Collado, con la compañía de Tony Soler y finalmente, formando compañía con la malograda actriz Esperanza Navarro, apareciendo entre muchas otras obras en "Nosotros, Ellas y el Duende", "Don José, Pepe y Pepito", "La Cigüeña dijo sí", "¡Mujercita mía!", junto a Paco Martínez Soria, "El Pavo Real", "Los Niños de París", una comedia con Mariano Ozores, "El sol sale para todos", en el clásico "La Vida Es Sueño", en el papel de Segismundo, junto a Blanca de Silos, "Dos Hombres en la noche".

En los años 60, lo encontramos en la obra de teatro, "Irma la dulce", interpretando el doble papel que luego llevaría Jack Lemmon al cine y en otra reconocida obra "El Mundo de Suzie Wong" de Paul Osborne, que supuso el retorno de Jorge Mistral a los escenarios.

En una caricatura, en su doble papel en Irma, la dulce.

Además aparece, entre otras, en "El Nuevo Mundo" de Lope de Vega y en comedias como "Gorrión", "La Idiota", "La Chica del Gato", "Milagro en Casa de los López", "El Último Tranvía" o "El Plan Manzanares", junto a actores como Luchy Soto, Luis Peña, Irene Gutiérrez Caba y un largo etcétera.


Entre 1966 y 1976 no he podido encontrar ninguna referencia sobre él, volviendo a aparecer de gira por Europa en este último año, con la compañía Tirso de Molina. A finales de 1978, obtiene el Premio Valladolid de Teatro, junto a Pastor Serrador, por sus interpretaciones en una obra de gran éxito, "Los Emigrados", con la que estarán de gira por Europa, a principios de los años 80. Según la imdb, también realizó una aparición en el episodio "La soberbia" de la serie de televisión, "El Español y Los Siete Pecados Capitales".


También este año forma parte del elenco de la obra de Antonio Gala, "La Vieja Señorita del Paraíso" y en 1983, interviene en "A Media Luz, los Tres" de Miguel Mihura y "Los Caciques", un clásico de Arniches.


Con varios sainetes de este autor, lo encontramos realizando teatro para la tercera edad, en Guadalajara, con la compañía Pablo Sanz-Asunción Villamil y en "Historia del Teatro Español", con fragmentos de obras clásicas.


Parece que su última aparición fue en la obra "Los Extremeños se Tocan" de Muñoz Seca, a finales de julio de 1986 en los teatros de La Villa.

Hasta ahora, sólo se sabía el año de su muerte, que fue este mismo 1986, pero he podido confirmar la fecha, el 1 de diciembre, en Madrid, en donde fue incinerado. De nuevo, un actor que se fue en silencio, tras una larga carrera.



Nani Fernández

Escrito por actoresdenuestrocine 23-10-2016 en Cine español. Comentarios (0)

NANI FERNÁNDEZ, LA ACTRIZ OLVIDADA

Tuvo un éxito rotundo con su aparición en su primera película, estuvo casada con un reconocido actor de reparto de la época, que la idolatraba y se fue de este mundo en plena juventud. Esta entrada recoge la información que he podido encontrar, para llenar, aunque sólo sea en una mínima parte, su ausencia en los libros sobre cine español.

Nani Fernández nació como Juana Fernández Ruiz, hija de María Gracia Ruiz Fuentes y Juan Fernández Sebastián, que también tuvieron un hijo llamado Francisco (gracias a Javier Jara por esta magnífica aportación). La única fuente que cita su fecha de nacimiento, es, para variar, la IMDB, que la fija el 22 de febrero de 1923 en Madrid. 

Sus inicios teatrales se producen a finales del año 1944, como dama joven, en la compañía de Tina Gascó y Fernando Granada. El 15 de noviembre actúa en la obra "Pepa Oro" y el 27 de diciembre, en el Teatro Reina Victoria, en la obra "La Escala Rota" de Juan Ignacio Luca de Tena y Miguel de la Cuesta. Según la crítica del ABC, la actuación de Nani es "prodigiosa de ingenuidad y gracia".

Su primera caricatura en el ABC en su interpretación en "La escala rota".

El año 1945 interviene en "Una Bala" de Felipe Sassone y Antonio Quintero, en la misma compañía. Salen de gira y estrenan, "¡Béseme usted!" y "El Puente de los Suspiros" de Víctor Ruiz Iriarte. Pero este año supone el début de Nani en el cine. 

Su actuación en "Los Últimos de Filipinas" de Antonio Román estrenada en diciembre de ese año, supuso el papel por el que es recordada. Siendo la única mujer en un reparto masculino, su interpretación de Tala, tuvo gran repercusión, debido a la interpretación de la canción "Yo te diré" que se haría muy popular. La crítica resaltó su actuación: "Y no olvidemos a la única mujer de la cinta, Nani Fernández que en esta su primera aparición ante la cámara pone en juego una asombrosa ternura y sensibilidad dramáticas".

Por desgracia, Nani no pudo repetir este triunfo. 

Durante su interpretación de "Yo te diré".


Muchos años después, en el documental "Canciones de Nuestra Vida" de Eduardo Manzanos del año 1975, esta escena sería una de las imprescindibles.


Durante el rodaje de esta película, probablemente, conoció al actor José Nieto, el gran amor de su vida, con el que contraería matrimonio y del que nacerían dos hijas.  

Nani en la portada de la revista Primer Plano en 1945.

Durante 1946, trabaja a las órdenes de un afamado director, Edgar Neville, en una película estrenada el año siguiente, que no tendrá éxito, "El Traje de Luces", mientras que en el teatro, la encontramos de gira por Barcelona, con la obra "El Rosal de las Tres Rosas"; la crítica comenta de Nani: "cada vez más sensible y comprensiva". También actúa en una versión reducida de "La Fierecilla Domada" de Shakespeare. En este momento aparca, momentáneamente su labor teatral, que retomará en los años 50.

El año 1947 sin duda, será el mejor año interpretativo de Nani Fernández. En primer lugar, interviene en una película del reconocido director Juan de Orduña, "La Lola se va a los puertos", protagonizada por Juanita Reina, y en donde Nani Fernández será la antagonista en la lucha por el amor de Ricardo Acero (otro actor que deberá tener una entrada en este blog). 


Aunque sin duda, el papel más recordado será el de Dorotea, en la magnífica película ya varias veces comentada en este blog, "Don Quijote de La Mancha", que se estrenaría en 1948. 


El año 1948 también se estrenarían "La Manigua sin Dios" de Arturo Ruíz Castiilo, de nuevo en un papel exótico, "Alhucemas" de José López Rubio y "Dos Mujeres en la Niebla" de Domingo Viladomat. 

En "La Manigua sin Dios".




También rueda "Hoy no pasamos lista" de Raúl Alonso, protagonizada junto a Fernando Fernán Gomez, que se estrenará en octubre de 1949. Este año rueda tres películas "Alas de Juventud" y "Noventa Minutos", ambas dirigidas por Antonio del Amo y "¡Fuego!" de Alfredo Echegaray, dedicada a la labor de los bomberos. 

En una escena de "¡Fuego!".

El año 1950 rueda su tercera película con Antonio del Amo titulada "Historia en dos aldeas" y el año siguiente, vuelve al teatro, incorporándose a la compañía de Obras Policiacas "La Linterna", actuando en la obra (llevada al cine) "El Proceso de Mary Dugan", que tendría un gran éxito, prolongándose hasta 1951 y superando las 100 representaciones. En esta compañía también intervendría en "Madame Tic-Tac" de Cary y Weather, estrenada en el Teatro Fontalba, ya en el año 1952. Este mismo año incluye otra película más en su haber, "Sor Intrépida" de Rafael Gil. 

Un artículo de prensa menciona el rodaje de una película titulada "El último pasaporte" protagonizada por Nani, Mercedes Vecino, Fernando Rey e Ismael Merlo, con guión de Enrique Teixidó, pero parece que finalmente, no se llevó a cabo.

En la portada de la revista Espectáculo en 1951.

También este año, la encontramos con su propia compañía junto a su marido José Nieto, en la obra (ya interpretada por otras compañías), "La Diosa de Arena" de Dora Sedano y Fernández Sevilla y a finales de año, en la compañía La Máscara, actuando en el teatro Eslava de Valencia, con la obra "Don José, Pepe y Pepito" de Luca de Tena, junto a Guillermo Marín y Cándida Losada, que repondrá el año siguiente.

Caricatura de Ugalde en el ABC, en "Casi un cuento de hadas".

El año 1953 es, sin duda, el gran año teatral de Nani Fernández. Como primera actriz de La Máscara, actúa en "Casi un cuento de hadas" de Antonio Buero Vallejo, junto a dos parejas de actores, Rafael Bardem y Matilde Muñoz Sampedro y Gabriel Llopart y Esperanza Grases. Posteriormente interviene en "La Oveja blanca de la familia" y en "Celos del aire" de López Rubio y "El caso de la señora estupenda" de Miguel Mihura, que le reportan buenas críticas. Sobre la primera, el crítico de La Vanguardia opinaba: "Nani Fernández ha sido un grato descubrimiento para el crítico, que no la conocía más que a través de sus interpretaciones cinematográficas. Está convertida en una excelente primera actriz, dulce, flexible, con agradable tono de voz, sabiendo imprimir vida a sus personajes y dominando plenamente la escena".

En "Esa voz es una mina".

Tras este estreno, pone en escena, todo un clásico, la obra de Oscar Wilde, "La importancia de llamarse Ernesto" y poco después, otra comedia clásica (también llevada al cine, con una genial Margaret Rutherford), "Un espíritu burlón" de Noel Coward.

Entre tanto, rueda una película que se estrenará en 1954, "¿Crimen imposible?" de César Fernández Ardavín. Y continua su labor en la escena, con "Europa y el toro" de Ladislao Fodor, "El patio" de los Álvarez Quintero y "Carta a París" de Giménez Arnau. A final de año, deja la compañía La Máscara, que había obtenido el premio nacional de compañías de ese año, y vuelve a la compañía de Granada-Gascó.


En 1954, en las tablas actúa en Barcelona, con la obra "Tres Alcobas" de Alfayate-Tejedor, en "¡Oh, doctor!" de Carlos Llopis y en "Trece a la mesa". 

El siguiente año lo dedica al cine, trabajando a las órdenes de José María Elorrieta, en "Tres Huchas para Oriente", en "Esa Voz es una Mina" protagonizada por un pletórico Antonio Molina y dirigida por Luis Lucia, "La gata" de Margarita Alexandre y Rafael M. Torrecilla, "La Ciudad Perdida" de nuevo con Alexandre y Torrecilla y "La Legión del Silencio" de José Antonio Nieves Conde, todas, salvo la primera, estrenadas en 1956.

En la publicidad de "La Legión del Silencio".

Alternando cine y teatro, en 1957, vuelve a la escena con dos obras: "Nuestro Fantasma" de Jaime de Armiñán, que obtuvo el Premio Lope de Vega, el año anterior y la reposición del clásico de Benavente, "Los Intereses Creados".


Durante 1958, asistiremos a su última actuación sobre el escenario en la obra "El amor en microsurco" de Carlos Llopis e interviene en dos películas, "El aprendiz de malo" de Pedro Lazaga y "Cara de Goma" de José Buchs.

El año 1959 realizará la que, a la postre, será su última película, en el papel de una leprosa, llena de amargura, pero que se redime gracias a la llegada del padre Damián a la isla que da título a la película "Molokai, la isla maldita". 

En varias escenas de su última película, "Molokai".

Trágicamente, Nani Fernández moriría, el 9 de noviembre de 1960, a los 37 años, siendo enterrada en el Cementerio de La Almudena. Veintidós años más tarde, su gran amor, José Nieto se reuniría con ella.

Foto cortesía de Javier Jara. cementeriosdemadrid